miércoles, 13 de noviembre de 2013

Amor Es: Tratar Bien Al Caído: Gálatas 6:1-5

INTRODUCCION:

Con respecto al título (Las láminas de Amor Es:). Podría decir muchas cosas acerca de la carta de Pablo a los Gálatas, pero me voy a limitar a lo que considero lo más importante. Durante siglos el único baluarte, el único muro moral contra el libertinaje del mundo fue el legalismo judío, de tal manera que en el corazón de ellos se creían dueños absolutos de la revelación divina. Para un judío recién convertido su aceptación de Cristo no era considerada como un sustituto de la ley. La ley llego a convertirse en lo más importante incluso por encima del Dios que se las dio. Cuando el evangelio es predicado a los gentiles la ley no estaba por ningún lado cosa que afecto los judíos cristianos, que de una vez comenzaron a insistir en que la ley se enseñara a los cristianos gentiles. Pablo se opuso y la carta a los Gálatas es quizás el documento más fuerte que escribe el apóstol sobre el tema. La controversia termino en el concilio de Jerusalén. Tres aspectos principales que enseña la carta.

1. El hombre es justificado por la fe y salvo por gracia, sin necesidad de la ley

2. El hombre debe vivir bajo la disciplina del Espíritu Santo. (La obra del ES tiene que ver con la obra de Dios en mi vida, la llenura del ES tiene que ver con mi relación y experiencia personal con Dios, la disciplina del ES tiene que ver con la práctica del evangelio). La disciplina (Practica continua lleva al fruto).

3. El hombre expresa su fe por medio del amor.

Hay un marcado contraste entre la religión (judíos) y el evangelio.

Quien vive una religión esta en otro evangelio. Quien vive bajo la disciplina del Espíritu Santo con el amor como evidencia de su fe está en el verdadero evangelio. ¿Estaremos viviendo nosotros otro evangelio?

El tercer punto define el mensaje de hoy. “El hombre expresa su fe por medio del amor”. Se evidencia el amor en el trato que le damos a los que han caído.

Un hombre para poder amar debe haber crucificado la carne con sus pasiones y deseos. El amor verdadero no fluye en un ambiente de maldad.

El amor debe expresarse al:

I. SORPRENDER.

Exegesis:

El apóstol no desconoce la dos realidades: Las obras de la carne y el fruto del ES.

La palabra sorprendido tiene dos connotaciones:

- Discernir.

Si nos damos cuenta que un hermano ha caído. Si el Señor nos da la sabiduría y el conocimiento de la situación de alguien. Si al verlo nos damos cuenta que algo está pasando, que ya no es el mismo, que algo anda mal.

- Descubrir.

Si recibimos información sobre el pecado de alguien y la pudimos confirmar. Si pillamos a un hermano con las manos en la masa.

En estos dos casos el pecado no es confesado hasta no ser descubierto, o sea, que el pecado es premeditado.

- En los dos casos, la palabra falta significa: “Maldad en su grado más alto”.

La invitación de Pablo es a actuar como espirituales. Los espirituales se conocen por que aman.

Resonancia:

¿Qué pasa hoy?

¿Si discernimos, si nos damos cuenta que algo anda mal con un hermano, que ha caído?: Lo comentamos con alguien.

¿Si descubrimos el pecado de un hermano?. Nos escandalizamos, lo comentamos con algunos y por ultimo vamos al pastor.

¿Si no enteramos del fracaso espiritual de un hermano?. Lo comentamos, nos escandalizamos, lo contamos al pastor y nos comparamos. (De palabra o de hecho).

Si comentamos, nos escandalizamos y nos comparamos con el que ha caído somos unos inmaduros y nada espirituales.

¿Y el amor donde esta? y ¿La restauración donde esta?.

¿Alguien me puede decir donde encontramos a un hombre o mujer espiritual?.

Si el amor está ausente la espiritualidad también lo está.

En resumen:

El religioso carece de amor. El cristiano es puro amor.

El religioso acusa y juzga. El cristiano te da la mano.

El religioso murmura de los demás. El cristiano guarda silencio y protege a su hermano.

El religioso se escandaliza con el fin de mostrarse superior. El cristiano toma con calma la situación porque se conoce así mismo.

El amor tiene que estar presente cuando sorprendemos a un hermano.

¿Por qué el cristiano de hoy no pide ayuda?. Por temor a ser señalado.

Ahora: Una aclaración con los caídos. No puedo echarles la culpa a mis hermanos de mi situación espiritual si caí y ellos no me ayudaron.

II. RESTAURAR.

Exegesis:

En contraste con el religioso, el cristiano está llamado a restaurar (remendar) . En contraste con el religioso el cristiano verdadero es espiritual, sin cuya condición ni usted ni yo podemos restaurar a nadie.

Para poder ser cristianos que ayudemos a otros las condiciones son:

- Espíritu de Mansedumbre. La idea es que debo ayudar a mi hermano que ha caído con gentileza, es decir, tratar bien, actuar de acuerdo a lo que se y lo que soy, con educación. Los años en el evangelio deben reflejarse en este tipo de situaciones.

- Tener conciencia de mis propias debilidades. Nadie podrá ayudar a otro si no entiende que está expuesto a las mismas cosas y que es susceptible de caer.

- Tener un adecuado concepto de mí mismo. El concepto de todo cristiano ha de ser el que expreso el apóstol Pablo en Filipenses 3:11-13. Pablo decía: “No soy perfecto, pretendo haberlo ya alcanzado, prosigo a la meta. Como cristiano debo estar consciente de que estoy en un proceso continuo hacia la madurez. Si ya me creo perfecto estoy en problemas.

- No ser soberbio. El principal aspecto de la soberbia es la competencia. ¿Quién es el mejor?. Si me creo mejor que los demás no soy apto para ayudar a otro, más bien soy un inmaduro.

Resonancia:

¿Dónde está la iglesia gentil?. Casi no se ve,

¿Dónde están los hermanos gentiles?. Casi no se ven.

¿Tratamos bien a los que han caído?. En muy poco porcentaje.

¿Dónde está la iglesia madura?. Prácticamente ausente.

Hoy día, muy pocos somos conscientes de nuestras debilidades. Muchos de nosotros pensamos que nunca íbamos a caer. ¿Qué paso?.

La perfección y la superespiritualidad son un defecto de la iglesia de hoy. Nos falta la humildad de Pablo. ¿Ya llegamos al final?, ¿Ya lo alcanzamos todo?. Estamos engañados.

Como se ve la soberbia en la iglesia!. Sin más comentarios.

En resumen:

El religioso maltrata y te avergüenza. El cristiano te ayuda a sanar tus heridas y a levantarte.

El religioso ignora sus debilidades. El cristiano está pendiente de ellas.

El religioso se cree perfecto. El cristiano se sabe imperfecto.

El religioso se compara con otros. El cristiano mira la viga en su ojo.

III. SOBRELLEVAR

Exegesis:

Pablo de manera intencional les dice: Hay una ley que ustedes interpretaron a su manera y se volvieron religiosos y que ya pasó. Ahora la ley vigente es la ley de Cristo. Esta nueva ley es muy diferente a la otra y es la que a partir de ahora deben cumplir.

Sobrellevar, es ayudar a cargar a otro su carga mientras al mismo tiempo llevo la mía.

Carga aquí no tiene una definición exacta. Abarca desde lo más pequeño a lo más grande. Desde las dificultades más pesadas hasta las más livianas.

La orden para el cristiano es cargarla con su hermano. Para hacer lo anterior debe estar el amor presente.

Aquí cumplir es un imperativo. No hay opción.

El evangelio es el camino que todos nosotros transitamos para llegar al cielo. Ese camino lo hacemos juntos.

Resonancia:

Hoy en día, desafortunadamente la iglesia se ha quedado en el antiguo testamento. Fíjense no más el énfasis de las predicaciones. Parece que nos acomodamos más a la interpretación de la escritura que nos convierte en religiosos y nos exige menos.

Muchos no hemos entendido que estamos bajo una nueva ley: La ley de Cristo.

Hoy se fomenta el cristianismo individualista. Se ha perdido la noción de comunidad, y muchos de nosotros nos sentimos cómodos. “Ese es otro evangelio”.

Si preguntara: ¿Llevamos nosotros la carga con nuestro hermano?, ¿Cuál sería la respuesta?.

Hoy en día nos molesta cualquier cosa. Nos hemos vuelto irritables.

En este contexto el Señor nos dice: Cumple mi ley. No importa la carga que tu hermano este llevando, llévala con él.

Si eres cristiano cumplirás la ley de Cristo.

¿Cómo estamos caminando?

CONCLUSION:

¿Cómo reaccionamos frente a los hermanos que han caído?

¿Somos de los que ayudamos o somos de los que señalamos?

¿Sobrellevamos las cargas de los otros?

¿Cumplimos la ley de Cristo?

¿Somos religiosos o somos cristianos?

Si somos religiosos estamos viviendo otro evangelio.

Escenas para ilustrar

Escena 1: Grupo de creyentes caminando, uno cae, otro se adelanta murmura y señala.

Escena 2: Grupo de creyentes, uno cae, uno se da cuenta se devuelve y lo ayuda.

Escena 3: Gente caminando sin compartir las cargas. Ese no es el evangelio.

Escena 4: Gente caminando sola. Ese no es el evangelio.

Escena 5: Gente caminando compartiendo cargas y ayudándose unos a otros. Ese es el evangelio.

¿En cuál de las escenas nos vemos?

Dios te bendiga

viernes, 25 de octubre de 2013

No y Si. Santiago 2:1-13 (Bosquejo)

Idea central: El cristiano no discriminar a nadie por motivos egoístas, pero si tratar con equidad y misericordia a los demás. Ese es el principio de la verdadera religión.

Introducción:

Cuanto tienes, cuanto vales. Esa es la regla que el mundo usa para decidir cómo trata a alguien.

¿Sera que en la Iglesia del Señor sucede?

I. NO A LA DISCRIMINACION. 1-4

Exegesis:

En la comunidad a la que Santiago escribe, el pobre estaba siendo discriminado. Santiago les dice que la fe se evidencia en que el cristiano en la práctica no discrimina a nadie.

El trato desigual lleva implícito el interés personal de los creyentes en sacar provecho del mismo.

Los líderes de la comunidad habían caído también en esta práctica.

Resonancia:

¿Sera que en la iglesia de Hoy pasa igual?

¿Sera que en el liderazgo de hoy pasa igual?

¿Será que discriminamos al pobre para sacar provecho de los ricos?

II. NO A LA AFRENTA. 6-7

Exegesis:

¿Cuál es la actitud de Dios?

Eligio a los pobres para que sean ricos en fe y herederos del reino.

La comunidad y sus líderes habían insultado a los pobres y tratado bien a los ricos para quedar como unos príncipes delante de ellos a pesar de que estos muchas veces se burlaban de su fe, los oprimían con bajos salarios y abusaban de la ley poniéndola en su contra.

Con su actitud estaban yendo en contra de lo que Dios había establecido.

Resonancia:

¿Cuál es nuestra actitud hacia los pobres?

¿Damos a quien tiene como devolvernos?, ¿Tratamos bien a quien nos puede favorecer?

