jueves, 28 de julio de 2011

John Stott Ha Muerto Un Arquitecto Del Evangelio En El Siglo XX – Ayudo A Forjar La Fe De Una Generación Por Tim Stafford – Algunos Apartes

Un Arquitecto Del Evangelio En El Siglo XX – Ayudo A Forjar La Fe De Una Generación Por Tim Stafford – Algunos Apartes

Antes de comenzar a leer los apartes del articulo y un pequeños testimonio al final. Quiero manifestarles mi profunda tristeza por esta noticia. John Stott deja un preciso legado para todos nosotros, vamos a aprovechar ese legado.

John Stott murió hoy en el tiempo del 3:15 Londres (acerca de 9:15 a.m. CST). El Presidente de John Stott Ministries Benjamín Homan dijo que la muerte de Stott se produjo por complicaciones de salud normales en la vejez y que él estuvo quebrantado de salud por varias semanas. “Homan dijo que John Stott Ministries ha estado preparándose para su muerte desde hace 15 años. Añadió: " Pienso que él estableció un ejemplo impecable de lo que es la delegación de autoridad en el liderazgo. Enseño a líderes a delegar en otros." Homan dijo: "Su amor por el Señor, por la Iglesia mundial y por la fidelidad a las Escrituras fueron sus grandes pasiones y él las quiso transmitir a todos”. Un portavoz del ministerio de Billy Graham dijo en su nombre: " El mundo evangélico ha perdido uno de sus máximos portavoces, y he perdido uno de mis amigos personales cercanos y consejero. Estoy deseando verle otra vez cuándo vaya al cielo".

"Un evangélico es un cristiano simple, común," dijo John Stott en una entrevista a Christianity Today en un octubre del 2006. De su conversión en la escuela secundaria Rugby en 1938 hasta su muerte en el 2011 y en 90 años de edad, Stott ha ilustrado cómo puede ser la sencillez extraordinaria de la vida cristiana, el cristianismo común. Él no fue conocido como un pensador original, ni lo trató de ser. Él siempre se volvió hacia la Biblia para entender, y su regalo inolvidable fue el de penetrar y explicar las Sagradas Escrituras. ¡Como el editor Kenneth Kantzer escribió en las páginas de Connecticut en 1981, "Cuando le oigo Exponer un texto, invariablemente exclamo para mí mismo, ' Eso es exactamente lo que eso quiere decir! ¿Por qué no lo vi antes?'".

Hasta su conversión y su subsiguiente llamada para el ministerio cristiano, Stott perteneció al cuerpo diplomático. Un lingüista experto, él se ganaría una primera parte en Cambridge en francés antes de seguir estudiar teología, en cuál él también ganó una primera parte. (Una "primera parte" prestigiosa es algo como "honores más altos" para un graduado americano.) Nadie dudó que Stott había sido un buen diplomático. En su ministerio, él retuvo las mejores calidades de ese llamado, lo cual debe fielmente y diestramente representar a alguien más, fue un verdadero diplomático del Señor, un digno representante de Jesús en la tierra..

Como pastor él formó nexos fuertes, tuvo amistades en todo el mundo y fue amigo de toda clase de personas. Cuando él encontraba oposición o crítica, él salía a buscar a ese opositor para cambiar impresiones con él. Él no disfrutó del conflicto, pero tuvo el compromiso de dialogar.

Desde el principio de su vida cristiana, fue un apasionado de las verdades esenciales del evangelio (Dos de sus libros al respecto, Cristianismo Básico y la Cruz de Cristo). John Stott fue levantado en un ambiente donde se asistía a la Iglesia de manera disciplinada y se leía la Biblia diariamente (Esa sería su pasión por toda su vida).

Stott finalmente se llegaría a conocer e identificar como un exponente de la Biblia y un maestro, pero durante sus primeros decenios de ministerio él fue un evangelista. El condujo muchos a Cristo por sí mismo, al organizar y enseñarle a la congregación cómo meter a sus amigos y sus vecinos en una relación con Jesús. Todas las Almas fueron una iglesia de parte central de una ciudad grande con una mezcla notable de la clase pudiente e indigente, y Stott - se determinó – no descuidar ni una parte, ni un solo miembro de la Iglesia.

J.I. Packer recuerda a ese Stott "Cuando era poco conocido… fue un evangelista genial y de trabajo duro y estudiantil". Él fue el orador escogido para un número considerable de estudiantes durante una semana en el Varsity Christian Fellowship, y entonces hace campañas en universidades británicas, en particular Cambridge y Oxford. Estos más tarde se extendieron hasta América del Norte y a todo lo largo de la Comunidad de las Naciones. De estas enseñanzas surgió su libro Cristianismo Básico (1958), traducido a 25 idiomas y del cual se ha vendido más de un millón de copias.

