sábado, 28 de agosto de 2010

La Sal De La Tierra–Devocional - Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal pierde su sabor, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y pisoteada por los hombres. Mateo 5.13

Jesús, al igual que en otras ocasiones, escogió un elemento común en la vida de los israelitas para ilustrar la influencia que debe ejercer un discípulo en el mundo. La sal tenía, en la antigua Palestina, dos funciones principales. Se la usaba para darle gusto a la comida y como medio para preservar de la descomposición a la carne. También estaba incluida en algunas de las ceremonias religiosas en el templo, atribuyéndole un significado purificador. La sal que usaban los israelitas provenía de las orillas del Mar Muerto. Por estar mezclada con otros minerales, no contenía la misma pureza que otras sales, pero era fácilmente accesible.

Cristo comparó la función de los discípulos en el mundo con el uso de la sal. En primer lugar, debemos notar que la sal es enteramente diferente a la comida y mantiene su sabor distintivo al ponerla en los alimentos. No adquiere el sabor de la comida a la cual se la agrega, sino que la comida queda saborizada por la presencia de la sal. De la misma manera, un discípulo de Cristo debe poseer una vida distintiva, diferente a la de las personas a su alrededor. Cuando participa de actividades y eventos que le llevan a tener contacto con la gente del mundo, el discípulo debe claramente contagiar a otros sus principios y conductas. De ningún modo debe el discípulo adquirir el «sabor» del mundo.

En segundo lugar, la influencia de la sal en la comida se da simplemente por su presencia en ella. Cuando la sal es mezclada con los alimentos, no reacciona de manera particular para producir el sabor salado. El sabor se debe al hecho de que está presente en la comida. Del mismo modo, un discípulo no se dedica a realizar actividades especiales para «salar» a los de su alrededor. La acción de salar no se programa, sino que es el resultado de un estilo de vida cuya acción es permanente, pero no deliberada.

En tercer lugar, debemos notar que la sal es más efectiva cuando se la pone en la medida justa. Si se echa demasiada sal en la comida no se la podrá comer. De la misma manera la presencia del discípulo en el mundo es más efectiva cuando su testimonio se produce en forma natural y espontánea, como parte de su experiencia cotidiana. Ciertos sectores de la iglesia se han dedicado a instar a sus miembros a una actitud de permanentes prédicas de condenación hacia los que no están en Cristo. En la mayoría de los casos, solamente consiguen poner a las personas en contra del evangelio.

Por último, la sal se utilizaba para evitar el proceso de descomposición de la comida, especialmente la carne. La presencia de la iglesia en la sociedad debe ser un factor que preserva al hombre de la podredumbre natural que produce el pecado. Donde están los hijos de Dios, se debe ver la acción redentora del Señor.

Para pensar:

La sal solamente sirve mientras sea sal. Al dejar de cumplir la función de sal deja de tener razón de ser.

[1]


[1]Shaw, Christopher: Alza Tus Ojos. San José́, Costa Rica, Centroamérica : Desarrollo Cristiano Internacional, 2005, S. 28 de agosto

jueves, 26 de agosto de 2010

A Estudio De La Cámara De Representantes De Colombia Pasó Iniciativa Legislativa Para Penalizar A Aquellos Pastores o Lideres Que Predican Prosperidad y Abusan De Los Miembros De Sus Congregaciones

A continuación el texto del proyecto de Ley y la exposición de motivos para agregar al código penal colombiano, sanciones con cárcel a aquellos que manipulen a los feligreses para que den su dinero o bienes a determinada organización religiosa. El proyecto fue motivado por los continuos abusos de un “Pastor Cristiano” que en la actualidad tiene mas de 30 procesos en la Fiscalía De Colombia.
PROYECTO DE LEY No. 009 de 2010 Cámara.
“Proyecto de ley por medio se adicionan dos artículos al código penal”
El Congreso de Colombia
DECRETA
ARTICULO 1: Adiciónense dos artículos al Libro Segundo Titulo III Capitulo Noveno del Código Penal Colombiano los cuales quedara así:
Constreñimiento religioso.
ARTÍCULO 202 A: El que utilizando una secta, culto o doctrina religiosa perturbe, afecte o deteriore la conducta de sus seguidores sustrayéndolos parcial o definitivamente de su entorno social, cultural, económico o familiar y generándole adicción o servidumbre respecto del predicador o de la misma secta, culto o iglesia, incurrirá en prisión de cuatro (4) a ocho (8) años.
 
Circunstancias de agravación Punitiva.
Artículo 202 B. El que además de la conducta anterior, persuada, engañe o constriña a otro a entregar para la misma secta, iglesia o culto dinero, bienes muebles e inmuebles incurrirá en prisión de seis (6) a doce (12) años.
 
La secta o congregación religiosa que incurra en las causales previstas en los dos anteriores artículos serán objeto de extinción de dominio en favor de las personas que resultaren afectadas.
 
ARTICULO 2: La presente ley rige a partir de su promulgación y deroga las disposiciones que le sean contrarias.
 
Del Honorable Congresista:
PABLO ENRIQUE SALAMANCA CORTES
H. Representante a la Cámara por Bogotá.
EXPOSICION DE MOTIVOS
Honorables congresistas:
El presente proyecto de ley crea un nuevo tipo penal que se incluirá en el Libro Segundo Titulo III Capitulo Noveno titulado: “DELITOS CONTRA EL SENTIMIENTO RELIGIOSO Y EL RESPETO A LOS DIFUNTOS”. El Estado no puede permanecer impasible frente a los reiterativos y múltiples abusos de que han hecho víctimas a miles de colombianos unos avivatos quienes fungiendo de pastores, jefes u orientadores espirituales y abusando de manifiestas fragilidades intelectuales, los manipulan, los esquilman en su patrimonio, los disfrazan, los alejan de su entorno familiar social cultural y económico, en fin, en el curso de esta exposición se expondrán casos y estudios completos que soportarán esta exposición. Debe sancionarse penalmente a quienes de esa manera abusan y sobre todo que, con sus bienes, esas sectas, iglesias o congregaciones resarzan a sus víctimas.
 
PROPUESTA NORMATIVA.
Del CONSTREÑIMIENTO RELIGIOSO, tipifica la conducta desplegada por aquella persona que utilizando el culto y la doctrina religiosa perturbe, afecte o deteriore gravemente la salud mental y el comportamiento natural mediante la manipulación sicológica de sus seguidores y practicantes, considerando con ello que se lesiona gravemente un bien jurídico materializado en el sentimiento que expresan las personas hacia las creencias religiosas, pues mediante la manipulación sicológica se impone un determinado comportamiento a quien practica determinada religión, desmejorando sustancialmente la forma de vida de la victima, conminando la persona a una vida fanatista abstrayendo su razón de la realidad y la del entorno que lo rodea.
 
Este tipo penal contempla CIRCUNSTANCIAS DE AGRAVACION PUNITIVA, consistentes en que la persona que utilizando el culto y la doctrina religiosa además del constreñimiento a la victima, persuada u obligue a otro a entregar para sí o para un tercero dinero bienes muebles e inmuebles considerando que con ello no solo se lesiona gravemente un bien jurídico materializado en el sentimiento religioso, también afecta el patrimonio económico pues generalmente el engaño al que es sometida la victima persigue un fin lucrativo para el victimario o sujeto activo del tipo penal, lo que lo hace aun mas punible.
 
CONSIDERACIONES GENERALES.
Fueron diversos y novedosos los cambios implementados en el nuevo ordenamiento constitucional con relación a la anterior Constitución de 1886, la cual, se catalogó por tener un corte eminentemente conservador, religioso y bastante arraigado a la Iglesia Católica concibiendo el Estado colombiano como una nación cuya religión oficial era el catolicismo.
 
Disposiciones normativas de la Carta del 1886 contenidas en el preámbulo y en los artículos 36, 37, 38, 39 40 y 41 expresan taxativamente la aceptación y adopción de la doctrina católica como religión oficial, incluso, como pilar fundamental y asignatura infaltable en la educación de los colombianos.
 
Sin embargo, uno de los importantes y novedosos cambios introducidos en la nueva constitución de 1991 fue la libertad de cultos consagrada en el artículo 19 de la Carta Política, el cual generó revuelo en el panorama religioso del país pues esta norma autorizó a todos los ciudadanos colombianos a profesar la religión de su preferencia, permitiéndoles además fundar iglesias y centros religiosos de distinta índole en todo el territorio nacional.
 
Con la entrada en vigencia de esta norma constitucional, fueron apareciendo muchas y diversas sectas u organizaciones religiosas que difunden libremente su doctrina y captan la atención y el fervor de muchas personas que acuden a sus “templos” periódicamente para practicar los ritos y participar de las ceremonias propias de cada religión.
 
Estas sectas o iglesias son dirigidas generalmente por personas denominados “Pastores” quienes llevan a cabo los ritos religiosos y fungen como guías espirituales de sus feligreses creando con ellos una intima relación espiritual que escapa del control y tutela del Estado.
 
Esa intima relación que se construye entre Pastor y feligrés muchas veces desborda la orbita religiosa traspasando las barreras de la ética y la moral, es entonces cuando la posición dominante de quien ejerce algún tipo de autoridad se trasforma muchas veces en abusos consistentes en manipulaciones de orden sicológico trasformando su conducta y sus costumbres, desmejorando su nivel de vida. Por otro lado, algunos “guías espirituales” aprovechando la confianza que depositan sus seguidores en ellos, no pierden oportunidad para explotarlos sexual o económicamente pues muchas veces, mediante engaños, se utiliza la religión y las creencias religiosas para obtener dinero en efectivo y en algunos casos, hasta bienes inmuebles.
 
Según el Ministerio del Interior y de Justicia en Colombia existen 1490 organizaciones religiosas de distinta índole entre cristianas, musulmanas, católicas, budistas, hinduistas entre otras más sectas y religiones, las cuales ejercen su actividad libremente en todo el territorio nacional sin ningún control o vigilancia por parte del Estado sobre el contenido dogmático de su doctrina.
 
Del Honorable Congresista
 
PABLO ENRIQUE SALAMANCA CORTES
H. Representante a la Cámara por Bogotá.

