miércoles, 30 de diciembre de 2009

CANTAR DE LOS CANTARES PARTE 6: ELOGIO AL AMOR VERDADERO (Capitulo 8) - Final

En el capítulo 8 de Cantares encontramos las características del amor.

1. El Amor Verdadero es el que se compromete: La Sulamita demostró con contundencia su compromiso con su marido. En la cultura judía, el marido era el único que podía entrar a la casa de la madre de la esposa.

2. El Amor Verdadero es sin reservas: Se entrega de manera total y en él se deposita toda la confianza.

3. El Amor Verdadero No olvida sus raíces: Es muy posible que al liberar Salomón a la Sulamita su marido la haya recogido en Jerusalén. De regreso a casa pasan por el lugar donde por primera vez el amor se encendió entre ellos. (8:4, “Debajo de un manzano te desperté”).

4. El Amor Verdadero se lleva a todas partes: “Ponme como un sello sobre tu corazón, como una marca sobre tu brazo”. Es decir el amor debe llevarse adentro y mostrarse afuera. En el corazón no hay cabida sino para la persona que amo, con la cual estoy comprometido, Mi corazón esta reservado, es allí donde hay que colocar el anillo (Para nosotros), la marca, equivaldría al anillo, algo visible que muestre que Él o ella tienen dueño.

5. El Amor Verdadero es total: “La Sulamita exige toda la atención”. “Fuerte como la muerte son los celos”. La atención de su amado es para ella.

6. El Amor Verdadero Permanece: “Las muchas aguas no podrán apagar el amor”.

7. El Amor Verdadero no tiene precio: “Si diese el hombre rodos los bienes de su casa por este amor, de cierto lo menospreciarían”. No se puede comprar.

El mundo actual no concibe esta clase de amor entre esposos. La infidelidad es normal y hasta parejas la consienten mutuamente. La voluntad de Dios es que entendamos lo que es un Matrimonio, un compromiso para toda la vida donde yo empeño mi palabra para cumplirle a mi conyugue cada una de las promesas que le hice el día en que nos casamos. Los votos matrimoniales tienen que adquirir el valor que en realidad tienen. El amor es para el que ama, el escudo que va a repeler todo ataque contra su compromiso. El amor hacia mi esposa o esposo debe ir conmigo a todas partes, no hay dinero que pueda cambiar mis sentimientos. La Sulamita decía; “Las muchas aguas”. Dificultades y problemas siempre los habrá pero el amor debe triunfar. La economía, la diferencia de caracteres, inconformidad familiar, etc. El día en que decidieron comprometerse y casarse lo hicieron para llegar juntos a la vejez. Ese voto lo hice y debo estar dispuesto a amar y perseverar en esa empresa. Algunos preguntan: “¿Con quién me casare?”, la pregunta seria “¿Para qué me casare?”, y la respuesta es: “Para glorificar a Dios con mi matrimonio”, para demostrar que se puede ser feliz estando casado, para demostrar que puedo llegar a viejo viviendo con una sola mujer por 40 años o más siéndole fiel, y en todo esto Dios sea glorificado.



El 27 de Diciembre, los amados hermanos Ricardo Polo y Nora Espitia Cumplieron 50 Años de casados. Ellos invitaron a la Iglesia (Palabra de Vida – Sincelejo – Colombia – Suramérica), a celebrar con ellos e hicieron una ceremonia de renovación de votos donde se entregaron nuevos anillos saliendo desde su casa caminando para la Iglesia como si fuera la primera vez. Les pase un cuestionario de 5 preguntas y así respondieron:

El matrimonio en la actualidad es la institución mas cuestionada y atacada. ¿Qué pueden decir ustedes a favor del matrimonio?.

El matrimonio es la institución con mas vigencia que pueda existir pese a que se ha querido desvirtuar su validez, se ha dicho que vivir con la persona antes de casarse es lo mejor (probar), pero si reflexionamos sobre ello entenderíamos que además del amor, el matrimonio es un acuerdo de voluntades entre un hombre y una mujer que debe formalizarse ante los hombres y recibir la bendición de Dios.


El Hermano Ricardo diciéndole los votos a su esposa de nuevo 50 años después.

¿Qué consejo le darían a los que están próximos a casarse?

Que inviten a Jesús a ser el edificador, el árbitro de esa relación. Seguir las enseñanzas de la Palabra de Dios. A los matrimonios que están comenzando, que cuiden ese amor y que entiendan cual es el papel de cada uno en el matrimonio de acuerdo a las Escrituras.


Ya era hora de estrenar anillos.

Todos los matrimonios tienen dificultades, ¿Cuáles serian las tres que encabezarían el escalafón?.

a. La Falta de Dialogo.

b. La Falta de Dinero.

c. Las cosas aprendidas en la casa o en la sociedad que son contrarias a la Palabra de Dios y que se quieren practicar en el matrimonio.


El Pastor Marcos Diaz orando por los nuevos esposos.

La gente habla de la rutina en el matrimonio. ¿Qué dicen al respecto?

La rutina siempre esta alli, esperando. Nosotros caímos muchas veces en ella. El correcto entendimiento del matrimonio permite superar este obstáculo. El amor también incluye soportar, tolerar, aceptar los errores, paciencia, misericordia y perdón entre otros, cuando estas cosas existen el dialogo no se rompe y hay sinceridad para hablar lo que permite superarla.


El Testimonio para la nueva generación de la Familia Polo Espitia.

¿Cómo conservar y alimentar el amor por más de 50 años?.

Lo principal es que nosotros como pareja nos hemos agarrado de la mano del Señor. Hemos orado a Dios que cada día nos ayude a amarnos, a respetarnos y a tolerarnos en nuestras diferencias. En Jesús es posible.


Por ultimo la infaltable serenata, hasta el mariachi poso para la foto.


Dios les bendiga y entramos en receso hasta el 12 de Enero. Feliz año para todos.

jueves, 24 de diciembre de 2009

Feliz Navidad

Hoy se celebra en el mundo cristiano la navidad. Navidad como la fecha o el día en que Jesús nace y viene a este mundo a cumplir una misión encargada por el Padre. Lo que casi nadie piensa o reflexiona es que mas allá de un nacimiento físico, la venida del Señor Jesús tiene una connotación netamente espiritual. A muchos de nosotros nos pasa lo que al pueblo judío. Ellos esperaban un mesías que los liberara de la esclavitud de Roma mas no esperaban a un mesías que les cambiara el corazón. Jesús vino a la tierra, se encarno, fue a la cruz para darnos vida cuando estábamos muertos en delitos y pecados, mas que celebrar, mas que una fecha, lo que deberíamos pensar es que ha pasado con nuestro corazón. ¿Lo hemos entregado a Cristo?, ¿Hemos permitido que el Señor nos Cambie?. ¿Además de Salvador se ha convertido en el Señor de nuestras vidas?. El máximo entendimiento de esta fecha que en si es una tradición, es tener plena conciencia de la imperiosa necesidad de rendir, de entregar nuestra vida al Señor Jesucristo de manera total, permitiendo que El cambie nuestra vida y reine en nuestro corazón. Navidad no es solo celebrar un nacimiento, es celebrar a un Rey dándole el trono de nuestro corazón.

Mi Esposa Nurys, mis hijos Natalia Lucia y Juan Pablo y este humilde servidor Donaldo Mendoza (Bereano), deseamos a todos ustedes una Feliz Navidad. Pásenla en familia, es lo mejor. Un Feliz Año 2.010, que permanezcamos firmes en el amor de Cristo, peleando la buena batalla de la fe, corriendo cada día hacia la meta, amando a Jesús con todo nuestro ser y a nuestro prójimo como a nosotros mismos. Dejemos que el amor de Dios fluya hacia los demás, siempre habrá alguien cerca de nosotros a quien podamos regalarle una sonrisa, un abrazo, algo material que le alegre la vida. Seamos los instrumentos de Dios para darle amor a este mundo falto del mismo. A toda esta comunidad de internet, hermanos y amigos nuestros mejores deseos.

miércoles, 16 de diciembre de 2009

En esta Navidad, ¡tomémonos un trago! Escoja su asiento: Profesor Milton Acosta

La idea de sentarse en un trono puede resultar atractiva hasta para el más humilde de los cristianos. De hecho, Jesús les dijo a sus discípulos: “en la renovación de todas las cosas, cuando el Hijo del hombre se siente en su trono glorioso, ustedes que me han seguido se sentarán también en doce tronos para gobernar a las doce tribus de Israel” (Mt 19:28). Leído literalmente, esto crea por lo menos dos problemas: en primer lugar, nos deja de pie al resto de los cristianos, pues la silla que Judas dejó vacante se la dieron a Matías (Hch 1:15–26); y en segundo lugar, Pedro y Juan corren el peligro de quedar mal cuando dijeron que los cristianos son “real sacerdocio” (1P 2:9; Apoc 1:6).

Toda madre desea lo mejor para sus hijos. Las madres de los discípulos de Jesús no eran diferentes. Por eso, una de ellas le ruega a Jesús que siente a sus dos hijos junto a él, uno a la derecha y otro a la izquierda (Mt 20: 20–28). ¡Y no pide las poltronas porque Jesús fuera carpintero! Ante la petición, uno se pregunta si es que esta señora no oyó lo que Jesús había dicho, o no creyó, o no entendió. ¿Qué razón hay para pedir asientos si ya Jesús les había garantizado una silla real para cada uno? Parece ser que el tema es la ubicación de los tronos, uno a la derecha y otro a la izquierda.

Jesús le dice a la madre de los dos discípulos que ese asunto se resuelve con un trago. Aparentemente lo que hacen los borrachos no es del todo una mala metodología cuando, por todo lo que pasa, dicen “esto merece un trago”. Pero para Jesús no se trata de un trago de borracho buscando a toda hora una excusa para empinar el codo. Se trata de un trago amargo, de la copa que Jesús va a beber. Además, la decisión sobre la ubicación de las sillas a los lados del trono ya el Padre la tomó.

Espero que a estas alturas de la lectura el lector se haya confundido. Si no lo está, es porque no ha entendido, porque el asunto es confuso. La madre de los discípulos está confundida; sus hijos también; ¿cómo no lo vamos a estar nosotros? El problema es de incompetencia lingüística y teológica revuelto con ambición nacionalista. Es un peligroso coctel.