Conoció a Billy Graham en 1.946 y desde esa época se convirtieron en grandes amigos. Más tarde esa amistad fue muy importante para dar inicio al movimiento de Lausana que perdura hasta hoy.

Stott creyó en el evangelismo, y él fue activo en muchos así llamado ministerios del parachurch, como la Unión de la Sagrada Escritura e InterVarsity. Fundamentalmente, sin embargo, él fue un ministro de la iglesia — uno que se convirtió en la figura principal en el resurgimiento del evangelicalismo británico, en particular dentro de la iglesia de Inglaterra. El fomentó organizaciones significadas para alentar al clero evangélico menor, y él ayudó a organizar y renovar a las convenciones evangélicas.

Stott creyó en la mente como un regalo de Dios. En un mundo evangélico tentado para confiar en textos de prueba e historias emotivas, Stott se metió en las profundidades de la Palabra para así demostrar su poder. Muchas personas, oyendo a Stott predicar por primera vez, dijeron que nunca habían oído la Biblia expuesta con tal claridad y tal profundidad. Su pasión fue aprender lo que dijo Dios, y para ello dedico su vida. La predicación de Stott y la escritura renovaron fe en la inspiración de Sagrada Escritura — no sólo porque él la defendió, pero porque él lo exhibió.

Stott fue cada pulgada un evangélico. Stott progresivamente reconoció la necesidad para evangelicalismo para rescatar su herencia de compromiso con los asuntos sociales del día.

Como él le dijo a un entrevistador años más tarde, " En los Inicios de 1960s, comencé a viajar al Tercer Mundo, y vi la pobreza en Latinoamérica, África, y Asia como no la había visto antes. Se hizo evidente para mí que fue completamente imposible hacerme el de la vista gorda y mantener el concepto viejo del evangelio solo parta llenar las necesidades del alma, desde ahí comenzó a enseñar que dentro de la gran comisión, también había un componente social orientado a una preocupación genuina y práctica de los creyentes por el bienestar de sus semejantes. (Podemos leer el libro: Cristianismo Equilibrado).

Su máximo impacto en el área de preocupación social vino algo inadvertidamente. En 1974, el Billy Graham Evangelistic Association convocó a un El Congreso Internacional en la Evangelización Mundial en Lausana, Suiza. Aproximadamente 2,500 miembros asistieron (además de 1,300 otros participantes). Cerca de la mitad de los delegados y los oradores vinieron de países del Mundo de Mayoría. La representación ancha de la reunión se pareció a reuniones del Concejo Mundial de Iglesias, pero la atmósfera excitada de misión unificada fue sin precedente. Muchos participantes captaron por primera vez las dimensiones globales de la iglesia evangélica. Casi 30 años más tarde, Philip Jenkins le escribía a La Siguiente Cristiandad: La Llegada de Cristiandad Global. Pero como David Jones, el presidente de John Stott Ministries, puntos de vista, en Lausanne, " el libro de Jenkins estaba allí en las caras y mentes de personas. Lausanne mostró a la iglesia global que podemos trabajar conjuntamente ".

Tal unidad fue apenas automática. De hecho, hubo grandes diferencias en perspectiva entre esos del oeste y esos del Mundo de Mayoría, y la relación entre el evangelismo y la preocupación social fue una respuesta predecible e inmediata emocional. Según una cierta cantidad, los cristianos se sintieron llamados a predicar el evangelio, punto final. Para otros, en particular esos en países donde la pobreza y la injusticia eran el pan de cada día obvio, tal postura tenía importancia y golpeaba duramente la indiferencia del pueblo cristiano hacia el tema social en esa época.

Stott había recibido instrucciones de dar la dirección abridora en la naturaleza de evangelismo bíblico. Él comenzó con su humildad característica, demandando "una nota de arrepentimiento evangélico". Y él habló cabeza adelante — con una exposición lúcida de Sagrada Escritura — para el asunto en las mentes de personas.

"Aquí luego son dos instrucciones, ' el amor su vecina ' y ' van y hacen a sus discípulos.' ¿Qué la relación está entre los dos? Una cierta cantidad de nosotros se comporta como si pensamos ellos idénticos, de tal manera que si hemos compartido el evangelio con alguien, consideramos que hemos completado nuestra responsabilidad para amarle. Pero no. La Gran Comisión ni explica, ni agota, ni reemplaza el Gran Mandamiento. Lo que hace es acrecentar la orden del servicio de vecino de amor y de vecino una dimensión nueva y urgente cristiana. Si verdaderamente amamos a nuestro vecino, nosotros sin duda le diremos la Buena Nueva de Jesús. Pero igualmente, si verdaderamente amamos a nuestro vecino, no nos detendremos allí ".