 

miércoles, 25 de agosto de 2010

El Yoga, La Biblia y Los Cristianos

Primero establezcamos unas bases. En primer lugar, hay que entender que El Yoga como toda disciplina, religión o práctica oriental tiene unos principios, filosofía o conjunto de creencias que forman o conforman su base o soporte. No se concibe una disciplina oriental llámese, Thai chi, Reiky, Kung Fu, Karate, etc, sin filosofía o cosmovisión de la vida y de lo espiritual. Practicar una disciplina oriental equivale a ser miembro de una religión y necesariamente trae como implicación creer en su filosofía o conjunto de creencias. Comenzar a practicar Yoga con el argumento de que los ejercicios son benéficos para el cuerpo es de hecho comenzar a aprender la filosofía que está detrás. ¿Para qué realizar un ejercicio sino sabes para qué es?. El Yoga y su práctica no son neutrales. En El Yoga cada ejercicio tiene una connotación espiritual como lo veremos más adelante. No se puede separar la filosofía de la práctica. Los ejercicios y movimientos del Yoga son en sí una forma de meditación. Su práctica continua te llevara con el tiempo hacia una perspectiva mística oriental, lo quieras o no. Recordemos que cuando nos presentan algo, nunca lo hacen diciendo lo que está detrás, siempre lo pintan excelente. Luego de un tiempo podemos vernos involucrados en algo que no creíamos fuera tan malo ni que tuviera tantas implicaciones en lo espiritual. Con el tiempo El Yoga, altera la conducta, la consciencia y la psiquis del que lo practica, (Numerosos testimonios dan cuenta de ello). El Yoga no es más que una entrada al mundo espiritual atraves del ocultismo. La locura y la posesión demoniaca han sido la consecuencia de muchos de los que han entrado inocentemente a la práctica del Yoga, otros han muerto sin poder contar sus testimonios. Comunicaciones con demonios, levitación, viajes astrales y demás son algunas de las experiencias que han tenido algunos que incursionaron en El Yoga. Una de las formas de darle entrada a los demonios en el Yoga es la práctica de dejar la mente en blanco, mucho cuidado con esto.

Los testimonios los podemos encontrar en la Internet, a continuación uno de ellos:

(http://www.es.catholic.net/biblioteca/libro.phtml?consecutivo=545&capitulo=6935)

Definición de Yoga: Según la tradición, Yoga significa “Unión”, La unión del jiva (Yo transitorio finito) con el Brahmán (yo eterno infinito). El termino Brahmán suele usarse para el concepto hindú de “Dios”, o realidad ultima. Es una sustancia impersonal y divina que “permea, envuelve y subyace todo”. El Yoga, a partir de esto enseña lo siguiente:

1. Concibe a Dios como una sustancia impersonal y espiritual, coextensiva con toda la realidad. Esta doctrina se denomina panteísmo, el punto de vista de que todo es “Dios”.

2. La visión del Hombre: Dado que todo es “Dios”, el hombre también lo es.

3. El problema fundamental del hombre es su ignorancia. El hombre simplemente no sabe que él es “Dios”. La solución es la iluminación, una experiencia de unión con “Dios”. Esa experiencia es la que se pretende lograr atraves de los ejercicios, unirme con “Dios” para llegar a ser igual a Él. El practicante de Yoga, tiene que realizar ocho clases de ejercicios que son los que según ellos los llevaran a la plena realización (De esto no nos ocuparemos aquí).

Para concluir este parte: El Yoga está fundado en una filosofía y en una visión que son totalmente contrarias a la fe cristiana. Su propósito es alcanzar estados de conciencia que conduzcan a un alumbramiento espiritual.

No quiero profundizar más en esto porque no me gusta hablar del Diablo y sus engaños, me gusta hablar de Dios, solo les puedo decir que el Yoga resume su filosofía en aquellas pretensiones del Diablo y que llevaron a su juicio.

¿Qué dice la Biblia?

12 !!Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones.

13 Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte;

14 sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo.

15 Mas tú derribado eres hasta el Seol, a los lados del abismo.

16 Se inclinarán hacia ti los que te vean, te contemplarán, diciendo: ¿Es éste aquel varón que hacía temblar la tierra, que trastornaba los reinos;

17 que puso el mundo como un desierto, que asoló sus ciudades, que a sus presos nunca abrió la cárcel?

18 Todos los reyes de las naciones, todos ellos yacen con honra cada uno en su morada;

19 pero tú echado eres de tu sepulcro como vástago abominable, como vestido de muertos pasados a espada, que descendieron al fondo de la sepultura; como cuerpo muerto hollado.

Isaías 14:12-19 (Bible Gateway)

En primer lugar podemos decir que las bases filosóficas del Yoga son contrarias y opuestas a las Escrituras. Veamos que dice la Biblia respecto de los tres postulados principales del Yoga.

1. Dios es el Creador de todo, Rey del universo, Soberano, Todopoderoso, es Único. (Génesis 1).

2. El Hombre es un ser creado por Dios. (Génesis).

3. El problema del hombre es el pecado no la ignorancia. Para ese problema, Dios tenia la solución desde antes de la fundación del mundo, enviar a su hijo Jesucristo a morir por todos nosotros en una cruz para que fueranos perdonados y alcanzáramos la vida eterna. (Juan 3:16).

Ante tal claridad y contundencia de las Escrituras, el cristiano debe tomar distancia y apartarse del Yoga y su práctica.

Los Cristianos

Dos preguntas: ¿Sera que el Yoga es una alternativa para que el cristiano se relaje o salga del stress?. ¿No es Dios suficiente para el cristiano?.

Encontramos en la Biblia citas innumerables, pero lo más importante es la entrada que tenemos al trono de la gracia. ¿Para qué necesito el Yoga si tengo entrada directa y gratuita al Trono de mi Padre?, ¿Sera mejor la práctica de unos ejercicios de relajación a ir a hablar con mi Padre que me ama y me recibe con sus brazos abiertos?. La Biblia dice:

Hebreos 10:19-24

10:19 Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo, 
10:20 por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, esto es, de su carne, 
10:21 y teniendo un gran sacerdote sobre la casa de Dios, 
10:22 acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia, y lavados los cuerpos con agua pura.
10:23 Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió. 
10:24 Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras;

Filipenses 4:6-7

4:6 Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. 
4:7 Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

Romanos 8:31-39

8:31 ¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros? 
8:32 El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas? 
8:33 ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica. 
8:34 ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros.
8:35 ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? 
8:36 Como está escrito: 
Por causa de ti somos muertos todo el tiempo;
Somos contados como ovejas de matadero.
8:37 Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. 
8:38 Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, 
8:39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.

Y podríamos continuar…………

¿Qué mas relax, que mas descanso?. Poder entrar al trono de la gracia, contarle a Dios nuestras necesidades (Aunque él tiene conocimiento antes que le pidamos: Mateo 6:25-33), saber que estamos en sus manos, que nada nos podrá separar de su amor, que nadie nos arrebatara de su mano, Descansar en los brazos de mi Señor como lo hizo Juan, ¿Qué más?.

Con todo respeto pero con la voz del que grita en la cima de la montaña para ser escuchado por todos. No necesitamos del Yoga, de aromaterapia, de NADA. Si Dios no es suficiente para nosotros como cristianos, entonces nuestro cristianismo está en duda. Si le busco alternativas a lo que Dios me ofrece no he entendido el Evangelio, si busco alternativas a las Escrituras es porque no quiero obedecerlas, si busco otra cosa significa que no soy discípulo y por ende no soy cristiano ni creo en Jesús. ¡Eso es lo que mis acciones dicen!.

lunes, 23 de agosto de 2010

Biografía de CT Studd

C.T. Studd salió de Inglaterra en Febrero, 1885, rumbo a China. Tenía 23 años de edad, e iba a predicar el evangelio con el grupo misionero de Hudson Taylor. Antes de salir, habló privadamente con Hudson Taylor, informándole que su padre le había heredado una fortuna de unos $2,500,000 dólares, y que el testamento indicaba que al cumplir los 25 años de edad, podía tomar posesión de ese dinero. Sin embargo, su lectura de la Biblia le había conducido a unas conclusiones definidas. Jesucristo había dicho, “Vended lo que poseéis, y dad limosna,” (Lucas 12:33) y “No os hagáis tesoros en la tierra.” (Mateo 6:19.) Los cristianos después de Pentecostés habían hecho esto: “Todos los que habían creído estaban juntos, y tenían en común todas las cosas; y vendían sus propiedades y sus bienes, y lo repartían a todos según la necesidad de cada uno.” (Hechos 2: 44-45.) Finalmente, Jesús había exhortado a un joven rico, diciendo, “Una cosa te falta: anda, vende todo lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme, tomando tu cruz.” (Marcos 10:21.) A C.T. Studd le parecía que estas obligaciones se aplican igualmente a los discípulos modernos como a los que habían oído las palabras de los labios de Jesús. Por tanto, a la luz de la Palabra de Dios, C.T. había decidido dar toda su fortuna a Cristo, aprovechando la oportunidad dorada de hacer lo que el joven rico no quiso hacer.

No fue una decisión apresurada. Hudson Taylor le recordó que no podía hacer nada por dos años, hasta que tuviera los 25 años de edad, y que no tenía que tomar una decisión final hasta entonces. Pero esto no era una emoción pasajera para C.T. Se trataba de simplemente obedecer la Palabra de Dios.

Pasaron los dos años, y C.T. se encontraba en la ciudad de Chungking, China. Escribió en su diario, “Un día yo estaba leyendo... donde Cristo habló con el joven rico. Entonces Dios me hizo recordar los votos que le había hecho. Unos días después llegaron unas cartas del banco para decirme cuánto había heredado. Dios me dijo lo que tenía que hacer. Entendí en ese momento por qué me habían mandado a la ciudad de Chungking. Necesitaba firmar una carta poder, y se requería la firma de un oficial de la reina de Inglaterra. Fui al Cónsul, pero cuando vio los documentos, dijo, ‘No los firmaré.’ Finalmente me dijo que me iba a dar dos semanas para considerar la decisión, y si todavía estuviera decidido, los firmaría. Al fin de las dos semanas regresé, los firmó el oficial, y los documentos salieron".

C.T. calculó que su herencia era 29,000 libras. Cada libra era 7.3 gramos de oro puro. El total eran unos 212 kilos de oro. Decidió empezar con dar 25,000 libras. Un día memorable, el 13 de enero de 1887, mandó cuatro cheques de 5000 libras cada uno y cinco cheques de 1000 libras cada uno. Así como un hombre de negocios hace sus inversiones en las mejores acciones, C.T. invirtió en el Banco del Cielo.