El problema consiste en leer literalmente lo figurado y figuradamente lo literal. Tal parece que ocurre aquí un uso metafórico del lenguaje por parte de Jesús, como respuesta a una petición literal (sentarse a la derecha y a la izquierda) que ha hecho la madre de los dos discípulos por haber tomado literalmente el lenguaje figurado de Jesús (los doce tronos). Jesús usa un lenguaje figurado (reyes, brindis de victoria y de celebración) para hablar de su muerte literal. ¿Quién puede entender eso en la Palestina del siglo primero?

Lo que Jesús dice entonces es que para poder sentarse en los tronos y tener las llaves del reino (ser autoridad de la iglesia—Mt 16:17–20), primero hay que tomarse un trago (aceptar la muerte de Jesús como parte de su mesiazgo). Como esta fue la parte más difícil para los discípulos aceptar, Jesús le dice a la políticamente aventajada madre “No saben lo que están pidiendo”; y luego le pregunta “¿Pueden acaso beber el trago amargo de la copa que yo voy a beber?”

La doña está convencida que Jesús es el Mesías, el que ella esperaba. Ese es su problema y el de sus hijos. Probablemente no fue del todo idea de la mamá. En los tronos se sientan los poderosos. Jesús les dice a los discípulos que ellos primero tienen que renunciar a la forma como el mundo entiende la grandeza (tomarse el trago de la crucifixión del Mesías), para poder ser los pastores y sacerdotes de la iglesia (sentarse en los doce tronos). De esta forma, no tenemos necesidad de andar peleando por asientos, pues habrá suficientes tronos para todos los cristianos sin que tengamos que hacer quedar mal ni a Pedro, ni a Juan, ni a Jesús.

Entonces, el que hoy se sienta literalmente en un trono majestuoso, no puede ser el pastor de la iglesia, porque está tomando literalmente para la iglesia un símbolo del poder terrenal por no haberse tomado el trago que se tomó Jesús. Y ya Jesús a esto respondió: no saben ni entienden. Así las cosas, todo cristiano, cuando se sienta dominado por la ambición de poder, y de la utilización de la fuerza y de artimañas para llevar a cabo la obra de Dios, debe decir con Jesús: ¡Esto merece un trago! Yo le recomiendo que se lo tome. ©2009Milton Acosta

¡Feliz Navidad 2009!

Tomado de: http://pidolapalabra1.blogspot.com/

lunes, 14 de diciembre de 2009

El Cantar De Los Cantares Parte 5: La Plenitud del Sexo Se Basa En El Amor y En El Compromiso

En Cantares 2:8 a 3:5, encontramos una visión y un sueño de la sulamita. Ella describe a su amado ausente. Su corazón y sus pensamientos están con Él. La voz de su amado, dulce a su oído. Su anhelo y su deseo de estar con Él, se expresan con todo el sentimiento de amor que puede aflorar en una mujer enamorada. ¿Donde estas?, muéstrame tu rostro. No dejemos que nada perturbe o dañe este amor (2:15). En los versículos del 3:1-5, clama por la compañía de su amado, lo desea con desespero. En el capítulo 5 hasta el 6:2, sigue la descripción de la situación que se vivencia. Ella alaba a su marido, y describe todo su cuerpo como perfecto para ella. Al oír la descripción de un hombre tan perfecto las doncellas se muestran interesadas en ayudar a la sulamita en su búsqueda, pero ella viendo la amenaza dice con toda seguridad “Yo soy de mi amado y el es mío”. Toda la descripción que se da en estos pasajes tiene que ver en como disfrutaban los esposos su sexualidad. La plenitud en las relaciones sexuales entre esposos dependía de:

1. Una Entrega Total: Ella anhela estar con Él y El con Ella. Sus corazones y sus pensamientos están con el otro. Sus pensamientos son para su marido, sus sentimientos igual.

2. Un Blindaje de la Relación. Ninguno de los dos está dispuesto a permitir intrusos en la relación por muy pequeños que estos sean.

3. Una Admiración mutua de su parte física. Para ella el cuerpo de su amado no tiene comparación. Para el igual. Recorrer el cuerpo del otro mientras se aman es el mejor tour que pueda existir.

4. La Total Exclusividad. No hay cabida para terceras personas.

5. La Pérdida de la noción del tiempo y del espacio cuando están juntos. Cuando estaban juntos en lo sexual, nadie más existía sino ellos. El mundo se paralizaba.

6. El compromiso. Era tan fuerte el compromiso, la palabra empeñada a su marido que las ofertas de Salomón no pudieron persuadirla de traicionarlo.

7. La permanencia. La constancia y firmeza de su decisión que llevo a Salomón a dejarla en libertad.

En este contexto, los esposos se entregaban el uno al otro. No había límites, el disfrute mutuo era la meta. Aquí nos preguntamos ¿Qué se puede o que no se puede hacer dentro de la relación sexual?. Mi opinión es que pueden disfrutar el uno del otro sin problemas siempre y cuando estén de acuerdo, y haya consentimiento mutuo en todo lo que hagan durante la relación, excepto en lo que tiene que ver con la sodomía (Contra naturaleza, Romanos 1:26). En Cantares, la esposa se alegra, se goza cuando ve y oye al esposo disfrutar de sus caricias, el esposo se alegra cuando ve y oye a su esposa disfrutar de sus caricias. En este aspecto, reitero lo que expuse en el artículo sexo vs espiritualidad. Muchos matrimonios cristianos se privan de disfrutar de unas relaciones sexuales plenas por prejuicios o tabúes sin fundamento. Tómense su tiempo, ámense, queden plenos ambos, aprendan juntos. La perversidad sexual existe en las mentes corruptas de hombres depravados que han tomado algo natural para ganar dinero o para exhibirse públicamente (Pornografía). Su esposo o esposa no es perverso si quiere disfrutar con Ud, de algo hermoso y natural que Dios nos regalo para que gozáramos como pareja. El sexo dentro del matrimonio no es cumplir con un deber, es gozar al máximo, es plenitud. No permitamos que un entendimiento errado del sexo nos lleve a satanizarlo y luego terminemos en un divorcio. Si tiene problemas en este área busque ayuda especializada y que está este alejada de todo fanatismo y legalismo malsano.

Si comparamos los siete aspectos para llegar a tener plenitud en lo sexual, nos damos cuenta que hoy en día estas características son difíciles de encontrar. Corazones y pensamientos comprometidos, el blindaje de la relación, considerar a mi cónyuge como el más lindo o la más linda, no permitir terceras personas, compromiso (Cuando leí los votos dije: “Prometo serte fiel, guardarme solo para ti, estar contigo en la salud y la enfermedad, en la pobreza y en la riqueza, en la abundancia y en la escasez hasta que la muerte nos separe). Hoy no se honran estas palabras y por ultimo permanecer fieles aunque la tentación y las ofertas sean lo más increíbles que se puedan imaginar.

“La Herejía Entró En La Iglesia Evangélica”

“La herejía entró en Iglesia Evangélica” - Foto

Apartes de una entrevista concedida por el Dr René Padilla a un periódico de Nicaragua en Diciembre de 2.006.

El doctor René Padilla, uno de los teólogos destacados de Latinoamérica, dijo a EL NUEVO DIARIO que la Iglesia Evangélica urge también de su propia Reforma, tal como ocurrió cuando Martín Lutero promovió la misma en la Iglesia Católica, de donde fue expulsado en el siglo XVI.


El exégeta expuso que hay movimientos dentro del seno de la iglesia protestante que la apartan de su sentido histórico y bíblico. Líderes que ya no reconocen que toda autoridad proviene de la Palabra de Dios. Ovejas que están en el lugar equivocado, recibiendo un alimento no necesariamente espiritual. Dirigentes que han convertido la fe en una religión de mercado, son parte del endurecimiento de las arterias de una Iglesia donde con mucha dificultad corren los ríos de Agua Viva del Espíritu.


Iglesia del consumismo

También está vinculado con la apertura que hay en general en la sociedad hacia nuevas maneras de enfocar la vida, que no necesariamente son favorables al desenvolvimiento de la fe cristiana, donde hay mucho relativismo, donde hay un afán por cosas materiales, de consumismo. Bueno, mucha gente va a reaccionar contra todo aquello que trata de definir o dar ciertas pautas morales, y bueno, quizás por eso, las iglesias que más crecen son a veces iglesias en las cuales hay una suerte de reflejo de una sociedad de consumo, y se habla de un Evangelio de Prosperidad. La prosperidad material es parte de la sociedad consumista.


¿Crecen porque llevan las banderas del mercado a su congregación para captar gente que busca de salir de sus angustias?
Son iglesias que reflejan la sociedad consumista porque la gente lo que quiere es la prosperidad material y se pretende basar este evangelio en la enseñanza bíblica. Pero simple y llanamente no hay base para hablar de una negociación que se hace con Dios porque “mientras más doy, más me da Dios”.


¿No tiene que ver con el hombre nuevo que hablaba Pablo sino más bien con un producto de consumo?


Sí, así es, la religión es otro producto de consumo. Se pierde la eficacia evangelizadora, absolutamente. El Señor nos ha llamado a una vida que se ajusta a los valores del Reino de Dios, el amor, la justicia, la reconciliación, la paz. No nos ha llamado a ser ricos, nos ha llamado, si se quiere, a ser ricos espiritualmente en valores del Reino de Dios, en una vida que refleje los propósitos de Dios para la vida humana.


¿Se puede decir que el doctor René Padilla es un teólogo de la pobreza?


No, soy un teólogo que busca basar sus enseñanzas en el mensaje bíblico, y cree en la centralidad de Jesucristo, como Señor de la totalidad de la vida y también como el modelo para la vida cristiana. Hay una contradicción profunda entre lo que se dice en nombre del Evangelio de la Prosperidad y lo que dice Jesucristo acerca de sí mismo: “Las aves tienen sus nidos, las zorras tiene sus cuevas, pero el Hijo del Hombre no tiene dónde reclinar su cabeza”. Jesucristo no vivió una vida de riqueza material; él vivió una vida de dedicación al servicio de Dios, al servicio del prójimo, ésa tiene que ser la preocupación inicial, no el ser rico materialmente.

Llegó la herejía

¿El cristiano no tiene derecho a la aspiración de mejorar su nivel vida, en medio de un mundo con la riqueza injustamente distribuida?