¿Entendemos que discriminando al pobre estamos en contra de la voluntad de Dios?

III. SI AL AMOR Y LA MISERICORDIA. 8-13

Exegesis:

Discriminar al pobre es sinónimo de falta de amor. La discriminación es pecado, es un pecado en contra del amor. La discriminación nos a hace culpables ante Dios. Puede ser la comunidad más religiosa pero si discrimina lo demás no le sirve para nada.

Para ser verdaderos cristianos deben cumplir con todo.

La comunidad debe actuar con misericordia frente al desvalido frente a aquel que no tiene como devolver el favor. El misericordioso ama y busca el bien de, los demás.

Resonancia:

¿Podemos identificar la falta de amor en la iglesia teniendo como evidencia la discriminación entre hermanos?

Si en la iglesia existe la discriminación estamos ante una iglesia sin amor

Si en la iglesia no existe la misericordia estamos ante una iglesia culpable. Una iglesia que ha faltado al segundo y más grande mandamiento: Amaras a tu prójimo como a ti mismo.

Conclusión:

¿Somos de los que discriminamos?, ¿Somos de los que insultamos con nuestras actitudes?.

¿Donde esta el amor?

¿Que vamos a hacer a partir de hoy?

Por ultimo: (Para pensar)

¿Qué lugar tiene el pobre en la agenda de la iglesia?, ¿Qué lugar tiene el pobre en mi agenda?

La Verdadera Religión. Santiago 1:26-27 (Bosquejo)

Idea Central: La verdadera religión se conoce en la práctica, que consiste en frenar la lengua, servir al prójimo y conservarse puro para Dios.

INTRODUCCION:

El mundo está lleno de gente religiosa.

Es posible que muchos de nosotros llevemos una vida religiosa.

La vida religiosa nos ha llevado a vivir una distorsión del evangelio.

Templanza

I. FRENAR

- La lengua.

- Por qué?

Resonancia:

¿Sera que la mención de Santiago a la lengua es exagerada?. Para nada.

La lengua es uno de los elementos más destructivos que la humanidad ha tenido durante toda su historia.

Chisme, calumnia, murmuración, maltrato, etc.

Alguien dijo: La lengua aunque no tiene huesos rompe muchos huesos.

¿Sera que la Iglesia de hoy tiene una lengua sin freno?

El verdadero cristiano es el que ha aprendido a frenar su lengua.

II. SERVIR

- Al necesitado.

- Al prójimo.

- Al hermano.

1 Juan 3:17-18

Resonancia:

El mundo de hoy nos ha enseñado que no hay que servir. Hay que tener éxito para que otros nos sirvan. Hay que ser prósperos para que otros nos sirvan. Hay que tener poder para que otros nos sirvan.

La iglesia de hoye no es ajena a estas cosas. Es más se viven en ella de manera absurda creyendo que eso es estar bendecido.

Así se estimula el egoísmo de los justos.

A la gente se le olvido servir y lo que Jesús Dijo: Mateo 20:26-28

III. CONSERVAR.

- Puro para Dios.

Resonancia:

- Romanos 12:1-2

Vivimos en un mundo liberal.

Vivimos en un mundo relativista.

La iglesia ha sido invadida por estos conceptos.

La pureza se ha perdido.

Hay que recuperar la vida.

CONCLUSION:

Frenar, servir y conservar. Tres cosas para ser verdaderos cristianos.

Desechar, Recibir y Hacer Santiago 1:19-25 (Bosquejo)

Idea Central: Al desechar la inmundicia, nuestro corazón está apto para recibir la Palabra para luego ser practicada en nuestra vida.

INTRODUCCION:

Tardos para oír, para hablar y airarse. Prudencia

Templanza

I. Desechar

- Inmundicia y malicia.

- Preparar el corazón

- Limpiar el corazón.

Resonancia:

Vivimos en un mundo que ha desechado el bien.

Vivimos en un mundo al que le encanta la suciedad.

La iglesia no es ajena a esto. Es posible que muchos de nosotros hayamos desechado el bien y estemos prefiriendo la maldad.

Es hora de reaccionar.

II. Recibir

- Para recibir hay que oír.

- Con mansedumbre

Resonancia:

Vivimos en un mundo donde nadie quiere escuchar.

Vivimos en un mundo donde nadie quiere aceptar la opinión y mucho menos la corrección de otros (Incluyendo sus padres)

Vivimos en un mundo donde cada quien quiere hacer su voluntad.

¿Y la iglesia qué?

Escucha?

Recibe?

Es mansa?

Si nos miramos en este espejo. Que vemos?

III. Hacer

Oidores y hacedores

Cuando practicamos la palabra podemos ver en el espejo el rostro de un verdadero cristiano.

Resonancia:

En un mundo anárquico, que no se sujeta nada, la invitación de Dios para nosotros es a “HACER”.

Si hay algo en que la Iglesia de Hoy no pasa el examen es en el hacer.

Dios una y otra vez nos exhorta y seguimos igual.

El que todo esté bien no significa que Dios aprueba lo que estás haciendo con tu vida.

Romanos 2:4

CONCLUSION:

Bienaventurado

Maldad, Pecado y Decadencia. Santiago 1:13-18 (Bosquejo)

Texto:

13 Que nadie diga cuándo es tentado: Soy tentado por[m] Dios; porque Dios no puede ser tentado por el mal[n] y El mismo no tienta a nadie. 14 Sino que cada uno es tentado cuando es llevado y seducido por su propia pasión[o]. 15 Después, cuando la pasión[p] ha concebido, da a luz el pecado; y cuando el pecado es consumado, engendra la muerte. 16 Amados hermanos míos, no os engañéis. 17 Toda buena dádiva y todo don perfecto viene[q] de lo alto, desciende del Padre de las luces, con el cual no hay cambio ni sombra de variación. 18 En el ejercicio de su voluntad, Él nos hizo nacer por la palabra de verdad, para que fuéramos las[r] primicias de sus criaturas.

Idea Central:

Nuestra maldad nos lleva a pecar teniendo como resultado decadencia en la vida espiritual.

Introducción

La maldad esta en nuestro corazón. Nosotros somos nuestros principales enemigos. Siempre buscamos en las cosas externas las razones de nuestra debilidad.

Dios no nos coloca tentaciones. Dios no permite que seamos tentados.

I. La Maldad (Condición del corazón) (14)

Exegesis

Pocos reconocemos la maldad que hay en nuestro corazón. Siempre vemos los pecados de otros y no los nuestros. Mateo 7:4-5.

El primer paso para crecer en lo espiritual es ser consciente de nuestra maldad.

Resonancia:

Vivimos en la época de lo relativo. Nada es bueno ni malo. Todo depende.

Vivimos en la época en que nos hemos vuelto especialistas en justificarnos.

La iglesia ha sido afectada. Podemos estar en la más grande maldad y no lo reconocemos. Buscamos justificaciones de todo tipo.

II. El Pecado (Acto) (15)

Exegesis:

El pecado es consecuencia de una condición interior. El pecado es el reflejo de un corazón enfermo.

Antes de pecar se ha dado un proceso interno. El pecado es el resultado.

Jesús hizo énfasis en el corazón del hombre. Mateo 15:8: Este pueblo de labios me honra;
Más su corazón está lejos de mí.

Resonancia:

Vivimos en una época donde el pecado abunda. Los corazones enfermos se cuentan por millares. Somos testigos de una u otra manera de crímenes, violaciones, robos, maltrato y mucho más.

Vivimos en un tiempo donde la humanidad esta enferma.

La iglesia no es ajena. El pecado abunda. El pecado ha engañado a muchos creyentes. Quiero resumir en una frase del teólogo Miguel Núñez: “Hay una cosa peor que no ser cristiano y es no serlo y creer que lo eres”.

III. La Decadencia (Condición Final). (15)

Exegesis:

El resultado de la maldad y el pecado es la decadencia espiritual (Muerte). Poco a poco y sin darnos cuenta nuestra espiritualidad va siendo consumida, dando lugar a una vida de maldad.

El resultado de la maldad y el pecado consiste en que poco a poco nos vamos alejando de Dios y cuando nos venimos a dar cuenta es tarde.

La maldad y el pecado engañan hasta producir la muerte.

Resonancia:

Vivimos en un mundo decadente. La decadencia se ve todos los días en el egoísmo, la falta de solidaridad, la intolerancia, el crimen, etc.

Vivimos en un mundo donde los actos corresponden más a los de animales salvajes en medio de la jungla que a hombres y mujeres hechos a la imagen y semejanza de Dios.

La iglesia no es ajena a esto. Hoy día vemos en la iglesia envidias, murmuraciones, conspiraciones y mucho más.

Tal es la decadencia que a pesar de lo que se conoce de Di0s y de la Palabra se persiste en actuar equivocadamente.

Conclusión:

Dios nos hizo renacer. Todo don perfecto viene de Él. Nos hizo renacer para ser nuevas criaturas. 2 Cor 5:17, para ser nuevos hombres y nuevas mujeres.

No permitamos que esa nueva criatura que somos vuelva de nuevo a la vieja naturaleza de donde fuimos rescatados.

Si hoy estamos en decadencia, podemos comenzar otra vez. Dejemos que Dios restaure lo que nosotros hemos destruido.

Dios les bendiga

jueves, 29 de agosto de 2013

A EL OID Marcos 9:1–13 Por Pastor Joaquín Madera

Introducción: La gente se convierte en lo que escucha. Si escuchas al político, terminas hablando y justificándote como el político. Si escuchas al legalista, terminas siendo legalista, si escuchas al violento terminas siendo violento. Pero si escuchas a Jesús, terminas siendo como él.

En este relato el autor sagrado presenta a Jesús, entre las voces de dos hombres que hablaron por años a la nación de Israel, fueron la inspiración de muchos.

Propuesta: Escuchando a Jesús, para que el cielo descienda a la tierra.

¿Cómo podemos escuchar a Jesús? Teniendo intimidad, despiertos para ver y atentos muy atentos para escuchar.

Este relato sus discípulos vieron la gloria de hombres muy importantes para la historia de su pueblo, para quedarse con la gloria, voz y misión de – Jesús.

¿Bajo qué contexto se da el relato? ¿Cuándo se da?

8 días después de la declaración de Pedro – la cual estuvo relacionado con Moisés, Elías, Jeremías o Juan el Bautista.

- Es el mesías, pero no el político liberador del imperio (Moisés), sino uno que se entregaría. Sus seguidores también deberían hacerlo.

Les aseguró que algunos de ellos verían su gloria – ¿Como lo hizo?

1. TENIENDO INTIMIDAD - ¿Qué paso? Los apartó de la multitud y a estos del grupo

a. Estando en oración, se transformó. Eso lo informa Lucas.

Implicación: Cuando entramos en intimidad a través de la oración hay transformación de la vida, el carácter, la gente se vuelve mas atractiva.

- Cuando vean a alguien gruñendo y pataleando es porque no está orando.

¿Qué más ocurre en la vida de intimidad?

b. La gloria de Dios desciende

Es algo que sobrepasa lo sobrenatural – Es un cuadro del cielo en su segunda venida en gloria.

