domingo, 31 de mayo de 2015

EL PROBLEMA DEL ENFOQUE Salmo 73



INTRODUCCION:

Encontramos en este salmo a un ministro de alabanza contándonos su crisis, su reflexión, su victoria y su conclusión. La crisis se origina a partir de la comprensión que tenía el pueblo de Israel de Dios.

Esta comprensión fue marcada por la ley, quien dio origen a lo que se llama la teología de la retribución. Que significa esto?: Dos frases: Dios da a cada uno lo que se merece o Dios me premia si me porto bien.

Encontramos que Asaf tuvo conflictos muy parecidos a los de Job, Jeremías e inclusive Jonás. Ellos se formularon la siguiente pregunta: Porque no van bien las cosas si yo soy fiel a Dios?. La respuesta es. Dios no se relaciona con nosotros de acuerdo a nuestra comprensión de El si no con base a su amor, gracia, soberanía y propósito.

Asaf conocía la historia. Cuanto amor demostrado a Israel, cuanta gracia, cuanta manifestación del Dios soberano, cuantos propósitos cumplidos con su pueblo. El conflicto de Asaf radico en que él creía que la complacencia de Dios debía manifestarse en el bienestar y la comodidad terrenales.

Hoy día tenemos el mismo conflicto. Pensamos que Dios nos debe bendecir porque nos portamos bien, porque de alguna manera lo merecemos, porque somos fieles o porque a nuestro juicio le obedecemos. Esta visión unidireccional de Dios nos ha llevado a una vida religiosa. Los méritos que creemos tener delante de Dios nos llevan al desamor, al menosprecio del prójimo y a una vida de aparente espiritualidad estilo fariseos.

Que es lo que hay que sacar de nuestras mentes. Que Dios no nos da de acuerdo a lo que merecemos. Si Dios lo hiciera, es posible que muchos de nosotros ya no estuviéramos aquí.

Hoy día la predicación se quedó en la retribución. Es el eje de la predicación actual. El concepto se ha llevado a lo económico. Dios te da de acuerdo a lo que yo le doy. En la relación con Dios se desconoce su amor, su gracia, su soberanía y su propósito con cada uno de nosotros.

Que paso con Asaf?

I.                   La Crisis. 2-16

Exegesis:

a.     Se alejó de la presencia de Dios
-         Perdió de vista a Dios.
-         Perdió de vista el ministerio.
-         Perdió de Vista su tesoro más preciado. 

Resonancia:

Es posible que muchos de nosotros estemos hoy en crisis. Donde esta Dios en nuestra crisis?. Es una crisis de fe provocada por la experiencia.
Concebimos a Dios desde el punto de vista de lo que nos da.
Para nosotros Dios se vuelve secundario. Lo importante es la provisión.

b.     Se concentró en lo terrenal.

-         Las posesiones
-         La falta de compromiso
-         La falta de castigo

Resonancia:
Lo material nos atormenta. La falta de comodidad nos atormenta. Lo que no tenemos nos atormenta.
Cuando vemos a personas sin compromiso con Dios y que les va bien. ¿???
Cuando vemos a quienes hacen el mal y les va bien. ¿??????

II.                 La Reflexión

a.     La presencia de Dios
b.     La comprensión de Dios
c.      Su recompensa presente y futura.

Resonancia:
No podrá existir reflexión sin presencia. El panorama cambia.
No podrá existir comprensión de Dios sin cercanía.
No podrá existir satisfacción en el alma sin estas dos cosas.

III.              El cambio

a.     El disfrute de Dios
b.     El disfrute de su ministerio
c.      El disfrute de su recompensa

Resonancia:

Cuando nuestra cosmovisión cambia:
Disfrutamos de Dios a pesar de.
Disfrutamos del ministerio a pesar de.
Disfrutamos de la plenitud del alma aquí y disfrutamos de nuestra recompensa futura allá.

En Asaf: El amor: Dios quería que Asaf creciera, le conociera y disfrutara de El y de su ministerio. La soberanía: Dios lo sostuvo para que no se apartara. La gracia: Comprender a Dios. El propósito: Ser un ministro enfocado.

Conclusión:

Ejemplo: Job

Dios amaba a Job?: Si. El sabía hasta donde podía resistir. La gracia le dio más de lo que tenía antes. En su soberanía le guardo y cumplió un propósito con El: Que le conociera.

Job vivió la crisis desde el cuestionamiento. Se la paso preguntándole a Dios. En lo terrenal perdió todo. Recibió más y conoció a su Dios. Agréguele a eso una esposa cambiada. Muchas veces las que menos entienden las crisis de los hombres son sus mujeres.

El problema está en que hasta hoy el pueblo de Israel se empecina en basar su relación con Dios con base en la retribución.

Bajo el punto de vista de la retribución la crisis se supera. Bajo el punto de vista del amor de Dios la crisis se aprovecha para crecer. Bajo el punto de vista de la gracia recibo más de lo que perdí. En este aspecto la cruz es ganancia y no perdida. Bajo el punto de vista de la soberanía aumenta m confianza y fe en Dios y Bajo el punto de vista del propósito se lleva a cabo lo que Dios quiere. 

Ejemplo: Oseas. Vivió la crisis desde la incomprensión. Sin embargo obedeció. En lo terrenal sufrió el juicio social. El propósito se cumple al mostrar Dios su amor por un pueblo infiel.

Ejemplo: Jeremías. La crisis: La falta de éxito ministerial. La gracia: Dios lo fortaleció. La soberanía: Cumplió con su misión. El propósito: Dejar en evidencia a los falsos.

Ejemplo: Jonás. Su crisis: Dos partes: No quería ir a Nínive el enojo porque Dios no los destruye. La Gracia: Dios lo llevo vivo. La soberanía: Dios uso un gran pez. El propósito: Nínive fue salvo.

El desafío: Orar a Dios. Quiero ver las crisis desde el punto de vista de tu amor, soberanía, gracia y propósito.