Las aspiraciones de cubrir las necesidades básicas son aspiraciones humanas, y el cristiano no puede abstenerse de esas aspiraciones. Es parte de la vida humana. Pero una cosa es aspirar lo suficiente para cubrir las necesidades básicas y la otra es aspirar a ser ricos, y tener el lujo, la ostentación que se promete en el Evangelio de la Prosperidad.


¿Se ha llegado al punto de que en este tipo de evangelio se presenta a Jesucristo como el jefe de una transnacional, y los pastores de esta corriente como los gerentes locales?


Lamentablemente el evangelio se convierte en un negocio. Ya en el primer siglo entró esa herejía. Pablo habla de esto. El amor al dinero es la raíz de todos los males. Si esto fue así en tiempos de Pablo, también hoy sigue siendo la raíz de todos los males;


¿En la iglesia evangélica ha entrado la herejía?


A muchas iglesias ha penetrado la herejía.


Suena como a enseñanza diabólica dentro de las iglesias.


Es una enseñanza que no tiene respaldo en lo que hemos recibido en la revelación de Jesucristo. No tiene base bíblica. Es una herejía que sí se puede defender con ciertos textos bíblicos tomados fuera de contexto, porque todas las herejías son así, se defienden sobre la base de textos bíblicos aislados.

Los falsos maestros

¿Puede haber personas que están en el rebaño equivocado y no se dan cuenta, creyendo que están recibiendo buen alimento espiritual y no basura herética?


Supongo que la primera responsabilidad la tienen los maestros, y Dios llamará a cuenta a los falsos maestros. Éstos siempre existieron, en las Escrituras queda claro. Una de las enseñanzas falsas tiene que ver con la ambición de dinero. Pablo habla de eso y con mucha claridad.


¿Cómo hace la oveja para identificar que está en el lugar correcto y con el evangelio equivocado?


En el Nuevo Testamento se nos dan pautas. Creo que toda persona debe sentirse en libertad de examinar lo que escucha.


¿El libre examen como proclamó Lutero?


El libre examen en función de la fidelidad al evangelio y no simplemente para hacer lo que a uno le dé la gana. Está el caso de los judíos en Berea, escuchan el mensaje de Pablo y dicen que diligentemente escudriñaban las Escrituras para ver si lo que estaban recibiendo se ajustaba a la enseñanza de las Escrituras. Creo yo que toda persona debe tener la libertad de examinar las Escrituras para ver si lo que está recibiendo como enseñanza se ajusta a la enseñanza bíblica, porque la base para nuestra fe y nuestra práctica está en las Escrituras.


Eso es usar las Escrituras para dar base a doctrinas ajenas al espíritu del evangelio. Yo no creo que la intención de Jesucristo sea que siendo Él quien no tuvo dónde reclinar su cabeza, sus seguidores se distingan por la riqueza material, el lujo, la ostentación y todo aquello que refleja una sociedad de consumo y no el espíritu del evangelio.


¿Si la Iglesia Católica sufre su hemorragia, se puede decir que la Iglesia Evangélica en vez de sufrir hemorragia sus arterias tienen arterioesclerosis?


La reforma protestante del siglo XVI se dio en un contexto de corrupción, donde había venta de cargos eclesiásticos, venta de indulgencias, corrupción dentro de la Iglesia Católica Romana. Hoy día hace falta una nueva reforma que tome muy en serio lo que está sucediendo en muchas iglesias evangélicas.

¿Reforma en la iglesia reformada?

La única manera de lograrlo es volviendo a las Escrituras. Ahí estuvo el medio por el cual se logró una reforma en el siglo XVI. Y todo movimiento de reforma es genuino en la medida que vuelve a las raíces y redescubre aquello que Dios tiene como intención para la vida de la iglesia y la vida personal de los cristianos, y que ha sido revelado en Jesucristo y está consignado en la Palabra Escrita.


¿Por mucho que da un crecimiento numérico, no necesariamente significa éxito en la labor pastoral?


El número es importante, pero no lo más importante. Lo más importante para la iglesia es ser fiel a la Palabra de Dios y lo primero para los pastores: buscar fidelidad a la enseñanza bíblica y no el éxito profesional, porque eso refleja los valores del mundo.

Evangélicos en su peor momento

¿La Iglesia Evangélica en América Latina está en su peor momento?


Así es, muchas iglesias. No hablo de una iglesia evangélica. Hay muchas iglesias que sí están entrando en esa onda que es muy peligrosa, es una onda que requiere un cuidadoso examen por parte de los que nos llamamos discípulos de Cristo.


Aparejado a esto vienen los apóstoles y súper apóstoles, profetas, títulos que antes no se vieron. ¿Es indicativo del mismo fenómeno?


Es parte del mismo fenómeno: la clericalización de la iglesia y el ejercicio del poder según los criterios del mundo y no según la enseñanza bíblica. La enseñanza bíblica es clara: el que quiere ser grande que se haga siervo, que sirva a los demás. Que se especialice en el servicio y no que se arrogue una autoridad que no le corresponde. La única autoridad que tienen los pastores es la autoridad que se deriva de la Palabra de Dios, y en la medida en que esa palabra de Dios es proclamada con fidelidad y vivida --de manera que los pastores se constituyan en un ejemplo-- tiene autoridad.

http://impreso.elnuevodiario.com.ni/2006/12/11/especiales/52654

miércoles, 9 de diciembre de 2009

La Infiltración de Enseñanzas Extrañas en la Iglesia de Hoy. Profesor Héctor Leites

“Si Fueren destruidos los fundamentos ¿Qué ha de hacer el justo?”

I. Introducción.

Podemos notar que después de la ascensión del Señor Jesucristo, el evangelio confiado a la iglesia comienza rápidamente a pervertirse. Pablo advierte con qué facilidad los hermanos aceptan como “buenos aportes” las infiltraciones de grupos reaccionarios.

Les habla a los Gálatas de un “evangelio diferente” Ga. 1:6-7. que aunque deja de lado la obra de Cristo como único medio redentor y le agrega otros ingredientes humanos, los hermanos lo aceptan gustosamente. Están fascinados con la novedad. Ga. 3:1.

Los falsos enseñadores se mueven con libertad, no solamente como “zorros en el gallinero” como en Éfeso Hch. 20:30-31. sino como invitados a los mas íntimos festines de la iglesia Jud. 12. Es verdad, que para algunos son una “perturbación” Ga. 5:4-12. , pero para otros un avance en la revelación I Co. 4:7-8.

Los “buenos depredadores” se convierten en piezas peligrosas porque con facilidad infiltran cualquier doctrina sin hallar rechazo alguno.

Es tiempo de que podamos, no solo saber la Verdad sino también comunicarla con celeridad y prontitud, no nos desanimemos, tomemos las extravagancias como punto de partida para entregar toda la Verdad.

II. El Descuido de la Verdad Bíblica.

Muchos cristianos cambian la verdad escrita (que conocen poco – no es ironía) por la experiencia personal, aunque deban aceptar términos nuevos que tampoco conocen. Y todo esto por causa del infantilismo espiritual y el analfabetismo bíblico.

El concepto evangélico de la verdad es parecido al de la sociedad. Se la ve como “algo que me hace bien a mi” o como “algo que tiene que impactarme”. Con la misma escritura estarán torciendo las escrituras (Lc. 4.)

O sea que le darán la interpretación que mas le convenga y que nada tiene que ver con La Verdad bíblica. La relatividad tiene efectos desastrosos , hoy ya es “difícil ver las cosas”, muy pronto no sabremos si el homosexualismo tiene que ser considerado como pecado o como enfermedad, herencia genética, problemas psicológicos, o un tema de clonación…

Veamos la Biblia: Josué 1:7-9. – Jueces 2:7-10. – I Reyes 13:1-32. – II Cro. 29:3-10. – II Cro. 34:8-28. – Is. 40:9-10. – Ex. 4:24.

III. Enseñanza a la Deriva.

Hasta mediados del siglo XX todos creían en la existencia de una “verdad absoluta” Hoy ya no. El existencialismo define el tema de otro modo, sostiene que la verdad es subjetiva, es decir tiene su fuente en la mente del individuo, lo que siente y como se siente. No esta fuera de él (objetiva) sino dentro de él.

Hoy todo es relativismo moral… ojo con las “unciones frescas”

Veamos la Biblia: I Reyes 12:25-31. – Jeremías 28:1-17. - Col. 2:8. – II Ped. 2:1, 12-21. – Is. 5:20.

IV. El Gusto por lo Diferente, que sea Contrario a Algo…

Algunos grupos cristianos de hoy, llegaran a ser muy pronto, dado sus enseñanzas, grupos ex–cristianos, o literalmente sectas.

El gusto por lo nuevo, lo diferente, también por lo atractivo, y por ver otras caras, tiene mucho que ver en todo esto de buscar algo que “me llene”, “que me de vuelta la cabeza” aun lo podemos ver en la iglesia de Jerusalén Hch. 15:1. en las iglesias de Galacia Ga. 3:1.; 5:7-10. , en Éfeso I Ti. 1:6-7 , 2:18. etc. etc.

Veamos algunos versículos más: II Cro. 18:28-34. – Jueces 16:10. – Ga. 1:6-7 y 3:1.

V. La Necesidad de tener Respuestas.

Cada vez es mas alarmante la cantidad de gente que busca respuestas. La sociedad, vaciada de contenido ético, empobrecida y engañada, se ha convertido a su vez protagonista del engaño.

Las personas que necesitan creer, tener comunión, sentir compasión, entran en cualquier
tipo de creencia, o forma de protagonismo que los contenga.

Aun los cristianos hoy día están buscando algunas respuestas a sus necesidades y tratan
de encontrarlas en cualquier lugar y de cualquier modo, no importa como… El Fin Justifica los Medios… Hoy es Preferible Pecar que Sufrir.

Observemos la Biblia: II Cro. 26:16-21. – [I Sam. 13:8-15.| I Sam.
13:8-15. ]

VI. La Búsqueda de “Ejemplos” y la “Groga del Placer”

Como hemos señalado, la sociedad piensa en si misma. El “Éxito” personal es una meta inclaudicable. Se alcanza de cualquier manera y sin respetar ningún tipo de norma, todo gira alrededor de las personas.