El discurso de Stott lo hizo posible a eso para delegados a volver a pensar sus posiciones, para escuchar otros, e imaginar acción sermoneadora y social surtiendo efecto a la vez. Él manejó el mismo truco en llevar a hombros al comité tan redactado el Lausanne Covenant. La habilidad de Stott como un diplomático estuviese nunca más manifiesta, como él llevó a hombros reuniones potencialmente díscolas, obligando a las personas a escuchar puntos de vista de otros. Él trabajó incansablemente detrás de las escenas al borrador y la nueva redacción el convenio, el descubrimiento expresando eso captaría puntos de vista diversos sin hacer violencia para cualquier. Al fin, el Lausanne Covenant habló para el momento, expresando una misión común que la mayoría de delegados entusiásticamente podrían endosar; Y enraya para el futuro, con tal que un armazón que el uso evangélico de grupos como su declaración básica. Lausanne fue un momento decisivo en evangelicalismo global. Billy Graham fue el convocante indispensable, pero John Stott fue el aunador indispensable.

Pequeños Testimonios

El teólogo latinoamericano Rene Padilla recuerda lúcidamente uno de sus anteriores encuentros con Stott. “En la noche previa habíamos llegado en Bariloche, Argentina, en la mitad de una lluvia fuerte. La calle estaba enlodada y, como consecuencia, por el tiempo que llevamos al cuarto que había sido asignado a por nosotros, nuestros zapatos estaban cubiertos de barro. En la mañana, como me desperté, oí el sonido de un cepillo — John estaba ocupado, cepillando mis zapatos. '¡John!' ¿Exclamé lleno de sorpresa, ' Qué hace usted?' 'Mi estimado René, ' él respondió, ' Jesús nos enseñó a lavar los pies de cada quien. Usted no necesita que yo lave sus pies, pero puedo cepillar sus zapatos.'"

El teólogo David Wells, quien se convirtió a través de una misión 1959 John Stott en África del Sur, más tarde compartió a un grupo familiar con él para cinco años en los inicios de 1960s. "Su liderazgo fue efectivo, por su integridad personal y su vida cristiana. Las personas que le conocieron siempre tenían presente su enseñanza sobre cristianismo sencillo. Él fue conocido en el mundo entero, pero cuando usted le encontró él fue un hombre más devoto, humilde cristiano. Su vida privada no fue diferente a su vida pública. Fue la misma persona, es decir que él tuvo integridad. (1)

Una de las mayores preocupaciones de John Stott, fue la preparación de buenos maestros y predicadores de la Palabra. Por eso funda Langham ministries, entidad dedicada a la formación de pastores y líderes en general. Precisamente el próximo año arrancamos la Escuela de Predicación en nuestra ciudad. (2)

Un Testimonio de Primera Mano

Tengo el privilegio de conocer a un humilde colombiano, quien conoció a John Stott a principios de los 70 y participo en el primer Lausana en Suiza en el año de 1.974. Gregorio Landero Arrieta, hombre campesino a quien Dios llamo siendo un simple jornalero y cuando recién iniciaba su carrera como acordeonero (Música vallenata). Un hombre autodidacta en las Escrituras y con una profunda sensibilidad social. La Asociación Billy Graham lo invita al congreso de evangelismo mundial en Londres y John Stott quien ya lo conocía le habla a la Reina Isabel II de un predicador colombiano y entonces es invitado a predicar en la capilla del rey. A esa capilla no podía entrar nadie sin toga (Toda la corte inglesa iba a estar presente), por lo que hay un vestier con un sinnúmero de ellas para que los visitantes se la pongan. Pero hubo un problema, el hermano Gregorio es de corta estatura y con togas hechas a la medida de los ingleses, todas le arrastraban por el piso. Ante tal dificultad John Stott habla con la reina y le pide permiso para que el hermano Gregorio predique en traje, El permiso es concedido y Jorge Atiencia traduce el mensaje que fue toda una bendición. Esta es el pequeño testimonio de como Dios llevo a un campesino a predicar a la capilla del rey en Inglaterra y como un hombre como John Stott (Teólogo e intelectual), reconoció en él lo que Dios le había dado y que era necesario que lo compartiera con ellos. (3)

Dios les bendiga

(1) Apartes del artículo publicado por Christianity Today sobre la Muerte de John Stott.

(2) Apunte de Bereano

(3) Testimonio recibido del Hermano Gregorio Landero Arrieta.

miércoles, 27 de julio de 2011

¿Cuál Es La Idea De Iglesia Que Tenemos?

