lunes, 31 de enero de 2011

¿Qué enseña la Biblia sobre “maldiciones generacionales”? Por Juan Stam

Una de las muchas novedades teológicas de nuestra época es la doctrina de “maldiciones generacionales”, que enseña que una persona puede nacer bajo una sentencia de castigo (”maldición”) por pecados que cometieron sus antepasados. A menudo esa maldición se entiende en términos mágicos como un maleficio, con una especie de hechicería santa. Así resulta que uno puede nacer cargando la maldición de sus padres, abuelos o hasta bisabuelos. Y como la humanidad es bastante pecadora, sería de suponer que muy pocas personas hayan nacido sin alguna maldición a cuestas.

Entre los que más han predicado esta doctrina, en forma muy elaborada, son los pastores Edwin y Ana Lucía Orozco del programa “DiosTV”. Afirman que esa maldición queda en el esperma y el óvulo que forman el feto, por lo que hay reemplazar el ADN del pecado con el ADN de Dios. Otro aspecto de esta enseñanza es el concepto de la iniquidad como la corrupción interna que trae maldición generacional. En palabras de ellos,

La Iniquidad es transmitida al ser humano desde su concepción y se hacen (sic) más fuertes en cada generación, se robustece de maldición, pero que los padres tienen la potestad de establecer herencia de bendición para los hijos cortando estas raíces de iniquidad.

Debemos de entender que estamos marcando una generación futura a partir de hoy al romper estos ciclos de iniquidad, porque mientras estas raíces estén activadas en nosotros afectará nuestra vida y la de nuestras generaciones futuras.

Dios es un Dios de Generaciones y las iniquidades de nuestros ancestros seguirán en nosotros hasta que logremos cortarlas; estas raíces que constituyen el elemento oculto en nuestro ser, en nuestras emociones más íntimas y del apego que podamos tener con la realidad a la que estemos atado, cortando con estas iniquidades les damos así a nuestros hijos un futuro libre, un camino allanado, un destino profético que Dios nos ha heredado, le daremos las llaves que triunfen en todo siempre cuando ellos no activen estas raíces.

Es obvio que el aspecto “generacional” de toda esta enseñanza se basa en el segundo mandamiento del decálogo y unos textos más en Éxodo y Deuteronomio:

…yo soy Jehová tu Dios,[i] fuerte, celoso,

que visito la maldad de los padres sobre los hijos

hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen,

y hago misericordia a millares [de generaciones],[ii]

a los que me aman y guardan mis mandamientos.

Éxodo 20:5 (cf. Deut 5:9)

…¡Jehová! fuerte, misericordioso y piadoso;

tardo para la ira, y grande en misericordia y verdad;

que guarda misericordia a millares, que perdona la iniquidad,

la rebelión y el pecado…

que visita la iniquidad de los padres

sobre los hijos y sobre los hijos de los hijos

hasta la tercera y la cuarta generación. (Ex 34:6-7)

Jehová tu Dios es Dios, Dios fiel,

que guarda el pacto y la misericordia

a los que le aman y guardan sus mandamientos,

hasta mil generaciones;

y que da el pago en persona al que le aborrece,

destruyéndolo. (Deut 7:9)

Aunque el idioma hebreo tiene varias palabras para “maldición”, estos textos no mencionan ninguna de ellas. Dicen más bien que Dios “visita” los pecados sobre las sucesivas generaciones. El sentido principal de este verbo hebreo es igual que “visitar” en castellano. Su sentido básico es “preocuparse por”; la NVI lo traduce bien con “estar pendiente de” (Sal 8:4 “tomarlo en cuenta”; cf. Job 7:17). Dios visita la tierra y la riega (Sal 65:9). Muchas veces este mismo verbo hebreo significa visitar para salvar (Ex 3:16; 4:31; ¡el relato del éxodo! Cf. Gén 50:24-25; Rut 1:6), pero en otros textos, como los que acabamos de citar, significa visitar para castigar (Isa 13:11; Jer 5:9,29 hebreo).[iii]

Además, los textos básicos, en Éx 5 y Deut 20, no hablan de “iniquidad” sino de “maldad”, y Ex 34:7, que menciona la iniquidad, la rebelión y el pecado (como sinónimos funcionales), no afirma que Dios los convierte en maldiciones generacionales sino que en su misericordia los perdona. ¿Cómo es, entonces, que Dios visita la iniquidad hasta la tercera y la cuarta generación, si ya la perdonó? La respuesta está en el concepto bíblico de la persona humana como ser social, en una solidaridad corporativa. La Biblia no conoce el individualismo de nuestro pensamiento moderno, de personas como entes en sí, independientes de la comunidad a que pertenecen. Entonces, la maldad tiene consecuencias morales y sociales sobre la familia y la sociedad, y en esas consecuencias Dios está “visitando” a su pueblo.

Es claro que estos pasajes no dicen absolutamente nada que podría significar “maldiciones generacionales”. No habla de maldiciones en ninguna parte, sino del amor y la justicia de Dios con que se preocupa por nosotros (”nos visita”). Ni mucho menos indica algo de un ADN programado con maldiciones de antepasados. Especulaciones de este tipo revelan una muy grave falta de respeto hacia el texto inspirado.

Es obvio que estos pasajes no destacan la maldición de los malvados sino la primacía de la misericordia de Dios. Si las consecuencias del pecado se extienden hasta cuatro generaciones, el amor y la misericordia de Dios llegan hasta mil generaciones. Es posible que “cuatro generaciones”, más que una frase literal de una maldición matemática, sea un modismo para expresar las consecuencias del pecado sobre la familia y la sociedad.[iv] De cualquier forma, “donde el pecado abundó [cuatro generaciones], la gracia sobreabundó [mil generaciones]“. Si existieran “maldiciones generacionales”, tiene que haber también “bendiciones generacionales”, y eso acumuladas sobre mil generaciones. El teórico ADN de esta teoría tendría que codificar centenares de pecados y muchos miles de bendiciones, y sin duda el saldo sería a favor de la bendición y las misericordias de Dios.

Para concluir, debemos mencionar que otros textos bíblicos refutan la idea de un castigo divino contra familiares inocentes. El mismo libro de Deuteronomio aclara que “los padres no morirán por los hijos, ni los hijos por los padres; cada uno morirá por su pecado” (Dt 24:16; cf. 2R 14:6). El profeta Ezequiel se opone enérgicamente a esta doctrina de castigos y méritos heredados e insiste en la responsabilidad personal de cada uno:

Vino a mí palabra de Jehová, diciendo:

¿Qué pensáis vosotros, los que usáias este refrán sobre la tierra de Israel,

que dice: Los padres comieron las uvas agrias,

y los dientes de los hijos tienen la dentera?…

He aquí que todas las almas son mías;

como el alma del padre, así el alma del hijo es mía;

el alma que pecare, esa morirá.

Y el hombre que fuere justo, e hiciere según el derecho y la justicia…

éste es justo; éste vivirá, dice Jehová el Señor…

El que guardare mis decretos y anduviere en mis ordenanzas,

éste no morirá por la maldad de su padre;

de cierto vivirá…

Y si dijereis: ¿Por qué el hijo no llevará el pecado de su padre?

Porque el hijo hizo según el derecho y la justicia…

el alma que pecare, esa morirá;

el hijo no llevará el pecado del padre,

ni el padre llevará el pecado del hijo;

la justicia del justo será sobre él,

y la impiedad del impío será sobre él. (Ezq 38:1-5,9,17-20).[v]

En conclusión: lejos de fundamentarse fielmente en la Palabra de Dios, la enseñanza de “maldiciones generacionales” es un abuso del texto bíblico. Es otra especulación fantasiosa de algunos predicadores que no se cansan de inventar nuevas doctrinas para deslumbrar a su público y mantenerlos cautivos de sus aberraciones. Lejos de ser un mensaje fiel a la Palabra, es otro intento de manipularla, y manipular al público creyente.

Todas estas especulaciones contemporáneas plantean una pregunta muy seria: ¿en qué punto una simple enseñanza equivocada llega a ser una herejía? ¿No será que tenemos que redescubrir el concepto y la realidad de la herejía?

Es hora de levantar la voz de protesta contra estas novedades anti-bíblicas.


[i] Sobre el nombre “Jehová” ver nuestro artículo, “Yo soy el que soy”, 15 de junio de 2010. En este ensayo citaremos la versión Reina Valera, por ser ésa en la que se basa el concepto de maldiciones generacionales.

[ii] Es claro, tanto por la lógica como por el paralelo en Deut 6:9, que la palabra “millares” aquí significa “mil generaciones”.

[iii] En todos estos textos el verbo hebreo es PaQaD, “visitar”, aunque a veces la traducción no lo indique. En Jeremías 23:2 PaQaD se emplea primero de pastores que no “visitaban” a las ovejas (no se preocupaban por ellas), y después de Dios al “visitarlos” con castigo.

[iv] Si hay un bisabuelo con bisnietos, las cuatro generaciones pueden estar viviendo simultáneamente. “Cuatro generaciones” parece significar “toda la familia”, los que están vivos en determinado momento.