La televisión e Internet son nuevas fuentes de información, pero también lo son de destrucción. La vanidad y la quiebra de valores realmente asustan.

El mensaje que hay detrás de los “Reality Show” es literalmente diabólico, es muy sutil lo que transmiten, pero cumplen su objetivo final. Enseñan negligencia, inescrupulosidad, desazón, enfrentamiento, y delata la bajeza de una sociedad en crisis terminal, vale mas mirar estas cosas que ponerse a leer la Biblia, orar o a estudiar, pues ahora todo ha llegado a estar hueco, vacio.

A todo esto le sumamos la famosa “droga del placer”. (el Hedonismo = Doctrina filosófica que considera el placer y la alegría como único fin de la vida) todos sabemos que el existencialismo alimenta la experiencia del individuo hasta lo sumo, el es dueño de si mismo puede elegir como quiera sin reparar en los limites o valores.

Si este modo de pensar no se corrige de dentro de la iglesia, cualquiera podrá ingresar a la iglesia “Ideas Frescas”, “Unciones Frescas”, “Nuevas Revelaciones” el clásico “Yo Siento”, “Prosperidad Sin que Prospere el Alma” “Renovación Fresca” “Diseños Proféticos”, etc…

VII. Los Fundamentos Bíblicos y la Fuente de Revelación.

Nosotros afirmamos que las Sagradas Escrituras (la Biblia) son la única fuente de revelación de Dios escrita,II Ti. 3:15-17. No existe otro escrito que podamos equiparar con las Escrituras. El salmista dice: “La ley de Jehová es perfecta que convierte el alma” – Salmo 19:7. Es única y todo suficiente.

Todo esto parece tan claro, pero… no es tan así para algunos que se emocionan con libros de “formulas mágicas”, “testimonio de un plan X”, algunos te “transfieren poder” otros siguen a un “líder” de la orden de Gamaliel o de Mequisedec, o a un “trucho góspel” y lo mas grave es que todos interpretan las escrituras a su manera y la ponen en segundo lugar.

Nosotros decimos categóricamente Jesucristo es el verdadero Dios encarnado, manifestado en carne I Ti. 3:16. que da entendimiento para que nosotros conozcamos al Verdadero. I Jn. 5:20.

Observemos algo mas: He. 13:9. – II Cro. 18:5-26. – Salmo 19:7-8. – Salmo 119:33-40. – II Pe. 1:19-21. – Esdras 7:10. – Mt. 22:16. – Hch. 10:39-41.

A partir de ahora, este estudio nos tiene que motivar a seguir proclamando las Grandes Verdades de Cristo, el Dios Verdadero. Amén. ¿Lo Hará Usted?

Tomado de: http://www.amen-amen.net/hectorleites/?p=173

martes, 8 de diciembre de 2009

Pan, Agua y Salud En El Desierto - Éxodo 23:24-25 Por: Pastor Joaquín Madera

Introducción: Ante los vientos de crisis financiera, que soplan a nivel mundial, uno tiene dos opciones creerlas y quedar paralizado o escucharlas y seguir adelante creyéndole al Señor y su palabra. No mas el viernes salió la noticia que el desempleo aumentó en Colombia a una tasa del 14%, una cifra bastante alta. Este tipo de noticias paralizan a cualquiera, Pero ¿Qué respuesta tiene la biblia acerca de esto?

- Dios está tratando con Israel en el desierto- llevaban 45 días de haber salido de Egipto- casa de opresión. Estaban acostumbrados a comer bien aunque maltratados, ahora están viviendo unos cambios y todo cambio genera crisis.

- Israel es figura de la iglesia- así que lo que le paso a Israel es un asunto ha tener en cuenta – como dice el apóstol en 1ª corintios 10: 1-5

- El principio que el N.T en el A.T. es anunciado y el A.T. en el N.T. es explicado.

Con esto en mente analizaremos el pasaje.

1. LAS COSAS QUE MAS DESEABA EL PUEBLO

a. Tener pan

b. Tener agua Provisión, satisfacción de necesidades básicas, (comida, casa, vestido, servicios públicos, educación) Jesús, incluyó el pan en la oración del Padre nuestro, como un asunto del diario vivir. Habiéndoles antes dicho que no se angustiaran por eso, porque el Padre celestial sabe que las necesitamos y Él se compromete a proveerlos.

c. Tener salud – estar bien

Notar que estaban en el desierto:

En el tema de la comida y bebida.

No estaban en campo fértil- ni en una ciudad. ¿Dónde conseguirán suplir semejantes necesidades?, en el Desierto. No llovía, no había sistemas de riego, no había supermercados, no había restaurantes, ni servicios a domicilio. Ese desierto aun existe.

En el tema de salud.

No había centros de salud, ni clínicas. Ni siquiera la débil y vulnerable ley 100. No había ni EPS-S, ni contributivas, ni mucho menos medicina pre pagada.

Hagan la imagen, ante un dolor de apéndice, donde acudirían o uno de cálculos renales, que dicen es algo supremamente doloroso.

Tú puedes tener satisfecha tus necesidades básicas, pero si no tienes garantía de salud, te preocupas. Hoy hay gente que tiene todo en la vida, pero no tiene salud.

- Creo que nosotros también anhelamos que estas necesidades sean satisfechas.

- Estas tres cosas son las que más comprometen el presupuesto de cualquier familia colombiana, aunque Sincelejo esté entre las ciudades más baratas del país, sigue siendo estos los temas que más preocupan a cualquier familia. Entonces pan y agua representan satisfacción de lo básico

- Salud: Figura o evidencia de bienestar general

- ¿Quién de nosotros le gustaría tener esto garantizado?

El Señor entiende esas necesidades y deseos en el pueblo y por eso decide- enviarles su ángel para: guiarlos, protegerlos y llevarlos al lugar que quería.

Y si lo adoran (A Él), se compromete a bendecir – su pan, su agua y su salud.

Ya el les había dicho que era su provisión y que era su sanador – éxodo 15:26 “si me escuchas y me obedeces ninguna enfermedad enviare a ti, porque yo soy Jehová tu sanador”

Hoy el Señor esta aquí diciéndote lo mismo que le dijo a su pueblo en aquel entonces, pues Dios en su provisión redentora nos da:

Perdón, Para nuestro pecado,

Vida eterna, Para la muerte,

Provisión, Para nuestras necesidades

Su dirección, Para nuestro caminar

Sanidad, Para nuestras enfermedades,

Protección, Contra nuestros enemigos

Ahora veamos como dio pan, agua y salud de manera práctica.

2. PAN Y CARNE: Éxodo 16: 4 Recordar que:

Era un pueblo con mentalidad de esclavos, llevaban 430 años trabajando para comer. Noten la expresión ¡Ojalá hubiésemos muerto en Egipto, hartos, con la barriga llena de pan y carne”!. Considero que era una manera muy pobre de pensar y de ver la vida. Preferían vivir con la barriga llena, pero en esclavitud. No estaban pensando en que eran libres, allí estaban en el desierto pensando con mente de esclavos.

La pedagogía del hambre

Parece que el Señor echó mano del hambre como un asunto pedagógico. Para saber lo que había en el corazón del pueblo. Deut.8:2-3 “Y te acordarás de todo el camino por donde te ha traído Jehová, estos 40 años en el desierto, para afligirte, probarte, para saber lo que había en tu corazón, si habías de guardar o no mis mandamientos. Y te afligió y te hizo tener hambre y te sustentó con maná, comida que no conocías, ni tú, ni tus padres, para hacerte saber que no solo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca del Señor”.

Abraham, Isaac y Jacob, también pasaron por esta escuela: todo para hacerles saber que Él era su provisión, que él respondería por ellos.

Dios, quería enseñarle al pueblo que su sustento no dependía de Egipto, dependía de Él. Para Dios no era problema sostenerlos en el desierto, pues las fuentes de su provisión son eternas e inagotables. Lo que si veo es que le costó más trabajo cambiarles la mentalidad de esclavos, para que se convirtieran y disfrutaran su libertad.

Que vivieran no con la panza, sino con la mente y corazón puesta en él.

Aplicación.

Es posible que la mayoría de los que estén aquí, Dios haya usado la pedagogía del hambre para traerlos o el de la salud.

Puedo anotar que Dios utiliza la satisfacción de necesidades básicas como método de formación.

Lo triste es que hay cristianos que su estado de ánimo depende de cuan llena esté su panza o cuánto dinero tenga en su bolsa, a pesar que el Señor, los sacó de Egipto.

Sin embargo lo que noto aquí es un acto de la gracia del Señor, que a pesar de la murmuración, Dios les provee el sustento, a través del maná del cielo y del agua de la roca.

a. La provisión de Dios- maná

- Viene del cielo – no de la tierra “no solo de pan vivirá el hombre …… de la boca de Dios”. Deut.8:3 Lo normal es que nosotros recibamos el pan que brota de la tierra, pero que venga del cielo, es todo un milagro. Y sigue siendo así, pues, “Todo regalo y todo don perfecto desciende del padre de las luces, que habita en el cielo” Satg.1:17, Pues también dice: Que todos nosotros tomamos de su gracia y gracia sobre gracia.

Observemos las manifestaciones de la gracia en la provisión.

- La envió y la enviará diariamente – no faltó un solo día, ni faltará

- Se los enviaba diariamente, nunca le dio provisión para la semana o el mes, esto conecta con la oración del padre nuestro “Danos el pan de cada día”. Justamente para que aprendamos a depender de él cada día. Ej. Puedes tener surtida la nevera y si entran los ladrones y te la vacían.

- Fue para todas las familias- el piensa en todo el mundo (rico, pobre, blanco, negro) y a todos da por igual. A nadie le dio más a nadie le dio menos. Es muestra del trato especial que Dios tiene para cada una de sus hijos. Este principio me permite ver como Dios frenó la codicia de aquel que quiso recoger para guardar 16:20. Se le agusanó y pudrió.

- Si la gente entendiera esto no especulara, guardar alimento para venderlo caro. Lo cual genera riqueza para el que lo hace, mientras otros sufren y mueren de hambre.

- El tenía un cuidado especial con cada uno. Cada uno disfrutaba diariamente de un gomer, es decir el equivalente a un litro. Como dijera en una de sus notas Charles Spurgeón “La diversidad de sus escogidos no divide el pan de su afecto”

- Nunca escaseó, pues la fuente nuestra provisión es inagotable.