En estos días, mi corazón ha sido inquietado fuertemente sobre el tema de la Iglesia y me he preguntado varias veces lo siguiente: ¿Por qué cada Iglesia Local se encierra en sus propias actividades?, ¿Por qué nos hemos aislado unos de los otros?, ¿Por qué ignoramos o menospreciamos los dones y talentos que otras Iglesias tienen? Y algo más que está sucediendo es que ese aislamiento no solo se nota a nivel de las Iglesias locales sino también en los miembros. A veces nos encontramos con hermanos en la calle o en algún sitio y hay una barrera, una especie de ego que no sé de dónde ha salido y al parecer la razón es que de alguna manera tenemos en la cabeza que “nuestra Iglesia” o la Iglesia a la que asistimos o de la que somos pastores, ancianos o lideres es la mejor. No soy amigo de estar metiendo al Diablo en todo, pero si hay algo diabólico es esto. Aislarnos de las demás Iglesias, aislarnos de los demás hermanos por que asisten a otra denominación, es funesto para el cuerpo de Cristo. En Romanos 12, encontramos como el apóstol Pablo enseña sobre la necesidad que tenemos los unos de los otros y aquí se refiere a la Iglesia local. En mi experiencia como cristiano de más de 24 años, una y otra vez he podido notar que en cada Iglesia Local, hay un ministerio o don que resalta, es decir, la Iglesia tiene un área ministerial fuerte, en donde se destaca y de la misma manera, en las Iglesias locales tenernos áreas débiles y dones que son escasos. Es así como en el caso particular de la Iglesia de la que soy miembro, hemos reconocido esto y organizamos eventos con aquellas iglesias o hermanos que pueden ayudarnos y enseñarnos a superar nuestras debilidades. Precisamente, pensar que como Iglesia tenemos todo y que no necesitamos nada es el inicio de un camino que puede conducir a la soberbia y a la arrogancia (Y el diablo se ríe), de tal manera que no aceptamos la exhortación, corrección o consejo de nadie incluyendo a Dios. El resultado es una Iglesia que comienza a decaer y a estancarse. En estos años hemos sido testigo de varios movimientos que se han dado en iglesias locales que asumieron una posición soberbia e inclusive se atrevieron a decir que todas las demás iglesias tenían que acoger su visión so pena de estancarse. Hoy en día, de estas iglesias solo queda aproximadamente un 20% de lo que llegaron a ser un día. Y es que lo que no se entiende es que todos estos movimientos son modas (Ver: Las modas en la Iglesia, http://bereano-devociondiaria.blogspot.com/2011/07/las-modas-en-la-iglesia.html), y que pasan algún día. El mandamiento bíblico es a funcionar como cuerpo. Recordemos que las Iglesias del siglo I eran una por ciudad (Esto se daba por el número reducido de habitantes), hoy en día esto no es posible, pero esto no nos impide apreciar y amar a los hermanos de otras Iglesias diferentes a la mía. Es cierto que hay cosas que podemos esgrimir como razones para aislarnos, sin embargo, es más lo que nos une que lo que nos separa y en muchas cosas son aspectos de forma y no de fondo. Mi oración es que las barreras sean quitadas, que podamos compartir con los hermanos con toda libertad, que dejemos de lado lo que nos separa y que antepongamos el amor a todo lo demás y sobretodo que volvamos a la actitud humilde, dejemos la soberbia y podamos apreciar lo que Dios le ha dado a otras Iglesias, a otros hermanos.

1 de Pedro 4:10-11

Cada uno según el don que ha recibido, adminístrelo á los otros, como buenos dispensadores de las diferentes gracias de Dios.

Si alguno habla, hable conforme á las palabras de Dios; si alguno ministra, ministre conforme á la virtud que Dios suministra: para que en todas cosas sea Dios glorificado por Jesucristo, al cual es gloria é imperio para siempre jamás. Amén.

Ver además: Romanos 12:4-5 y 1 De Corintios 12

Dios les bendiga

martes, 26 de julio de 2011

LA PENETRACION DE LA METAFISICA EN LA IGLESIA CRISTIANA (Republicado)

INTRODUCCION:

