miércoles, 16 de enero de 2013

Salmos 119:9-16–Acercamiento Devocional

1. Un encuentro con Dios.

Identifiquemos tres rasgos de Dios en el texto

Partamos del hecho que los salmistas describen en los salmos sus experiencias devocionales con Dios.

a. Su Autoridad. Autoridad reflejada en lo que Dios dice, en su Palabra. En el texto encontramos nueve referencias con palabras sinónimas. Palabra (9), Mandamiento (10), Dichos (11), Decretos (12), Juicios (13), Estatutos (14), Preceptos (15), Sendas (15) y nuevamente Decreto (16). ¿Por qué obedecemos?: Porque es Dios quien habla.

“Dios es quien ha establecido los estatutos para nuestras vidas”.

b. Su Poder.

“Para no dejar que me desvíe de sus mandamientos”. Me da las fuerzas, me capacita para obedecer. (10)

c. Su Dignidad. Aparece Dios en el texto como “El Maestro”. Maestro por excelencia. Para el salmista era imperioso que Dios le enseñara. “Enséñame tus decretos”. (12).

2. Anuncio de Buenas Nuevas. ¿Cuál es la buena noticia?

“Los jóvenes pueden vivir en integridad”. ¿Cómo?. Viviendo conforme a la Palabra de Dios. (9).

¿Para quién?: Para todos en general aunque el salmista se dirige en específico a la juventud.

¿En qué sentido?: “La integridad es posible en mi vida si vivo conforme a la Palabra de Dios”.

3. Cambio de cosmovisión.

¿De qué manera este relato modifica mi manera de ver la vida?: La vida integra depende de vivir de acuerdo a la Palabra. No hay opción, ni alternativa. No hay término medio.

¿Cómo afectara hoy mi manera de vivir?: “Al revisar mi vida a la luz de la Palabra de Dios y luego hacer los ajustes necesarios podre alcanzar una vida de integridad.

¿Qué agenda me queda a partir de hoy?. A partir de hoy:

- Atesorare sus dichos (11)

- Me regocijare en sus estatutos (14)

- Meditare en sus preceptos (15)

¿Qué puedo esperar de mi oración a Dios desde hoy?: Que Dios responda mis oraciones y me capacite y fortalezca para visir en integridad. (10). Que Dios me enseñe cada día mas acerca de su Palabra para ser integro en todos mis caminos. (12).

4. Obediencia de fe:

¿Qué espera el Señor de su auditorio (En este caso nosotros)?: Que cumplamos su Palabra para que vivamos en integridad.

¿Qué espera el salmista de sus lectores?: Que todos en general y en especial los jóvenes reflexionen y mediten acerca de su relación y actitud hacia la Palabra de Dios.

¿Qué espera el Espíritu santo de Mí?: Que reflexionemos y cambiemos desde hoy en nuestra actitud hacia la Palabra de Dios.

5. Empoderamiento: A la vez que El Señor nos enseña su Palabra también nos capacita para cumplirla. Creamos firmemente en ello.

Oración

Acercamiento Devocional



El expositor Biblico, antes de ser expositor (Predicador), es hijo de Dios, persona, oveja, vive una vida expuesta a su palabra de ahí la importancia de una vivencia devocional. Esta forma de estudiar las Escrituras también puede ser usada por cualquier discípulo de Cristo avido de la Palabra de Dios que con disciplina y dedicación se exponga diariamente a la Palabra para ser edificado, moldeado y enriquecido por el Señor.
El expositor bíblico Darrel Johson afirma que en la meditación de cualquier texto bíblico, tienen lugar:
1.       Un encuentro con Dios. Con Dios para hablarnos directamente al corazón y a nuestra mente.
2.       El anuncio de buenas nuevas. Hay una buena noticia en el texto bíblico para ser encontrada por quien medita en El.
3.       Un cambio de cosmovisión. Cuando nos encontramos con Dios y el el nos habla atraves de su Palabra debe tener lugar un cambio en nuestra vida, un cambio en la forma de ver la vida y vivenciar nuestra fe.
4.       Un llamado a la obediencia de fe. Cuando nos encontramos con Dios y El nos habla por su Palabra, la respuesta es la obediencia. ¿Qué vamos a hacer a partir de hoy, con eso que Dios nos ha dicho?. Debe quedar una agenda de cambio estipulada para crecer en la vida espiritual.
5.       Empoderamiento. No es otra cosa que creer que esa Palabra que Dios me dijo es para mi y que a partir de ahora la voy a vivir.
El desarrollo del acercamiento devocional es como sigue:
1.       Un encuentro con Dios.
a.       Identifiquemos tres rasgos de Dios en el texto.
b.      Respondamos a la pregunta: ¿Quién es Dios en este relato?
2.       Anuncio de buenas nuevas.
Sintoniza, lo que para ti, refleja la mejor noticia en este texto.
¿Para quién es esa noticia?
¿En que sentido?
3.       Cambio de Cosmovision. Tres preguntas para responder.
a.       ¿De que manera este relato modifica tu manera de ver las cosas?
b.      ¿Cómo afectara desde hoy tu manera de vivir?
c.       ¿Qué puedes esperar de tu oración a Dios a partir de hoy?
4.       Obediencia de Fe. Responde a estas preguntas.
a.       ¿Qué espera el señor de su auditorio?
b.      ¿El escritor del texto bíblico de sus lectores?
c.       ¿El Espiritu Santo de ti?
5.       Empoderamiento.
A la vez que el Señor nos muestra la verdad, también nos capacita para cumplirla. Dios me va a ayudar a que la Palabra se haga vida en mi.