Mandó 5000 libras a D.L. Moody, con que el Sr. Moody estableció el Instituto Bíblico Moody en Chicago para preparar a los predicadores del evangelio. Mandó 5000 libras a Jorge Müller, indicando que 4000 era para misiones y 1000 para su orfanato. Mandó 5000 libras a Jorge Holland para ayudar a los pobres en Londres. Y mandó 5000 libras a Booth Tucker para el Ejército de Salvación en la India. Este cheque llegó exactamente el día después que habían orado toda la noche por nuevos obreros para reforzar la obra. Se usó para enviar 50 nuevos misioneros. Después dio otros miles de libras para la obra misionera en la China, reservando 3,400 libras para regalarle a su novia en el día de su boda. Pero ella le dijo, “Carlitos, ¿qué dijo el Señor al joven rico? Véndelo todo. Pues vamos a empezar nuestro matrimonio con las cuentas liquidadas.” Se sentaron y escribieron la siguiente carta al General Booth, fundador del Ejército de Salvación: Mi querido General, Estamos muy tristes porque acabamos de oír de la enfermedad grave de su esposa, y nuestros corazones se llenan de una profunda simpatía. No puedo decirle cuántas veces el Señor me ha bendecido a través de leer sus escritos en su publicación “The War Cry” y en sus libros. Y ahora queremos enviar adjunto un cheque por la cantidad de 1,500 libras. Otras 500 libras hemos enviado al Hermano Tucker para su regalo de bodas. Además estoy informando al banco para que venda nuestra última inversión de 1400 libras y mandársela a usted. De aquí en adelante nuestro banco está en el Cielo. Ya ve, no obstante la gran seguridad terrenal del Banco de Inglaterra, tenemos temor de que se quiebre en el día del juicio final. Y hemos tomado este paso de acuerdo con una referencia a la Palabra de Dios, y el mandato de Jesucristo, quien dijo, “Vended lo que poseéis, y dad limosna; haceos bolsas que no se envejezcan.” Además dijo, “Si me amáis, guardad mis mandamientos.” Y otra vez dijo, “El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso.”
Podemos dar gracias a Dios por su gracia, que hemos hecho esto “no por fuerza, sino voluntariamente” y de todo corazón. Alabado sea el Señor. Amén. Y también damos gracias a Dios que ahora hemos llegado a esa posición de: “No tengo plata ni oro.”

Ahora esta ofrenda no viene de parte mía, porque me enseñaron que la Biblia dice, “si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo.” Así que tomé todo esto, y se lo di a mi esposa para suplir sus necesidades. Y ahora ella misma está mandando este dinero porque estima que el Cielo es el banco más seguro, y además es muy conveniente porque no hay problemas de cambiar cheques, sino solamente, “pedid, y recibiréis, para que vuestro gozo sea cumplido.”

Uno de sus escritos es: Soldado De Chocolate. Lo pueden bajar del siguiente link: http://www.megaupload.com/?d=GHE36MMI

Tomado de: http://blogeshoradeserreal.blogspot.com/2010/03/arriesgar-todo-por-obedecer-dios-ct.html

domingo, 22 de agosto de 2010

Mensaje A Las Siete Iglesias (Apocalipsis) – Laodicea – Parte 8

Ubicada a 60 Kilómetros al sudeste de Filadelfia, fue fundada por Antíoco II (261-246 AC). Su nombre fue escogido en honor a su esposa Laodice. Debido a su posición geográfica y la confluencia de tres carreteras importantes, se convirtió en una gran ciudad comercial y administrativa, por lo cual sus ingresos eran bastante altos llegando a ser una ciudad muy rica. Además era una ciudad de industrias y un centro importante de educación (Tenia escuela de medicina). La Iglesia de Laodicea ya existía cuando Pablo estaba encarcelado en Roma. Él le escribió una carta que al parecer se ha perdido. Jesús se identifica como el Amen que podría interpretarse así: “Lo que Dios dice así debe hacerse”. Jesús el testigo fiel y verdadero habla ahora a la última de las Iglesias. El puede testificar a su favor o en su contra. El es el origen de todo, la fuente primaria de la creación de Dios. Para la Iglesia de Laodicea no hay palabras de alabanza, ni hay menciones acerca de alguna herejía. Era una Iglesia formal, no tenía problemas en cuantos a sus creencias pero tenía grandes problemas en su corazón, lo cual era mucho más grave. Jesús dice: “No eres fría ni caliente”. La expresión aquí significa: “No eres tan fría que seas del todo indiferente, ni ferviente y apasionada en el espíritu como Dios quisiera”, es decir la Iglesia no era totalmente fría, conservaba algunas cosas, tenía en cuenta al Señor en su vida pero en contraste le faltaba la fuerza, la pasión, la entrega que el Señor requería de ella. Ese es el estado que al Señor le irrita, el no quiere cristianos término medio, a medio cocinar, El quiere cristianos completos. La palabra que podía definir la temperatura de los cristianos de Laodicea era tibios. Hay algunos alimentos que saben bien fríos, otros que saben bien calientes y algunos son aceptables de ambas maneras, ¿Pero tibios?. En los tiempos de Jesús la comida tibia era desagradable al paladar de la gente, la tendencia cuando se probaba la comida era la de botarla o expulsarla de la boca, de ahí la referencia al vomito (No era propiamente el vomito que se produce por una mala digestión o enfermedad). El mensaje era que es tipo de vida cristiana era tan desagradable como una comida tibia que daban ganas de botarla. El cristianismo vivido de esa forma era considerado por Jesús como inservible y una pésima interpretación del evangelio. Lo peor acerca de la condición de esta Iglesia era su autocomplacencia. Tú dices: “Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad”. Al parecer la Iglesia reflejaba el temperamento de la ciudad. “Me he enriquecido”, en otras palabras: “Lo que tengo lo he ganado con mi esfuerzo”. La primera declaración expresa autosatisfacción, la segunda orgullo. No puede haber un ejemplo más lamentable de orgullo insensato que el que se exhibe en la declaración: “Y de ninguna cosa tengo necesidad”, que contraste con la humildad que Dios espera de su Iglesia. “Dios exalta a los humildes y desecha a los soberbios”. Cuando Cristo evalúa a la Iglesia encuentra algo totalmente diferente a lo que ellos pensaban. En lugar de riqueza Cristo encuentra pobreza, en lugar de toda necesidad satisfecha Cristo encuentra absoluta necesidad de todo, en lugar de fortuna Cristo encuentra desventura, En lugar de visión Cristo encuentra ceguera. La Iglesia basaba su evaluación en las condiciones de prosperidad en que vivía, sin embrago, era una Iglesia digna de lastima. Para Cristo la Iglesia era: “Pobre a pesar de estar ubicada en una ciudad rica, ciega (Falta de sabiduría), a pesar de tener una escuela de medicina y desnuda, a pesar de tener las mejores fabricas de telas. Hoy es posible que la Iglesia florezca exteriormente en medio de la prosperidad material, y sin embargo, sea pobre, ciega y desnuda espiritualmente. A esta Iglesia que creían que no le faltaba nada, Jesús le dice: “Yo te aconsejo que de mi compres oro refinado en fuego, para que seas rico”. El uso de la palabra comprar es algo irónica o sarcástica. Nadie puede comprar a Dios nada. Lo que Dios nos da es gratuito, es por gracia. De Dios podemos comprar sin dinero (Isaías 55:1). Entonces, lo que el Señor le está diciendo a la Iglesia es: “Para que quieres tanto dinero si lo que verdaderamente necesitas y hoy no tienes lo puedes obtener gratuitamente de mi”. Para que tanto esfuerzo si lo que es importante y necesario lo tienes a tu disposición y sin dinero. El segundo énfasis de la frase está en “De Mi”. Nadie puede darle a la Iglesia lo que necesita, solo Cristo Jesús. La santidad, el amor, el perdón, la bondad, la mansedumbre y todas las cosas que hacen parte de la vida y de la piedad solo podemos obtenerlas de Jesús. Eso es lo puro, lo refinado, lo limpio, lo que procede de Dios. Continua el Señor: “Lo que necesitas no son las costosas y finas lanas que producen las fabricas de Laodicea que cubren la desnudez del cuerpo, necesitas las vestiduras blancas que cubren la desnudez del alma. Viste tu alma, tu corazón, de la pureza y de la santidad. Sigue Jesús: “Unge tus ojos con colirio para que veas”. Lo anterior en referencia a un famoso polvo utilizado por la escuela de medicina de Laodicea. En resumen, Jesús les da una explicación de lo que es el evangelio utilizando los elementos conocidos: “Necesitas riquezas divinas para tu pobreza espiritual, las vestiduras blancas de la justicia para tu pecaminosidad y vista espiritual para tu ceguera. Dice Jesús: “Yo reprendo y castigo a los que amo”. El castigo es una señal de la misericordia de Dios como Padre Celestial. Dios le ofrece a la Iglesia de Laodicea su amor de Padre amoroso y tierno. Le abre los brazos como el padre al hijo prodigo. El castigo tiene como fin educar y corregir al hijo equivocado. Añade el Señor y le dice a la Iglesia que sea Celosa. Había que arrepentirse de tal conducta. La tibia indiferencia, la ausencia de todo celo, de entusiasmo alguno, debía ser cambiada por el fervor, la oración, el amor, la evangelización y el testimonio fiel y verdadero que la Iglesia debía dar de su Señor. Las palabras que siguen están cargadas de amor y ternura: “He aquí, Yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entrare a el, y cenare con él, y el conmigo”. En este texto, se expresa bellamente la sencillez del evangelio. Cristo esta a la puerta del corazón de cada pecador, llamando para que se le de entrada. No va a derribar la puerta para forzar la entrada, porque nos ha creado con libre albedrio y no va a violarlo. Pero si el pecador abre la puerta, lo que solo el pecador puede hacer, el Salvador ha prometido entrar. La idea de cenare es la idea de la comunión sin prisa alrededor de la mesa de la cena nocturna, cuando ha pasado la agitación del día. La comunión con Cristo en la tranquilidad y en el reposo es lo mejor.

G. Campbell Morgan lo describió así: “Primero yo seré su huésped, cenare con El. El será mi huésped, y el conmigo. Yo me sentare a la mesa que su amor provea, y satisfaré mi corazón. El se sentara a la mesa que mi amor proveerá y satisfará su corazón”.

Por último, la promesa: “Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como Yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono”. Atraves de toda su vida terrenal, Jesús venció y recibió su recompensa. A los que le sigan plena y fielmente hasta el fin les aguarda una recompensa semejante. A los que caminen por donde El camino. El que tenga oídos. Hacemos bien en tomar en cuenta estos mensajes.