Lo que en adelante voy a exponer está sucediendo desde hace unos 30 años. Me sentí motivado a hacerlo al ver apartes de predicaciones de algunos líderes cristianos reconocidos en el ámbito americano en donde enseñaban principios metafísicos con ropaje cristiano sacando textos bíblicos de su contexto y violando de manera absurda los principios hermenéuticos que guían la interpretación de los mismos. Tengo que confesar la profunda tristeza que hay en mi corazón por estas cosas. Antes de iniciar con el análisis, quiero delinear los objetivos de este documento, aclarando que lo que aquí se va a exponer no es producto de un fanatismo malsano, ni de un cristiano que ve la herejía en todas partes. Añado además que lo que manifestare no es nuevo, pero preocupa que por muchos años y ahora en este tiempo con más fuerza desde los pulpitos cristianos se enseñen estos pilares de la metafísica como si fueran verdades bíblicas, manipulando de manera (Intencional o no, no lo sé), increíble la Escritura. No cuestionare a nadie en especifico ni daré nombres para no herir susceptibilidades, solo me limitare a decir lo que está ocurriendo y a demostrar con las escrituras (O con la ausencia de estos principios metafísicos de la misma), la falsedad de las “verdades” que hoy se enseñan como principios divinos. Al terminar de leer este documento la conclusión a la que Ud., querido lector debería llegar es la de desechar todas estas enseñanzas por no ser Bíblicas, mentiras y muchas veces medios de manipulación para la oveja ingenua que esta confiando en el maestro que tiene al frente y lo tiene por digno de confianza. Los objetivos de este documento son:

1. Dar una breve explicación de lo que es la metafísica y sus principios o pilares (Así lo llaman los metafísicos) fundamentales.

2. Como llegaron estas enseñanzas a la Iglesia cristiana.

3. Analizar lo que hoy se enseña por parte de algunos predicadores y confrontarlo con las Escrituras.

4. El efecto de estas enseñanzas en la Iglesia cristiana Hoy.

En el propósito de cumplir los objetivos antes trazados, se desarrollara el documento en el mismo orden propuesto.

I. EXPLICACION DE LO QUE ES LA METAFISICA Y SUS PRINCIPIOS O PILARES FUNDAMENTALES.

Mis pretensiones en los siguientes párrafos no es dar una cátedra sobre metafísica, sino exponer en forma breve lo que esta dice para después comparar. Antes de iniciar quiero decir que la metafísica tiene alrededor de 300 años.

La metafísica es una filosofía de carácter esotérico. En su esencia busca que el hombre se rija por los siguientes principios básicos:

- El hombre en si es un dios, con la misma capacidad creadora de Dios.

- El hombre debe ir escalando o descendiendo posiciones en el mundo espiritual de acuerdo al comportamiento aquí en la tierra. Para esto cuenta, según la metafísica con la posibilidad de reencarnar para así ir en el proceso durante toda la eternidad. Ejemplo si Ud. en esta vida ha sido malo, recibirá el castigo en la próxima reencarnación la cual será seguramente en un animal horrible (Serpiente, camaleón, sapo, etc.).

- Existen formulas para cambiar la realidad.

¿Que usa la metafísica para según ellos utilizar la capacidad creadora que hay en el ser humano y cambiar la realidad?

Me referiré aquí a los principios metafísicos que creo más arraigados en algunas iglesias cristianas hoy. Lo digo, porque he escuchado predicadores enseñándolos.

- En primer lugar está el mentalismo:

¿Qué es el mentalismo?: El mentalismo es el principio metafísico según el cual el ser humano con solo pensar puede crear, es decir imagino, pienso algo, sueño y eso se debe materializar. Lo anterior se refiere a lo que sea. Ud. puede pensar lo que sea, desear lo que sea, soñar lo que sea y eso se tiene que hacer realidad. Por otro lado está el pensamiento positivo.

- En segundo lugar está el poder del decreto:

¿Qué es el poder del decreto?: Es el principio metafísico según el cual mis palabras tienen poder creativo. Con solo decirlo y repetirlo varias veces ya esta, tiene que suceder.

- En tercer lugar está el poder de la afirmación:

¿Qué es el poder de la afirmación?: Es el principio metafísico según el cual por el solo hecho de repetirle a alguien muchas veces una cosa, está en primer lugar va a ser creída por la persona que lo oye y en segundo lugar, luego de ser creída se va a hacer realidad en el oyente. Tiene que ver con el segundo.

- En cuarto lugar la ley de causa y efecto. Todo lo que haces tiene un efecto que se manifiesta en tu vida.

Los Cuatro principios metafísicos antes descritos, tienen un mensaje básico: “El hombre está en capacidad de cambiar su realidad por lo que piensa y por lo que dice. Esto se debe a que el hombre es un semidiós y por ende tiene su misma capacidad creadora de Dios”.

Ud. puede comprobar todo lo que estoy diciendo leyendo un libro de metafísica, pero mi consejo es que si quiere hacerlo, lo haga en compañía de una persona formada en las escrituras porque el espíritu de error es muy sutil y puede terminar confundido.

II. COMO LLEGARON ESTAS ENSEÑANZAS A LA IGLESIA CRISTIANA.

Pasamos a analizar algunas de las causas que impulsaron el auge de la metafísica en la Iglesia, y que ingenuamente las ovejas no se han dado cuenta.