- ¿Cómo hizo el Señor para alimentar a tanta gente en el desierto?

- Ellos recogieron y comieron el maná todos los días por 40 años -- nunca les faltó.

- Así que, Tu provisión no depende de la tierra depende del cielo. ¡Aleluya!. No hay espacio para preocuparnos.

- Siempre las despensas celestiales superarán a las necesidades del hombre.

Esa tarde milagrosamente el Señor trajo carne y al día siguiente envió maná- conforme a lo dicho por su palabra. Dios hace su parte, el resto lo hacemos nosotros. A ellos les tocó salir a recoger la provisión. El les envió las codornices, pero ellos les tocaron salir a recogerlas, desplumarlas, prepararlas y comerlas.

Aquí está el principio de nuestra responsabilidad

- Salir a recoger lo que Dios nos da trabajo

Negocio

En el caso de Israel, todas las mañanas el pan caía del cielo, ellos solo tenían que salir a recogerlo.

- Debían hacerlo todos los días, bien temprano- diligencia, el que no lo hacía dejaba de alimentarse. Creo que eso conecta con el pensamiento Paulino, el que no quiera trabajar que tampoco coma.

- Dios, les daba la provisión todos los días, pero ellos les tocaba salir a recogerla, coserla, molerla, amasarla y comerla.

- Dios da su gracia todos los días pero somos nosotros los que tenemos que salir a recogerla y cocinarla o amasarla para disfrutarla. Nunca piensen que Él, te va a traer todo a la boca, tú tienes que hacer tu parte. Él no patrocina la pereza de nadie.

APLICACIÓN ESPIRITUAL: Hoy ese maná que nos sustenta es Cristo.

Eso fue lo que quiso enseñarles a los judíos con la alimentación de los 5.000. Narrar lo que ellos pensaban del milagro. Se encontraron al hombre que los alimentaría gratis y de manera milagrosa. Ellos querían milagros no responsabilidad, querían bienestar sin compromiso.

Ante este pensamiento Jesús, les dijo trabajen por la comida que no perece, preocúpense más por alimentar su mente y su alma, que por tener la barriga llena.

El fue el pan vivo que descendió del cielo Juan 6:48-51 “Yo soy el pan de vida, vuestros padres comieron el maná en el desierto, y murieron. Este es el pan vivo que desciende del cielo, para el que de él coma no muera. Yo soy el pan vivo que descendió del cielo, si alguno comiere de este pan vivirá para siempre, y el pan que yo les daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo” – tenemos que alimentarnos de EL – no podemos dejar que su amor y gracia diaria se derritan. Su amor y su gracia están disponibles todos los días.

¿Cuánto has dejado de crecer por no salir de tu tienda por pereza para alimentarte de EL?

¿Cuánto has dejado de alimentarte de su palabra cada mañana?

Procura cual pueblo de Israel, levantarte muy temprano y buscar tu alimento espiritual.

sábado, 28 de noviembre de 2009

Agradecimientos

A todos mis amados hermanos en Cristo:

Agradezco a Dios y a ustedes por apoyar esta iniciativa. La labor de enseñanza de la Palabra de Dios de manera seria y responsable hoy no es popular. Las horas que demoro preparando un articulo de 70 u 80 lineas se ven justificadas porque hay gente como ustedes los visitantes de este blog. He decidido escribir las series de tal manera que su lectura sea amigable y de facil comprension, sin embargo se que hay hermanos que les gusta el estudio biblico como tal y para ellos habra material proximamente. El hecho de llegar a un trafico promedio de 25 personas diarias es un aliciente y un estimulo para mi. Me gustaria sobremanera tener la oportunidad de conocer sus opiniones sean a favor o en contra de lo que escribo o enseño, de hecho estas opiniones seran bien recibidas, lo que si les pido es que si no esta de acuerdo pueda expresarse con todo amor y respeto, las diferencias no hacen que dejemos de ser hermanos e intercambiar opiniones nos puede enriquecer a todos. Pasamos de 1.000 visitantes por lo que doy toda la Gloria a mi Señor. Espero poder seguir contando con ustedes y que a la vez sean multiplicadores de este material, envienlo a otros por correo electronico, hermanos han imprimido copias y las han regalado. Que la Palabra de Dios corra, que la gente conozca. Esta semana he estado de viaje por lo que no me ha sido posible terminar la serie de cantares. La parte 5 es la belleza del amor sexual y la parte 6 El amor victorioso. Dios les bendiga mis amados hermanos y muchas gracias.

lunes, 23 de noviembre de 2009

El Cantar De Los Cantares Parte 4: Los Argumentos Del Seductor y Las Respuestas De La Mujer

En Cantares, se encuentran cuatro intentos de Salomón para conquistar a la Sulamita. Lo primero que hace Salomón es alabar su belleza al compararla con una yegua de los carros de faraón (Halago propio de la época 1:9), en el 10 elogia su rostro. En el versículo 11, le promete joyas que adornaran su rostro hermoso. El rey sigue insistiendo pero nada consigue. En el pasaje del 3:6-11, Salomón llega con una procesión real con la cual trata de impresionar a la joven, con su pomposidad y poder al mostrarle todos los súbditos que le acompañaban para servirle. En el capítulo 4, el deseo de Salomón por la mujer se torna más intenso. En el capítulo 6, Salomón es más directo y le insinúa su deseo de estar con ella, es posible que haciendo algo de alarde en cuanto a su experiencia y habilidad para hacerle el amor a las mujeres. En los versos 8 al 10, Salomón llega a ofrecerle lo más alto, lo que desearía toda mujer de su época, le dice que ella es más hermosa que todas las concubinas que tiene en su harem y pone a su disposición ser la reina con aparente exclusividad de sus sentimientos. En el capítulo 7, Salomón (aparentemente) se siente tentado a tomarla por la fuerza pero al final se da por vencido. Ahora veamos las respuestas. Siguiendo el orden, la primera respuesta que da la Mujer es que las atenciones de Salomón en primer lugar no son bienvenidas y en segundo lugar que ella estaba comprometida con otro hombre, amaba a otro hombre. Nada de lo que hizo Salomón logro impresionarla, el ambiente del campo al lado de su amado pastor era suficiente para ella. Lujos, castillos, joyas, nada de eso era más importante como serle fiel al hombre que amaba y que la amaba. Ante el alarde de Salomón de su sabiduría en las artes del amor, ella describe con amplitud como disfruta de la intimidad con su esposo. Para ella era suficiente y no necesitaba estar con otro hombre. Ante la oferta de ser la reina, la Sulamita le recuerda a Salomón que está allí en contra de su voluntad (6:11-12). Ante la firme lealtad de la joven la deja en libertad. Que lección de fidelidad tan grande. Ella no cedió ni a los halagos, ni a las joyas, ni a la oferta de poder y de buen sexo. Para ella los halagos de su pastor, de su campesino eran suficientes, lo que él le podía ofrecer para ella era suficiente, el poder para ella era tener la libertad de gozar de su amor con él y para ella la intimidad con el no se comparaba con la que hubiera podido tener con el hombre que se suponía más sabio en el sexo en su época. Que pertinencia de este libro para hoy. Cuantas mujeres traicionan su amor verdadero por un plato de lentejas. Cuantos hombres traicionan su amor verdadero por un cuerpo de guitarra. Cuantos sucumben ante la oferta de dinero, poder y buen sexo. Algo que llama la atención es que la mujer nunca menciono los puntos débiles de su marido, nunca busco excusas para ceder (seguro que el pastor no era perfecto), siempre lo puso por encima del rey cortejante. Cuando alabamos lo bueno de nuestros conyugues el amor y la fidelidad encuentran un apoyo muy fuerte. Problemas entre ellos. Claro, solo que ellos se amaban, se apoyaban y superaban las dificultades juntos. Ella se mantuvo fiel, exalto el compromiso que tenia y no cedió. Que lección para nosotros. Hoy cedemos tan fácil, caemos tan fáciles, el mundo actual y su propaganda nos ha llevado a actuar por instinto (como los animales), actuamos sin pensar y luego el daño está hecho. Permanezcamos fieles a nuestros conyugues, lavemos la ropa sucia en casa y hagamos que el amor triunfe.

Dios les bendiga

viernes, 20 de noviembre de 2009

Como En Los Dias De Noe - Adrian Rogers

Queridos hermanos por razones de tiempo no me fue posible publicar la cuarta parte de la serie sobre cantares. Les dejo hoy en la compañia de nuestro querido hermano Adrian Rogers en una de sus ultimas predicaciones antes de partir con el Señor.

Parte 1
Parte 2

miércoles, 18 de noviembre de 2009

El Cantar De Los Cantares Parte 3: La Presión Social

El libro comienza con la llegada de la sulamita a la casa de verano del rey. No sabemos cómo llego allí. Hay dos opiniones al respecto, pero al tener en cuenta el desarrollo del cantar, lo más probable es que Salomón se la haya llevado a la fuerza. A la sulamita la reciben las doncellas (Mujeres del harem de Salomón), quienes al parecer ven la extrañeza y su negativa de estar en ese lugar, entonces le dicen que es tal su belleza que su futuro lo puede asegurar con ella. En otras palabras si tú quieres podrás conseguir todo en la vida porque eres bella, hermosa y si el rey te ha traído aquí tú serás la reina. (En efecto más adelante Salomón le ofrece ser su reina). En el versículo 7, ella rechaza las insinuaciones de las doncellas y les habla de su amado, en el 8 replican las doncellas y sarcásticamente le dicen que no es posible comparar lo que ella puede conseguir y tener al lado de Salomón que estando con un simple pastor. La historia se repite en los versículos de 6:13 al 7:5. La sulamita rechaza a Salomón y las doncellas intervienen para convencerla de que lo acepte pero ella no cede. Al ver todo este panorama de cantares, me vienen a la mente dos cosas: 1. La situación que aquí ocurre se da en todas las épocas. 2. Aunque la inclusión en el canon, de cantares fue bastante discutida, ningún libro de la Biblia habla tan claro sobre el tema. Hoy en día ocurre exactamente igual. Se colocan las conveniencias económicas y sociales por encima del amor. Se le dice hombres como a mujeres que vendiendo su belleza lo pueden conseguir todo y la misma industria sea de la belleza, el cine, la televisión y demás, transmiten lo mismo. Hoy se ha ramificado y diversificado el negocio, se le dio elite a la prostitución y ahora se llama servicio prepago, o gigolós, los mismos padres empujan muchas veces a sus hijos o hijas a matrimonios condenados al fracaso. Conozco muchos casos. Nadie discute que el aspecto económico es importante en un matrimonio, la educación y otros aspectos. Aquí lo que se desaprueba es cambiar el amor por la conveniencia. Vender la belleza para obtener status. Dios nos libre a nosotros como cristianos de aconsejar mal a nuestros hijos o de asumir actitudes parecidas.