[v] El capítulo 18 de Ezequiel nombra específicamente un gran número de pecados sociales e insiste en la práctica de la justicia y el bien social.

Tomado de:  http://www.kairos.org.ar/blog/?p=494

viernes, 28 de enero de 2011

Crónica De Una Bendición Llamada: Sebastián

Rodrigo Saint-Jean, nacido en Brasil, conoció al Señor en 1.990. Desde el primer día de su conversión fue un hombre que se dedicó a buscar a Dios, a servirle y a profundizar su amor por El, permaneciendo todo este tiempo en la comunión de la Iglesia. En Chile Dios le tenía preparada una sorpresa, la mujer que se convertiría en su esposa. En 1.998, se casa con Pamela, a la que el mismo describe como una mujer especial, maravillosa y de profundas raíces cristianas (cristiana desde temprana edad). En fin, tremenda bendición, como El lo reitera. En 1.999 nace su primer hijo, Jonathan, en 2003 nace Tamara, su segundo hija y luego nace su último hijo: Sebastián. Pamela tuvo un embarazo excelente, sin ningún tipo de complicaciones y Sebastián parecía un niño normal. Mes y medio después, Rodrigo y Pamela notan que la vista de Sebastián no es normal. Consultan a diferentes médicos, y le realizan dos cirugías sin resultado alguno. Se recomienda realizar unos exámenes de genética. Los análisis muestran que Sebastián tiene una enfermedad congénita llamada “Enfermedad de Norrie”. Una enfermedad de gen recesivo muy rara. En el mundo se conocen unos doscientos casos y una de sus particularidades es que se presenta solo en varones. Lo inexplicable es que en la familia de Pamela no existen antecedentes de esta enfermedad, pero es posible que Tamara, su segunda hija tenga una probabilidad del 50% de tener hijos que nazcan con ella.

Rodrigo y Pamela están ahora frente a una situación nueva y sin solución científica posible. Sebastián, su tercer hijo, es ciego de nacimiento, con probabilidad de tener retardo mental y de pérdida auditiva. Sin embargo, los médicos dicen que de acuerdo a los análisis de Sebastián, la enfermedad no pasara de la ceguera.

Muchos se preguntaran a estas alturas: ¿Por qué?, ¿Qué explicación tiene?, ¿Cómo es que una familia cristiana, se ve enfrentada a una situación tan difícil y dolorosa?. No faltarán los que al mejor estilo de los fariseos digan: ¿Quién de su familia pecó?. Pues para nosotros no hay respuestas, para la familia, solo Dios y la historia la darán y por último la enfermedad de Sebastián no es un castigo por algún pecado familiar. ¿A quién se le puede ocurrir semejante cosa?. No conocen a Dios quienes así piensan. Job permaneció fiel a Dios a pesar de las circunstancias adversas y es que la verdadera fe no depende de que todo esté bien o de que haya éxito o continua bendición. La verdadera fe es creer y ser fieles a Dios pase lo que pase.

Y es precisamente ese el ejemplo que nos da esta pareja. En Abril del 2.007, Rodrigo crea un blog dedicado a compartir la experiencia que como familia han tenido con el fin de ayudar a otras con casos parecidos.

En la primera entrada del blog, Rodrigo nos cuenta de una canción especial para Sebastián y dice: “Al Seba le gusta mucho cantar... y hay una canción que desde muy chico lo calma, lo relaja y lo hace recordar que nunca está sólo. Los que conocen la canción entienden de qué hablo. Vean el video, y si no conocen la canción original”.

Video donde Sebastián tararea la canción

Tarararaaaaa

Aquí esta el audio de la canción: Grabada por Rodrigo y ejecutada por el Grupo de Alabanza De la Iglesia

http://www.megaupload.com/?d=IHU3AI5O

                 clip_image001

                     Sebastián con sus hermanos Tamy y Tatan

Continua:

“Me llamo Rodrigo Saint-Jean (Roke para muchos) y desde que empecé a ser el papá de un niño ciego (algo que uno no espera ni se acostumbra) pensaba en tener una web con las experiencias de mi hijo, las mías y las de la familia. Una página donde se pudiera enseñar y aprender. Un lugar bonito, una isla, un escondite y un tesoro... algo que fuera de Sebita (aunque irónicamente no lo vea), y para gente como él o que aman a los que son como él es.
Y como por algo hay que empezar, qué mejor que un blog. Espero que disfruten, que se encanten y que este espacio sea un lugar maravilloso donde compartir y alegrarse”.

Hay dos actitudes que el cristiano puede tomar al enfrentarse a una situación como esta: Atormentarse, amargar su vida y la de su familia o amar lo que Dios le dio y compartir su experiencia con otros. El amor que ellos le dan a su hijo ha de ser una motivación para muchas familias con casos parecidos, familias a las que sus hijos con algún tipo de discapacidad les representa una carga que los atormenta día a día.

                                     clip_image003

                                                   Pamela y Sebastián

¿Por qué o Para qué?

Permitamos que Rodrigo nos comente.

“¿Qué debemos preguntarnos?, ¿ Por qué Sebastián es ciego? o ¿Para qué Sebastián es ciego? En el caso mío con Pamela, creemos que Dios lo hace todo perfecto. Todo. Así que Sebastián no es ciego por un antojo o un mal cálculo. Sebastián es ciego, porque a Dios le complació que así fuera. En su maravillosa visión de amor, propósito y sabiduría, Dios hizo un niñito maravilloso y perfecto, tanto como lo son sus otros hermanos Jonathan y Tamara. ¿Algunos de los que conocen Sebastián, pueden decir lo contrario? Estoy seguro que no.

Para la mayoría de los que están leyendo estas líneas seguramente es complicado tratar de entender tan especial punto de vista.

Primero: Si pregunto por qué me tocó a mí tener a un hijo ciego, respondo que no veo ningún motivo para que no fuera así. Es más... qué familia tan especial!

Segundo: Si pregunto para qué, repentinamente me asalta un maravilloso optimismo! Porque Dios sabe para qué Sebastián no ve! Y si lo sabe Dios, puedo descansar plenamente en que Él tiene un propósito maravilloso en su vida y en la vida de los que rodean a Sebastián”.

“¿Me duele tener un hijo ciego? Por supuesto que sí! Es el mayor deseo de mí corazón que mi hijo algún día vea? Claro! Pero nadie puede negar que es mucho más fácil vivir tal realidad confiando en el Dios celestial!

Así que calma, y les pido de verdad que abran sus mentes y corazones para que vean lo que hay guardado adentro de esos pequeños tesoros andantes que son como Sebastián, y todos los otros niños y adultos discapacitados que hacen parte de este mundo y que cuando se ven bajo el prisma de Dios, se revelan como la verdadera bendición que son para cada uno de nosotros!”.

Rodrigo y Pamela, piensan día a día en el progreso de Sebastián. Actualmente El estudia en el Colegio Hellen Keller, en Santiago (Me corriges), al respecto Rodrigo nos cuenta: “Hellen Keller fue una gran mujer sorda-ciega y es un gran ejemplo para todos de que nada es imposible. Ir a H.K. es entrar a un mundo diferente. En realidad es duro (por lo menos desde mi perspectiva de papá de un niño ciego). Ayer pensaba en como sintetizar que es H.K. y llegué a esta conclusión: El Colegio es una fábrica de milagros. Invito a todos que puedan o quieran conocerlo que vayan. Sé que es difícil hacerse el tiempo y las ganas para esas cosas de la vida que realmente valen la pena (estoy ironizando), pero ellos necesitan apoyo, donaciones y principalmente interés de ésta nuestra sociedad cada vez más ciega (!!!). Está en Rosita Renard 1179 - Ñuñoa. Conversen con su directora, la Sra. Ximena (una mujer maravillosa). Van a descubrir un mundo diferente, desafíos y una batalla constante para demostrar que los discapacitados visuales sí pueden alcanzar grandes logros”.

¡Que ejemplo nos da esta familia!. Honestamente les digo que no sé como hubiera reaccionado ante tal noticia y como la hubiera enfrentado.

Rodrigo comenta sobre la actitud de sus hermanos:

“Me encanta la actitud que tienen Jonathan y Tamy. Son súper preocupados con Seba, tremendamente cariñosos, pendientes de pequeños detalles que quizás para las mayoría de las personas pasa desapercibido (como verbalizarle las situaciones de la vida diaria, para que él así anticipe lo que va a suceder). Les interesa el braille y los lápices con olor, la verdad es que los pescaron mucho más ellos que Seba... en fin...”
Rodrigo y Pamela nos dicen:

“El Seba cambia todos los días, nos sorprende, nos hace reír y llorar. La verdad quizás su ceguera nos duela más ahora. Antes era guagua, era más manejable. Ahora anda a tientas avanzando con los brazos extendidos. Una de las cosas que más me impresiona es la expresión facial que tiene, producto de su ceguera. Ahora se ríe también con los ojos. Y su boca dice mucho sin decir nada. Uno se da cuenta cuando está contento o enojado. Sabemos exactamente cuando está explorando el entorno, cuando está concentrado o relajado. También obedece si uno le dice “ahora hay un peldaño”, disminuye la marcha y levanta un pié, esperando encontrarse con dicho obstáculo. Quizás nosotros vivamos así también. Dios te dice “ahora hay un peldaño”, ojalá siempre escuchemos a tiempo de levantar uno de nuestros pies”.