Dios siempre ha querido hacer transformaciones y mostrar su gloria ¿Qué espera de nosotros?

2. DESPIERTOS PARA VER

¿Qué le paso a Pedro, Juan y Jacobo? Se durmieron. Que contraste, fueron llamados para orar, pero se quedaron durmiendo. Estos hombres como representan a la iglesia. Pero la gloria del señor nos hace abrir los ojos para que veamos ¿Qué vieron?

A Moisés y a Elías ¿Por qué a estos hombres? Estos hombres eran un referente para la nación- estaban compitiendo por la identidad y misión de Jesús. Recordar como lo asociaron con ellos al procurar definirlo.

Moisés= Liberador – Legislador. Tenían mucho celo y respeto de él. Rayaban en la veneración de este hombre. Su rostro alguna vez resplandeció, ahora se opacó ante la fuente de luz que lo hizo resplandecer en el monte Sinaí.

Moisés es la voz de la ley, de la liberación a través de juicios del opresor

Elías= el profeta de los milagros y los juicios – Relatar lo que hizo – Dios le respondió con fuego, pero no le habló ni a él, ni al pueblo. Por eso no hubo transformación ni en él, ni en el pueblo. Solo cuando estuvo en la cueva a solas, Dios le habló.

Vinieron a hablar con Jesús acerca de su partida y muerte a Jerusalén – Me imagino que cada uno lo invito a seguir su estilo – pero dijo: NO YO VOY POR LA MUERTE.

Pedro y sus compañeros están frente a algo extraordinario Moisés y Elías se van --- Pedro quiere retenerlos. ¿Cómo es posible que se vayan? Que se queden.

Hay dos cosas:

- Queremos quedarnos en la contemplación (Hay momentos que no deberían terminar. Hay segundos que tendrían que ser eternidad cuando tu espíritu Señor se toca con el mío y mi corazón estalla en adoración. Te adoro mi Señor, no hay nada alrededor, solo estamos tú y yo)

- Queremos retener los modelos y voces de los hombres importantes. Queremos seguir apegados a lo que conocemos.

Implicación: la contemplación es buena, pero no podemos quedarnos en ella – Hay que bajar del monte para entrar en acción. Abajo hay endemoniados, padres desesperados.

- Los hombres por importantes que sean vienen y se van, solo Jesús queda con nosotros.

Estando en esta propuesta (Hacer enramadas) – es interrumpido por el creador de esta escena y les va a decir: yo les mostré a Moisés y a Elías – Ellos no son los hombres a escuchar.

3. ATENTOS A ESCUCHAR

La escena es interrumpida por una voz, la voz celestial. Si Dios no habla, las manifestaciones milagrosas no tienen sentido, ni transforman la vida.

Jesús es la voz entre las voces.

Dios te da opciones de escuchar otras voces, pero la única que vale la pena escuchar es la de Jesús.

Moisés= es la voz de la ley con trueno que espanta.

Elías: Es las voz del Juicio con fuego que mata

Jesús: Es la voz del amor, el perdón y reconciliación, que te trae el cielo a la tierra para que lo disfrutes.

La pregunta es ¿Estamos escuchando a Jesús? ¿Lo escucharon los discípulos en mención? Parece que no 9: 44 Voy a ser entregado. 9: 46 Ellos estaban peleando el poder, Estaban siendo sectaritas 9: 49 9:54 Los de la visión seguían escuchando a Elías. Querían pedir fuego del cielo.

¿Cómo nos parecemos nosotros a ellos aun en nuestras oraciones? Muchas veces se escuchan las voces del resentimiento, de la venganza, del sectarismo religioso.

Ilustración: El señor es el mesías que se entrego por la humanidad, el no quiere cruzadas para defenderlo, el solo quiere que le obedezcamos – María fue quien lo escuchó y no estuvo presente en la visión. Ejemplo de Musulmanes.

REFLEXIONES

Para escuchar a Jesús hay que tener INTIMIDAD. Si no hay intimidad no habrá transformación. Para escuchar a Jesús hay que estar DESPIERTOS, sino lo estamos nos perdemos LA GLORIA DE DIOS. Para poder escuchar a Jesús, hay que estar atentos, necesitamos oídos atentos para escuchar la voz de Dios. Jesús es la voz a ESCUCHAR.

Hay hombres influyentes en la vida, pero Jesús es la única voz a escuchar. Posiblemente Pastores, evangelistas, etc.

Los hombres vienen y se van, pero solo Jesús queda con nosotros. Los caudillos nunca permanecen, siempre se van. Ej de Chávez.

Escatología: Moisés murió, Jesús lo resucitará. Elías fue Arrebatado, pero el Señor arrebatara a su iglesia.

CONCLUSION

¿Qué voz estamos escuchando? Si escuchamos a Jesús, nos pareceremos a él.

Escuchando a Jesús, Las demás voces pierden su importancia. La voz del cielo es muy clara “este es mi hijo amado a EL OID”. Escuchemos a Jesús, y el cielo siempre descenderá para estar con nosotros.

domingo, 25 de agosto de 2013

DESUBICADOS JUECES 21:25

INTRODUCCION:

La vida de Sansón refleja lo que fue la época de los Jueces para Israel. El pueblo vivía totalmente desubicado, confundido por el pecado, cada uno vivía de acuerdo a su propio saber y entender.

Como se puede definir una persona desubicada:

- Es aquella que actúa por impulsos.

- Es aquella que no piensa en las consecuencias de sus actos.

- Es aquella que a pesar de sus errores vuelve a cometerlos y nunca aprende de ellos.

- Es aquella que no se somete a las reglas.

- Es aquella que frente a una situación no actúa como corresponde.

¿Es posible que en la iglesia muchos de nosotros estemos desubicados?

Sansón fue un hombre desubicado por qué:

I. TUVO EN POCO SU ELECCION.

Exegesis:

- Sansón es un milagro. Su madre era estéril. Su nacimiento fue planeado por Dios para que este hombre cumpliera una misión especial. “Librar al pueblo de Israel de mano de los filisteos”.

- Su padre y su madre fueron informados por Dios del asunto y durante su niñez, adolescencia y juventud Sansón fue instruido por ellos en cuanto al propósito de Dios con su vida.

- Sansón fue educado y levantado para que tuviera un carácter que le permitiera cumplir la misión que se le encomendó.

- “El niño será consagrado a Dios desde antes de nacer hasta el día de su muerte”.

Los elegidos de Dios son milagros. Se repite la historia una y otra vez en el AT. Isaac y Samuel por ejemplo. De Isaac nace Israel y Samuel tuvo un ministerio profético destacado.

Dios elige a un hombre con un propósito, con una misión específica. Para que el propósito de Dios se cumpla es requisito consagrarse a Él, sin embargo par Sansón ser el elegido de Dios no fue importante, no le dio la seriedad que esto merecía.

Miremos la Iglesia.

Efesios 1:4-14.

- Tú y yo fuimos elegidos antes de nacer.

- Para ser santos. (Consagrados).

- Adoptados hijos suyos.

- Redimidos.

- Con propósito.

- Herederos.

- Para alabanza de su Gloria.

- Marcados.

Es lo mismo. Es igual. La elección de Sansón y la nuestra, solo que a nosotros se nos amplia más el asunto. Mientras que a Sansón se le dice que es consagrado para un propósito, a nosotros se nos dice que fuimos elegidos para ser santos, para ser hijos, para ser redimidos, para ser herederos, para ser marcados y para alabanza de su gloria.

¿Qué les parece?

¿Cuál es el punto?

Resonancia:

Veamos tres resonancias. Para el mundo judío de la época de Sansón, para el mundo y para la iglesia.

- Para el mundo judío: El libro de los jueces termina con una frase contundente: “En aquella época no había rey en Israel; cada uno hacia lo que bien le parecía”.

- La vida de sansón fue el reflejo de la situación de su época. Israel era un pueblo de escasa espiritualidad, a quien le importaba poco su elección como pueblo de Dios y a quienes les importaba más su seguridad que su fe. (Israel frente al mar rojo).

- Para el mundo: Hoy día la situación es más grave. Vivimos en un mundo al que no le interesa lo espiritual. Un mundo que vive atraves de los sentidos y cuyo fin es encontrar placer carnal en todo lo que haga.

- Para la Iglesia: A la iglesia de hoy parece no importarle ser la elegida. La iglesia de hoy es una iglesia sin norte, que no sabe que es lo que quiere ni para donde va. Es una iglesia confundida, que vive su espiritualidad en una mezcla de fe y pecado y se siente bien así.

- El hecho de ser elegidos debería marcar nuestras vidas. La elección es una marca de Dios para la Iglesia que debería producir en ella la decisión de consagrarse a Dios,

- La moda es agradar al mundo y estar bien con Dios. Es igual al tiempo de los jueces. “Cada uno hacia lo que bien le parecía”. Lamento decirle que eso no es posible.

- Si fuéramos un pueblo que entendiera y valorara la elección tuviéramos vidas consagradas.

- ¿Qué efecto produce en mí el saber que fui elegido por Dios?. El resultado de entender y apreciar la elección es una vida consagrada. Si no entendemos lo extraordinario de ser elegidos viviremos desubicados.

II. TUVO EN POCO LA PALABRA.

Exegesis:

Sansón fue un hombre instruido en la ley.

Sansón sabía que para conservarse consagrado a Dios debía observar la ley.

Paradójicamente lo que hizo en casi toda su vida fue violarla.

El primer hecho que se registra esta en el capítulo 14:1-4. Vio una mujer filistea y se emocionó tanto que enseguida le dijo a sus padres que la quería por esposa. Primera violación.

Luego sus padres intentan persuadirlo y le dicen que si en Israel no hay mujer que le sirva. Sansón no oye el consejo de sus padres. Segunda violación. (En aquella época los padres escogían las esposas de los hijos).

Coloca a su esposa en una posición difícil cuando da una adivinanza en plena fiesta de bodas. Los filisteos la presionan y la hacen que les revele el acertijo luego que Sansón le cuenta. Para pagar la deuda va y mata a 30 filisteos. Deja a su esposa y al mes la vuelve a buscar. Su padre la había entregado a un amigo seguro de que sansón la odiaba. Lleno de ira quema los sembrados de los filisteos en venganza. Estos a su vez matan a la esposa y a su suegro, después masacra a una gran cantidad de filisteos y se esconde en una cueva.

Conclusiones de esta parte.

Sansón conocía la Palabra pero no la practicaba.

Sansón era un hombre gobernado por sus emociones.

Sansón era un hombre caprichoso. Lo demuestra el hecho que a la primera dificultad abandono a su esposa. La amaba en realidad?.

Comenzó a desobedecer y no reflexiono hasta el día de su muerte.

Su descenso fue paulatino. “Sansón descendió a Timnat”. No tenía nada que hacer allá. Fue al lugar equivocado y se expuso.

Resonancia:

Para el mundo judío de la época:

“Cada uno hacia lo que bien la parecía”. La vida de Sansón era un mensaje para el pueblo de Dios. El mensaje consistía en que el pueblo se diera cuenta de cómo se destruía una vida a causa de la desobediencia. Los israelitas fueron testigos de la caída paulatina de Sansón, pero sin embargo no copiaron el mensaje. El pueblo de Israel siguió siendo un pueblo emocional y caprichoso. (Cuando pidieron carne en el desierto por ejemplo).