En unos días: Conclusiones de los mensajes a las Siete Iglesias – Apocalipsis 2 y 3.

sábado, 21 de agosto de 2010

¿Eran Demasiado Santos? Por Luis y Verónica Villugron

Continúo estudiando los escritos de los cristianos de los primeros siglos y sinceramente estoy muy sorprendido de la diferencia abismal que hay entre nuestra forma de entender el evangelio y la de ellos.

¡Es sorprendente!

Obviamente no podemos equiparar a ninguno de estos escritos con los bíblicos. Creo firmemente que solo la Escritura es nuestra regla de fe (como la Reforma y su lema "Sola Scriptura" lo establecía).

Pero es realmente llamativo que estos escritos antiguos, de los que existen innumerables pruebas, provienen hasta en algunos casos de hermanos que fueron discipulados por los mismos apóstoles (como el caso de Clemente que aparece en Filipenses 4:3).

Las palabras que citaré a continuación, las encuentro irrefutablemente bíblicas. Por lo que, en teoría, no debería aportarnos nada "nuevo". Pero al leer estos escritos de los primeros siglos no podemos sentir menos que un violento contraste entre nuestra comprensión de la Palabra de Dios y la de ellos.

Por lo que la pregunta es: ¿La Iglesia se ha corrompido tanto amando a este mundo como Demas, del cual Pablo escribió: "Demas por amor a este mundo, me ha abandonado" (2 Timoteo 4:10 - NVI? ¿O estos primeros cristianos eran demasiado santos?...

Escritos de los primeros siglos

“No anhelo ser rico... No compito por una corona. Estoy libre de una sed excesiva por la fama. Desprecio la muerte... ¡Mueran al mundo, repudiando la locura que hay en él! ¡Vivan para Dios!...

Si eres superior a las pasiones, despreciarás todas las cosas terrenales” (Taciano - 160 d.C.).

“Cristo no nos ha relatado simplemente la historia del hombre pobre y el rico. Él nos ha enseñado que nadie debe llevar una vida lujosa. Nadie debe vivir en los placeres de este mundo y banquetes sin fin. Nadie debe ser esclavo de sus deseos y olvidar a Dios” (Ireneo - 180 d.C.)

“A los que progresan en el conocimiento de Cristo el Señor, les habla con este lenguaje: les ordena despreciar las cosas de este mundo y les exhorta a fijar su atención solamente en el Padre” (Clemente de Alejandría - 195 d.C.).

“En lo que a ustedes respecta, ustedes son extranjeros en este mundo, ciudadanos de Jerusalén, la ciudad que está en el cielo. Nuestra ciudadanía, dice el apóstol, está en los cielos… Ustedes no tienen nada que ver con los deleites de este mundo” (Tertuliano - 197 d.C.)

"Sabemos que muchos entre nosotros (los cristianos) se han entregado a la esclavitud, para poder rescatar a otros... Muchas mujeres, fortalecidas por la gracia de Dios, han ejecutado grandes hechos" (Clemente de Roma - 30-100 d.C.)

“Desprendiéndonos del mundo y de los pecados, ‘apenas tocando la tierra con la punta del pie’, aunque parezca que estamos en este mundo, perseguimos la santa sabiduría. Mas esto parece una locura para quienes tienen el alma dirigida hacia la maldad” (Clemente de Alejandría - 195 d.C.).

A cristianos encarcelados: “En la cárcel se entristece el que suspira por las dichas del mundo; pero el cristiano, que afuera había renunciado al mundo, en la cárcel desprecia a la misma cárcel. En nada les preocupe el rango que ocupan en este siglo, puesto que están fuera de él. Si algo de este mundo han perdido, gran negocio es perder, si perdiendo han ganado algo mucho mejor. Y ¡cuánto habrá que decir del premio destinado por Dios para los mártires!” (Tertuliano - 197 d.C.)

“La única tranquilidad verdadera y de confianza, la única seguridad que vale, que es firme y nunca cambia, es ésta: que el hombre se retire de las distracciones de este mundo, que se asegure sobre la roca firme de la salvación, y que levante sus ojos de la tierra al cielo… Cuán seguro, cuan inmovible es aquella seguridad, cuan celestial la protección de sus bendiciones sin fin, ser libre de las trampas de este mundo engañador, ser limpio de la hez de la tierra y preparado para la luz de la inmortalidad eterna...

De una vez y por todas debemos recordar que hemos renunciado al mundo, y que mientras tanto vivimos aquí como extranjeros y peregrinos...

Quien ha puesto a un lado al hombre viejo, debe reflejar solamente cosas espirituales y celestiales. No debe poner atención al mundo al cual ya ha renunciado” (Cipriano - 250 d.C.).

“Por tanto, hermanos, no apreciemos nuestra vida en este mundo y hagamos la voluntad del que nos ha llamado, y no tengamos miedo de apartarnos de este mundo. Porque el Señor ha dicho: 'Serán como corderos en medio de lobos…' Saben, hermanos, que la vida de la carne en este mundo es despreciable y dura poco, pero la promesa de Cristo es grande y maravillosa, a saber, el reposo del reino que será y la vida eterna. ¿Qué podemos hacer, pues, para obtenerlos, sino andar en santidad y justicia y considerar las cosas de este mundo son extrañas para nosotros y no desearlas? Porque cuando deseamos obtener estas cosas nos descarriamos del camino recto. Pero el Señor dijo: Nadie puede servir a dos señores. Si deseamos servir a la vez a Dios y a riquezas, no sacaremos ningún beneficio: Porque ¿qué ganará un hombre si consigue todo el mundo y pierde su alma? Ahora bien, este mundo y el futuro son enemigos. El uno habla de adulterio y contaminación y avaricia y engaños, en tanto que el otro se despide de estas cosas. Por tanto, no podemos ser amigos de las dos, sino que hemos de decir adiós a uno y tener amistad con el otro. Consideremos que es mejor aborrecer las cosas que están aquí, porque son despreciables, duran poco y perecen, y amar las cosas de allí, que son buenas e incorruptibles” (“Segunda de Clemente” - 150 d.C. - Escrito del segundo siglo del que no se sabe mucho).

Tomado de:

 http://poruncristianismoradical.blogspot.com/2010/06/eran-demasiado-santos.html

viernes, 20 de agosto de 2010

¿PORQUE LA IGLESIA EVANGELICA AMERICANA EN SU GRAN MAYORIA HA OPTADO POR LA PREDICACION DEL EVANGELIO DE LA PROSPERIDAD?

El pueblo americano siempre ha sido altruista. El americano promedio dona al año una cifra mínima de US 1.000 o más. Para el año 2008, las donaciones alcanzaron la cifra de los 308.000 millones de dólares. Año a año esta cifra viene aumentando. Si bien es cierto, que mucho de este dinero es redistribuido dentro del mismo Estados Unidos y el mundo en el apoyo y ayuda a gente necesitada, alimentos, vivienda, etc, parte importante del mismo va a parar a los bolsillos de los fundadores, presidentes de organizaciones y ministros evangélicos, tan es así que los activos de las organizaciones religiosas de Estados Unidos suman hoy más de 10 billones de dólares. La tendencia es la de estimular atraves de distintas estrategias y razones la consecución de donaciones para mi propia organización o ministerio. Hasta aquí todo bien. ¿Qué ha pasado?: Ante tal cifra de donaciones y su crecimiento anual, el dinero se ha convertido en el atractivo y principal objetivo de las organizaciones religiosas. Por un lado pueden mostrar una labor social a nivel local o mundial, mostrar números de convertidos y por otro lado puedo vivir sobradamente bien, con lujos, excesos y excentricidades (Como la famosa predicadora que se compro un inodoro de aproximadamente US 23.000), solo con tener una fundación, organización o ministerio. ¿Entonces de que se trata?: Indudablemente se trata de dinero. Se trata de concentrar los esfuerzos en atraer la mayor cantidad de donaciones. El dinero ha hecho que se pierda la visión de la Iglesia, que se desvíen los objetivos y que en vez de predicar consagración, oración, vida espiritual, se predique prosperidad, todo con el fin de aumentar las donaciones. Hay que abarcar la mayor parte de la torta, hay que hacer mercadeo, hay que atraer el dinero. Las autoridades que vigilan las finanzas de los distintos ministerios en Estados Unidos, no han encontrado justificación en gran parte de los gastos en que ellos incurren. Muchos no han podido explicar que hicieron con las donaciones recibidas (Las desviaron comprando mansiones, aviones, los cuales colocan a su nombre). La explicación es sencilla, el gobierno quiere saber qué ha pasado con el dinero porque además las donaciones recibidas están libres de impuestos y al final lo que compran los ministros con esa plata también. Utilizan figuras para evadir aunque esto constituya evasión y fraude al gobierno (Mas temprano que tarde se destaparan todos). Desafortunadamente, vemos que en la predicación de hoy, se estimula más para que la gente de dinero que lo que se estimula para que la gente se consagre a Dios. América Latina y nuestros países no han sido ajenos, nos ha venido una avalancha de este tipo de predicación, de tal manera que hoy encontramos en nuestros países versiones en miniatura de los grandes predicadores multimillonarios de los Estados Unidos. “La raíz de todos los males es el amor al dinero”, “Muchos se han extraviado”, Que Dios nos ayude a permanecer fieles y a no caer en la tentación de abandonar la predicación del verdadero evangelio y adoptar la predicación de la teología de la prosperidad. Si tenemos éxito en nuestro ministerio y aumentan las finanzas, busquemos a Dios y permanezcamos pegados a Él, conservemos la humildad y no perdamos la visión de la cruz. “Ya no vivo yo, Es Cristo quien vive en mi”. “En todo y por todo estoy enseñado, se tener abundancia como padecer necesidad, todo lo puedo en Cristo que me fortalece”.