Tiempo después, se le realiza un examen de audición a Sebastián dando como resultado una deficiencia auditiva en el oído izquierdo. Rodrigo y Pamela nos cuentan: “Lo único que pudimos hacer en ese momento fue llorar. Hemos sido enseñados como familia de que hay momentos en que simplemente hay que llorar. Sobran las palabras. Sobran los pensamientos. Sobra todo lo que no sea vaciar el corazón. Dejar correr las lágrimas. Hace poco vimos un video en que un tipo joven decía: “cuando quieras llorar, cuando estés sufriendo, siéntate y hazlo. Dios estará sentado junto a tí. Callado, llorará contigo. Callado y sentado a tu lado, te acompañará en tu dolor.” No es que la pasemos llorando, pero pasa a veces. Dios es nuestro Padre, Él entiende que podamos sufrir, pero también Él se llevó nuestro dolor cuando decidió morir por nosotros. Lo maravilloso que siempre sucede y podemos ver, es cómo Dios no permite que vayamos más abajo de lo que uno puede llegar. Para el lado que miremos, no hay un solo lugar, no existe una sola situación en donde Él no esté presente, en donde Él no lo llene todo! Él es suficiente”.

“Hemos escuchado las oraciones de Jonathan y Tamara, estos niños… son un regalo también… el amor, dedicación y empatía que tienen con Seba, ayuda a ellos mismos desde tan pequeños a ver al Señor en todo. Él nos pide que seamos como niños en nuestra forma de ver las cosas, de pedir y de orar, de no ser así, no podremos entrar en el reino de Dios. Ellos siempre me dicen: “yo quiero vivir con Jesús…” que aliento!”.

“Ahora, algunas personas nos dicen…”cómo pueden tener tanto ánimo y tranquilidad”…cuando escuchamos eso nos damos cuenta que tenemos la paz del Señor, hemos aprendido en carne propia que Dios no pone sobre nuestros hombros, más carga de la que podamos sobrellevar, el que no conoce a Dios, no puede entender de lo que hablamos. Es cierto que Él ha dado a nosotros un trabajo especial, y sé también que anhela trabajar con nuestras vidas y con la de nuestros hijos. Junto con darnos las herramientas, nos prepara y en el camino nos va enseñando por donde debemos andar, pues la victoria ya la tenemos! Nuestra vida ya fue escrita por Él, sólo Él sabe el porqué de todo, “todas la cosas por Él fueron hechas…”. La vida de nosotros es un poco diferente a lo “normal”, tenemos algo que no todos tienen, un hijo ciego, su único impedimento fuerte es no tener la vista, en contrapartida tiene un corazón por el cual oramos cada día para que sirva al Señor y para que sea de bendición para otros.

Quién nos separará del amor de Cristo?, tribulación o angustia, peligro, hambre o desnudez…?? Ninguna cosa creada nos podrá separar de su amor, ni siquiera la ceguera de Sebastián”.

Permítame hacer un alto. Al momento de estar preparando esta pequeña pero significativa crónica estoy profundamente conmovido. Ud que ha leído hasta aquí tómese un tiempo para orar, para reflexionar. Este es un testimonio no solo de fe sino de vida. Miremos a lo profundo del corazón.

En Mayo del año pasado, Rodrigo y Pamela nos cuentan:

“Estamos aprendiendo en el día a día junto con Sebastián, realmente un niño bendecido junto a sus hermanos y que crece en cada área de su vida constantemente. ¿Nos sorprende? Si… el Creador de nuestras vidas nos sorprende cada día, aunque como alguien dijo, no debiéramos sorprendernos, sabemos de lo que es capaz, mucho más allá de nuestro entendimiento, creemos que disfrutar en todo momento es lo más sano, el día a día, el minuto a minuto, nos acercamos más a su presencia. ¿Difícil de entender? Trataremos de explicar: Podemos llorar y entristecernos, amargarnos por la condición de ceguera del Seba y aceptar las caras de lástima con que a veces nos miran en la calle, o podemos buscar disfrutar de él y aprender en todo el tiempo, y así disfrutamos de Dios y todo su esplendor también. Decidimos vivir enamorados de nuestros hijos y de Dios, apasionados y encantados con la vida que Él nos ha dado. ¿Dónde estaríamos hoy o cómo sería nuestra vida sin Dios? es una pregunta que cuando tratamos de imaginar la respuesta, solo podemos dar gracias por estar donde estamos, creo que en el lugar y momento exacto de la creación.

Somos todos diferentes, altos, bajos, grandes y chicos. No hay nadie igual a otro, somos exclusiva creación del alfarero, y para que Él siga trabajando en nuestras vidas, siempre es necesario un quebrantamiento, seguir trabajando nuestras imperfecciones, nuestras asperezas, es bueno estar sobre el yunque cada cierto tiempo, es la única forma de entender que estamos en sus manos y nada malo puede salir de ahí. Personas distintas con distintas capacidades, ya que todos tenemos alguna incapacidad que nos limita y no nos permite ser más allá de lo que somos, creemos que es lo que nos mantiene humillados, para no exaltarnos y vanagloriarnos de nada, pues nada es nuestro, sólo somos administradores de la gracia de Dios que viene en diferentes formas y tamaños. Personas como Sebastián buscan ser aceptados y amados, tratados bien, con respeto y amor, pues también son creación de Dios. Nos cuesta vivir la "vida loca" que vivimos? Si. Sebastián ahora habla harto, cuestiona y exige. Y cuando se frustra (lo que pasa muy a seguido) patalea, grita, se enoja... la verdad es un constante ejercicio de paciencia... y tratamos de no caer en la desesperación.

Sebastián ha resultado ser más de lo que hemos pedido, es un niño amado, aceptado por quienes lo conocen, es un ángel, agradecemos al Señor por haber recibido esta bendición. Jonathan y Tamara son extraordinarios, nos sorprenden con su amor y comprensión, con su ayuda codo a codo, con sus alegrías y chistes, muchos momentos entretenidos en nuestras vidas son culpa de ellos, y los tres juntos!! Uy!!, es fuerte. El amor de Dios entre ellos es como cuerda de tres dobleces, cada uno no puede vivir sin los otros dos, se disfrutan y eso nos llena de gratitud.

Un paréntesis es lo que pasó la madrugada del 27 de febrero, con el terremoto. Para los que preguntan cómo reaccionó Sebastián, les contamos que siguió durmiendo. Así de simple. Me recordó el Señor en la barca, ese día en que los discípulos creían que iban a morir en medio de una tormenta. Jesús dormía despreocupado pues Él sabía quién tenía el control. Pues bien. Mientras medio Chile se sacudía de una forma aterradora, Sebastián dormía. De seguro sabía quién tenía el control.

Que el Señor nos ayude, nos anime y de fuerzas cada día para cumplir con sus propósitos en esta vida, para lo que realmente fuimos creados y llamados, a servir en su reino. Y si en algo podemos servir al lector de estas líneas, no dude en dejar sus comentarios. Les dejamos algunas fotitos para que vean cuanto han crecido los niños. Que tengan un lindo día”.

Luego de agotar el material que tenia, le pedí a Rodrigo que nos contara sobre los últimos acontecimientos, sobre que había pasado en estos últimos días en la vida de Sebastián. Vaya sorpresa.

                                     image

                                                Rodrigo y Sebastián

Rodrigo exclama: “Dios Es Sorprendente”

Porque lo Es?

En primer lugar porque me sorprende en distintas áreas de mi vida, a mí y a mí familia, pero definitivamente me impresiona principalmente por medio de Sebastián. Seba ahora tiene 6 años, conoce perfectamente su casa, y la casa de sus tíos Patrick y Silvana. Reconoce a todos sus tíos, tías y abuelos. Entiende los conceptos de distintas residencias de familiares, iglesia, colegio, auto, piscina, parque de juegos, parque de diversiones, además de una infinidad de alimentos. Te parece sencillo? Haz una pausa y piensa: Sebastián JAMÁS a visto ninguna de las cosas que nombré anteriormente. No tiene un tipo de memoria que para nosotros es inherente y muchas veces inconsciente. La memoria visual. La mayoría de las cosas que puedes nombrar porque las "conoces" son cosas que has visto! Haz el ejercicio mental... cierto que sí? Pero no en el caso de Sebastián. El nombra muchos objetos cotidianos, y la lista crece cada día, nombra a personas y lugares... una memoria basada en sentimientos, estímulos, placeres, tacto y olfato... simplemente sorprendente...