  1. El afán del liderazgo americano por innovar con el fin de atraer y mantener la gente.

- Todas estas enseñanzas son originarias de Estados Unidos. El liderazgo americano en su afán de mantener el fervor en las iglesias, cada cierto tiempo impulsa una nueva ola o moda. Se pueden mencionar varias en los últimos 30 años. La entrada de la metafísica a la Iglesia hace unos 25 años (Tuve en mis manos hace 18 años por primera vez el libro “Lo que dices recibes” de un escritor americano, por lo menos hasta donde yo sé), luego vino el movimiento profético (Aun hoy en día hay cristianos reconocidos que se dicen ser profetas autorizados por parte de Dios, lo interesante es que sus profecías nunca se cumplen y cuando hay indicios de algo que dijeron se atribuyen la profecía como cierta, es mas justifican sus falsas profecías diciendo que son bastantes acertados, pregunto ¿Pueden ser estos hombres verdaderos profetas de Dios?), el de liberación, libros como Cerdos en la sala, Principios de liberación de Marzullo y otros entraron en auge, después vino el movimiento de la teología de la prosperidad y ahora el movimiento apostólico. Lamentablemente hoy hay una revoltura impresionante donde todos estos ingredientes de alguna otra forma intervienen en ministerios reconocidos. Buen numero de líderes latinoamericanos han tomado todo este cumulo de enseñanzas como ciertas provocando una confusión de grandes proporciones. Es más han surgido innovaciones dentro de la Iglesia de corte latino. Lo que encontramos entonces es que el afán de innovar contagio al liderazgo de la región. Hay que añadir que si eso lo hicieron porque la gente se iba y no se mantenía en las Iglesias, no es el caso nuestro y segundo estuvo mal hecho.

  1. El afán por ganar gente para demostrar su poder ministerial.

Se da hoy una competencia velada entre los diferentes ministerios. Aunque en su gran mayoría usan un lenguaje común (El de moda), cada cual busca la forma de sobresalir. Sea con una nueva revelación, con la publicación de un libro, con la capacidad de convocatoria, etc. Se recurre a las más diversas estrategias para llenar las iglesias, estadios o parques. De ahí que algunos no se conformen con el humilde llamado a ser pastores ascendiéndose ellos mismos a apóstoles. En ese afán de sobresalir se echa mano de lo que sea para sacar un nuevo mensaje. Eso fue lo que ocurrió con la metafísica y el peligro sigue latente hoy. La cuestión no consiste en tener discípulos sino tener números. Nuevas revelaciones están a la orden del día.

  1. El afán por tener control sobre la gente para que esta apoye sus ministerios.

Con el fin de controlar de alguna forma a la gente para que esta aporte para sus ministerios, estos enseñan lo que la gente quiere oír y además manipulan con sus enseñanzas a las ingenuas ovejas para que suelten el dinero. (Aquí no voy a decir nada sobre que hacen con el dinero). Eso paso y pasa con la metafísica, veamos porque: En primer lugar la metafísica tiene un mensaje yoista (Basado en el hombre), y no en Dios. Dios no es necesario según la metafísica, debido a que el hombre todo lo controla con su mente, cambia la realidad con su mente y cambia la realidad con sus palabras. En otras palabras el hombre es un dios. Imagínense semejante mensaje, si Dios no es necesario ¿Para que le obedezco, para que me comprometo con El?, ¿Si ven el malévolo mensaje detrás de todo esto? Lea esto: “Nunca, jamás el hombre podrá ser igual a Dios. Es cierto que el hombre fue hecho a imagen y semejanza de Dios pero en sus virtudes morales, jamás esto se puede aplicar a la condición de Dios mismo”. El mensaje de hoy es el que la gente quiere oír, es un mensaje que promueve el egoísmo y me aleja del principio divino de amar a mi prójimo. Consiga para Ud. y listo. Si Ud. es prosperado aleluya, no tiene que darle al hermano necesitado ni al pobre por que este también está en la capacidad de ser prosperado y si no lo es esta en pecado y bajo maldición por que no le da dinero a ciertos ministerios. ¿Puede Ud. concebir y creer que esto es cierto? ¿Estará Dios de acuerdo con semejante barbaridad? Le invito a que lea la parábola de los talentos y el juicio a las naciones en Mateo 25. Por último, el que no esté de acuerdo con estos hombres de nuevas revelaciones, no van a prosperar, serán malditos y se quedaran estancados. Eso dicen ellos.