Dios les bendiga.

jueves, 19 de agosto de 2010

¿Cómo reconocer a los falsos profetas? Por Juan Stam

Personalmente, creo que Dios habla hoy por medio de mensajes proféticos. ¡Claro que sí! Dios no se ha quedado mudo ni ha dejado de hablarnos por su Espíritu. Creo en el don profético, pero no creo para nada en la mayoría de las adivinaciones maquilladas de "profecía" que abundan en nuestro tiempo. No creo en profetas sin mensaje profético, ni en "movimientos proféticos" en los que se mueve cualquier otro espíritu que no sea el Espíritu que inspiraba a los antiguos profetas de Yahvéh.
A través de la historia, la profecía fiel y verdadera siempre ha estado acompañada por la falsa profecía, como si fuera su propia sombra. Nuestra época no es ninguna excepción.
La profecía es un don muy peligroso e incómodo, por muchas razones. Una de ellas es lo difícil de distinguir entre profecía fiel y falsa profecía. La misma Biblia, desde Deuteronomio hasta Jeremías, da una variedad de criterios muy distintos pero no parecen ser definitivos o incondicionales; casi siempre hay excepciones a cualquiera de ellos. Pero a la vez, la existencia de las dos "profecías", la falsa y la que realmente es de Dios, nos obliga a optar a favor o en contra de cada pretendida profecía. Y en el caso de profecía falsa, la misma exigencia implacable del mensaje profético no nos permite callar. El mismo Espíritu de los profetas nos obliga a levantar la voz en denuncia valiente, pero ... ¿si nos hemos equivocado, como siempre es posible, podríamos estar oponiéndonos a una auténtica palabra de Dios?
En mi lucha personal por ser fiel al Señor, al Yahvé que también hoy nos habla, lo que más me ha ayudado es medir a todo supuesto profeta por su prototipo normativo, o sea, compararlos con los profetas bíblicos para ver si se parecen. Si no corresponden a ese modelo, tengo razones para sospechar que estoy frente a un caso de profecía falsa. Sin pretender dar respuestas finales, me permito sugerir algunas de las pautas bíblicas que nos pueden orientar para reconocer a los falsos profetas:
(1) Cuando un dizque profeta se limita al vaticinio, sin traer un mensaje de Dios para nuestra vida, hay que dudar de él o ella. En la Biblia, la profecía predictiva nunca es una finalidad en sí sino que es sólo una parte, casi siempre (o siempre) muy secundaria, del mensaje profético. El mensaje no está en las predicciones mismas, sino ellas vienen en función del mensaje. Los profetas no son astrólogos sino predicadores. Como hemos señalado en otros artículos, citando a "La lectura eficaz de la Biblia", no más de cinco por ciento de los escritos proféticos tiene que ver con el futuro, visto desde el tiempo del profeta, y menos de un por ciento puede ser futuro todavía para nosotros hoy. ¿Y qué del otro 95 por ciento? Bueno, junto con las mismas profecías predictivas, todo eso tiene carácter ético, como mensaje al pueblo y sus líderes. Podemos decir, sin exagerar mucho, que frente a un cinco por ciento que es predictivo, un cien por ciento de los escritos proféticos es ético, mayormente social, económico y político. Basta leer esos libros, y los relatos de Samuel, Natán, Elías y Eliseo, para descubrir esta verdad muchas veces olvidada.
Jeremías plantea muy claramente un criterio ético para reconocer a los falsos profetas: "Si hubieren estado en mi consejo, habrían proclamado mis palabras a mi pueblo: lo habrían hecho volver de su mal camino y de sus malas acciones" (Jer 23:22). Cuando oímos o leemos supuestas profecías, siempre debemos preguntarnos: ¿Cuál es el mensaje ético de esta profecía? Los profetas fieles no perdían tiempo en simples predicciones; dejaban eso a los adivinos. Profecía predictiva sin mensaje ético profético, huele muy fuertemente a profecía falsa. Casi seguro es adivinación en vez de profecía fiel. Cuando Dios habla proféticamente, es para algo serio, no para entretenernos o impresionarnos con predicciones triviales.
Una buen prueba para las profecías puede ser preguntarnos, ¿Cómo obedezco esta profecía? Claro, una profecía falsa puede exigir también una obediencia errada, pero si una profecía no exige ninguna acción de obediencia, muy probablemente es adivinación y no verdadera profecía.
(2) Los profetas bíblicos profetizaban a partir de un profundo conocimiento de la realidad de su nación y generalmente daban razones bien fundadas para su mensaje. Cuando uno lee a los profetas hebreos con una óptica socio-política, resulta sumamente impresionante su dominio analítico y crítico (o sea, profético) de las condiciones imperantes de la sociedad y de la historia de su tiempo. Otro tanto puede decirse de Juan de Patmos. Por su análisis económico del imperio romano, por ejemplo, Juan merece un doctorado en ciencias económicas (Ap 6:5-6; 13:16-18; 17:4; 18:3,7,11-17,23; ver "Apocalipsis y el imperio romano", en este sitio web). Los profetas eran los sociólogos, economistas y politólogos de su tiempo, aunque por la inspiración divina eran más que sólo eso.
Igualmente, con las profecías de hoy, debemos plantearnos tres preguntas: ¿En qué análisis de la realidad histórica se basan? ¿Qué actitud asumen hacia esa realidad? y ¿Qué acción proponen para nosotros en medio de la coyuntura que vivimos?
La profecía bíblica no ocurre en el vacío, sino en medio de la historia y vinculada esencialmente con la historia de la salvación. Cualquier "profecía" desconectada de la historia, y de la voluntad de Dios para nosotros en medio de ella, muy probablemente es profecía falsa. Mejor entonces recurrir a Nostradamus o el horóscopo, y no meter a Dios en tales especulaciones.
(3) Los profetas falsos se acomodaban al sistema vigente, muchas veces poniéndose incondicionalmente a las órdenes de los poderosos. En cambio los profetas verdaderos, debido a su honestidad, vehemencia y valentía, mantenían relaciones muy tensas con las autoridades y con los profetas del sistema. Las palabras del rey Acab a Elías valen para todos los profetas: "¿Eres tu el perturbador de Israel?" (1 R 18:17). Me parece que la gran mayoría de las profecías que escuchamos hoy día son sedantes y no podrían perturbar a nadie, ni mucho menos a los poderosos.
Más adelante, cuando los profetas profesionales de la corte profetizaron sólo bendiciones y éxito para Acab, éste quiso rechazar al profeta Micaías ben Imlá porque "me cae muy mal, porque nunca me profetiza nada bueno: sólo me anuncia desastres" (1 R 22:8). El rey envió a un mensajero para traer a Micaías, y éste le dijo, "Mira, los demás profetas a una voz predicen el éxito del rey. Habla favorablemente", a lo que Micaías respondió, "Tan cierto como que vive Yahvéh, ten la seguridad de que yo le anunciaré al rey lo que Yahvéh me diga" (22:13-14). Micaías lo hizo, después de mofarse del rey y de los falsos profetas, y el rey se enojó tanto que ordenó al gobernador "echar en la cárcel a ese tipo, y no darle más que pan y agua" (22:27).
Amós ofendió tanto a los ricos y cómodos de Samaria que lo sacaron por la fuerza del reino del norte. (¡Qué ofensivo, llamar a las ricas de Samaria "vacas de Basán"!). Cuando el falso profeta Jananías profetizó, en nombre de Yahvéh Todopoderoso, que Dios iba a quebrar el yugo del rey de Babilonia, para devolver a los exiliados y los utensilios del templo, Jeremías le respondió; "A pesar de que Yahvéh no te ha enviado, tú has hecho que este pueblo confíe en una mentira. Por eso, así dice Yahvé: 'Voy a hacer que desaparezcas de la faz de la tierra. Puesto que has incitado a la rebelión contra Yahvéh, este mismo año morirás'" (Jer 28:16). En el capítulo 23 Jeremías lanza una feroz denuncia contra los reyes como "pastores que destruyen el rebaño" (23:1) y después contra los profetas mentirosos (23:9-32) y contra las profecías falsas (23:33-48).
De los falsos profetas exclama Jeremías, "En cuanto a los profetas: Se me parte el corazón en el pecho y se me estremecen los huesos. Por causa de Yahvéh y de sus santas palabras, hasta parezco un borracho... Los profetas corren tras la maldad, y usan su poder para la injusticia. Impíos son los profetas y los sacerdotes... Entre los profetas de Jerusalén he observado cosas terribles... viven en la mentira; fortalecen las manos de los malhechores... Los profetas de Jerusalén han llenado de corrupción todo el país" (23:9-15). ¿Qué diría Jeremías de nuestros profetas de hoy? ¿Y de nuestros partidos cristianos y políticos evangélicos? (Todo el capítulo de Jeremías 23 está lleno de enseñanzas para la iglesia hoy).
Para los profetas fieles, callarse no estaba dentro de sus posibilidades. La Palabra de Dios ardía en sus corazones y martillaban sus huesos (Jer 23:29). No todos los profetas vaticinaron el futuro, pero todos ellos denunciaron el pecado, la corrupción y la injusticia. Profeta no puede ser quien encubre o calla esas cosas. Por eso, los profetas sufrieron la persecución, la cárcel, el exilio y hasta el asesinato (Mt 23:30-31). Los profetas falsos tuvieron mucho mejor suerte, porque sólo decían lo que la gente quería escuchar y se cuidaban especialmente de no ofender a los poderosos. "Curan la herida de mi pueblo con liviandad, diciendo: Paz., paz; y no hay paz" (Jer 6:14). Igualmente los profetas de hoy, si nunca ofenden a nadie podemos estar seguros de que son profetas falsos. Un "profeta inocuo" es una contradicción de términos.
(4) Este mismo capítulo de Jeremías nos da otra clave para contestar nuestra pregunta: los falsos profetas pueden reconocerse porque usan livianamente el nombre de Dios. En un sorprendente epílogo al capítulo 23, Dios prohíbe tajantemente que se usa la expresión "Oráculo (o Carga) de Dios" (23:33-40 hebreo). Aunque ese mismo término es muy frecuente en otros pasajes, queda obvio del pasaje que los seudo-profetas la repetían frívola e irreverentemente para cualquier opinión caprichosa que se les ocurriera, y por eso el Señor les prohibió totalmente hablar en su nombre.
Hoy en día es alarmante la facilidad ligera con que nuestros profetas anuncian que "el Señor me ha dicho" o "tengo una palabra profética de Dios". ¿No será eso tomar en vano el nombre del Señor? Debe preocuparnos que nuestra situación se parezca tanto a los falsos profetas del tiempo de Jeremías. ¿No sería mejor un moratorio sobre las pretensiones de hablar en nombre de Dios, como el que Yahvé, evidentemente enojado, impuso sobre Israel?
(5) Para los profetas fieles, su misión era un sacrificio, más que un privilegio. En ningún momento buscaban su beneficio propio. Muchos de ellos no querían ser profetas (Moisés, Isaías, Jeremías), pero Dios los obligó. En cambio, los falsos profetas disfrutaban como privilegio su oficio y su rango, y hasta lucraban de él. Se creían dueños de su carisma, que empleaban no para servir sino para servirse, como seguidores del mercenario Balaam. Por eso buscaban siempre agradar al público y complacer a los ricos y poderosos a quienes debían más bien denunciar. Para los mismos fines pretendían manipular a la gente, y aun manipular a Dios.
¡Qué parecido a nuestro tiempo!
CONCLUSIÓN: El discernimiento entre profetas falsos y profetas verdaderos es uno de los problemas más difíciles de la teología y de nuestra vida cristiana. No hay fórmulas mecánicas ni criterios invariables; todos tienen alguna excepción, incluso los que planteamos aquí. En eso está la libertad de Dios de actuar dónde, cuándo y cómo él quiere. Pero creo, y he visto, que estas orientaciones nos ponen el alerta contra abusos del oficio profético. Al fin es un acto de fe, en la sincera convicción del corazón de cada cual, aceptar o no una supuesta profecía. Pero estamos obligados a optar, y creo que es mayor el peligro de creer y seguir una falsa profecía que el de posiblemente mantener sanas reservas ante una profecía incierta, aunque pudiera ser verdadera. En ese caso, Dios podrá seguir hablándonos y guiándonos hacia mayor certidumbre.