En Segundo lugar porque Seba escucha mucha música. Mucha. En su mayoría música cristiana, que expresan ideas y valores del llamado bíblicamente Reino de Dios. Eso además de la educación cristiana en la iglesia y en su casa, por intermedio de la lectura, oración y conversaciones, le han ayudado a formar un concepto perfecto del Creador. Y lo expresa a veces, con pequeñas cosas especiales que dice, casi siempre dichas fuera de contexto, pero tremendamente espirituales. Hace unos meses dijo: "Tu presencia es mi morada Señor". Y cuando buscábamos nombre para un ministerio musical cristiano de la cual hacemos parte, me dijo en una mañana cualquiera: "Tierra Seca". Listo. Todos estuvimos de acuerdo en que ese era un buen nombre que sintetizaba todo lo que queremos que la banda exprese.

Lo tercero es: Me llama la atención la confianza que Sebastián tiene en los más cercanos. Cuando sus papás o hermanos le hablan, escucha con atención y confía. Confía plenamente. Cuando al caminar si le digo que tenga cuidado, él disminuye la marcha, y cuando le digo que hay un peldaño, levanta un pie. Muchas veces nos pide por ejemplo, un juguete... y pone una carita de expectación, un poco sonriente, esperando mientras verbalmente le avisamos que estamos buscando lo que solicita para pasarle. Constantemente tiene una comunicación bastante fluida con nosotros, cree en lo que le decimos, no tiene la vista para cuestionar lo que se le está diciendo. Cree. Confía. Espera.

Rodrigo finaliza con esta reflexión:

A estas alturas, un pequeño niño ciego de 6 años, mi hijo Sebastián, conoce muchas cosas y las tiene en la memoria sin nunca haberlas visto. Nosotros los hombres con Dios hacemos todo lo contrario. Constantemente queremos ver para después creer. Y cuestionamos todo lo que tiene que ver con el Creador. Absolutamente todo. Pienso que sería bueno si empezáramos a buscar a Dios por lo que sentimos y necesitamos, porque lo que anhelamos, por las cosas que busca nuestro espíritu, y no andar buscando "ver" si Dios existe, si es hombre o mujer, si los ángeles vuelan, etc, etc...

Cuando Seba dice cosas de Dios o para Dios, lo está adorando. Lo está reconociendo, amando, está expresando lo que tiene en su corazón. Porqué para nosotros es tan difícil hacer lo mismo? Porqué nos cuesta tanto expresar a nuestro Señor lo que sentimos? cuál fue la última vez que te derramaste en palabras bonitas a tu Dios? Porqué nos cuesta clamar y reconocer?

Así como Seba confía en mí, su papá, yo quiero confiar en Dios, mi papá. Quiero estar más atento a su voz sutil. Debo y debemos creer, confiar y esperar en el Creador de todas las cosas. Como Seba que no tiene vista y confía en lo que le digo, quiero yo confiar en Dios. A ojos cerrados. ¿Tú no?

Como dije al principio, Dios me sorprende al usar a mi pequeño hijo y enseñarme tanto por medio de él. Fantástico.

Esta crónica fue realizada con información suministrada por el padre de Sebastián, Rodrigo Saint Jean y con datos tomados del blog con su autorización. Agradezco a Rodrigo y Pamela que hayan dado a conocer la historia de Sebastián, personalmente he sido bendecido. Sirva también este testimonio para que muchos cambiemos de actitud frente a las personas discapacitadas, o mejor dicho, personas con capacidades diferentes, sean o no sean de nuestras familias. Ellos necesitan amor y comprensión. Rodrigo y Pamela decidieron amar y aceptar a su hijo tal como Dios se los regalo, ahora El se ha convertido en una bendición no solo para sus padres sino para toda la familia. Sobran mas argumentos.

Aquellas familias que tengan experiencias parecidas y que quieran compartir con Rodrigo y Pamela abajo están los datos. A todos los que quiera escribirles, pueden hacerlo al email.

Gracias a ellos por permitirme escribir.

Dios les bendiga

El blog:

http://www.sebasj.blogspot.com/

En Twitter: @rokesj

Email: rodrigo_sj@yahoo.com

A Propósito Del Caso Kalimba

Antes de hablar de este caso en particular, quisiera aprovechar la oportunidad para hacer un pequeño análisis de lo que ha sido la “conversión”, de cantantes y artistas al evangelio. Se ha vuelto común, leer o escuchar noticias donde cantantes o artistas confiesan que ahora siguen a Jesús y emocionados declaran que se van a dedicar a cantar para Jesús y que sus vidas de ahora en adelante cambiaran. Muchos de nosotros nos emocionamos porque alguien famoso se entrega al Señor, pastores que de una vez y sin ninguna reserva le entregan los pulpitos a los recién convertidos para que cuenten su testimonio, iglesias que se llenan de gente a escucharlos. Es como si la fama que tienen a nivel de la música secular se trasladara ahora a la iglesia porque alguien famoso se entrego a Cristo. Con todo respeto les digo mis hermanos, esta actitud es altamente nociva. Los cantantes o artistas que comienzan en el evangelio deben ser tratados como cualquier otra persona que se convierte. Los pastores que les prestan el pulpito en vez de atraer gente a la iglesia lo que hacen en realidad es hacerle un daño inmenso. Lo que se hace es cambiar la fama del mundo por la fama en la iglesia. Si a un cantante o artista se le recibiera en la iglesia, se le hiciera su proceso de discipulado, se le enseñara a caminar en la fe, se le integrara en la comunión de la iglesia sin rendirle pleitesía y sin tanto aplauso estoy seguro que muchos de ellos hoy fueran excelentes cristianos. Nuestro pecado ha sido usarlos para atraer a otros al evangelio y lo que hemos hecho es alejarlos a ellos. Nuestra actitud les ha hecho daño. Por otra parte los seguidores de los cantantes o artistas tienen la particularidad de idolatrar a sus favoritos hasta tal punto que siendo culpables de un delito, defienden su inocencia como si fuera alguien infalible. Muchos casos se han visto.

En Diciembre de 2.009, un Kalimba algo emocionado se declaro admirador de Jesús, dijo que iba a grabar música cristiana, que se iba a dedicar al góspel y otras cosas más. Pregunto: ¿Dónde quedaron esos propósitos?. Envuelto ahora en esta situación, en donde la justicia lo deja en libertad al haber comprobado luego de las pruebas periciales que su testimonio era veraz (Había tenido relaciones sexuales consentidas con una menor de edad), lo encontramos en medio de las mismas leyendo una Biblia. Hablemos en general: “Como es que para un cantante o artista que conoce el Evangelio Dios es Dios para unas cosas y otras no”. Se toman la libertad de grabar canciones con letras maliciosas, de doble sentido, inmorales, y cuando están en una situación difícil entonces recurren a Dios. ¿Que clase de evangelios se les ha enseñado?, ¿Sera que los pastores de ellos no les han discipulado como corresponde?, ¿Sera que parte de la culpa la tenemos los lideres?.

Sea esta la oportunidad para que Kalimba reflexione acerca de su relación con Dios y el Evangelio. Hoy salió en libertad, mañana quizás no. Meditemos todos en el asunto.

Dios les bendiga

jueves, 27 de enero de 2011

Según Harold Camping, después de 50 años de estudio estableció cuándo será el día del juicio. (Otro Pseudo Profeta)


Camping Afirma:

 "Un gran terremoto sacudirá la tierra el 21 de mayo del 2011, uno que jamás el planeta haya sentido en su historia. Así será hasta el 21 de octubre. Cualquiera que quede vivo después de ese día, será aniquilado por el fuego y nunca más será recordado".

Harold Camping, es un hombre de 90 años que afirma haber estudiado la Biblia durante 54, capítulo por capítulo.

Continua:

"Dios escribió la Biblia de una manera compleja y difícil de entender, pero me di cuenta que lo hizo para advertirnos de lo que vamos a sufrir por los pecados de la humanidad",

Sus seguidores, una congregación separada de los preceptos de cualquier religión, y basada solo en la Biblia, han escuchado fielmente la  profecía de Camping desde que, en 1961, abrió su propia estación radial 'Family Radio', presente en las ciudades más importantes de Estados Unidos, para manifestar sus interpretaciones de la Biblia.

Ante fieles y contradictores, asegura que esta vez no hay duda alguna sobre sus cálculos, contrario a lo que sucedió cuando predijo que la segunda llegada de Jesús a la tierra sería en 1994. Un error que empaña desde entonces, cualquier revelación divina, pero que Camping reduce a una mala interpretación de la palabra.

Al respecto dice:

"En aquella época, en 1992,  leí un versículo que no supe interpretar y le  avisé a todo el mundo para que se preparara para la llegada de Jesús en 1994. Pero no fue así. Después de ese año, pasé mucho tiempo investigando y entendiendo ese versículo, hasta que me di cuenta de que su llegada será para el 2011 cuando se acabe el mundo".
 
Comentario:

No entiendo como un Hombre que dice haber estudiado la Biblia durante 54 años se atreve a dar una fecha exacta del fin del mundo y además decir cuanto tiempo va a durar. Jesus dijo en: Mateo 24:36 y Marcos 13:32-33: “Pero del dia y la hora nadie sabe, ni aun los angeles de los cielos, sino solo mi Padre (Dios). 