III. QUE SE ENSEÑA HOY EN ALGUNOS PULPITOS.

  1. Cuatro palabras que tienen que ver con la metafísica.

a. Visualización o Soñar: Basta con mirarlo en tu mente por fe, y se hará realidad lo que esperas. Ahora pregunto: ¿En que esta puesta la fe?, en lo que estoy viendo en mi mente y soñando despierto. La visualización es una técnica metafísica que también usan los de la nueva era. ¿Cómo es posible que semejantes herejías sean enseñadas en nuestros pulpitos? Fe en el hombre y no en Dios. En el principio de los años 90, dos ministros americanos denunciaron las cosas que estaban sucediendo, en el libro la “Seducción de la Cristiandad” (Dave Hunt y T.A.McMahon), de editorial portavoz. Ante esto tengo dos cosas que decir: En primer lugar la palabra visualización no aparece en la Biblia. En segundo lugar, la utilización de textos bíblicos fuera de su contexto y con interpretaciones totalmente amañadas para apoyar esta técnica, constituye una falsedad inmensa y una violación a la integridad de las Escrituras y por ende una total falta de respeto, reverencia y temor hacia Dios, además de un crimen contra la Iglesia del Señor. Hebreos 11:1, Isaías 26:3 y otros han sido utilizados fuera de toda consideración hermenéutica. No puedo estar de acuerdo con esto. En cuanto a soñar todavía es más inaudito. Mejor dicho Dios no tiene el control, Yo lo controlo con lo que pienso (Visualizo y sueño), que tal Dios como un medio y no como un fin.

b. Imaginación: Solo con imaginarlo es suficiente. Por demás absurdo al igual que el anterior.

c. Positivismo: No es mi deseo afirmar que ser positivo es malo. Yo soy positivo porque creo y amo a Dios que es todopoderoso, soy su hijo y El tiene cuidado de mi y sé que las cosas que estén sucediendo y sucedan en mi vida El las usara para sacar el mejor provecho para mí. El es Dios fiel y eso es lo que me hace ser positivo. El positivismo en la metafísica es pensar positivo para que te vaya bien. Otra vez el hombre determinando o cambiando la realidad como si tuviera la virtud para hacerlo. (Ejemplo: Si alguien tiene cáncer, para ser sano solo tiene que pensar que va a vivir muchos años, que no se va a morir y además de eso hacer un decreto (Oración o párrafo completo, donde lo exprese.). La solución está en el hombre, otra vez lo repito. Y si esta en el hombre Dios que?

  1. El Poder Del Decreto: Han oído estas palabras en alguna parte:

a. Yo Decreto.

b. Yo Declaro.

c. Yo Profetizo.

No me mal interprete todavía. Lea. En primer lugar la palabra decreto en la Biblia tiene dos usos: El primero tiene que ver con lo que Dios ha mandado y se usa en el antiguo testamento para referirse a ley. En segundo lugar se utiliza como una figura jurídico-legal para que los gobernantes le dieran órdenes a sus gobernados. Por ejemplo los decretos de Ciro y Artajerjes en el antiguo testamento y los del cesar en el nuevo. Nunca se menciona en las Escrituras la palabra decreto como una orden que yo puedo dar para que Dios haga algo o yo determine que algo se haga realidad. En el caso de declarar es igual. Nuevamente nunca se usa la palabra declarar en las Escrituras en estos términos. El caso de la profecía es igual por el tratamiento que hoy se le da. Algunos asumen que lo que ellos profeticen eso sucederá, es igual a las otras dos. El término que se usa también es soltar la palabra y ya está. Pregunto qué clase de atrevimiento es este?. Quien soy yo para que lo que yo diga suceda?. Porque mejor no oramos de manera más humilde y decimos a Dios:

- Padre tu palabra dice o Padre con base en tu palabra. Aquí lo importante es: Lo que Dios ha dicho, no lo que yo diga. Ud. me puede decir es que yo soy hijo de Dios, y yo le digo eso es cierto, pero ser hijo no lo hace igual a Él.

  1. El poder de la afirmación: En cuanto esto, en estos últimos días me dio mucha tristeza oír a un ministro que aprecio mucho enseñar sobre esto. Créanme que en lo profundo de mi corazón pienso y creo que él no sabe lo que está diciendo. Dos cosas pudieron haber sucedido: La primera, lo escucho de alguien a quien él considera superior a él y lo tomo como cierto, y dos lo leyó en algún libro. Su error fue no haberlo comprobado con las Escrituras. A ver, imagínese a Ud. en la tarea de decirle a su hijo todos los días tu vas a ser presidente de Colombia, alcalde de tu ciudad, etc, lo repites una y otra vez. De acuerdo a esta enseñanza, llegara un día que estarás hablando con tu hijo y el te dirá: “Papi cuando yo sea o alcalde”. Listo ya quedo, suficiente, seguro sucederá. El se lo creyó y sucederá. Qué cosa más absurda. Si mis intereses son los del Reino mi interés debe ser el Reino, más bien oro al Señor y le digo Jesús es el deseo de mi corazón que mis hijos se preparen tanto secular como espiritual y teológicamente y después gasten su vida en servirle. Sobra decir que las Escrituras jamás enseñan estas cosas. Todas estas cosas tienen un denominador común el positivismo. Hay que ser positivos. Este no es el fundamento para la fe. Veamos a Jesús:

- En el mundo tendréis aflicción pero confiad yo he vencido al mundo. Juan 16:33.