Para el mundo actual:

Vivimos el tiempo de la imagen, de lo audiovisual. Nos llaman la atención los conciertos, los eventos. El mundo no quiere estudiar, no quiere leer, eso le aburre. Miren los muchachos de hoy.
Vivimos el tiempo del relativismo: No hay cabida para lo absoluto. En todas las religiones esta la verdad. No es la palabra si no una de las palabras. “Todo depende del cristal con que se mire”. Hoy anteponemos nuestro pensamiento, nuestra filosofía de vida a la palabra.

El Utilitarismo: El dicho de Dios no es tan importante como el hecho de Dios. Se ha desplazado a la palabra por los milagros.

El mundo hace lo que bien le parece.

Para la Iglesia:

Conocemos la Palabra de Dios. Somos eruditos pero no la practicamos.

En su mayoría, la iglesia es una comunidad gobernada por las emociones. Las emociones nublan el entendimiento y no nos permiten ver lo que Dios quiere para nuestra vida.

En su mayoría la iglesia es una comunidad caprichosa. Si no hacen lo que digo, si no me dan lo que pido, si la iglesia no se maneja como yo pienso entonces no sirve.

Hoy en día muchas vidas de cristianos poco a poco van en descenso, hacia la ruina y parece que no estuviera pasando nada.

Hoy en día cada uno hace lo que bien le parece y lo peor están convencidos de que están en lo correcto.

Nos exponemos al pecado plenamente y este nos atropella.

Santiago nos amplía el tema: 1:22-25

Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos.

23

Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella, éste es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural.

24

Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego olvida cómo era.

25

Más el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, éste será bienaventurado en lo que hace.

III. TUVO EN POCO SU MISION

Sansón vino al mundo con una misión. Liberar al pueblo de Israel del yugo de los filisteos. Él lo sabía. Él debía ser un líder inspirador que llevara al pueblo hacia su libertad.

Sansón debía gobernar a Israel, sin embargo su vida la pasó de mujer en mujer, matando muchas veces sin razón alguna, escondido en una cueva o prisionero de los filisteos. En su vida fue de un pecado tras otro.

Les pregunto: ¿Encontramos nosotros en la vida de Sansón que él le haya dado el primer lugar al cumplimiento de la misión que Dios le había encomendado?. No.

Para Sansón destruir a los filisteos se convirtió en algo personal. No tuvo en cuenta al pueblo para nada. Jueces 15:9-11.

Es más, en un momento se convirtió en una carga para su pueblo. Lo fueron a buscar tres mil hombres y le dijeron: “¿Por qué nos haces esto? Y Sansón respondió: Simplemente les he hecho lo que ellos me hicieron a mí”. Luego se entrega para que el pueblo no fuera masacrado por los filisteos.

Luego se enreda con Dalila y termina revelando de manera absurda el secreto de su don. A él no le importaba su misión sino el placer de una ramera.

Resonancia:

Para el mundo judío:

Al pueblo judío de la época poco le importaba Dios. Les importaba su comodidad.

Al pueblo judío de la época poco le importaba dar testimonio de Dios.

El hecho que Sansón fuera tan insensato no fue extraño para ellos. Eran iguales.

El pueblo aparece cuando su seguridad y comodidad es amenazada por los actos de Sansón.

Para el mundo actual.

Vivimos en un mundo hedonista. De total autocomplacencia.

Dios ha sido relegado.

Que alguien actúe de cierta forma a nadie lo escandaliza. Los excesos ya se han vuelto normales.

A nadie le importa el bien general sino que impera el egoísmo.

Para la Iglesia:

Hoy se nos predica comodidad, comodidad y comodidad. Dios se ha vuelto el mensajero nuestro. El empleado de servicios generales. La obligación de Dios es darnos pero yo no estoy obligado a darle nada a Dios.

A la iglesia de hoy le importa más la imagen y la apariencia que la práctica del evangelio. No nos preocupa nuestro mal testimonio.

La iglesia de hoy es como aquella montaña que produce eco. Todo le rebota.

La iglesia de hoy está igual al mundo. Nos importa complacernos. Nos hemos vuelto egoístas, soberbios, envidiosos y murmuradores de todo aquello que nos amenaza.

El creyente de hoy se ha vuelto una carga para la iglesia en vez de una bendición. Muchos de nosotros nos la pasamos generando problemas y conflictos en la Iglesia. ¿Qué generamos nosotros en la Iglesia?. Somos de los que damos amor, apoyamos la obra, oramos por los demás, ayudamos a los demás o somos de los que pasamos causando malestar en la comunidad. Que generamos en nuestra familia, trabajo, amistades. Analicemos.

No hay nada más pesado que una vida vacía.

A estas alturas muchos pensaran que estoy equivocado y que esta predicación no pasa el examen porque en el versículo 4 del capítulo 14 dice que era de parte de Dios que Sansón tuviera esposa filistea. Yo también lo creo, pero lo que no era de parte de Dios fue todo lo que paso después.

1 de Pedro 2:9-10

9 Pero vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido para posesión de Dios, a fin de que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable; 10 pues vosotros en otro tiempo no erais pueblo, pero ahora sois el pueblo de Dios; no habíais recibido misericordia, pero ahora habéis recibido misericordia.

¿Cómo estamos anunciando las virtudes?. Las virtudes no se anuncian con las palabras se anuncian con la vida.

CONCLUSION.

¿Y DONDE ESTA DIOS?

Sabe que me conmueve. LA SOBERANIA DE DIOS EN ESTE ASUNTO. La vida de Sansón no fue la ideal, fue un desastre. Sin embargo al final Dios cumple su propósito con Sansón.

Dios tiene misericordia de Sansón y lo respalda.

Dios tuvo compasión de Sansón a lo largo de 20 años, en los que Dios retarda su juicio. El Señor no le abandona a pesar de sus actos de desobediencia. Sansón se pasó toda su vida diciendo que sus actos eran la voluntad de Dios, convencido de que estaba en lo correcto. Al final el Señor se aparta de él y cae.

Al final de su vida reflexiona y se arrepiente.

Sin embargo la vida de Sansón fue la de un hombre desubicado, confundido entre sus emociones y la voluntad de Dios.

Es posible que la vida de sansón se parezca a la de muchos de nosotros, sin embargo Dios nunca nos ha abandonado, nos ha tenido paciencia, ha retardado su juicio. Dios está esperando nuestra reflexión.

Es posible que la vida de muchos de nosotros hoy sea un completo desastre. Nadie lo sabe. Solo Dios y yo. ¿Qué vamos a hacer?.

La invitación de Dios es a reflexionar, arrepentirnos, aceptar su misericordia y perdón.

Pidámosle a Dios que el sabernos elegidos nos marque, que nos ayude desde hoy a seguir su palabra, a consagrarnos a EL, a rendirle la vida y a llevar a cabo la misión que nos ha encomendado a su manera.

No importa lo desubicados que estemos. Dios nos espera.

Dios les bendiga

lunes, 15 de julio de 2013

Firmes Santiago 1:1-15

INTRODUCCION:

El mensaje de la epístola de Santiago tenía como destinatarios a los judíos que habían abrazado la fe cristiana. La referencia a las doce tribus de Israel da claridad sobre el tema.

Santiago llama la atención sobre tres aspectos:

- La firmeza en la fe. (La fe frente a lo externo)

- La fe se evidencia en la práctica. (La fe y su efecto en mi actitud frente al prójimo)

- La verdadera santidad como evidencia de la fe. (La fe y su efecto en el corazón)

En resumen, Santiago expone que la fe necesariamente debe tener resultados palpables en la vida de los cristianos.

El pasaje que nos ocupa, introduce el tema en los tres aspectos. La actitud del cristiano frente a las pruebas (Externo), la actitud del cristiano pobre o rico y la actitud del cristiano frente a la pobreza o la riqueza (Prójimo) y la actitud del cristiano frente a la tentación (Interno), Estos tres aspectos de la experiencia cristiana pueden mezclarse entre si . La epístola es una protesta contra la hipocresía.

Idea central: El cristiano permanece firme en su fe a pesar de las circunstancias adversas de la vida, no deja que la riqueza o la pobreza sean tropiezo y resiste la tentación.

¿Mostramos con lo que hacemos lo que decimos que somos?. La invitación del apóstol es a permanecer firmes en medio de los problemas, la economía y la tentación.

I. EL PROBLEMA 2-8

Exegesis:

El texto no habla del problemas si no de la actitud frente a los problemas de la vida (pruebas). Las pruebas a que Santiago se refería en la epístola estaban relacionadas con la persecución.

- Alegría:

El cristiano ha de sentirse afortunado cuando tiene problemas o circunstancias difíciles en la vida. Esa alegría proviene de entender el efecto que producen los tiempos de prueba en nuestra vida. La prueba produce en el cristiano el perfeccionamiento del carácter, en otras palabras, la prueba tiene como resultado al final el que el cristiano se parezca más a Cristo.

El que el cristiano se considere afortunado en medio de las pruebas es una actitud de fe que a su vez le permite que la prueba sea más llevadera, más fácil de soportar y pasar.

- La constancia en el camino

Si miramos la fe como el camino que el cristiano debe transitar, la idea del texto es que la prueba no me puede sacar del evangelio (camino). El soportar la prueba y alegrarme en ella producirá en la vida del creyente firmeza, constancia. La constancia tiene que ver con la permanencia, con conservar las convicciones que una vez me llevaron a los pies de Cristo.

El resultado de la prueba, de los problemas, es la madurez, es el crecimiento en Cristo, es parecerme más a cristo. La prueba es el medio para moldear el carácter.

- Sabiduría

Santiago invita a pedir sabiduría. La sabiduría es necesaria para afrontar las dificultades en la vida. Si permanecemos en el Señor a pesar de las pruebas y somos sabios, el peso de la prueba desaparecerá dando lugar a la alegría del que sabe está creciendo en su Señor.

Resonancia:

Los problemas, las dificultades y las pruebas son parte de la realidad. Sin embargo, esta es una realidad que no aceptamos.

Nos hemos amoldado a un mundo que promulga el bienestar como el supremo bien del hombre así este le hada daño.

Los cristianos de hoy, soportamos las pruebas, aguantamos los problemas y dificultades de manera estoica pero no hemos aprendido del consejo de Santiago de alegrarnos en ellos. Como resultado no crecemos en la fe y en la madurez que nos da la firmeza para caminar en esta vida felices agarrados del Señor.

Es posible que muchos de nosotros hoy estemos pasando por dificultades que han hecho que cuestionemos nuestra fe en Dios y que estemos a punto de apartarnos del camino.

Es posible que no hayamos tenido sabiduría para pasar la prueba y tampoco la hemos pedido.

Lamentablemente hoy en día somos tan débiles en la fe que cualquier cosa nos tambalea.

Los problemas, las dificultades de la vida y las diferentes pruebas han de servir para crecer y madurar en Cristo y deben ser vistas como una oportunidad de crecer en El. Por eso hay que alegrarse.