Pregunto: ¿Cómo puede omitir las palabras de Jesus?. Su estudio deja mucho que desear.

Siempre que haya gente que siga a este tipo de “pseudo profetas”, ellos existirán.

En vez de estar hablando de fechas y del fin del mundo, prediquen el evangelio y díganle al mundo que todos los días hay que estar preparados para la venida de Cristo.

Todos los profetas que salgan con este tipo de afirmaciones no son dignos de crédito. Que tal: “Lo sabe solo Dios y El lo descubrió en la Biblia”. La afirmación de Jesus es contundente. Tales pretensiones carecen de base alguna. Una ultima cosa: "Nunca aciertan".


martes, 25 de enero de 2011

La Iglesia Frente A La Inmoralidad Sexual – Análisis y Perspectiva Pastoral Parte 5: Conclusiones

La realidad de hoy exige una respuesta para hoy. La Iglesia de Cristo no puede ni debe ser ajena a la problemática y a los desafíos que presenta el mundo. Recordemos que en primer lugar debemos ser sal y luz. La Iglesia no puede acomodarse a los postulados de la modernidad ni de la postmodernidad, dejando espacios para que los creyentes se aparten de la vida consagrada y comprometida a la que nos llama Jesús. De ninguna manera, podemos ignorar el bombardeo inmisericorde de propaganda sexual, de ninguna manera podemos ignorar el acoso a que estamos sometidos tanto hombres como mujeres cristianos. La Iglesia debe tener una respuesta pastoral. Grupos de oración de matrimonios, grupos de parejas que cumplan su propósito, educación sexual en la Iglesia orientada a niños, jóvenes y casados, etc. Hay que explorar alternativas. En segundo lugar, hay que prestarle atención a los departamentos de consejería o consejeros. A quien le estamos delegando esa labor. ¿Cumple esta persona con los requisitos y preparación necesarias?, ¿Es efectivo en la consejería?, ¿Hemos evaluado este departamento en la Iglesia?, ¿Qué está pasando? En tercer lugar está el pulpito. ¿Qué estamos enseñándole a la Iglesia’, ¿Cuál es el énfasis de nuestros mensajes? ¿La Iglesia esta creciendo espiritualmente?, ¿Está creciendo en santidad y testimonio?. ¿Somos responsables y serios en la enseñanza de las Escrituras?. Por último está la consagración de cada creyente. Quiero aclarar que no me refiero a legalismos, ni a apariencias externas de piedad. La consagración no puede ser evaluada a simple vista. La consagración es u estado del corazón, es algo íntimo y personal. Debemos exhortar y animar a los miembros de nuestras iglesias a que busquen a Dios, a que tengan una relación íntima y personal con El, a que permitan que Dios trabaje en sus corazones, a que cambien en lo secreto. Tenemos trabajo por hacer. Dios nos guie, ayude y asista. La responsabilidad es inmensa. Pensemos en las palabras del Señor: “Bien, buen siervo y fiel”.

Dios les bendiga

Las Nuevas Amenazas

¿Qué justifica la lectura del libro de Apocalipsis hoy?

Salvo contadas excepciones, la iglesia de nuestros países no esta sometida a persecución. Más bien se nota lo contrario: Las iglesias están creciendo con el beneplácito de los poderes de turno. En algunos países de América Latina los cristianos evangélicos tienen hoy mucho espacio para expresarse; lo que en esta época era solo un sueño se ha vuelto realidad: Colegios cristianos, universidades cristianas, canales de televisión, capellanías, participación política, reconocimiento jurídico. ¿Dónde radica la amenaza a la iglesia hoy? Nos aventuramos a decir que quizás la mayor amenaza para la iglesia es el espíritu de la postmodernidad. Este es el modo de percibir al mundo y a la vida que predomina hoy; es una cosmovisión surgida y alimentada por lo que en el campo de la lingüística se conoció con el nombre de “de-construccionismo”.

El “de-construccionismo”, se aplico originalmente a textos literarios y luego a toda la vida, a la que se considera un texto que debe ser interpretado. Para esta corriente, el lenguaje (verbal u otro) es un sistema arbitrario y cambiante. Por esa razón, la interpretación es incierta y solo puede ser subjetiva. Esta perspectiva da como resultado la relativización, no solo de la realidad, sino del propósito de la existencia humana. Si todo es relativo, entonces el propósito de la vida no es alcanzar la verdad objetiva sino sentir “mi” verdad.

En una exposición sobre 1 de Pedro 1:3, titulada “Una esperanza viva”, el misiologo ingles Leslie Newbigin dijo a un grupo de líderes europeos que la iglesia en Europa perdió visión y vitalidad al sacrificar el mensaje del evangelio en el altar de la modernidad, Con el fin de hacer el evangelio más apetecible para los hombres y mujeres de mentalidad moderna, la iglesia europea dio supremacía al uso de la razón en el estudio bíblico y en la adoración. Newbigin nos advierte que un riesgo similar corre la iglesia en Asia, África y América Latina, que hoy crece vertiginosamente, frente a la seducción de la postmodernidad. Al tratar de hacer el mensaje más atractivo a la generación postmoderna, las iglesias se inclinan a sacrificar la esencia por la estética, la verdad por la vivencia, el mensaje por la emoción, el contenido por la intuición, la ética por la sensación.

El espíritu de la postmodernidad es una amenaza para el cristiano porque le permite vivir sensaciones sin mensaje, visión sin voz. En la espiritualidad postmoderna lo que cuenta es la sensación, no necesariamente el mensaje; no considera tan decisivo declarar quien es Dios sino sentir a Dios. Esta es la gran amenaza para la Iglesia actual, por lo cual se hace necesario prestar atención a la voz de Apocalipsis. Allí la Palabra y la Visión del Jesucristo glorificado son las que determinan la fe y la misión de la iglesia.

Si nuestro mensaje no presenta a un Jesucristo que atemoriza y también consuela, un Jesucristo que nos habla y llama al compromiso, entonces será presuntuoso y peligrosamente ingenuo tratar de enfrentar el devenir histórico, lo que está por suceder. En la batalla decisiva de la historia no es suficiente esgrimir emociones e intuición; necesitamos verdad y poder.

No Tengan Miedo

Muchos se atemorizan frente al libro de Apocalipsis. Consideran que un libro enigmático y lleno de aterradoras predicciones. Sin embrago, para quienes siguen a Jesucristo, este libro es la transcripción del mensaje de una voz que comienza diciendo: “No temas”.

Jesucristo, el de la voz como estruendo de muchas aguas, es a su vez el que extiende su mano para tocarnos. Abre su boca, no para fulminarnos sino para decirnos que no tengamos miedo. Este Señor y su mensaje provocan reverencia y a su vez producen profunda paz. Su presencia es arrolladora pero también consuela y nos acompaña en medio del sufrimiento y el abuso de los poderes.

“No temas”, es la respuesta del Señor a nuestra postración. El pone a nuestra disposición su poder, ese poder que transforma la tribulación en victoria, la muerte en vida: Vida perdurable por los siglos de los siglos.

Fragmento del libro: Apocalipsis no tengan miedo. Jesucristo tiene la última palabra. Jorge Atiencia y Ziel Machado. Editorial Certeza Unida.

lunes, 24 de enero de 2011

Lectura Cristiana del Antiguo Testamento–Nuevo Blog Del Profesor Milton Acosta

Una Invitación al diálogo y a la reflexión teológica

Todo cristiano tarde o temprano enfrentará serias dificultades al leer el Antiguo Testamento. Quisiera proponer un punto de encuentro para dialogar cordialmente con todos los interesados sobre estos temas. Los temas se pueden agrupar en cuatro grandes categorías: Históricas, literarias, culturales y teológicas.

Me gustaría hacer un par de cosas en este blog. En primer lugar, quisiera que los lectores de la Biblia me contaran cuáles son los temas que les parecen difíciles, inaceptables o incomprensibles. Por mi parte, me gustaría compartir con ustedes mis propias dificultades en la lectura cristiana del Antiguo Testamento y plantear algunas reflexiones y acercamientos propios y de otros que me han ayudado.

Hoy nada más estaba leyendo en Números 31 donde Dios le da a Moisés órdenes inequívocas de vengarse de Madián. Terminada la guerra, Moisés se pone furioso porque habían dejado con vida a las mujeres. Entonces les da órdenes de matar mujeres y niños; solamente pueden dejar con vida a las jóvenes que no hayan tenido relaciones sexuales; éstas entran a formar parte del botín.

¿Qué puede hacer un predicador con un texto así? ¿Cuál sería su aplicación para la iglesia de hoy? Alegorizar sería muy fácil: "hay que acabar con el pecado". Nadie discute que hay que luchar contra el pecado,  ¿pero cuáles son las vírgenes? ¿Cómo puede Dios dar ese tipo de órdenes?

Esto es solo un ejemplo para iniciar el diálogo. La guerra es quizá uno de los casos más difíciles. También están los casos de poligamia de personajes célebres, los números de personas que no cuadran con la arqueología, las prácticas que no se entienden, el cumplimiento de la Ley, los diezmos, y tantas otras cosas.