Viernes 20 de Noviembre 4 Parte.

viernes, 13 de noviembre de 2009

El Cantar De Los Cantares Parte 2: Sexo vs Espiritualidad

Además de dejar clara la postura hermenéutica (Interpretación), con la cual me identifico, también debo dejar claro, el lugar que tenia la sexualidad en la cultura oriental y su relación con la espiritualidad. En primer lugar la Biblia muestra el sexo como un regalo de Dios para el disfrute de los conyugues (Mi amado es mío y yo suya 2:16). El sexo es una alegría, un gozo y los hijos una bendición. Para los orientales del mundo del antiguo testamento, el sexo era algo natural, alejado y separado de la parte espiritual. No había relación entre las dos cosas, de tal manera que la sexualidad se practicaba dejando de lado cualquier prejuicio religioso. El Cantar de los Cantares, deja bien claro además como se dan las relaciones intimas entre conyugues que se aman profundamente. El arraigo emocional y sentimental de estos esposos es ideal. Podríamos decir entonces que el libro muestra como disfruta una pareja de esposos su sexualidad cuando el amor es profundo y con raíces solidas, muestra lo hermoso del sexo con amor, como se anhela sexualmente una pareja que se ama, como se extrañan, como desean estar juntos y como no permiten que nadie se interponga entre ellos (El caso de la Sulamita que no permite que Salomón la seduzca) y permanecen fiel el uno al otro a pesar del acoso, lo que denota su sentido de la exclusividad, es decir ella era de su marido y ni siquiera consideraba la posibilidad ni había el mas mínimo pensamiento de ser de otro, el igual. Es sexo al natural, sin malicia ni perversidad, tal como debe ser. El otro aspecto que muestra cantares es como los esposos disfrutan de su intimidad sin afanes, no corren para consumarla, se recrean el uno con el otro, se admiran, se contemplan. Hoy en día tenemos un problema, el mundo en que vivimos ha pervertido el ejercicio de la sexualidad hasta tal punto que los cristianos hemos tomado esa imagen y catalogado al sexo como algo pecaminoso, y de esta manera hemos cometido el error de asociar sexo con espiritualidad, el resultado es un concepto negativo del sexo que al final lleva a que la sexualidad dentro del matrimonio se vea afectada. Durante todos estos años he visto como matrimonios se han acabado por esto, matrimonios en crisis por esto, problemas conyugales por esto. Existen una serie de conceptos errados que a veces hasta resultan inverosímiles y difíciles de creer. El pastor o líder que piensa que no puede tener sexo con su esposa un sábado por la noche por qué no va a llegar puro el domingo a predicar el sermón, la mujer que no se deja ver desnuda del esposo, hombres y mujeres que consideran que el sexo es tan malo que solo se puede permitir una vez por mes y dejan a su conyugue esperando todo ese tiempo, parejas que se limitan en la relación a ciertas caricias y muchas veces las mujeres no llegan al clímax, conocí una pareja que después de 10 años de casados la esposa se vino a enterar que existía un clímax para la mujer (Muchas de las esposas de cristianos han nacido en hogares cristianos y no tienen educación alguna sobre el tema como es el caso que cito, parece mentira pero sucede en pleno siglo XXI debido a que estos temas casi que ni se tocan en las Iglesias). Estaba en extremo insatisfecha con la relación y no sabía porque. Así tenemos a muchos esposos hoy en día. Por otro lado la cultura y la falta de educación sexual hace que los hombres no manejemos adecuadamente la relación y por ello la mujer no queda plenamente realizada. Como hombres debemos asegurarnos que nuestras esposas disfruten de la relación sexual al máximo. Debemos dejar de lado los afanes por llegar al final, aprendamos a ir suave y despacio para que ambos puedan disfrutar de su sexualidad. La sexualidad en un ambiente lleno de amor, interés mutuo, fidelidad y exclusividad es algo hermoso, es un regalo de Dios, si el mundo la ha pervertido a nosotros no debe afectarnos. Nosotros hemos sido lavados con la sangre de Cristo, nuestro corazón ha sido cambiado, somos nuevas criaturas, disfrutemos con toda libertad y naturalidad de nuestra sexualidad, que bendición será para tu esposo o esposa. Separemos sexo de espiritualidad.

jueves, 12 de noviembre de 2009

Convocatoria (www.bereano-devociondiara.blogspot.com)

Hay muchos hermanos, que tienen un hermoso talento para escribir y si a eso le añaden una experiencia personal con Dios y un conocimiento recto de las escrituras puede resultar en textos de edificación para todos. Por eso estoy haciendo esta convocatoria que consiste en que ustedes escriban devocionales y los envíen a mi correo electrónico: domefi@gmail.com. Los escritos serán revisados antes de publicarlos, bajo los siguientes parámetros:

1. Deben ser historias o escritos basados en la historia bíblica, la doctrina bíblica, las enseñanzas de Jesús o experiencias personales, y en su aplicación deben tener un texto bíblico adecuado. Debe ser escrito por quien lo envía.

2. No deben contener ideas de motivación o auto superación.

3. No deben comunicar o apoyar doctrinas no bíblicas.

De ser necesaria alguna corrección, esta le será enviada al autor para que con su autorización se haga y luego se publique. Los autores aparecerán con nombre y país, así que escriba en el correo sus nombres completos y la ciudad y país de origen.

Espero mis amados hermanos que escriban y envíen. Todos los correos serán leídos y les expresare mi opinión sean o no publicados.

Escribir no es tarea fácil, necesitamos comenzar y con el tiempo se ira perfeccionando el talento que Dios nos dio.

Les animo a hacerlo y que Dios les bendiga.

martes, 10 de noviembre de 2009

¿PUEDE JESÚS SER TU SALVADOR SIN SER TU SEÑOR? Por A.W Tozer

UN CRISTO DIVIDIDO, UNA HEREJÍA EVANGÉLICA

Las Escrituras en ninguna parte enseñan que la persona de Jesucristo o ninguna de sus funciones u oficios importantes los cuales Dios le dio, puedan ser divididos o ignorados.

Pero ha entrado una herejía muy perniciosa a través de todos nuestros círculos evangélicos cristianos. Es un concepto ampliamente aceptado de que nosotros como humanos podemos escoger aceptar a Cristo únicamente porque lo necesitamos como nuestro Salvador, y que tenemos el derecho de posponer nuestra obediencia a Él como nuestro Señor, por todo el tiempo que queramos.

Este concepto ha brotado naturalmente de un mal entendido de lo que la Biblia dice en realidad acerca del discipulado cristiano y la obediencia. Confieso que yo estaba entre aquellos que lo predicaban, antes de que empezara a orar a conciencia, a estudiar diligentemente, y a meditar con angustia sobre todo este asunto.

Creo que lo siguiente es una declaración semejante a lo que a mí se me enseñó en mi primera experiencia cristiana: “Nosotros somos salvos recibiendo a Cristo como nuestro Salvador y somos santificados recibiendo a Cristo como nuestro Señor. Y es posible que hagamos lo primero sin hacer lo segundo”. Ciertamente este concepto requiere de una profunda modificación en las mentes y que muchos la corrijan para guardarnos del error.

La verdad es que la salvaciÓn separada de la obediencia no existe en las Escrituras. Pedro hace ver muy claro que nosotros somos “elegidos según la presciencia (conocimiento anticipado) de Dios el Padre, a través de la santificación del Espíritu para obediencia” (1a de Pedro 1:2, paráfrasis del autor).

Que tragedia es que en nuestros días, oímos muy seguido que el evangelio se predica sobre estas bases: “¡Ven a Jesús! No tienes que dejar nada, no tienes que cambiar nada, no tienes que entregar nada, no tienes que dar nada a cambio, únicamente ven a Él y cree en Él como tu Salvador”.

Así que la gente viene y cree en el Salvador. Más tarde en una reunión o en una conferencia ellos oirán otro llamado: “Ahora que tú ya has recibido al Señor como tu Salvador, lo tomarás o lo recibirás como tu Señor?”.

El hecho de que esto se oiga en todas partes no lo hace correcto. Insistirle a la persona que crea en un Cristo dividido es una enseñanza incorrecta. ¡Nadie puede recibir la mitad de Cristo, o la tercera parte de Cristo, o una cuarta parte de la persona de Cristo!

He oído a siervos de Dios decir con buena intención: “Ven y cree en la obra terminada (ya todo está hecho)”. Esta obra no te va a salvar. La Biblia no nos dice que creamos en una función o en una obra. Más bien dice que creamos en el Señor Jesucristo, la persona que ha hecho esta obra y que tiene todas esas funciones.

Me parece sumamente importante que Pedro hable de sus compañeros cristianos de aquel tiempo como “niños obedientes” (Ver 1a de Pedro 1:14). Él no les estaba dando una orden o una exhortación a ser obedientes. En realidad él dijo: “Supongo que ustedes son creyentes, por eso también creo que son obedientes. Así que ahora, como niños obedientes, hagan esto y esto”.

La obediencia se enseña a través de toda la Biblia y la verdadera obediencia es uno de los requerimientos más difíciles en la vida cristiana. Separada de la obediencia no puede haber salvación, la salvación sin obediencia no es posible porque es contraria a lo que está escrito en la palabra de Dios.

La esencia del pecado es la rebelión en contra de la autoridad divina

Dios dijo a Adán y a Eva: “No comerás de este árbol, porque en el día que tú comieres ciertamente morirás” (Ver Génesis 2:16-17). Esta es una orden divina que requería obediencia de parte de aquellos que tenían voluntad propia y el poder de escoger.