Ilustración: El caminante del proceso del peregrino (Juan Bunyan)

II. LA ECONOMIA 9-11

Exegesis.

Se puede abordar la exegesis desde dos puntos de vista. El primero desde la condición de rico o pobre y el segundo desde la actitud que el rico tiene frente al pobre y viceversa.

Desde la primera perspectiva, tenemos que la escasez o la pobreza no deben ser tropiezo para la fe. De la misma manera, para el rico sus posesiones no deben ser tropiezo. El cristiano puede gozarse en Cristo aun en la escasez, su fuente de gozo que es Jesús, eleva su espíritu por encima d las limitaciones materiales. Cuando alguien es Hijo de Dios y seguidor de Cristo aprende a considerar importantes lo valores espirituales de la vida y no necesita de muchas posesiones y comodidades materiales para ser una persona satisfecha y alegre.

El rico que conoce al Señor no puede dejarse seducir por las riquezas a tal punto de poner su confianza en ellas y no en Cristo (Lucas 12:15,23). En el resto de la epístola Santiago sigue tratando el tema. El cristiano que tiene posesiones no puede dejarse seducir por la falsa seguridad que las mismas proporcionan. En esencia, el rico debería tener la misma actitud del pobre, y es elevar su espíritu por encima de sus posesiones y darle lugar a Jesús como única fuente de satisfacción y gozo. Todo se puede acabar. Las riquezas se pueden acabar, al cristiano solo le debe bastar Cristo.

Desde la segunda perspectiva, el pobre no debe sentirse menos que el rico, ni el rico debe sentirse más que el pobre. Santiago lo trata en la epístola. En los cristianos pobres no deberían existir ningún tipo de complejos. En los cristianos ricos igual. No se puede tomar como excusa la pobreza o la riqueza para hacer diferencias o discriminaciones de ningún tipo y que tampoco esto afecte la comunión de los hermanos en la congregación.

En resumen, tanto el rico como el pobre encuentran su alegría y satisfacción en Cristo. Si se toma de esta manera la fe y el caminar del cristiano no se verán afectados.

Resonancia:

¿Cómo experimentar la fe en medio de la escasez?. Confiando en Dios como la fuente de la alegría y provisión.

¿Cómo experimentar la fe en medio de la abundancia?. No poniendo la confianza en las riquezas y tener a Dios como única fuente de alegría.

¿Qué pasa hoy?

El pobre se siente infeliz por su escasez. El rico se siente seguro por sus riquezas.

Vivimos en un mundo materialista. Los valores se han invertido y la forma de valorar al ser humano es por sus bienes. El llamado es a asumir la actitud cristiana. Nuestra dignidad nos la da el ser hijos de Dios.

Hoy día, cristianos de escasos recursos se sienten menos, acomplejados, con dificultad para relacionarse con hermanos más acomodados. Para el pobre Cristo es su exaltación.

Igual sucede con los hermanos que están más acomodados. También acomplejados (Sintiéndose superiores) y con cierta dificultad para relacionarse y establecer confianza. Para el rico, Cristo es su humillación.

En Cristo el pobre sube y el rico baja encontrándose al mismo nivel en Cristo.

Los bienes materiales no se pueden utilizar como excusa para establecer diferencias y hacer discriminaciones dentro de la Iglesia de Cristo.

Si somos cristianos maduros vamos a crecer y superar estos complejos, teniendo comunión con los hermanos sin importar su condición económica y sin ningún tipo de reservas.

Ilustración: El rico y Lázaro.

III. LA TENTACION 12-15

Exegesis:

Dichoso el que resiste la tentación. Feliz el que no cede a la tentación. El que permanece firme ante la tentación saldrá aprobado y recibirá la corona de vida que Dios ha prometido para los que le aman. La idea que quiere comunicar Santiago es que el cristiano ha de resistir la tentación durante su caminar por esta tierra, permanecer alejado del pecado y de la maldad.

Dios no tienta a nadie porque eso es contrario a su naturaleza. Nadie puede decir que Dios lo ha inducido a pecar.

Ceder a la tentación es producto de la falta de firmeza en la fe. De la falta de convicciones profundas acerca de Dios, la vida cristiana y el futuro que nos espera.

La falta de convicciones profundas hace que la mente del cristiano sea presa fácil de los deseos de la carne que lo seducen y arrastran al pecado. Cuando el pensamiento pecaminoso ha dominado la mente, caer en la tentación es cuestión de tiempo, el resultado es que el alma se marchita y la relación con Dios se rompe.

Resonancia:

La realidad es que la Iglesia de hoy es una Iglesia que ha perdido sus convicciones. Nos hemos vuelto una Iglesia con una alta vulnerabilidad. Ya no luchamos como antes contra la tentación. Nos hemos convertido en una Iglesia que coquetea con la tentación y que muchas veces cede ante ella.

La razón es la perdida de las convicciones que un día nos llevaron a los pies de Cristo. Un día le entregamos el corazón al Señor con la firme convicción de la salvación, sin embrago hoy en día vivimos sin pensar en la importancia de ella. No pensamos en la eternidad, no nos interesa la recompensa sino el ahora, el placer temporal.

¿Cuál es nuestro presente como cristianos?. La respuesta nos dará la medida de cuán importante es para nosotros hoy el galardón que se nos ha prometido a los que lleguemos hasta el final.

¿Cuántas almas marchitas hoy en la Iglesia?.

¿Cuántos de nosotros estamos alejados de Dios por sucumbir ante las tentaciones?

La iglesia de hoy ha perdido resistencia. Ya no es la Iglesia luchadora y tenaz de otras épocas.

La Iglesia de hoy ha llenado su mente de desechos, de cosas que no aprovechan y ha cedido el control de sus pensamientos al sistema de pecado que hoy impera. Por eso estamos y no estamos, decimos que somos y no somos, aparentamos y no vivimos, dejamos de ser espirituales para convertirnos en religiosos.

CONCLUSION

Permanecemos firmes en Cristo cuando ni los problemas, la situación económica y la tentacion nos sacan del camino.

¿Qué hacer frente a estas realidades?

- Aprender de la mano de Dios a gozarnos en las dificultades, entendiendo que estas nos perfeccionan y nos llevan día a día a parecernos más a Cristo. Entender las pruebas como el medio que forja nuestro carácter. Esto traerá firmeza a nuestra vida.

- Cambiar los conceptos que hasta ahora hemos manejado de pobreza y riqueza. Tenemos la misma dignidad en Cristo. Confiar en Dios y no en las riquezas.

- Luchar y no ceder ante la tentación recuperando nuestras convicciones. Aquellas que un día nos llevaron a darle nuestro corazón al Señor.

Estar firmes en Cristo es permanecer en el camino que es el evangelio. Cristo dijo: “Angosto es el camino que lleva a la vida y ancho es el camino que lleva a la perdición”.

¿Cuál de los dos estamos transitando?.

Dios les bendiga

sábado, 8 de junio de 2013

LA ALEGRIA DEL PERDON SALMO 32

INTRODUCCION:

Comencemos por hablar de las paradojas (contradicciones) humanas. Una de ellas es que el hombre tiende a hacer lo que le hace daño, tiende a hacer lo que le puede destruir, tiende a hacer lo que puede causarle tristeza y depresión, tiende a hacer lo que le hace infeliz. Esta paradoja encuentra su explicación en nuestra naturaleza pecaminosa. En lo espiritual, en lo que respecta a Dios, la tendencia es a hacer todo aquello que nos aleja de Dios, es decir, la tendencia es al pecado. Si nos pusiéramos a revisar nuestra vida, ¿A qué conclusión llegaríamos?. ¿Qué estamos haciendo para estar más cerca de Dios cada día?, o ¿Qué estamos haciendo que nos aleja de Dios cada día?.

I. OCULTAR. 3,4 y 9

Callar es igual a ocultar.

Aunque Dios sabe que David ha pecado, Él no se da por enterado hasta que el mismo David confiesa.

David recurre al engaño para ocultar su pecado y no admitir su responsabilidad.

Si Betsabe no hubiera salido embarazada que hubiera pasado?. Que habría hecho David?. Es posible que las cosas hubieran sido diferentes y a lo mejor David se hubiera encontrado con más Betsabes en el camino.

Betsabe queda embarazada y David mediante el engaño trae a Urías e intenta que se acueste con su esposa pero no lo logra. Urías heteo (raza tosca y de poca belleza física pero con la mejor ética de todos los pueblos paganos de la antigüedad) le da una lección de integridad al gran cantor de Israel y entonces trama todo para que muera. El favorecido quitándole al desfavorecido, el bello quitándole al feo lo único hermoso que tiene. Terrible.

El peor de los pecados es quitarle al que poco a nada tiene.

David no confiesa. Se queda callado. Evade su responsabilidad. Cuando Natán termina de contar la historia a David, el pregunta quien había hecho semejante cosa. No se mira así mismo. Es posible que el estado de su corazón le haya impedido ver su real estado. La consecuencia de ocultar el pecado es quo el corazón se endurece.

Resonancia

Que nos dice hoy?

Antes de hablar de la Iglesia quiero hablar de lo que sucede en el mundo de hoy. Vivimos en un mundo donde nadie quiere admitir la responsabilidad de sus actos.

Vivimos en un mundo al que no le importa el daño que sus actos le causa a los demás.

Vivimos en un mundo que es experto en justificaciones y excusas.

Pregunto: ¿La situación de la Iglesia es diferente o es igual?.

La Iglesia de hoy es una Iglesia experta en callar.

La Iglesia de hoy es una Iglesia experta en ocultar.

Hombres que han embarazado a una mujer y ambos optan por el aborto. Hoy a pesar de que Dios envía a muchos Natans hay pocos Davids que confiesen.

El corazón se endurece de tal manera que no hay arrepentimiento.

Tres maneras de ocultar el pecado mediante el engaño:

- La espiritualidad de apariencia

Mostrar lo que no soy. Es la espiritualidad del todo bien.

- Aislarse en medio de la comunidad

Es común que alguien que esta en pecado se aísle de los hermanos a pesar de que asista a la Iglesia.

- Vida Farisaica

Soy perfecto. Nadie es mejor que yo. Nadie hace las cosas como yo. Me siento con derecho a criticarlo todo. No me dan el trato que me merezco en la iglesia. En algunos casos se asume una actitud agresiva y desafiante. Estas actitudes muestran que algo anda mal en el corazón.

¿Somos de los que callamos?. ¿Identificamos una de estas actitudes como la nuestra?. ¿No me importa el daño que mi pecado pueda causar a otros?. ¿Qué estamos haciendo con nuestra vida?

Descubrir mi pecado ante Dios me devuelve la alegría, ocultarlo aumenta mi tristeza.

II. SUFRIR. 4,9 y 10

Cuando el pecado no se confiesa se sufre. David sufrió en carne propia las consecuencias de no confesar su pecado.

1. En lo físico

- Se envejecieron mis huesos en mi gemir todo el día. Aunque es posible que el pecado pueda enfermar el cuerpo creo que en el caso de David el problema de su alma en pecado le trajo como consecuencia falta de fuerzas, cansancio, agotamiento y otros síntomas. Es el resultado de la convicción del alma.