La meta de este blog es que juntos aprendamos a leer el Antiguo Testamento como cristianos. Me encantaría escuchar sus observaciones, comentarios y preguntas. Quizá podemos edificarnos mutuamente, ser enriquecidos en nuestra vida cristiana y movidos al amor y las buenas obras que glorifiquen a Dios. Todos los que se sientan movidos en esa dirección son bienvenidos. 

Nota: Excelente propuesta del Profesor Milton Acosta. Es la oportunidad de interactuar con alguien que es amplio conocedor del Antiguo Testamento.

El blog: http://lecturacristianadelantiguotestamento.blogspot.com/

miércoles, 19 de enero de 2011

La Iglesia Frente A La Inmoralidad Sexual – Análisis y Perspectiva Pastoral Parte 4: La Crisis En La Consagración

En el artículo anterior comentamos sobre la crisis en la predicación y la enseñanza, en este trataremos sobre la falta de consagración. Si bien es cierto, que la predicación y la enseñanza ya no se enfocan en la Biblia, también es cierto que la manera de vivenciar el evangelio no se enfoca en la santidad y la piedad. En este mundo postmoderno, el evangelio se vivencia a partir de los resultados o de la forma como el creyente es o ha sido bendecido en lo material (Lo cual es falso), un enfoque basado en el hombre y no en Dios. Lo anterior ha traído como consecuencia que una gran cantidad de creyentes tengan vidas superficiales, desorientadas y ajenas totalmente al plan de Dios. Si bien es cierto que el que predica o enseña tiene culpa, el que recibe y escucha la predicación y no se percata, no investiga, no comprueba, es culpable también. Nos hemos acostumbrado a oír lo que nos gusta y para muchos eso es una zona de comodidad innegociable. “Me va bien, estoy bendecido y además Dios aprueba todo lo que hago, aleluya, que más quiero”, sin embargo esto es mentira. De la gran masa de gente que asiste a las Iglesias, muy pocos son hombres o mujeres de oración, de búsqueda, de ayuno, de vigilias, gente que les importe la voluntad de Dios para sus vidas, gente que se guarda del pecado, que guardan sus corazones de la avaricia, del egoísmo y muchas otras cosas. Diversos distractores están a la orden del día, Hay mucha oferta para desperdiciar el tiempo, y esta oferta nos invita al pecado. Se acusa a Facebook de propiciar el adulterio. Si bien es cierto es una red social donde se facilita conocer gente y demás, lo que está sucediendo demuestra es la crisis en la consagración, la falta de consagración que hay no solo al interior de los corazones de aquellos que han caído, sino también la crisis en la consagración que hay en la misma Iglesia a la que pertenecen. Hace unos 20 años, se veía a la gente haciendo planes para retiros de oración, para ayunar, para hacer vigilias. Estas actividades se hacían fuera de la Iglesia y muchas eran programadas por iniciativa de los mismos creyentes quienes informaban al pastor de la actividad. Era común también, encontrar 20 o más hermanos orando en la Iglesia a una hora determinada. Había sed de Dios. Hoy en día pensamos en otras cosas, programamos otro tipo de actividades (No digo que no se pueda), la vida se ha tornado mas social, con énfasis en el relax o el entretenimiento. La Iglesia necesita volver a la senda antigua, a la consagración, a rendir su corazón al Señor. La inmoralidad sexual en todas sus manifestaciones esta a la orden del día, el llamado es: “Consagremos nuestra vida al Señor”.

Dios les bendiga

lunes, 17 de enero de 2011

La Predicación: ¿Por qué está en Crisis?

En este mundo postmoderno, pragmático y utilitarista en el que vivimos, no se conciben los absolutos. El Postmodernismo ha traído consigo el énfasis marcado en el relativismo. El relativismo, permite que tengamos ópticas distintas de las cosas y que estas ópticas sean todas validas. Las distintas perspectivas de la vida, de Dios, del hombre, de la sexualidad, etc, todas son validas. Lo anterior choca de frente con el carácter absoluto de Dios y de las Escrituras. Dios no admite palabra en contrario, entonces, y en el transcurso de estos últimos años, la predicación en las Iglesias fue cambiando de enfoque y fue cambiando de enfoque porque si ya lo que Dios dice no es absoluto (Según el relativismo), el hombre puede darle una perspectiva propia al evangelio y a la vida cristiana, de tal manera que el resultado ha sido una predicación ya no basada en la Biblia y a los principios de Dios, sino basada en las necesidades del hombre y orientada a que este cumpla sus sueños y obtenga el éxito (Enfoque humanista). Pregunto: ¿Quien no quiere cumplir sus sueños?, ¿Quién no quiere tener éxito?. Todos queremos. El problema radica es que en este enfoque postmoderno, Dios deja de ser Dios para convertirse en aquel que me da todo lo que necesito, todo lo que quiero y a eso le agrega la salvación. En otras palabras “Dios al servicio del hombre”. (Utilitarismo). Este absurdo, ha dado origen a las Megaiglesias, mucha gente corrió hacia las Iglesias con un mensaje postmoderno e idolatro a sus predicadores y pastores o apóstoles porque les dijeron que podían acercarse a Dios y obtener lo que quisieran, estar bien con El y además (de manera tacita) de eso sin ningún tipo de compromiso con la consagración y una vida santa y justa. El resultado, una Iglesia que perdido su sabor, una Iglesia que no es sal, una Iglesia que en vez de alumbrar al mundo aumenta su oscuridad. Lo triste de todo es que mucha gente se ha ido decepcionada y desilusionada de las Iglesias. Muchos y a pesar de asistir a una Iglesia y ser miembros activos viven una vida vacía y sin sentido. Por otra parte está el pragmatismo. Todo lo que da resultado sirve. De ahí que todo el mundo corra a hacer pactos, que todo el mundo corra detrás de los expertos en echar fuera demonios, de ahí que todo el mundo corra detrás de aquellos que se ufanan de los grandes milagros que suceden en sus eventos. Perdónenme por desilusionarlos. El resultado no garantiza la autenticidad y la legalidad de algo y mucho menos que Dios este detrás del asunto. Hay dos textos claves en la Biblia: Mateo 7:21-23 y Mateo 24:24, al respecto el mismo Jesús Dice en Mateo 24:23: “Cuando vean estas cosas, no crean”. Desafortunadamente, muchos nos vamos tras los resultados. Lo anterior, ha incidido para que mucha gente vaya a Iglesias o eventos en donde reciben un mensaje diferente, en donde se les predica un evangelio diferente. Creyentes que crecen sin la formación adecuada, creyentes a los que se les ocasiona un daño inmenso debido a que crecen con un concepto equivocado de Dios (Eso es lo más nocivo que puede haber). Para concluir: 1. Cuando escuche una predicación que habla de éxito, de motivación, que usted puede, ese no es el mensaje del evangelio, “Usted está en el lugar equivocado”. El mensaje del evangelio se centra en Jesús. 2. No mire los resultados, mire lo que está pasando a su alrededor y compárelo con las Escrituras. 3. Todos debemos ser responsables y serios con la predicación de la Palabra. Prediquemos el mensaje de Dios.

Dios les bendiga

La Iglesia Frente A La Inmoralidad Sexual – Análisis y Perspectiva Pastoral Parte 3: La Crisis En La Predicación y Enseñanza