A pesar de la advertencia tan fuerte que se les dio, Adán y Eva extendieron la mano y comieron de la fruta, y así desobedecieron y se rebelaron, trayendo el pecado y la condenación sobre sí mismos.

Pablo escribe clara y directamente en el libro de Romanos acerca de “la desobediencia del hombre”. Lo que escribió el apóstol es una palabra dura dada por el Espíritu Santo: “Por medio de la desobediencia de un hombre vino la caída de la raza humana” (Ver Romanos 5:12-21).

En el evangelio de Juan está muy claro que el pecado es desobediencia a la ley de Dios.

El cuadro de los pecadores que Pablo describe en el libro a los Efesios concluye que la gente del mundo son “los hijos de desobediencia”. Pablo quiere decir que la desobediencia los caracteriza, que constituye su condición, que los moldea. Que la desobediencia se ha convertido en una parte de su naturaleza.

Todo esto nos da un antecedente para la gran pregunta que siempre ha surgido ante la raza humana: ¿quién es el jefe? Esto se convierte en una serie de tres preguntas: ¿a quién pertenezco?, ¿a quién le debo lealtad?, ¿quién tiene autoridad para requerirme obediencia?

Yo supongo que de toda la gente del mundo, son los americanos los que tienen mayor problema para obedecer a alguien o a algo. Eso es, porque se supone que los americanos son los hijos de la libertad. Son el resultado de una revuelta. Produjeron una revolución cuando tiraron las pacas de té al mar desde el barco en el puerto de Boston. Hubo discursos y dijeron: “El sonido de las armas será llevado por el viento que sopla desde la comunidad de Boston”, y también, “¡Dame la libertad o dame la muerte!”. Esto está en la sangre americana, y cuando alguien dice, “tú le debes obediencia a tal o a cual”, inmediatamente se erizan. En realidad, no nos agrada la indicación de someternos en obediencia a nadie.

Igualmente, la gente de este mundo tiene una contestación lista y rápida a las preguntas de dominio y obediencia. Dirían, “yo me pertenezco a mí mismo, nadie tiene autoridad para requerirme obediencia”.

Nuestra generación hace gran alarde de esto; le damos el nombre de “individualismo” (sistema de refinado egoísmo), y sobre la base de nuestra individualidad demandamos el derecho de decidir por nosotros mismos.

Ahora bien, si Dios nos hubiera hecho meramente máquinas, no tendríamos el poder de decidir por nosotros mismos. Pero como nos hizo a Su imagen, y nos hizo para que fuéramos criaturas morales (de buenas costumbres y acciones lícitas), por lo tanto el Señor nos ha dado ese poder.

Insisto en que no tenemos el derecho de decidir por nosotros mismos, porque Dios nos ha dado el poder mas no el derecho de escoger la maldad. Viendo que Dios es un Dios santo y que nosotros somos criaturas morales con el poder pero no el derecho de escoger la maldad, ningún hombre tiene ningún derecho de mentir. Tenemos el poder de robar: puedo salir a la calle a conseguir un abrigo mejor que el que tengo ahora. Puedo entrar a un lugar y robarme ese abrigo y salirme por una de las puertas de los lados sin ser observado. Tengo el poder, pero no tengo el derecho.

También tengo el poder de usar un cuchillo, una navaja, o una pistola para matar a cualquier persona, pero no tengo este derecho.

En realidad, solamente tenemos derecho de hacer el bien, porque Dios es bueno. Sólo tenemos derecho de ser santos, pero no malos. Adán y Eva no tenían ningún derecho moral de comer del árbol del conocimiento del bien y del mal, y al hacerlo, usurparon un derecho que no era de ellos.

El poeta Tennyson ha de haber estado pensado acerca de esto cuando escribió en sus “Memorias”: “Nuestras voluntades son nuestras, no sabemos como; nuestras voluntades son nuestras, para hacerlas tuyas Señor”.

Este misterio de la libre voluntad del hombre es demasiado grande para nosotros. Tennyson dijo: “…no sabemos cómo”. Pero continúa diciendo, “…nuestras voluntades son nuestras, para hacerlas tuyas Señor”. Y este es el único derecho que tenemos aquí: hacer de nuestra voluntad la voluntad de Dios; para hacer de la voluntad de Dios nuestra voluntad.

Debemos recordar que Dios es el Soberano y nosotros las criaturas. Él es el Creador y por eso tiene derecho de ordenarnos. Nuestra obligación es obedecer. Es una obligación agradable y puedo decir, que “su yugo es fácil y ligera su carga” (Ver Mateo 11:30).

Ahora vuelvo al punto de la insistencia humana de que Cristo tenga con nosotros una relación dividida. ¿Cómo se puede hallar apoyo para enseñar que nuestro Señor Jesucristo puede ser nuestro Salvador sin ser nuestro Señor? ¿Cómo se puede continuar enseñando que se puede ser salvo sin ninguna intención de obedecer a nuestro Señor? (Ver Hechos 2:36).

Estoy convencido de que cuando un hombre cree en Jesucristo, debe creer en todo el Señor Jesucristo, sin ninguna reserva. Yo creo que no es correcto ver a Jesucristo como un tipo de enfermero divino a quien nosotros acudimos cuando el pecado nos ha enfermado, y que después de que nos ha ayudado decirle “adiós”, y seguir por nuestro propio camino.

Vamos a suponer que entro a un hospital y le digo al personal que necesito una transfusión de sangre, o una radiografía de mi próstata. Después de que ellos me prestan sus servicios y me atienden, me salgo por la puerta del hospital con un alegre “adiós”, diciéndoles que fueron muy bondadosos en ayudarme cuando lo necesité, y me voy como si no les debiera nada.

Puede ser que esto suene grotesco, pero pinta claramente el cuadro de aquellos a quienes se les ha enseñado que pueden usar a Jesús como Salvador en el tiempo en que lo necesiten, pero sin reconocerlo como Señor y sin deberle obediencia y lealtad.

En ninguna parte de la Biblia se nos enseña a creer que podemos usar a Jesús como Salvador y no reconocerlo como nuestro Señor. Él es el Señor, y así, como Señor, nos salva porque tiene todas las funciones u oficios de Salvador, de Cristo, de Sumo Sacerdote, y Él mismo es sabiduría, justicia, santificación y redención. Todo esto forma parte de Él como Cristo el Señor.

Nosotros no podemos ir a Jesucristo como obreros astutos y decirle, “tomaremos eso y aquello, pero no tomaremos esto”. No vamos a Él como quien compra muebles para su casa y le dice al vendedor, “me llevo esta mesa, pero no quiero la silla”, ¡dividiéndolo! ¡No! ¡Es todo de Cristo, o nada de Cristo!

Necesitamos predicar otra vez al mundo un Cristo completo. Un Cristo que será Señor de todo, o no será Señor de nada.

La salvación verdadera restaura el derecho de la relación entre el Creador y la criatura, porque vuelve a dar derecho a nuestro compañerismo y comunión con Dios. Ustedes se podrán dar cuenta que en este tiempo se ha enfatizado mucho la condición del pecador. Se habla mucho acerca de las aflicciones del pecador, de su pena y de las grandes cargas que lleva, pero nos hemos olvidado del hecho principal, que el pecador es en realidad un rebelde en contra de la autoridad perfectamente constituida de Cristo.

Esto es lo que hace al pecado, pecado. El pecador es un rebelde. Es hijo de desobediencia. El pecado es el quebrantamiento de la ley, y el pecador es un rebelde, fugitivo de las leyes justas de Dios.

Vamos a suponer que un hombre escapa de una prisión. Ciertamente tendrá penas y angustias. Le va a doler cuando se golpee contra troncos, piedras y cercas, igual que cuando se arrastre por ahí en la obscuridad. Va a tener hambre, va a sentir frío y cansancio, va a estar cansado y entumido de frío. Todas estas cosas le pasarán, pero son incidentales comparadas al hecho de que es un fugitivo de la justicia y un rebelde en contra de la ley.

Lo mismo pasa con los pecadores. Ciertamente tienen el corazón quebrantado y llevan una carga muy pesada; la Biblia nos muestra acerca de su condición. Pero ésta, es incidental al compararla con el hecho que nos muestra la razón por la cual el pecador es lo que es: que se ha rebelado contra la ley de Dios, y es un fugitivo del juicio divino.

Esto es lo que constituye la naturaleza del pecado. La carga pesada de miseria y tristeza, la culpabilidad y otras consecuencias, constituyen únicamente lo que brota de una voluntad no rendida al Espíritu Santo. Así que la raíz del pecado es la rebelión en contra de la Ley, la rebelión en contra de Dios. ¿No es el pecador el que dice, “yo me pertenezco a mí mismo, yo no le debo lealtad a nadie a menos que yo quiera dársela?” Esta es la esencia del pecado.

Pero, gracias a Dios, la salvación cambia esto y restaura la relación anterior. Así que, lo primero que hace el pecador que ha regresado a los caminos de Dios, es confesar: “Padre, he pecado contra el cielo y contra ti. Ya no soy digno de ser llamado tu hijo; hazme como a uno de tus jornaleros (siervos)” (Lucas 15:18-19).

En el arrepentimiento, nuestra relación con Dios es restaurada y nos entregamos completamente a la Palabra de Dios y a Su voluntad como niños obedientes (Ver Hechos 3:19).

La felicidad de todas las criaturas morales descansa exactamente en esto: dar obediencia a Dios. El salmista clamó: “Bendecid a Jehová, vosotros sus ángeles, poderosos en fortaleza, que ejecutáis su palabra, obedeciendo a la voz de su precepto“ (Salmos 103:20).

Los ángeles en el cielo tienen su libertad completa y su máxima felicidad al obedecer los mandamientos de Dios. Ellos no lo ven como una tiranía, sino que lo consideran como un deleite.

He estado examinando una vez más los misterios del primer capítulo de Ezequiel y no los entiendo. Hay criaturas con cuatro caras y cuatro alas, seres extraños haciendo cosas extrañas. Hay ruedas y otras ruedas en medio de las primeras. Sale fuego del norte y las criaturas van derecho hacia adelante y algunas bajan sus alas y las ondean. Seres extraños y hermosos todos divirtiéndose de lo lindo, deleitándose completamente con la presencia de Dios y en el hecho de que ellos pueden hacerlo.