2. En lo espiritual

- Perdió la frescura espiritual.

- Perdió su relación con Dios.

- Perdió el gozo de la salvación.

- Quedo con el alma vacía.

“Se agravo sobre mi tu mano”. A medida que el tiempo transcurría y David no confesaba la lejanía del Señor era mayor, aumentaba. Esa lejanía era un peso muy grande para David.

3. En lo emocional.

- El peso de la culpa.

- Tristeza. El gozo desapareció y dio lugar a la tristeza.

- Frustración

- Desorientación. “No seas como el mulo”.

Resonancia:

Que sucede hoy?

A la gente no le importa autodestruirse. El pecado destruye y acaba la vida. Día a día vemos como la droga, la prostitución, el vicio, acaban con la gente.

Saben que lo que están haciendo es inmoral, pecaminoso y sin embargo persisten.

La iglesia hoy?.

Es posible que muchos de nosotros nos encontremos agotados, cansados. El pecado ha disminuido nuestras capacidades físicas. Nos sentimos sin fuerzas para luchar. Nos hemos dado por vencidos.

Es posible que el pecado nos haya dañado (enfermado) el cuerpo. Sin embargo como mulos, como personas sin entendimiento no hacemos caso y persistimos en pecar.

Es posible que nos estemos enfrentando en este tiempo con una iglesia a la cual el peso de la culpa la tiene aplastada, paralizada y consumida, ¿Por qué?, porque es una iglesia que ha perdido la batalla frente al pecado y la frustración que esto ha traído al corazón de muchos es inmensa. De tal manera que ya se tiro la toalla y se entró en un conformismo que produce un cristianismo por inercia, sin convicción y que es más una necesidad social (Muchos nos sentimos cómodos en el círculo social de la iglesia). En estas condiciones somos incapaces de escuchar y aceptar un mensaje que nos exhorta al cambio, al arrepentimiento y a la esperanza de ser diferentes. Lo anterior hace que se persista en el pecado porque ya se dejó de luchar contra él.

Es posible que muchos de nosotros estemos hoy desanimados, aun deprimidos y persistamos en el pecado. Nuestra vida cristiana es solo impulsada por la costumbre y por la comodidad que experimentamos en el círculo social de la Iglesia.

Es posible que muchos de nosotros hace rato perdimos la frescura espiritual y hoy estemos alejados de Dios y andemos por la vida y asistamos a la Iglesia sin el gozo de la salvación en nuestro corazón.

Qué clase de vida podemos tener como cristianos si hace rato no hay nada nuevo. ¿Cuándo fue la última vez que Dios hablo a mi corazón?.

Qué clase de vida podemos tener como cristianos sin una relación con Dios, lejos de nuestro Padre y sin alegría en el corazón a causa del pecado?

Ocultar el pecado y sufrir sus efectos, guardando las apariencias constituye una total falta de honestidad con Dios, cono nosotros mismos y con la Iglesia.

Ilustración: Algunos a lo mejor me criticaran por la ilustración que voy a decir a continuación pero vale como una muestra de lo que nosotros deberíamos hacer. Sin tener en cuenta las diferencias este hombre puede ser el Urías que hoy nos habla con su ejemplo. Hace unos días escuche en televisión al pontífice romano Francisco I expresar: “Todos tenemos pecados, hasta el papa tiene sus propios pecados”. Cuanta falta hace hoy esa clase de honestidad!.

Sufrir la lejanía del Padre, el peso de la culpa, la frustración, la tristeza y la desorientación que produce el pecado y aun persistir en él es digno solamente comparable a la actitud de una animal (Mulo) que no tiene entendimiento.

Por ultimo en este aspecto: Si estoy en pecado y no estoy experimentando en mi vida las consecuencias del mismo, o sea, no hay tristeza, no hay frustración, no me hace falta estar con mi Padre, entonces el problema es de conversión. Así como un día le dijimos al Señor entra en mi corazón un día le dijimos sal de él. Hay que volver a empezar.

Descubrir mi pecado ante Dios me devuelve la alegría persistir en el pecado y sufrir sus consecuencias produce tristeza y frustración.

III. CONFESAR. 1.2.5.6,7 y 11

“Y dije: Confesare”.

Luego de tan tremenda experiencia, luego de sufrir las consecuencias del pecado David decide confesar.

Es la misma historia del hijo prodigo. Un día el decide irse del lado de su Padre (En el caso de David, la decisión se concretó cuando peco), sufre las consecuencias de irse del lado de su Padre (Las consecuencias del pecado) y luego reflexiona (Cuando el pecado ya casi lo había destruido) y decide volver a la casa de su Padre arrepentido.

Ambos experimentaron en carne propia lo que era alejarse del padre.

“No encubrí mi iniquidad”. Descubrí todo delante de ti.

Claro que David necesito ayuda. Fue avergonzado y puesto en evidencia por el profeta Natan.

Es feliz quien confiesa y es perdonado. Cuando la transgresión es perdonada el rebelde es devuelto al lugar que le corresponde como súbdito.

Cuando el pecado es cubierto (Tapado. Cuando una mancha se quita con detergente), el fracaso y el vacío del corazón son cambiados por la plenitud de Dios.

Feliz el varón a quien Dios no culpa de iniquidad. Significa que Dios no lo acusa., que ha sido absuelto, liberado de la culpa. Cuando Dios no acusa es porque su gracia ha eliminado el pecado.

En cuyo espíritu no hay engaño: Sugiere que la confesión es plena, sincera, total, Que no hay hipocresía en ella. La mayor hipocresía de todas es la negación del pecado por parte de quien no ha sido perdonado.

David recupera la confianza. Ya puede ir a Dios y buscar refugio en El.

Puede adorar con libertad.

Resonancia:

Vivimos en un mundo que justifica y no reconoce. La iglesia ha sido contagiada.

Es posible que muchos de nosotros estemos viviendo la misma experiencia de David hoy. Es posible que muchos de nosotros seamos hijos pródigos, lejos del Señor aunque presentes físicamente en la iglesia.

Pregunto: Vamos a esperar que le pecado casi nos destruya para reflexionar?. Necesitamos que nos cojan con las manos en la masa para confesar?. Precisamente la diferencia entre el hijo prodigo y David es que uno de ellos no necesito un Natan. Alguien que lo confrontara y pusiera en evidencia. El solo reflexiono y se arrepintió.

Es posible que muchos de nosotros estemos hoy vacíos y frustrados.

Hay una buena noticia para nosotros hoy. Si confesamos, si nos arrepentimos de corazón hay para nosotros perdón.

Si no somos felices, si hay tristeza en nuestro corazón, el gozo del Señor nos está esperando. La gracia nos da la solución. La gracia cubre nuestro pecado, lo elimina.

La invitación es a confesarlo todo, a ser sinceros y honestos. Luego entonces con el gozo del Señor en nuestro corazón, tendremos la confianza para acercarnos a Él y vamos a poder adorar con libertad, con espontaneidad. La iglesia es la comunidad de los que han sido perdonados y ese perdón trajo alegría, amor sincero. La iglesia de hoy se ha alejado del Señor. Confesemos y recuperemos la alegría.

Para David era primordial el gozo del Señor. Cuando él se arrepiente (Salmo 51:8-13), le dice al Señor:

Devuélveme la alegría, sin embrago la Iglesia de hoy ha perdido el gozo de la salvación y parece no importarle. Sin ese gozo la vida espiritual se vuelve pesada y aburrida. Se vive un cristianismo por inercia y con una gran vulnerabilidad al pecado. El gozo de la salvación es el combustible del cristiano. Ese gozo se sostiene atraves de la santidad, la relación con Dios (Oración y adoración) y la alegría de compartir a otros el evangelio. Una iglesia sin gozo es una iglesia que se vuelve pesada, aburrida y poco receptiva.

La iglesia de hoy busca el gozo, la alegría y la felicidad en las múltiples ofertas de satisfacción que el mundo ofrece. La iglesia de hoy al igual que el mundo tiene su alegría en Dios sino en la tecnología, en la sensualidad, en el dinero, en el poder, en el pecado, etc.

David le dijo al Señor: Devuélveme mi gozo. No hay nada que pueda remplazarlo.

Dame un corazón limpio y renueva un espíritu recto dentro de mí. Como quien dice: Volver al pecado jamás.

No quiero alejarme nunca de tu presencia. David fue el que dijo: “Mejor es un día en tus atrios que mil fuera de ellos”.

Que la presencia de tu espíritu este siempre conmigo.

No seamos como el mulo. Es tiempo de volver a las sendas antiguas.

Descubrir y confesar mi pecado restaura la alegría en mi corazón.

CONCLUSION:

¿Cómo esta mi vida?. ¿Sera que hay frustración y tristeza?, ¿Sera que mi corazón hoy esta vacío?. ¿El pecado ha hecho mella en mi vida y me tiene esclavizado?. ¿Estoy lejos de Dios aunque presente en la iglesia físicamente?.

Se acabó el tiempo de ocultar el pecado. Para de sufrir a causa del pecado. Es el tiempo de confesar y recuperar la alegría de ser perdonados, la alegría de estar cerca de Dios, la alegría de tener comunión con mi Padre. La alegría de disfrutar de la compañía y del amor de mi Padre celestial. ¿Cuántas cosas bellas y hermosas hemos dejado de disfrutar?. ¿Cuánto tiempo perdido en lo que no aprovecha?. Tal como lo hizo el padre de la historia del hijo prodigo así está el Padre Celestial esperando que te acerques a Él, le des de nuevo tu corazón, te alejes definitivamente del pecado y puedas disfrutar de la alegría de estar con Él. El Señor quiere hacer fiesta contigo. Él te está esperando Iglesia. Acepta la invitación.

Dios les bendiga

miércoles, 22 de mayo de 2013

Discernimiento: El Bisturí Que Necesitamos por Dr. Mel Lawrenz

Frente a la multitud de opciones que ofrece la vida en estos tiempos requerimos de una visión clínica para efectuar decisiones sabias

El discernimiento es la habilidad de distinguir entre las versiones verdaderas y falsas de la realidad. Poseer discernimiento es tener clara percepción, buen juicio, y visión incisiva.


¡Ciertamente necesitamos líderes espirituales incisivos! La palabra «Incisivo» es muy interesante; la raíz de la misma significa «que corta» o «que penetra» (proviene del latín incidere: incidir). Es precisamente la idea que contiene el término griego del Nuevo Testamento, «discernimiento» (diakrino), que significa separación o distinción. Un líder con discernimiento examina los desafíos y las oportunidades con un bisturí espiritual y mental. Discrimina, sin ser discriminatorio. Juzga, sin ser sentencioso. Separa, sin dividir.