Que tiene que ver la predicación con la inmoralidad sexual. Mucho!. Haciendo un análisis de la realidad, al enterarme por las noticias y mirar los numerosos casos de inmoralidad sexual, me he dado cuenta que las Iglesias o grupos en donde la predicación y la enseñanza de la Biblia es muy superficial, es donde más se presentan casos de adulterio, fornicación, homosexualismo, lesbianismo, etc. La razón?: No hay una predicación que forme al pueblo, que le diga al pueblo como es que Dios quiere que viva, que llame a la consagración, que llame al compromiso, que llame e invite a la comunidad a orar, a entregarse a Dios. Si no formamos al pueblo en los principios de la Palabra de Dios mediante una enseñanza seria y ajustada a lo que Dios dice en la Biblia, entonces vamos a tener un pueblo creciendo anormalmente y con muchas fallas en la vivencia practica del evangelio. Que puede esperarse de una comunidad que domingo a domingo escuche mensajes de motivación, de superación personal, de cómo alcanzar el éxito, de cómo alcanzar sus sueños, etc. La predicación y la enseñanza de la Biblia debe ser orientada a formar al creyente para que viva de acuerdo a los designios de Dios. Si le enseñamos al pueblo otras cosas, entonces tendremos un pueblo viviendo un evangelio superficial. Como ya lo he dicho antes: “Pulpito fuerte, iglesia fuerte, pulpito débil iglesia débil”, en otras palabras: “Predicación superficial, iglesia superficial, predicación seria iglesia seria y bien formada”. Aparte de lo ya mencionado, hemos dedicado tiempo y esfuerzo a predicar y enseñar sobre demonios, espíritus y demás, logrando con ello una iglesia paranoica, que ve la Diablo en todas partes y además atemorizada. Repito, no me interesa conocer al Diablo y sus estrategias, me interesa conocer a Jesús porque entre mas lo conozco mas puedo ser como El. El me llamo a ser su discípulo. La persona más importante para mi debe ser “JESUS”. De igual manera se he hecho énfasis en la profecía. No estoy en contra de la profecía sino del abuso que se ha hecho de la misma. Que es más importante?. Que Dios me hable a mí de manera directa o personal o que me hable atraves de un profeta?. Recuerden la Iglesia no es del Antiguo Testamento, no podemos ubicarla en el Antiguo Testamento. La Iglesia es del Nuevo Testamento. Hebreos 1:1-2 dice: “1 Dios, que muchas veces y de varias maneras habló a nuestros antepasados en otras épocas por medio de los profetas, 2 en estos días finales nos ha hablado por medio de su Hijo. A éste lo designó heredero de todo, y por medio de él hizo el universo. 3 El Hijo es el resplandor de la gloria de Dios, la fiel imagen de lo que él es, y el que sostiene todas las cosas con su palabra poderosa. Después de llevar a cabo la purificación de los pecados, se sentó a la *derecha de la Majestad en las alturas. 4 Así llegó a ser superior a los ángeles en la misma medida en que el nombre que ha heredado supera en excelencia al de ellos”. No hay revelación por medio de ángeles, sueños profetas, que pueda sustituir a Jesús. Si queremos que Dios nos hable o nos guie, busquémoslo de manera directa. Hebreos 4:15-16 dice: “15 Porque no tenemos un sumo sacerdote incapaz de compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que ha sido *tentado en todo de la misma manera que nosotros, aunque sin pecado. 16 Así que acerquémonos confiadamente al trono de la gracia para recibir misericordia y hallar la gracia que nos ayude en el momento que más la necesitemos”. Para concluir: Primero necesitamos una Iglesia donde se enseñe y predique la Biblia, es la única manera de saber qué es lo que Dios quiere para mi vida. Si Usted va a una Iglesia donde nunca le han hablado de la tomar la cruz y seguir a Cristo, de consagrarse a Dios, de ya no vivo yo sino es Cristo quien vive en mi sino que le hablan de las claves para alcanzar el éxito, que usted puede, de que sueñe, está en el lugar equivocado. Ese es un tipo de mensaje que atrae, que gusta, que suena bonito, pero no es el mensaje de Dios. Mucha gente ha sido herida, mucha gente se ha ido decepcionada y desilusionada de las iglesias, muchos se han apartado debido a que la Iglesia perdió el enfoque en la predicación. La invitación es a volver a la predicación del mensaje original, predicar a Cristo, predicar el discipulado, predicar la cruz, predicar la consagración, predicar acerca de la oración. Me he encontrado en la red atraves del blog, de los foros, del mismo Twiter con mucha gente inquieta, con dudas, decepcionada, desilusionada y apartada del Señor, en lo que ha estado a mi alcance les he ayudado y les estoy ayudando. Gracias al pastor Leonardo Oviedo por sus aportes y comentarios, a todos los hermanos y amigos de twitter que opinaron y respondieron a la pregunta: Hay crisis en la predicación de hoy?. Seguiremos hablando del tema. Mis amados hermanos les invito a reflexionar.

Dios les bendiga

sábado, 8 de enero de 2011

La Iglesia Frente A La Inmoralidad Sexual – Análisis y Perspectiva Pastoral Parte 2: La Crisis En La Consejería

Algunos pensaran que tiene que ver la consejería con el tema. Desde el punto de vista pastoral tiene que ver mucho. Las razones son varias. En primer lugar, si hacemos el recorrido partiendo de lo que sucede en los Estados Unidos, encontramos que mucha gente, muchos hermanos y hermanas con problemas de inmoralidad sexual no encuentran en los equipos de consejería gente lo suficientemente confiable como para contar lo que están viviendo. Se dan dos cosas. La primera es que muchas veces el consejero esta en las mismas que el aconsejado y esto se convierte en una bomba de tiempo. Lo segundo es que ante la inmadurez y falta de preparación de los consejeros para tratar estos casos, muchos terminan aprovechándose de la vulnerabilidad de los aconsejados al manipular sus sentimientos o hacer uso del poder de la información que se le ha dado a conocer (Algo así como una extorsión), esto provoca el aislamiento de los hermanos en problemas no solo en los casos de inmoralidad sexual sino también en todos los demás. En América Latina, el problema es de guardar la confidencialidad. Muchos consejeros (Siempre hay excepciones), comentan de una vez los problemas a los lideres o pastor sin antes haber tratado la condición del hermano o hermana y ver el resultado de un proceso de consejería. En ningún momento quiero decir que comunicar al pastor o líderes sea malo, lo que quiero decir es que alguien se acerca a la consejería buscando ayuda no que sus problemas se hagan públicos. El dilema que se presenta entonces en todos los casos es: ¿A quién acudo?, ¿A quién le pido ayuda?, ¿En quién puedo confiar?. Y es que en estos casos, los hermanos o hermanas quieren hablar, desahogarse, buscar ayuda, el problema es que la Iglesia no está dando alternativa y respuesta a estos casos. Se debería revisar la problemática, analizarla y buscarle soluciones. Encontramos mas y mas gente aislada, mas y mas hermanos encerrados en sí mismos. Esto no es bueno. Pastores y líderes es hora de darle a la Iglesia su carácter sanador, de implementar equipos de ayuda y consejería con gente madura y preparada. Dejemos de producir líderes y consejeros en serie. Eso no funciona. Los fariseos criticaban a Jesús por sentarse con pecadores y El les dijo: “Los sanos no tiene necesidad de medico sino los enfermos”. Cuantos enfermos y heridos tenemos en la Iglesia?. Necesitan que el hospital de Dios, la Iglesia cumpla su función restauradora y sanadora. La gente, los hermanos y hermanas, necesitan acudir a un cuerpo (La Iglesia), que les brinde alternativas de ayuda y sanidad. “El amor cubrirá multitud de pecados”, “El juicio dejara sin opción a los caídos”. Por último, no estoy justificando de ninguna manera el pecado, ni haciendo victimas a los hermanos o hermanas que han caído, lo que estoy diciendo es que la Iglesia debe asumir su papel de comunidad sanadora.

Dios les bendiga

Ayunar o no Ayunar Por: Profesor Milton Acosta

El tiempo y la teología del ayuno

Jesús es un provocador que produce discípulos provocadores. Un provocador es aquella persona que por causa de sus convicciones (o para llamar la atención) piensa, habla y se comporta de manera distinta y a veces contraria a la costumbre. Jesús fue un provocador porque pensaba y actuaba distinto a las convenciones éticas y religiosas aceptadas. Mucho de lo que decía y hacía producía una reacción a favor o en contra. El Jesús lindo, dulce y suave que a todos les cae bien sólo existe en la imaginación de la acomodación. Por eso, cada generación debe asegurarse de releer los evangelios para no terminar jugando en Palestina con un Jesús de plastilina.

El interés de Jesús al provocar no es llamar la atención porque tuviera alguna deficiencia emocional, como ocurre con quienes quieren lucirse. Él simplemente vive según los criterios del reino de Dios y del momento específico que representa su venida en la historia de la salvación.

Las provocaciones más famosas tienen que ver con lo que Jesús y sus discípulos hacen el día de reposo y con la conducta de Jesús en el Templo. Pero no nos ocuparemos de eso esta vez. Nos interesa una provocación por algo que los discípulos de Jesús no hacen: ayunar como los discípulos de los fariseos y los de Juan. Tan incómoda es la omisión que hasta los llaman “comelones y bebedores” (Lc 5:33–39).

Probablemente la pregunta sobre el ayuno no es hostil del todo; pero, además de curiosa, sí es desafiante. Si uno pregunta por qué no se hace algo es porque piensa que se debe de hacer; y más si se trata de la autenticación de la piedad. La pregunta reconoce que Jesús es un maestro con discípulos, pero al tiempo se le cuestiona por producir discípulos faltos de devoción y quizá de esperanza. Veamos entonces de dónde alimentaban los judíos sus ideas sobre el ayuno.

En el Antiguo Testamento hay un ayuno para el Día de Expiación (Lev 16). A partir del exilio se añaden cuatro ayunos más (Zac 8:19) y después otro (Ester 4:16 y 9:31). Por cierto, el ayuno es la única práctica religiosa mencionada en Esther.

Existe un ayuno de lamentación ligado a la condición de exilio (Zac 7:2–7). Como se observa en el Antiguo Testamento, el ayuno generalmente está ligado a una experiencia de crisis (Jue 20:26; 1S 7:6; 14:24; Joel 1:14).

Para los judíos del primer siglo, los ayunos frecuentes son marcas de los grupos de “renovación”. Se puede suponer que ayunaban por la situación de exilio que experimentan en su propia tierra, al estar bajo el control de los romanos. El ayuno es marca de espiritualidad; algunos lo hacían dos veces por semana (Lc 2:37; 18:12). ¡En síntesis, esta gente ayuna!