Tomado de: http://juanstam.com/dnn/Default.aspx?tabid=110&EntryID=178

martes, 17 de agosto de 2010

ESCUELAS DE PREDICACION BIBLICA

En los últimos años, varios ministerios, entre los que encontramos a Langham que bajo la orientación del Dr John Stott han dedicado una gran parte de sus esfuerzos a la formación de predicadores con un alto sentido de la responsabilidad en la elaboración y comunicación del mensaje, sin dejar de lado lo más importante que es el carácter, la vida y la espiritualidad del predicador. El Dr Jorge Atiencia, hasta este mes de agosto, desarrollo lo que El llamo “Escuelitas de expositores bíblicos”. Fueron 9 años de labor en Colombia dedicados a la formación de predicadores. Los que hemos tenido la oportunidad de conocer y escuchar a nuestro hermano Jorge, sabemos de su compromiso con la enseñanza fiel y pura de las Escrituras. Desde hace un tiempo, tenemos la inquietud en el corazón de llevar a cabo un proyecto de escuela de predicadores en Sincelejo (Sucre – Colombia – Suramérica), con los mismos principios y motivados por El Señor a aportar nuestros máximos esfuerzos en la tarea de enseñar a otros. Estamos en la actualidad preparándonos en oración, recopilando material, bibliografía, leyendo, escuchando conferencias, viendo videos, con la firme intención de que Dios nos guie a su voluntad en la labor de la formación de hermanos en la predicación. Para lo anterior hemos contado con la colaboración de la hermana Ximena Villamil (Asistente del Hermano Jorge Atiencia en Colombia), y del hermano Jorge, quien nos ha cedido material de la Escuelita de Expositores Bíblicos y un abundante numero de conferencias en audio con el fin de ayudarnos en este proyecto. De igual manera hemos conseguido material de Langham disponible en las librerías cristianas además de contar con un amplio número de libros del Dr John Stott. Dios nos ayude para que este proyecto sea llevado a cabo con el mayor fruto, que Dios nos ayude en la selección y admisión de los alumnos, que este proyecto se pueda replicar en muchas otras partes y que ojala con la ayuda del Todopoderoso y en un tiempo prudente, podamos poner en marcha un proyecto de escuela por Internet al menos para transmitirles la inquietud y motivarles a buscar en la Escritura los tesoros que Dios tiene para nosotros y a su vez poder compartirlos con otros mediante el ejercicio de la predicación. A todos los hermanos que lean este articulo les pido sus oraciones, que Dios nos ayude en todas las etapas, que nos guie, que nos provea, que nos de fuerzas y nos ilumine.

Si Ud ha leído este articulo y tiene desde hace tiempo en su corazón un proyecto como este, tiene la formación y el liderazgo necesarios, le animamos a que hable con sus pastores o lideres y comiencen el proceso para llevar a cabo una escuela de predicación.

Dios les bendiga

miércoles, 11 de agosto de 2010

Mensaje A Las Siete Iglesias (Apocalipsis) – Filadelfia – Parte 7

Aproximadamente a 45 kilómetros de Sardis, era una ciudad pequeña ubicada en una zona de alto riesgo sísmico, donde ocurrían temblores y terremotos con bastante frecuencia. De allí que no tenía muchos habitantes y la Iglesia era pequeña. El culto existente era el que se le rendía a Dionisos llamado más tarde Baco (dios romano del vino). Jesús se presenta como el Santo y Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre, citando a Isaías 22:22. La llave es el símbolo de la autoridad. Las palabras enseñan que a Cristo pertenece la autoridad completa con respecto a la admisión o la exclusión del Reino De Los Cielos. Cristo le dice: “He aquí he puesto delante de ti una puerta abierta”. Esta figura era familiar entre los cristianos del siglo I y encontramos muchas referencias iguales en el Nuevo Testamento. La puerta abierta significa la existencia de una buena oportunidad, o de condiciones favorables para predicar el evangelio y hacer obra misionera. Filadelfia era un centro cultural, su gente era muy educada y estudiosa. Cuando el evangelio llega a la ciudad, ya Filadelfia exportaba cultura, luego comenzó a exportar el evangelio atraves de la obra misionera. Sumado a lo anterior, su ubicación geográfica le permitía lanzar misioneros a ciudades donde aun no había llegado el evangelio. “He aquí la puerta abierta”. De esta puerta dice Jesús: “Nadie la puede cerrar”. Jesús añade: “Aunque tienes poca fuerza”, con esto quiere decir que a pesar de lo pequeña de la Iglesia en número de miembros, los cuales en su mayoría se presume eran de escasos recursos, tenía en sus manos la labor más grande e importante, que era llegar a los pueblos no evangelizados aun. Esto contrasta con la idea que hoy existe de que hay que tener grandes recursos para predicar el evangelio, puede más el amor, la disposición y la consagración que cualquier chequera. La Iglesia muy a pesar de las persecuciones, de su poca fuerza y de su número reducido de miembros había permanecido fiel y había guardado la Palabra. Además de esto, tenían unos judíos (Sinagoga de Satanás), que les hacían oposición. Jesús les dice que los entregara, es decir algunos de ellos terminaran convertidos a Cristo y entendiendo el verdadero evangelio. Jesús ahora se refiere a que la Iglesia ha guardado la Palabra de mi paciencia. Esta frase tiene tres connotaciones: La primera, la actitud de servir a Cristo, teniendo paciencia en medio de las dificultades, la segunda, la paciencia para aguardar la segunda venida y la tercera, la Iglesia ha seguido el ejemplo de Cristo quien pacientemente recorrió el camino hacia la cruz, así la Iglesia continua su camino exponiéndose al martirio. En los tres escenarios la Iglesia ha sido Fiel, ese es el ejemplo de Filadelfia. “La fidelidad en medio de la persecución, la paciencia en medio de las pruebas y su obra misionera en medio de sus limitaciones. “Que gran ejemplo”. Apartándonos de cualquier controversia escatológica, lo que Jesús promete a la Iglesia es guardarla en medio de la prueba. Continúa el Señor y dice: “Yo vengo pronto”, es una conminación a seguir vigilante, a estar ´preparados para su venida y también una palabra de consuelo, la prueba se acabara para los creyentes cuando Cristo venga. Luego el Señor le dice: “Reten lo que tienes”. Cristo promete guardarnos pero a su vez nos recuerda la responsabilidad de permanecer fieles. “Para que nadie tome tu corona”. Jesús advierte acerca del fracaso, acerca de no terminar la carrera con éxito, acerca de no llegar a la meta. Jesús quiere bajar la bandera a cuadros y que todos lleguemos al final. “Al que venciere le hare una columna en el templo de mi Dios”. Dos significados muy importantes aquí: En primer lugar, la columna a le da estabilidad al edificio y en segundo lugar la misma columna debe estar firme y fija. El creyente es parte del edificio y a su vez sostén de sí mismo. Doble responsabilidad para los discípulos del Señor. Al final, la gloria con el Padre. Cristo escribirá sobre el vencedor tres nombres: El nombre de mi Dios, el nombre de la ciudad de mi Dios y un nombre nuevo. El nombre de Dios, significa que somos su propiedad, que somos consagrados, apartados para Dios, que somos su pueblo. El nombre de mi ciudad, es el nombre de la Nueva Jerusalén (Identificación como habitantes de la ciudad de Dios por la eternidad), y el nombre nuevo, solo lo sabrá el creyente. Algunos eruditos dicen que el nombre nuevo equivale a un símbolo de las glorias completas de Cristo que van a ser reveladas el día de su venida, es decir, al conocer a Cristo en todo su esplendor y ser transformados vamos a conocer en realidad la maravilla de la obra de Cristo y su regalo para nosotros. Gracias a Dios por todo lo que nos ha dado.

Dios les bendiga

La Biblia y La Vida Cristiana

 

                          image
Recomendamos este DVD de John Stott con seis conferencias sobre la Biblia y su relación practica con la vida del cristiano. Es un excelente material que podemos disfrutar y utilizar para nuestro propio aprendizaje y compartir con otros.

sábado, 7 de agosto de 2010

“CON AMIGOS ASI, PARA QUE ENEMIGOS” JOB 32:1

Comencemos haciendo un recuento de quien era Job. Encontramos a un hombre con cuatro características:

1. Era un hombre espiritual: Justo, recto, apartado del mal, temeroso de Dios y disciplinado en su relación con Dios. Job 1:1

2. Era un hombre con una buena familia.

3. Era un hombre apreciado por la sociedad.

4. Era un hombre rico.

¿Qué más se le puede pedir a la vida?