Ejercer discernimiento es un trabajo delicado. Un líder con discernimiento observa la situación y no se apresura para juzgar, pero es suficientemente audaz como para separar, a la hora de evaluar, la realidad de la percepción. Un buen líder entiende que las percepciones son importantes, y que debe utilizarlas, pero sabe que lo que en realidad pesa es la verdad. Resulta tentador pensar que el liderazgo espiritual es algo subjetivo, en especial cuando hoy día percibimos que existen distintas «verdades» en una situación dada (aún «verdades» aparentemente contradictorias). No obstante, un cirujano en la sala de operaciones debe cortar con absoluta precisión el tejido correcto. Un piloto que vuela por un valle debe distinguir con exactitud el terreno de ese valle. Un ingeniero debe escoger el material indicado, que posea la rigidez y flexibilidad precisa, para construir un edificio estable. Si el discernimiento incisivo es necesario para cuestiones físicas, cuánto más lo será para cuestiones espirituales. ¿Cuánto margen de error puede haber en el discernimiento espiritual?

Seguramente cometeremos errores, pero nunca deberíamos cometerlos por que fuimos demasiado apresurados o holgazanes para realizar el trabajo de discernir, que implica examinar, probar, comparar, consultar y orar.

Discernimiento: Un verdadero don espiritual

A veces el discernimiento es un juicio rápido e instintivo. En otras ocasiones es un proceso complejo, delicado y difícil. El discernimiento es un verdadero don espiritual. Un líder debe intentar abordar las situaciones sin prejuicios, aunque con frecuencia la identidad y el ego del líder se ven afectados en muchos desafíos de liderazgo. Discernir significa examinar intensamente asuntos que pueden poseer la misma profundidad del espíritu humano. Hebreos 4:12 describe el filo cortante del discernimiento: «Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que cualquier espada de dos filos; penetra hasta la división del alma y del espíritu, de las coyunturas y los tuétanos, y es poderosa para discernir los pensamientos y las intenciones del corazón». La única espada que debería empuñar un líder cristiano, es la Palabra de Dios.

Consideremos de la siguiente manera el asunto. Si un líder expresa un juicio frente a nuestras actitudes, pensamientos y comportamientos, ¿de qué manera reaccionaríamos? Es probable que lo primer que sintamos es rechazo; una reacción totalmente natural. Lo siguiente que nos preguntaríamos es si esa persona tiene el derecho de confrontarnos de esa manera. Acabamos ejerciendo discernimiento sobre el que discierne. En algunas situaciones la confrontación es apropiada debido a la responsabilidad del líder, santificada por un motivo de amor. Otras veces, es probable que veamos que quien nos juzga presenta una actitud más crítica que sensata.

Pero supongamos que es correcta su apreciación y actitud. Usted podrá aceptar la voz de ese líder de manera constructiva si recuerda que la verdad de la Palabra de Dios es la base del consejo o la dirección. Es por este motivo que el discernimiento es un movimiento claramente espiritual. Si vamos a recibir evaluación, corrección, o ánimo, queremos que Dios sea la influencia principal, no solamente la otra persona. Es la Palabra de Dios la que es más cortante que toda espada, no la persona. La lista de dones espirituales en 1 Corintios 12 incluye: «discernimiento (diakrino) de espíritus». Significa que los líderes cristianos necesitamos distinguir entre las intenciones buenas y malas. (1 Juan 4.1 también menciona: «Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus para ver si son de Dios, porque muchos falsos profetas han salido al mundo»).

Hebreos 5.11-14 hace referencia a creyentes maduros «los cuales por la práctica tienen los sentidos ejercitados para discernir el bien y el mal». Observamos también esta verdad: «Pero el hombre natural no acepta las cosas del Espíritu de Dios, porque para él son necedad; y no las puede entender, porque se disciernen espiritualmente. En cambio, el que es espiritual juzga todas las cosas; pero él no es juzgado por nadie. Porque ¿Quién ha conocido la mente del Señor, para que le instruya? Mas nosotros tenemos la mente de Cristo. (1 Cor 2.14-16).

Este pasaje define la esencia del liderazgo espiritual. Si un líder está «con» el Espíritu, esa persona «juzga todas las cosas» con la mente de Cristo. Pero «él no es juzgado por nadie». Es decir, opera en una dimensión humana/divina que trasciende las opiniones, los sentimientos y las críticas de los demás.

Examinamos el concepto a la luz de la Escritura para asegurarnos de que no quebranta las bases morales y éticas de la Biblia. El líder de convicción se mantiene en contacto con sus confidentes y está abierto a recibir exhortaciones, sugerencias y correcciones.

Este patrón se da constantemente en el liderazgo espiritual. Se pueden cometer terribles errores, como cuando un líder impone una idea que proviene de su propia imaginación y la expresa con un lenguaje espiritual, o cuando todo pasa por su ego o necesidad personal de mostrarse. Cuando abundan los recursos económicos, la habilidad de hacer marketing y excelentes cualidades interpersonales se pueden construir torres de babel que consisten mayormente de egos inflados.

El discernimiento, hoy

Vivimos en tiempos peligrosos. Debido a la creciente distancia que existe entre ellos y las personas que lideran los líderes pueden actuar con total impunidad en situaciones donde han comprometido su integridad o no han mostrado discernimiento. En una época de plataformas virtuales los líderes se han convertido en figuras bidimensionales con poco sentido de responsabilidad personal. La televisión todo lo aplana. La Internet nos muestra una pantalla en la que el Mago de Oz oprime botones y maneja controles. Las luces de las conferencias iluminan a un cuerpo, pero no una vida. La inmensidad de algunas organizaciones protege a los líderes de que sean escudriñados por los miembros de su propia comunidad.

También juegan un papel importante las motivaciones de nuestra cultura competitiva. Los aplausos se dan cuando los líderes obtienen resultados, ya sea que estén fundamentados en el discernimiento o no. Quedamos satisfechos solo con una imagen, cuando deberíamos buscar la transformación. Los micrófonos agregan una falsa resonancia a las voces de líderes cuya mayor habilidad es acaparar el micrófono.  Pero si buscamos el lado positivo, deberíamos notar que, aunque todas las técnicas y herramientas del mundo de hoy puedan utilizarse para fascinar, seducir, despistar, esconder, engañar y manipular, también pueden ser medios poderosos para desarrollar un ministerio de discernimiento hacia las masas. Hoy, nuestras herramientas de comunicación nos dan acceso a miles de perspectivas; solamente debemos emplear el discernimiento para encontrarlas.

¿Qué piensa usted al respecto?

 

El Dr. Mel Lawrenz ha sido pastor por más de treinta años. Fue el pastor principal de la Iglesia Elmbrook, en Wisconsin, una congregación a la que asisten unas 6.500 personas. En el año 2010 renunció a este cargo y la misma congregación lo nombró pastor extraordinario. Su misión es trabajar para estimular el crecimiento de cristianos comprometidos en todo el mundo. Es el autor de trece libros y el director de The Brook Network, un ministerio que ofrece eventos y experiencias grupales, oportunidades de aprendizaje y recursos impresos y digitales. Vive en Wisconsin con su esposa.

 

Tomado de Desarrollo Cristiano:  http://www.desarrollocristiano.com/blog-post.php?id=171

viernes, 17 de mayo de 2013

Comentarios A Eclesiastés Parte 3 El Dinero No Lo Es Todo

Salomón encontró placer en varias cosas. Estados de alegría por diferentes circunstancias, el placer que da el tener, el placer que da el poder, el placer que da el alcohol, hasta el extremo de ser demasiado sabio. Pudo hacer todo lo que quiso. Grandes construcciones, tener esclavos, tuvo ganado en abundancia, tesoros, todo.

Quizá fue el gobernante de más renombre que tuvo Israel. Experimento los extremos de la vida, ser sabio y ser necio. ¿Qué encontró?: Que sus logros y ejecutorias no habían traído felicidad a su alma, que el haber tenido lo material en exceso, que el haber tenido poder, que el haber hecho grandes obras y aun haber sido el más famoso de los gobernantes de Israel no le había dado alegría a su alma. ¿Para qué me afane tanto?, nada de lo que hice me llena, me satisface. El, que creyó que había sido el único en lograr tantas cosas se dio cuenta que otros ya lo habían logrado y que Él no había hecho nada distinto a los demás. Buscar la satisfacción del alma en el placer que da el tener no aprovecha. En esa situación se da cuenta de la diferencia de actuar sabiamente y neciamente y define la necedad como oscuridad, pero hay otro dilema para Salomón. Tanto el sabio como el necio tienen la misma suerte, ambos mueren y a ambos después de un tiempo los olvidan. La anterior reflexión le produjo una crisis. Aborreció todo. Luego dice: “No hay mejor cosa que el hombre disfrute de su trabajo con que se afana debajo del sol”.

Termina diciendo: El tiempo invertido en acumular riquezas es inútil. Lo que más le fastidiaba a Salomón era dejar sus posesiones (Que tanto trabajo le habían costado), a otro. Además lo asaltaba una inquietud: ¿Cómo usara las riquezas quien me herede?.

La conclusión de Salomón es que una vida satisfactoria es más importante que una fortuna. Si no podemos pensar en un uso mejor para nuestra riqueza acumulada que dejarla para ser dilapidada por herederos irresponsables, hay motivos para el pesimismo en cuanto a nuestro trabajo. El dinero que se acumula puede ser usado en vida para el progreso de la obra de De Dios (Darlo bien), y el bien de nuestros semejantes. No es sabio que alguien pase toda su vida trabajando y acumulando dinero y deje totalmente en manos de otros las decisiones en cuanto a su uso. Durante su vida el hombre ha de invertir y dar tan sabia y generosamente como ha acumulado. Surge una pregunta: ¿Cómo estamos formando a nuestros hijos para que administren más tarde lo que tanto trabajo nos ha costado conseguir?. Salomón llega a la conclusión de que una entrega total a la riqueza es una necedad. Que el hombre disfrute de su trabajo es el buen plan de Dios para el hombre. En el versículo 26 Salomón expone dos casos: “Al hombre que Dios le agrada”, Dios le da Sabiduría, ciencia y gozo (Luz para guiarlo en su camino, entendimiento para tomar las mejores decisiones, alegría y paz). Noten que aquí no se menciona el dinero. “Y al pecador el trabajo de acumular”. Este texto ha sido mal interpretado. Lo que quiere mostrar Salomón es que el énfasis del hombre de Dios no está en el dinero. El pecador es el que hace énfasis en el dinero. Tampoco quiere decir que necesariamente el dinero del pecador Dios lo pondrá en las manos del cristiano. Al cristiano Dios le da la capacidad para seguir firme los pasos de Jesús, para entender las decisiones que debe tomar en la vida y para estar feliz en su relación con Dios. Recordemos Mateo 6:33: “Buscad primeramente el Reino de Dios y su justicia y todas las demás cosas serán añadidas”.

La paradoja es: “Hay muchos que se afanan en acumular pero no disfrutan, hay otros que quisieran tener para disfrutar”. Todo esto es vanidad y aflicción del espíritu.

sábado, 20 de abril de 2013

Eclesiastés Parte 2 “Nada Me Satisface”

En el capítulo 1 de Eclesiastés Salomón se presenta como el maestro, como aquel que puede enseñar a otros. Su autoridad como tal esta respaldada por su conocimiento y experiencia y afirma, que es absurdo:

1. Que el hombre se afane porque no hay ningún resultado.

2. Que el hombre se afane sin lograr que nada cambie.

3. Que el hombre se afane todos los días por lo mismo.

4. Que el hombre se afane porque su vida siempre es igual (Rutina, cotidianidad).

5. Que el hombre se afane por que no ocurra nada nuevo en su vida.

Salomón, parece estar diciendo la misma cosa de cinco formas diferentes. Su énfasis está en que la vida como tal siempre va a girar en torno a lo mismo y que el hombre se afana por que no puede salir de este círculo vicioso.