El cielo es un lugar en donde te entregas a la completa voluntad de Dios y, ¡es el cielo porque ahí mora Dios! Por más que digamos de sus puertas de perlas, sus calles de oro y sus paredes de jade, ¡el cielo es el cielo porque es el mundo de los hijos obedientes! El cielo es el cielo porque los hijos del Dios Altísimo encuentran que están en su ambiente natural como seres morales obedientes.

El infierno es el mundo del rebelde. Jesucristo dijo que hay fuego y gusanos en el infierno, pero esa no es la razón por la cual es el infierno. Puede que soportes los gusanos y el fuego, pero para una criatura moral que sabe y se da cuenta que él está en donde está porque es un rebelde, esa es la esencia del infierno y del juicio. Ese es el mundo eterno de todos los rebeldes desobedientes que han dicho, “yo no le debo nada a Dios”.

Este es el tiempo que se nos ha dado para decidir. Cada persona hace sus propias decisiones acerca del mundo eterno donde va a vivir.

Nosotros no podemos creer en un Cristo dividido. Debemos recibirlo a Él por lo que Él es —¡El Salvador ungido y el Señor que es el Rey de Reyes y Señor de Señores!— Cristo no sería quien es, si nos salvara, nos llamara y nos escogiera, sin el entendimiento de que Él también va a guiarnos y a controlar nuestras vidas.

¿Es posible que nosotros realmente pensemos que no le debemos obediencia a Jesucristo? Le debemos obediencia desde el segundo en que clamamos a Él pidiéndole que nos salvara, y si no le damos a Él esa obediencia, tengo razones para preguntarme si estamos realmente convertidos.

La Biblia dice: “Este mismo Jesús a quien vosotros crucificasteis, Dios le ha hecho Señor y Cristo” (Ver Hechos 2:36). Jesús significa “Salvador”. Señor significa “Soberano”. Cristo significa “El Ungido”. El apóstol no predicó a Jesucristo como Salvador, él predicó a Jesucristo como Señor, Cristo y Salvador. Él nunca dividió su Persona o sus funciones u oficios.

Tres veces en el libro de los Romanos (Romanos 10:9-13) el apóstol llama a Jesucristo “Señor”. El dice que la fe en el Señor Jesús más la confesión de esa fe al mundo, nos trae salvación.

Escudriña las Escrituras. Lee el Nuevo Testamento. Si tú has sido enseñado a creer de una manera equivocada en un Salvador dividido, debes estar gozoso de que aún haya tiempo para arrepentirte y confiar en el verdadero. Él es el único que te llevará a la vida eterna.

Tomado de: Lumbrera:

 http://lumbrera.wordpress.com/2008/04/11/%c2%bfpuede-jesus-ser-tu-salvador-sin-ser-tu-senor/

Una falsa antítesis: el Espíritu versus el estudio ¡La fe y la inteligencia no son enemigas! Por Juan Stam

Los debates exegéticos y teológicos son de fundamental importancia para la salud de la iglesia. Son como el sudor de la fe, en búsqueda constante de una fidelidad siempre mayor a la Palabra y al Señor. Por eso, prohibir o suprimir el debate es uno de los mayores daños que los líderes pueden hacer a la Iglesia,

Muchas veces las controversias, sanas en sí mismas, revelan enfermedades del Cuerpo de Cristo. Recientes debates en este mismo sitio web ofrecieron una radiografía de una seria patología en la condición espiritual de algunos sectores de la iglesia costarricense y latinoamericana. Más allá de un dogmatismo posiblemente legítimo, hay mucho fanatismo y procesos de fanatización (impulsadas por algunos líderes que parecen tener miedo de una sana crítica que podría amenazar su autoridad), de oscurantismo, y sobre todo de actitudes violentas, muy dispuestas a insultar, que no se distinguen mucho del odio.

Como base de este síndrome patológico aparece a menudo un concepto aparentemente saludable, y muy "espiritual", pero en realidad errado y dañino. Ese concepto consiste en contraponer el Espíritu y el estudio. Si confiamos en el Espíritu Santo para revelarnos la verdad, ¿qué necesidad o qué valor tiene el estudio "intelectual" de la Biblia. ¿No nos dice el Proverbios, "no te apoyes en tu propia inteligencia"? Estudiar el texto para encontrar razones para una u otra interpretación del texto, se ve como intelectualismo y hasta soberbia. Los realmente espirituales confían en el Espíritu Santo para revelarse el significado del texto inspirado. Recuerdo que hace años realizamos un taller de interpretación bíblica en el norte de Costa Rica, pero una congregación entera canceló su participación porque decían, "nosotros no creemos en el estudio, sino confiamos en el Espíritu Santo".

Estas actitudes se revelaron muy claramente en los comentarios que provocaron unos artículos recientes en este sitio web. Me permito reproducir textualmente algunas de esas respuestas:

Osorio: "Para mi opinión personal usted necesita tener revelación, tiene muy poca vivencia del evangelio completo. Me parece que tiene celos o está muy escaso de lo sobrenatural... Jesús dijo, 'te alabo Padre porque escondiste estas cosas de los sabios y entendidos y lo revelaste a los niños'".

Samuel: "Solo puedo decir que sin revelación de lo alto podrá siempre discutir si hay en este tiempo apóstoles..."

Pablo: "Creo que en el momento en que aparecen sabios que quieren darles diversas interpretaciones a las palabras bíblicas porque creen que en griego, ruso o francés dice otra cosa, la Biblia pierde su sentido como Palabra de Dios... Eso es un tema de revelación personal."

Ramón: "Claramente la escritura dice que vayamos a predicar el evangelio, no a hacer teologías para averiguatas de vana palabrería..."

Es justo reconocer ciertos elementos de verdad en estas afirmaciones. Dios ha prometido darnos su Espíritu para guiarnos a toda verdad, y el Espíritu promete iluminar y guiar, pero no reemplazar, nuestro estudio de la Biblia. Es cierto que Dios da grandes dones de sabiduría a los humildes, y que por otro lado existe un peligro real de una soberbia carnal en el mucho conocimiento. El verdadero entendimiento da humildad, pues cuánto más sabe uno, más sabe que no sabe. Pero hay también un anti-intelectualismo malsano y que no es bíblico, y que también es soberbio, con el orgullo y la arrogancia de creer que sabe sin tener que examinar el texto ni escuchar a otras personas.

Hay un peligro serio de malentender la inspiración de las escrituras. El Espíritu Santo inspiró a los autores de nuestros libros canónicos, pero jamás prometió dirigir los procesos de copia de manuscritos (miles de ellos, a mano, durante unos quince siglos) ni de traducciones (es lingüísticamente imposible que una traducción reproduzca exactamente un texto en otro idioma). Dios ha querido que la transmisión y la traducción de su Palabra sean procesos humanos y naturales, no infalibles sino siempre mejorables. Aun la imprenta moderna, que produce un texto mucho más estable, se presta para variantes. Una de las primeras versiones impresas de la Biblia se llamó "la Biblia del adúltero", porque omitió la palabra "no" en el séptimo mandamiento (Ex 20:14).

La interpretación inspirada de las escrituras no aparece entre los dones carismáticos de la iglesia. Dios ha dejado eso a nuestra responsabilidad, escudriñando la palabra con todo cuidado en oración y en la comunidad de fe. La exégesis bíblica tampoco es una función normal del don de profecía, como si ése fuera un sustituto del estudio y un pretexto para la pereza mental. Aun si una profecía ilumina un texto bíblico, siguen las exhortaciones bíblicas, precisamente con referencia a la profecía, "Examinadlo todo" (1 Tes 5:21) y "que los demás juzguen" (1 Cor 14:29). Los profetas que se creen infalibles están muy equivocados.

Para justificar esta oposición entre el Espíritu y el estudio a veces se apela a Lucas 12:11, "no os preocupéis por cómo o qué habéis de responder, o qué habréis de decir, porque el Espíritu Santo os enseñará en la misma hora lo que debáis decir". Sin embargo, del contexto queda claro que esto se refiere a interrogaciones por las autoridades hostiles al evangelio. Es un llamado a ser valientes y testificar, confiando para su defensa en el Espíritu Santo. Pero no es un llamado a la pereza y la irresponsabilidad, esperando que Dios haga lo que nosotros podemos hacer y debemos hacer. La promesa de Lucas 12:11 no justifica una falta de seriedad y esfuerzo en la preparación de sermones y estudios bíblicos, esperando que el Espíritu Santo de repente ponga las palabras en nuestra boca.

Más bien en esto rigen las palabras de 1 Pedro 3:15, "estad siempre preparados para presentar defensa ("apología", una defensa bien preparada, como en los tribunales) ante todo aquel que demande razón ("lógos", la lógica de nuestra fe) de la esperanza que hay en vosotros". ¿Y cómo estar "siempre preparados"? Obviamente, por una vida de constante estudio cuidadoso y fiel de la Palabra, en oración y en la comunión de fe. Ahí es donde el Espíritu Santo iluminará nuestro entendimiento de las escrituras.

Algunos citan también las palabras de 2 Cor 3:6, "la letra mata, más el espíritu vivifica" (con minúscula en Reina Valera). Pero "la letra" no tiene nada que ver con "el estudio", como opuesto al Espíritu Santo. La interpretación de este texto es muy discutida, pero es muy probable que se refiere a la ley, el legalismo de los enemigos de Pablo. Otros sugieren que se refiere a un literalismo excesivo, que pierde el mensaje (el "espíritu") del pasaje.

En estos temas nos conviene seguir el ejemplo de Pablo: "Porque si yo oro en lengua desconocida, mi espíritu ora, pero mi entendimiento queda sin fruto. ¿Qué pues? Oraré con el espíritu, pero oraré también con el entendimiento; cantaré con el espíritu, pero cantaré también con el entendimiento" (1 Cor 14:14-15). Si eso se aplica al orar y al cantar -- ¡qué exhortaciones más necesarias hoy! -- se aplica obviamente a la interpretación y la enseñanza de la Palabra de Dios. Y lo mismo es cierto si entendemos la palabra "Espíritu" con mayúscula. El Espíritu Santo nos guía por medio del estudio fiel de las escrituras y el análisis comunitario de la fe. Cierto, para eso no se necesita un doctorado en hermenéutica, pero sí se necesita la disciplina de escudriñar el texto. El Espíritu Santo no es elitista, pero tampoco es anti-intelectual.