El texto pseudo epigráfico conocido como Apocalipsis de Elías (1:13–21), dice tres cosas del ayuno: (1) que Dios lo creó; (2) que ayuda a combatir las pasiones; y (3) que se debe practicar continuamente (el ayuno, no las pasiones) con un corazón puro.

La respuesta de Jesús al cuestionamiento que se le ha hecho es doble, pero doblemente enigmática y probablemente cargada de mucho contenido. Por un lado dice que sus discípulos no pueden ayunar porque no es momento de ayunos pues están de fiesta. Él es el novio que está de fiesta con sus amigos los discípulos. Por otro lado dice que una vez que el novio sea quitado, entonces ayunarán. Es decir, ahora no, pero después sí.

La fiesta del novio y el show del despeinado

La primera respuesta de Jesús a la pregunta sobre el ayuno tiene dos componentes. Con el primero dice que él es el Mesías; quizá se refiere al ayuno convertido en fiesta (Zac 8:19). Nadie ayuna en un matrimonio y menos con el novio presente. La presencia de Jesús es pues motivo de fiesta. La metáfora no es tan casual: se trata de una figura usada por Jesús para la venida del Reino de Dios. El matrimonio es símbolo de nuevo comienzo, del establecimiento de una relación con el pueblo de Dios. Es decir, Jesús afirma que él es el Mesías, especialmente si uno nota que en el Antiguo Testamento esa misma imagen de novio/esposo se refiere a Dios en relación con su pueblo (Is 61:10; 62:4–5; Os 2:14–20).

Con el segundo componente Jesús afirma que va a morir. No se ayuna entonces por falta de esperanza, sino porque la promesa del Mesías se ha cumplido. Se ayunará, no por lamentación, sino para experimentar en la carne que el ser humano no vive sólo de pan (Dt 8:3; Mt 4:1–4). La respuesta de Jesús no dice que no se debe ayunar, sino que ese no es el momento de hacerlo. De hecho, Jesús supone que habrá otro tiempo cuando se deba ayunar, pero por otras razones.

La expresión “el novio sea quitado” sugiere violencia; como ocurrió con Juan ocurrirá con él. Esto resulta extraño porque en un matrimonio el novio no es quitado y menos por la fuerza. Jesús no dice cuándo será “ese día”. No se refiere literalmente ni exclusivamente al Viernes Santo. Se trata de un tiempo cuando el ayuno puede ser parte auténtica del discipulado. En todo caso es notable el contraste entre fiesta y ayuno.

El ayuno ha sido tema de controversia entre los piadosos. La instrucción de Jesús es en primer lugar para los judíos: no se ayuna por lamentación ni para que termine el exilio, porque el reino de Dios ha llegado. En segundo lugar, a sus seguidores Jesús les dice que el ayuno es privado, que no debe demostrarse ni anunciarse (Mt 6:16–18). Todo depende de quién quiere uno que lo aplauda, Dios o la gente. Por eso, quien participa de reuniones de ayuno y oración corre un peligro especial del que debe cuidarse: la sutil (y a veces no tan sutil) arrogancia espiritual. Dice Luz que en tiempos de Jesús el individuo que practicaba el ayuno extremo “podía adquirir fama de santo.” En tercer lugar, el ayuno para los cristianos, como para Jesús en la tentación, es una experiencia física y espiritual de abstención de algo fundamental para la existencia, por medio de la cual el creyente afirma y siente en su cuerpo que el ser humano vive por la Palabra de Dios, no sólo de la comida. Es decir, el ayuno nos desanimaliza.

Jesús no decreta ayunos, ni competencias de ayunos, ni a batir ningún Record Guiness del ayuno. Es posible que haya habido abusos en la iglesia desde muy temprano. El documento cristiano del siglo segundo conocido como La Didaché contiene instrucciones para el ayuno semanal. Ordena el ayuno por los enemigos (1:7); que no se ayune como los hipócritas (lunes y jueves) sino el miércoles y antes del bautismo (7:5–8:2). En un lenguaje similar a Isaías 1–2, la Epístola de Bernabé (3:1–3) también habla contra la práctica del ayuno probablemente por considerarla judaizante o hipócrita, como en Isaías, cuando no va ligada a la práctica de la justicia social. En síntesis, los cristianos sí ayunaban, pero les preocupaba la teología del ayuno después de Cristo y la falsa piedad; es decir, la fiesta con el novio y el show del despeinado.

Un caso de incompatibilidad fundamental

Para terminar la respuesta sobre el ayuno, Jesús utiliza un par de mini-parábolas: nadie echa vino nuevo en odres viejos, y nadie remienda ropa vieja con tela nueva. En ambos casos se hace un daño peor; el vino nuevo revienta los odres viejos y la tela nueva le hace un roto más grande si se le cose a la ropa vieja (Mt 9:16–17; Mc 2:21–22; Lc 5:36–38).

El libro de Job hace uso de estas imágenes: “ropa carcomida por la polilla”, “odre a punto de estallar” (Job 13:28; 32:19). La comparación es propia de épocas cuando la ropa era más escasa y de las culturas vinícolas, como lo ha sido todo el norte y oriente del Mediterráneo.

La mini-parábola del remiendo no tiene mucho sentido hoy porque la ropa rota está de moda; es hasta más cara que la que no está rota. Hay jeans de 2.000 dólares que vienen rotos de fábrica. En el internet (wikihow) se encuentran instrucciones de como romper los Jeans como lo hacen los profesionales de las grandes marcas. Obviamente que esta parábola se dice en un tiempo cuando los jeans no existían, cuando la ropa era escasa y cuando la ropa rota no estaba de moda. A muchos les resulta difícil imaginarse ese mundo.

La mini-parábola de los odres también es ajena para quienes no producimos vino. La idea es que en esa época el vino nuevo se echaba en recipientes nuevos hechos de cuero, de manera que en el proceso de añejamiento del vino, el odre se estira y da espacio a los gases que el vino produce. Una vez estirado ya no estira más; si se le echa vino nuevo, se rompe.

La esencia de las dos mini-parábolas es entonces la incompatibilidad entre algo nuevo y algo viejo; en este caso, entre las ideas de los judíos y las de Jesús con respecto al Mesías y reino de Dios. Lo viejo en este caso no es tanto la piedad de los judíos sino la relación de ésta con el momento histórico. La piedad es producto de una serie de creencias; a esas son a las que se refiere Jesús. Como lo dice la misma respuesta de Jesús, no se trata del abandono completo del ayuno, si no de no haber reconocido al Mesías en Jesús.

La fe de los judíos no puede ser descalificada ni menospreciada. Nótese que el vestido viejo un día se lució como nuevo y estaba bien. El recipiente viejo un día también fue nuevo y sirvió para guardar vino. Lo que Jesús dice es que a partir de su venida la cosa será de otro modo.

Al principio de su respuesta (a quienes criticaron a los discípulos de Jesús por no ayunar, como los de Juan y los de los fariseos), Jesús dijo que cuando el novio está, estamos de fiesta; por lo tanto, nadie ayuna. El banquete de bodas se refiere a la restauración de Israel, cosa que todos los judíos esperaban. La presencia de Jesús es motivo de alegría para quienes lo reconocen como “el novio” (Jn 3:29); por eso no ayunan.

Así las cosas, la respuesta de Jesús termina siendo una crítica a sus críticos por no haber reconocido que él es el Mesías, quien ha venido a restaurar a Israel. Es decir, el que quiere ponerse a ayunar en ese momento es porque no ha entendido ni reconocido la magnitud de la obra que Dios está haciendo con Israel.

Con las dos mini-parábolas Jesús quiere hacer entender que con su venida hay un nuevo comienzo para Israel. No está eliminando el ayuno de la piedad. De hecho, él mismo practicó el ayuno y también dio instrucciones de no hacer del ayuno un show.

[“Señor usuario, nos permitimos informarle que no va a poder seguir usando su teléfono CDMA porque esa tecnología va a ser reemplazada por una nueva, la GSM. ¿Y si compro la tarjeta SIM. “No se puede, son incompatibles.”] Como no lo podía aceptar; enojado me dirigí a las oficinas de la compañía de telefonía celular a pelear por mi teléfono viejo y... terminé comprando uno nuevo. En la revelación de Dios, Jesús es la nueva te(cn)ología. ¡Actualícese! 

Milton Acosta: Profesor de Antiguo Testamento en la Fundación Universitaria Seminario Bíblico de Colombia (www.unisbc.edu.co); Editor de Antiguo Testamento para el Comentario Bíblico Contemporáneo; M.A. Wheaton College Graduate School-- Ph.D. Trinity Evangelical Divinity School (Antiguo Testamento)-- macosta@unisbc.edu.co

Tomado de:

http://pidolapalabra1.blogspot.com/2010/04/ayunar-o-no-ayunar.html

http://pidolapalabra1.blogspot.com/2010/05/ayunar-o-no-ayunar-2.html

http://pidolapalabra1.blogspot.com/2010/11/ayunar-o-no-ayunar-3.html