Lo cierto es que el afán sea cual sea la razón no cambia nada, no produce nada, por el contrario le da un tinte de desespero a la vida. Absurdo es afanarse. La vida es la misma. Generación va generación viene y todos pasamos por lo mismo.

Salomón concluye con lo siguiente: Después de observar y analizar llegue a la conclusión que todo es absurdo. El hombre se pasa toda la vida buscando lo que no le satisface de verdad, corriendo tras el viento. Se pone de ejemplo asimismo y dice: Soy sabio, soy rey, lo comprendo todo y aun conozco la necedad y la insensatez, pero de que me sirven, sigo corriendo tras el viento, nada me satisface.

Comentario: Cuantos de nosotros gastamos nuestra vida buscando la satisfacción en el lugar equivocado. Muchos corremos detrás del éxito, de la educación especializada, de la fortuna y el dinero, del poder, del prestigio que infle nuestro ego, del reconocimiento que nos haga sentir superiores a los demás (Nada de esto es malo, lo malo es nuestra creencia de que en ello encontraremos la satisfacción para nuestra alma), pero nada satisface nuestra alma. Nos afanamos todos los días y la recompensa es el cansancio sin fruto. Que Dios nos ayude a dirigir y enfocar nuestros esfuerzos a encontrar nuestra satisfacción en El. Lo contrarios es correr detrás del viento.

Dios les bendiga

martes, 16 de abril de 2013

Comentarios A Eclesiastés Parte 1

Introducción:

La idea de esta seria es acercarnos de manera sencilla al mensaje del mismo. En Eclesiastés, Salomón diserta sobre todos los aspectos de la vida para llegar a una conclusión final: “Nada de lo que hay debajo del sol satisface el corazón del hombre”, lo que satisface al hombre está más allá del sol y más allá del sol esta Dios”. Salomón tuvo en su vida todo lo que un hombre podría desear en lo terrenal para su época. Tuvo poder, riquezas, sabiduría, admiración, mujeres, fue un hombre espiritual y tuvo grandes baches en la misma y de todo eso acumulo la suficiente experiencia para concluir lo expresado en 12:13: “El fin de este asunto es que ya se ha escuchado todo. Teme pues, a Dios y cumple sus mandamientos, porque esto es todo para el hombre”.

Una lectura seria y reflexiva de este libro nos daría el suficiente bagaje para prevenir muchísimos errores y tomar decisiones acertadas. Salomón habla constantemente de lo absurdo (Vanidad y aflicción de espíritu). El hombre pone su mirada y sus esfuerzos en lo absurdo y no encuentra satisfacción en nada porque todo es absurdo (Redundancia). Nada sacia, en nada hay plenitud, en nada hay complacencia. Las tarea que se autoimpuso Salomón fue la de explorar, investigar y analizar con el fin de comprender y reflexionar en una tarea de muchos años. Esta tarea incluyo el estudio de la necedad y la insensatez. En esta época de postmodernismo y filosofía de lo relativo cuanta falta hace el análisis, la comprensión y la reflexión, hace falta ver que necios e insensatos somos. El mensaje del libro de Eclesiastés grita fuerte respecto de estas tres cosas. En resumen podríamos decir que el libro nos dice lo siguiente:

En nada de esto el hombre encuentra satisfacción:

1. En el Placer.

2. En el Alcohol.

3. En el Poder.

4. En el Dinero.

5. En la Sabiduría.

6. En el Trabajo.

7. En la Maldad.

8. En Oprimir a otros.

9. En el Éxito.

10. En la Juventud.

11. En el Disfrutar y No Disfrutar.

12. En el Prestigio o Buen Nombre.

13. En la Búsqueda de la Razón de las Cosas.

14. En la Arrogancia. (Todos tenemos el mismo destino).

Esta no pretende ser una lista completa de lo que trata el libro de Eclesiastés, solo muestro algunos aspectos para tener en cuenta.

Nuestra tarea inicial, podría ser una revisión de estos aspectos con lo que está pasando en nuestra vida hoy y reflexionar si hemos estado buscando la satisfacción y la plenitud en estas cosas o en Dios.

Si algo pretendía Salomón con escribir este libro es ponernos a pensar y precisamente es una constante del mensaje de Dios en el AT. Dios quiere que su pueblo piense y llegue a la conclusión de que la decisión correcta es obedecerle y serle fiel.

Dios les bendiga

lunes, 18 de febrero de 2013

Decálogo Del Expositor Bíblico

I. Ama a Jesús y lo sigue como su modelo de predicador y predicación.

II. Cultiva una vida de integridad en lo personal y ministerial.

III. Coloca la Palabra de Dios en el centro de su vida y predicación.

IV. Se encarna en su contexto para ser relevante en su predicación.

V. Desarrolla una pedagogía de la predicación motivada por el amor.

VI. Declara “todo el consejo de Dios”, a toda la persona y a todas las personas.

VII. No promueve su imagen en detrimento de la gloria de Dios.

VIII. No expone La Palabra de Dios sin una rigurosa preparación del texto, en oración y dependencia del Espíritu Santo.

IX. No negocia los valores del Reino de Dios.

X. Crece en la medida que estudia, obedece la Palabra de Dios, y asimila la evaluación de su comunidad.

* Elaborado por los participantes a la “II Consulta Latinoamericana de Predicación” organizada por Langham Predicación, región América Latina. Cochabamba (Bolivia), 28 de abril al 1 de mayo del 2008.

miércoles, 16 de enero de 2013

Salmos 119:9-16–Acercamiento Devocional

1. Un encuentro con Dios.

Identifiquemos tres rasgos de Dios en el texto

Partamos del hecho que los salmistas describen en los salmos sus experiencias devocionales con Dios.

a. Su Autoridad. Autoridad reflejada en lo que Dios dice, en su Palabra. En el texto encontramos nueve referencias con palabras sinónimas. Palabra (9), Mandamiento (10), Dichos (11), Decretos (12), Juicios (13), Estatutos (14), Preceptos (15), Sendas (15) y nuevamente Decreto (16). ¿Por qué obedecemos?: Porque es Dios quien habla.

“Dios es quien ha establecido los estatutos para nuestras vidas”.

b. Su Poder.

“Para no dejar que me desvíe de sus mandamientos”. Me da las fuerzas, me capacita para obedecer. (10)

c. Su Dignidad. Aparece Dios en el texto como “El Maestro”. Maestro por excelencia. Para el salmista era imperioso que Dios le enseñara. “Enséñame tus decretos”. (12).

2. Anuncio de Buenas Nuevas. ¿Cuál es la buena noticia?

“Los jóvenes pueden vivir en integridad”. ¿Cómo?. Viviendo conforme a la Palabra de Dios. (9).

¿Para quién?: Para todos en general aunque el salmista se dirige en específico a la juventud.

¿En qué sentido?: “La integridad es posible en mi vida si vivo conforme a la Palabra de Dios”.

3. Cambio de cosmovisión.

¿De qué manera este relato modifica mi manera de ver la vida?: La vida integra depende de vivir de acuerdo a la Palabra. No hay opción, ni alternativa. No hay término medio.

¿Cómo afectara hoy mi manera de vivir?: “Al revisar mi vida a la luz de la Palabra de Dios y luego hacer los ajustes necesarios podre alcanzar una vida de integridad.

¿Qué agenda me queda a partir de hoy?. A partir de hoy:

- Atesorare sus dichos (11)

- Me regocijare en sus estatutos (14)

- Meditare en sus preceptos (15)

¿Qué puedo esperar de mi oración a Dios desde hoy?: Que Dios responda mis oraciones y me capacite y fortalezca para visir en integridad. (10). Que Dios me enseñe cada día mas acerca de su Palabra para ser integro en todos mis caminos. (12).

4. Obediencia de fe:

¿Qué espera el Señor de su auditorio (En este caso nosotros)?: Que cumplamos su Palabra para que vivamos en integridad.

¿Qué espera el salmista de sus lectores?: Que todos en general y en especial los jóvenes reflexionen y mediten acerca de su relación y actitud hacia la Palabra de Dios.

¿Qué espera el Espíritu santo de Mí?: Que reflexionemos y cambiemos desde hoy en nuestra actitud hacia la Palabra de Dios.

5. Empoderamiento: A la vez que El Señor nos enseña su Palabra también nos capacita para cumplirla. Creamos firmemente en ello.

Oración

Acercamiento Devocional



El expositor Biblico, antes de ser expositor (Predicador), es hijo de Dios, persona, oveja, vive una vida expuesta a su palabra de ahí la importancia de una vivencia devocional. Esta forma de estudiar las Escrituras también puede ser usada por cualquier discípulo de Cristo avido de la Palabra de Dios que con disciplina y dedicación se exponga diariamente a la Palabra para ser edificado, moldeado y enriquecido por el Señor.
El expositor bíblico Darrel Johson afirma que en la meditación de cualquier texto bíblico, tienen lugar:
1.       Un encuentro con Dios. Con Dios para hablarnos directamente al corazón y a nuestra mente.
2.       El anuncio de buenas nuevas. Hay una buena noticia en el texto bíblico para ser encontrada por quien medita en El.
3.       Un cambio de cosmovisión. Cuando nos encontramos con Dios y el el nos habla atraves de su Palabra debe tener lugar un cambio en nuestra vida, un cambio en la forma de ver la vida y vivenciar nuestra fe.
4.       Un llamado a la obediencia de fe. Cuando nos encontramos con Dios y El nos habla por su Palabra, la respuesta es la obediencia. ¿Qué vamos a hacer a partir de hoy, con eso que Dios nos ha dicho?. Debe quedar una agenda de cambio estipulada para crecer en la vida espiritual.
5.       Empoderamiento. No es otra cosa que creer que esa Palabra que Dios me dijo es para mi y que a partir de ahora la voy a vivir.
El desarrollo del acercamiento devocional es como sigue:
1.       Un encuentro con Dios.
a.       Identifiquemos tres rasgos de Dios en el texto.
b.      Respondamos a la pregunta: ¿Quién es Dios en este relato?
2.       Anuncio de buenas nuevas.
Sintoniza, lo que para ti, refleja la mejor noticia en este texto.
¿Para quién es esa noticia?
¿En que sentido?
3.       Cambio de Cosmovision. Tres preguntas para responder.
a.       ¿De que manera este relato modifica tu manera de ver las cosas?
b.      ¿Cómo afectara desde hoy tu manera de vivir?
c.       ¿Qué puedes esperar de tu oración a Dios a partir de hoy?
4.       Obediencia de Fe. Responde a estas preguntas.
a.       ¿Qué espera el señor de su auditorio?
b.      ¿El escritor del texto bíblico de sus lectores?
c.       ¿El Espiritu Santo de ti?
5.       Empoderamiento.
A la vez que el Señor nos muestra la verdad, también nos capacita para cumplirla. Dios me va a ayudar a que la Palabra se haga vida en mi.