Un día aparece el Diablo y muy al estilo de la teología (El Diablo sabe teología y la acomoda. A El no le conviene que la estudies porque así te puede engañar), que en la época se manejaba argumenta con Dios. Job es fiel porque tú lo bendices, quítale la bendición y veras que se aparta. Al final Dios le permite dejar a Job sin nada y enfermo. De tenerlo todo paso a no tener nada. ¿Qué contraste tan difícil?. Su espiritualidad es puesta a prueba, perdió a sus hijos, pierde el status social, queda en la quiebra y su mujer lo remata cuestionando su fe. Job 2:9. ¿Que tal que a alguno de nosotros nos suceda esto?. Una de las primeras conclusiones que nos deja el libro de Job es que los Justos estamos expuestos a los vaivenes de la economía, a la violencia, al comportamiento hipócrita de la sociedad moderna, a la envidia, a quedar sin nada. En medio de esta situación, tres amigos de Job se enteran de su desgracia: Elifaz, Bildad y Zofar, vienen al parecer de otras ciudades (El texto da a entender que no vivían en la misma ciudad que Job. Se ponen de acuerdo y deciden venir a consolarlo). Job 2:11-13. Hasta allí todo bien. Cuando lo ven lloran y se sientan siete días a acompañarle sin decir una sola palabra hasta que Job Habla (Costumbre oriental). Luego y muy a la manera de la época (Que es la misma nuestra), tratan de buscarle una razón a la situación de Job y para ello echan mano de la teología de la época, la misma que uso el Diablo para argumentar con Dios. Se llama Teología Retributiva y tiene tres elementos:

1. La culpabilidad.

2. El castigo.

3. El arrepentimiento.

Si Job cayó en desgracia es porque peco, el culpable de su situación es el mismo, debe arrepentirse para no ser castigado. Luego asumen una conducta que aun hoy tenemos. Comenzar a hurgar, a escarbar en la vida de Job, a intentar descubrir las intimidades de la vida de Job y a especular sobre las causas de su fracaso. ¿Esto se ve hoy en la Iglesia?, ¿Es esta nuestra función como hermanos?. Su actitud demuestra la motivación de su visita. Ellos dijeron vamos a consolar a Job, pero en su corazón lo que pensaron es vamos a confrontar a Job. Ellos no se dolieron de las pérdidas materiales de su amigo, de ser así le hubieran llevado dinero para comprar una casa, le hubieran llevado un mercado y le hubieran ayudado a sobrellevar su enfermedad (Contrastar con la parábola de El buen Samaritano). Ellos lo que querían en parte era demostrar su superioridad espiritual.

A continuación se resumen las intervenciones de los tres amigos.

Elifaz

- Exhorta a Job por su desanimo. No tienes derecho a angustiarte. Tú que has aconsejado a tantos que mantengan la calma y la confianza en Dios y mira como estas. Tú que enseñas no practicas. ¿Es esto cierto?, ¿Sera verdad que los maduros y espirituales no tienen derecho a manifestar su humanidad so pena de ser considerados inmaduros o faltos de espiritualidad?, ¿Sera que son extraterrestres?. Aunque sea un hombre espiritual no dejo de ser humano.

- Los hombres recogen lo que han sembrado.

- Busca a Dios. El concepto equivocado de que la causa de los problemas es la falta de búsqueda o de oración.

- El sufrimiento es el medio que Dios usa para corregir.

- Evalúa tu vida

- Eres irreverente

- Tu dolor es el castigo

- Tu eres sumamente malo

- Acepta que has pecado

Bildad

- Dios es justo.

- La enseñanza de los padres (la tradición) nos da la razón.

- Describe a Job el castigo que le espera.

Zofar

- Job ha pecado

- Dios es sabio

- Cada pecado recibe su castigo

- Dios te ha castigado menos de lo que tu pecado merece.

La Actitud de Job

- Defenderse. Suficiente tengo con lo que me está pasando para que ahora ustedes me vengan a decir que estoy siendo castigado.

- La angustia no es una muestra de falta de espiritualidad, más bien es una muestra de humanidad.

- Díganme en que he fallado. ¿Qué es lo que me censuran?

- Me juzgan por las palabras de un desesperado, en otras palabras, es normal que hable así, no ven mi situación. ¿Cómo hablarían ustedes?.

- Declarar su inocencia

- Llama a sus amigos consoladores sin caridad y creadores de problemas.

- Carecen de visión y sabiduría

- Faltos de sabiduría

- Amenaza a sus amigos con el juicio de Dios

- Los ridiculiza como consejeros.

- Job dice: Soy inocente, “Aunque El me matare en El esperare”. En otras palabras si la solución es declararme culpable prefiero que Dios acabe conmigo porque soy inocente. Job 13:15

- Hasta el capitulo 16 Job no se había quejado contra Dios.

- Los conceptos equivocados de sus amigos le hacen perder por un momento su visión de Dios.

No sabemos cuánto tiempo transcurre desde el inicio de la discusión, lo que si podemos pensar es que para Job fue eterna. Enfermo, sin asistencia, sin dinero y con tres “amigos” acusándolo. Al final de la discusión, la conclusión es:

“Entonces estos tres hombres dejaron de responder a Job porque El era justo a sus propios ojos”. Job 32:1.

Que desgaste para los amigos, que tortura para Job, que tristeza para Dios.

Después de tanta discusión se dieron cuenta de que no había nada de lo que pudieran acusar a Job.

Estos amigos le causaron a Job un sufrimiento innecesario al tener que defender su integridad delante de ellos.

“Cuando mi segundo hijo nació, la familia estaba alejada de la Iglesia por ciertos conflictos de tipo doctrinal que teníamos con la misión de la que éramos miembros. Una hermana fue a visitarnos y le dijo a mi esposa que por causa de nuestro alejamiento de la Iglesia nuestro hijo iba a morir. Ese iba a ser el castigo, según ella Dios se lo había mostrado en sueños. Encontré a mi esposa angustiada y llorando, tuve que consolarla y decirle que Dios no actuaba de esa manera y que además éramos inocentes de los cargos que se nos imputaban. Mi hijo hoy tiene 9 años y es un varón muy saludable.

En Job 32:2, aparece Eliu. Parece ser que fue espectador de excepción de toda la discusión, hasta ahora no había intervenido porque era el más joven (La tradición era que hablaban los de mayor edad primero). Job 32:4. Comienza su intervención así, Job 32:3-9:

- Se molesta con Job por justificarse delante de Dios.

- Se molesta con Elifaz, Bildad y Zofar por que no habían hallado la razón por la cual Job estaba en esa situación y sin embargo la habían condenado. No dieron con la solución. Tuvieron tanto tiempo de consejería sin resultados.

- Le dice a los tres ancianos que están equivocados.

Se dirige a Job de la siguiente manera:

- No soy superior a ti. Que incomodo cuando alguien te habla con aire de superioridad. Job 33:6

- He escuchado tus argumentos.

- Articula una teología correcta y amplia acerca de Dios

- Dios es superior, mayor al hombre. Dios es todo suficiente. Job 33:12

- Hay cosas que no tienen respuesta. Job 33:13

- Dios quiere dialogar contigo, cuando te hable trata de entenderlo. Job 33:14. Precisamente una de las cosas que tenia frustrada a Job era no haber obtenido respuesta de Dios a sus preguntas.

- Dios también habla atraves de un mediador, quien le explicara al hombre como ser recto delante de Dios y que Dios tiene misericordia de los hombres si estos se arrepienten, los libra de la muerte y les da redención. Job 33:23-25. Aunque este texto no se considera propiamente una profecía si es una alusión directa a lo que ocurriría después, la aparición de Jesús en la historia de la humanidad hablando al corazón del Hombre, siendo mediador y salvador para todos nosotros, librándonos de la condenación eterna y redimiéndonos del pecado. Heb 1:1.

- En resumen: “Job cualquiera que sea la situación por la que estas pasando en Dios está la solución y la respuesta”. Si has pecado arréglate con El, si El te quiere enseñar escúchale, si estás enfermo en El está la solución, si estas desanimado ve a su presencia.

- El buen consejero abre la puerta para que el afligido escuche la voz de Dios.

Acto seguido Dios le habla a Job y el entiende. Su conocimiento teórico ahora pasa a ser un conocimiento vivencial, intimo.

Dios reprende a los tres amigos: “Su teología es equivocada”. Job 42:7.

“Y sucedió que después que el Señor hablo estas palabras a Job, el Señor dijo a Elifaz temanita: Se ha encendido mi ira contra ti y contra tus dos amigos, porque no habéis hablado de mi lo que es recto, como mi siervo Job”.

En otras palabras, Dios les dice: “Le dijeron a Job cosas sobre mi que no son ciertas”, son unos chismosos. No me conocen lo suficiente para asegurar como soy o actúo.

Job es restituido.

Las conclusiones son:

- Pase lo que pase, el creyente debe permanecer fiel a Dios. La fe no está condicionada a que Dios me dé una calidad de vida óptima, la fe está basada en la confianza en la soberanía de Dios, El sabe lo que hace. Por lo tanto estoy en sus manos y debo aceptar su voluntad cualquiera que sea sin perder la fe.

- Si tenemos una teología incorrecta, es decir, conocemos a un dios diferente al Dios de la Biblia, entonces cometeremos errores como en los que incurrieron los amigos de Job.

- La teología correcta lleva al afligido a ponerse en contacto con Dios.

- Nuestra función no es la de oficiar de investigadores privados de la vida intima de los hermanos. Nuestra función es llevarlos a Dios para que Dios les ministre.

- Somos humanos, tenemos sentimientos, emociones, reacciones, no podemos negarlas. Expresarlas no es muestra de falta de espiritualidad.

- Job pudo defenderse porque era un hombre educado en las Escrituras. Se imaginan que hubiera sucedido si no. ¿Qué pasa cuando exhortamos o aconsejamos equivocadamente a un hermano nuevo o con menos “conocimiento” que nosotros. Cuánto daño podemos hacer.

- Estamos ayudando a los hermanos o aumentando su sufrimiento.

- Tenemos un mediador, Cristo El Señor. Entremos al trono de la gracia, Dios nos está esperando. A Él no le importa cómo ni en qué situación estés, El desea encontrarse contigo, El es Tu Padre y mi Padre. Corramos a Él, nos espera con sus brazos amorosos.

Dios les bendiga.

viernes, 6 de agosto de 2010

Acerca Del Heresiarca Cerinto – Eusebio De Cesarea

Cuando leí esta historia hice la comparación entre Juan el apóstol del amor y el Juan que vemos en el relato. Queda claro cual era la actitud de los apóstoles y primeros cristianos hacia las herejías.

XVIII 1. Por ese tiempo Cerinto se hizo jefe de otra herejía. Cayo, al cual citamos antes, escribe sobre él lo siguiente en la investigación que se le atribuye:

2. «También Cerinto introduce ciertos milagros por unas revelaciones que afirma fueron escritas por un gran apóstol, y dice falsamente que le fueron enseñadas por ministerio de ángeles, que, tras la resurrección, el reino de Cristo será terrenal y que la carne que estuvo en Jerusalén será esclava de nuevo de pasiones y placeres. Siendo como es un enemigo de las Escrituras de Dios, y deseando engañar, asegura que tendrá lugar una fiesta nupcial de mil años».

3. Dionisio, que recibió el episcopado de la región de Alejandría durante mucho tiempo, también menciona a este mismo hombre en el libro II de sus Promesas, cuando dice que ciertos aspectos del Apocalipsis de Juan fueron recibidos de una tradición ya desde antiguo. Escribe así:

4. «Asimismo Cerinto, el que formo la herejía que lleva su nombre, la herejía cerintiana, y que deseó acreditar su ficción con un nombre digno de fe. El fundamento de su enseñanza es éste: que el reino de Cristo será terrenal.

5. »Y puesto que él mismo era un amador del cuerpo y totalmente carnal, anhelaba que sería como él soñaba: con saciedad del vientre y debajo del vientre, es decir con alimentos, con bebidas y con uniones camales, y con todo aquello con lo que creía se proporcionaría todos estos placeres del modo más elogioso: fiestas, sacrificios e inmolaciones sagradas».

6. Esto, según Dionisio. E Ireneo, tras explicar, en el libro I de su tratado Contra las herejías, alguna de las más vergonzosas creencias falsas de Cerinto, también expone por escrito, en el libro III, un relato no digno de olvido, según parece procedente de la tradición de Policarpo. Asegura que, en cierta ocasión, entrando el apóstol Juan en unos baños con la intención de lavarse, y notando la presencia de Cerinto en el interior, se apartó del lugar y huyó en dirección a la puerta, pues no podía aguantar el permanecer en el mismo techo que aquél. Además exhortaba con las siguientes palabras, a los que con él se hallaban, que le imitasen: «Huyamos, no vaya a ser que los baños se desmoronen porque está dentro Cerinto, el enemigo de la verdad».

¡ Cualquier parecido con la realidad actual es pura coincidencia !. El problema con los herejes de hoy es que ellos desprecian y desechan la historia, para ellos esta no tiene ningún valor y la desconocen a la hora de proclamar sus falsas enseñanzas. Son enemigos de la historicidad de la Iglesia.

Pueden leer los tres tomos de Eusebio en:

 http://escrituras.tripod.com/Textos/HistEcl00.htm

jueves, 5 de agosto de 2010

Relato Acerca Del Soberano De Edesa – Eusebio De Cesarea

Es bueno saber la historia. Interesante relato de Eusebio. Les invito a leer las crónicas completas.

XIII 1. A continuación paso a narrar el relato acerca de Tadeo. La noticia de la naturaleza divina de nuestro Señor y Salvador Jesucristo se extendía a todos los hombres debido a su poder para llevar a cabo maravillas, y atrajo a numerosas personas (incluso a extranjeros alejados de Judea) con la esperanza de curación de sus enfermedades y de todo tipo de sufrimiento.

2. Así se encontraba el rey Abgaro, que gobernaba muy diestramente sobre los pueblos de más allá del Eufrates, y su cuerpo se iba destruyendo por una enfermedad terrible e incurable dentro de las posibilidades humanas. Por lo tanto, cuando el nombre de Jesús llegó a él reiteradamente y también su poder testificado por todos con unanimidad, inmediatamente se convirtió en un suplicante suyo y le envió una carta a través de un correo pidiendo le concediera la liberación de su enfermedad.

3. No obstante, Jesús no respondió a su llamado entonces, pero juzgó que era digno de una carta particular en la que le prometía enviarle a uno de sus discípulos para procurarle la curación de su dolencia juntamente con la salvación para él y también para todos los suyos.

4. Poco después le cumplió la promesa. Luego de la resurrección de los muertos y la ascensión a los cielos de nuestro Salvador, Tomás —uno de los doce apóstoles—, impulsado por Dios, envió a Edesa como heraldo y evangelista de la enseñanza de Cristo a Tadeo (que pertenecía a los setenta discípulos de Cristo) y la promesa de nuestro Salvador se vio completada por medio de él.

5. Hay testimonio escrito disponible acerca de todo esto en los archivos de Edesa, que entonces era la ciudad de la Corte. Todo esto se halla conservado esmeradamente hasta hoy en los documentos oficiales de aquel lugar, que contienen los hechos antiguos y los contemporáneos de Abgaro. De todos modos, nada será tan exacto como escuchar las cartas que nosotros hemos sacado de los archivos y traducido del siríaco como sigue:

Copia de la carta escrita por Abgaro a Jesús, la cual le envió a Jerusalén a través del correo Ananías

6. «Abgaro Ucama Toparca, a Jesús, Salvador bueno que se mostró en la región de Jerusalén, salud:

»He oído acerca de ti y de tus curaciones, llevadas a cabo por ti mismo como si prescindieras de medicinas y de hierbas, pues según la noticia que corre, haces que los ciegos vean y que los cojos anden, sanas a los leprosos y echas fuera espíritus impuros y demonios, sanas a los atormentados con enfermedades largas y resucitas muertos.

7. »Tras oír esto de ti creo que hay dos opciones. O eres Dios y habiendo bajado del cielo llevas a cabo estas obras, o puesto que las haces eres el hijo de Dios.

8. »Por esta razón, he escrito suplicándote que vengas a mí y me sanes de mi enfermedad. También he sabido que los judíos murmuran contra ti y quieren tu mal. Mi ciudad, aunque pequeña, es responsable, y será suficiente para ambos».

9. Así escribía estando entonces iluminado por un poco de luz divina. Sin embargo, merece la pena escuchar la respuesta de Jesús a través del mismo correo; una carta breve, pero contundente.

Respuesta de Jesús a Abgaro, Toparca, por mediación del correo Ananías

10. «Bienaventurado si creíste en Mí sin haberme visto. Pues de mí está escrito que los que me han visto no crean, para que también los que no me han visto crean y sean salvos. Pero acerca de lo que me escribes que vaya a ti, me es preciso cumplir todo mi cometido aquí, y, una vez realizado, sea tomado al que me envió. Mas cuando haya sido tomado te enviaré uno de mis discípulos para que te proporcione sanidad y vida a ti y a los tuyos.»

11. A estas cartas acompañaba también lo siguiente en siríaco: «Pero después de la ascensión de Jesús, Judas, llamado Tomás, envió como apóstol a Tadeo, uno de los setenta, el cual, habiendo llegado, se hospedó en casa de Tobías hijo de Tobías. Cuando se extendió el rumor acerca de él, se comunicó a Abgaro que había ido a aquel lugar un apóstol de Jesús, de acuerdo con lo prometido por carta.

12. »Así pues, Tadeo empezó con el poder de Dios a sanar toda enfermedad y debilidad, de manera que todos quedaban maravillados. Cuando Abgaro oyó los grandes y admirables hechos, y como sanaba, sospechó que se trataba del discípulo del cual Jesús le había escrito en la carta cuando le dijo: "Cuando sea tomado arriba en el aire, enviaré a uno de mis discípulos para sanar tu enfermedad."

13. »Mandó llamar a Tobías, en casa del cual se hospedaba, y le dijo: "He oído que posa en tu casa un hombre poderoso, envíamelo." Tobías se dirigió a Tadeo y le dijo: "Abgaro, Toparca, me llamó para decirme que te llevara a él para que le sanes." Tadeo le dijo: "Subiré yo, que he sido enviado a él con poder."

14. »Madrugando el día siguiente, Tobías tomó a Tadeo y fue a Abgaro.Tadeo llegó estando en pie los magnates del rey, y en el preciso momento en que él entró se apareció a Abgaro una gran visión de la faz del apóstol Tadeo. Cuando Abgaro le vio se prosternó ante Tadeo, sorprendiendo a los presentes; pues no veían la visión que sólo se apareció a Abgaro.

15. »Entonces preguntó a Tadeo: "¿Eres tú en verdad el discípulo de Jesús, el hijo de Dios, que me dijo: 'Te enviaré uno de mis discípulos, el cual te proporcionará sanidad y vida'?" Y Tadeo dijo: "Porqúe has creído en gran manera en el que me envió, he sido enviado a ti, y de nuevo, si creyeres en Él, tendrás los ruegos de tu corazón."

16. »Abgaro respondió: "Hasta tal punto creí, que hasta incluso deseé tomar un ejército y destruir a los judíos que lo crucificaron, si no hubiera sido por el rechazo del Imperio Romano." Pero Tadeo le dijo: "Nuestro Señor cumplió la voluntad de su Padre."

17. »Le dijo Abgaro: "Yo también he cerído en Él y en su Padre." Y Tadeo respondió: "Por esta misma razón pongo mi mano sobre ti en su nombre." Y al instante de hacerlo Abgaro fue sanado de su enfermedad y de sus sufrimientos.

18. »Abgaro se maravilló de que aquello que había oído acerca de Jesús ahora lo confirmaba éon los hechos, por medio de su discípulo Tadeo, el cual, prescindiendo de medicinas y de hierbas, le sanó, y no sólo a él, sino también a Abdón, hijo de Abdón, que tenía gota. Este también acudió a Tadeo y, postrándose a sus pies, fue sanado mientras suplicaba con sus manos. Tadeo también sanó a muchos conciudadanos y anunciaba la Palabra de Dios, haciendo maravillas y grandezas.

19. »Luego Abgaro dijo: "Tú con el poder de Dios haces estas cosas y nosotros nos maravillamos por ellas. Pero yo también te suplico que nos des a conocer acerca de la venida de Jesús: cómo tuvo lugar, y de su poder, con qué tipo de poder realizó las cosas que yo he oído."

20. »Tadeo replicó: "No hablaré ahora, pero ya que fui enviado a proclamar la palabra, mañana reúne a todos los ciudadanos y les predicaré sembrando en ellos la Palabra de Vida. Entonces hablaré de la venida de Jesús; cómo fue; de su cometido, por qué fue enviado por el Padre; con qué poder lo hizo; de la novedad de su enseñanza, de su pequeñez y de su humillación; cómo se humilló a sí mismo, se desprendió de su divinidad y la empequeñeció, y cómo fue crucificado, y cómo habiendo descendido al Hades derribó la barrera que había estado cerrada por los siglos y resucité muertos, y cómo a pesar de haber descendido solo, ascendió a su Padre con una multitud, cómo está sentado en los cielos con gloria a la diestra de Dios Padre, y cómo vendrá de nuevo con poder para juzgar a los vivos y a los muertos."

21. »Por lo tanto Abgaro, ordenó que al alba se reunieran sus ciudadanos y prestaran atención al mensaje de Tadeo. También mandó que se diera a Tadeo oro y plata no acuñada. Pero él la rechazó con estas palabras: "Si hemos abandonado lo nuestro, ¿cómo tomaremos lo ajeno?"»

22. «Esto tuvo lugar en el año 340».

Por el momento, este relato traducido del siríaco, no será inútil y me parece suficiente.

Tomado de: Historia Eclesiástica, de Eusebio de Cesarea, tomo I. Editorial CLIE