- Algunas de las bienaventuranzas. Mateo 5:1-12.

- Lea Mateo 16:21-28.

- Lea Mateo 24.

- Lea Mateo 25:31-46.

- Los metafísicos consideran a Jesús como uno de ellos y toman algunas de sus enseñanzas para acomodarlas a lo que ellos creen. Si lo anterior fuera cierto, Jesús hubiera ejecutado la obra de la salvación sin ir a la cruz, solo pensando, hablando y afirmando un decreto más o menos así: “Son limpios de pecado, son salvos, heredaran la vida eterna, serán fieles y verdaderos discípulos, son libres de la esclavitud y ahora consumado es”. Lo hubiera repetido unas 100.000 veces y listo la humanidad hubiera sido salva. Entonces ¿Por qué Jesús fue a la cruz si tenía otra alternativa?, lo anterior también mete a Dios en la misma cesta y a los hombres con la misma capacidad creadora. Que absurdo y que falsedad. Como pretende la metafísica igualarnos a Dios. Por eso es tan grave que predicadores muy conocidos y con mucha fama enseñen estas cosas, desviando a las ingenuas ovejas de la verdadera fe, no hay derecho.

Veamos a Pablo:

- 2 De Timoteo 2:1-13.

Veamos a Pedro:

- 1 De Pedro 2:21-25.

Estas son solo algunas citas para mostrar que Jesús, Pablo y Pedro utilizaron lenguaje que para los predicadores de hoy se puede considerar negativo. Sera que las advertencias de Jesús de tinte negativo, al igual que Pablo y Pedro, no tienen que ser tenidas en cuenta por nosotros los cristianos. Hay que sacarlas de la Biblia o que hacemos con ellas. Fíjense la enseñanza de Jesús en Mateo 7:24-29. El fundamento que aquí se presenta para que la casa (El discípulo, el cristiano), no se caiga es la roca (Jesús, La palabra y su enseñanza, es decir las Escrituras). Cualquier otro fundamento no resiste la dificultad. Le aconsejo no se arriesgue a colocar la base de su fe sobre arena (Todas estas enseñanzas mencionadas aquí), a menos que se quiera exponer a que su fe se derrumbe. Hoy todo puede estar bien, pero que pasara cuando venga la dificultad. Me pregunto: ¿Sera que Jesús, Pablo y Pedro calificarían para miembros de estas iglesias que predican metafísica?.

  1. La versión evangélica de la ley de causa y efecto es la ley de la siembra y la cosecha. Tal ley no existe en la Biblia y los textos utilizados para respaldarla son mal interpretados, sacados fuera de contexto y su aplicación esta lejos de toda hermenéutica seria. No hay antecedentes históricos en la Iglesia Cristiana de que alguna vez se haya practicado. Desafortunadamente estas enseñanzas son utilizadas para sacar dinero de las ovejas sea intencional o no, Dios lo sabe, lo que si es cierto es que tendrán que dar cuenta por ello.

IV. EL EFECTO DE ESTAS ENSEÑANZAS EN LA IGLESIA CRISTIANA DE HOY.

  1. La sutil desviación de la Fe verdadera. Ingenuamente la gente pone la fe en sí misma y no en Dios.
  2. El delirio de un poder que no existe. Hay un afán por demostrar poder. Se supone que este poder es porque Dios me usa, la cuestión es que Dios no me usa, yo soy el que pretendo usar a Dios.
  3. La confusión de mucha gente sincera. Mucha gente que con sinceridad va a buscar a Dios, se confunden al encontrar que la enseñanza no es la Escritura, es metafísica, nueva era, administración, etc.
  4. La llegada y la salida de mucha gente. Es cierto que mucha gente llega a la Iglesia, buscando a Dios con sinceridad en su corazón pero al tiempo se sienten defraudados y se van a veces a otras Iglesias (En porcentaje pequeño) y a veces al mundo. (En mayor porcentaje). De esto ya hay casos que mostrar.
  5. La división de la Iglesia. Desafortunadamente hoy en día iglesias cristianas se han dividido a causa de estas enseñanzas.
  6. El tropiezo para muchos no creyentes. Que cree Ud. ¿Que pensara el no creyente conocedor de estas cosas, al ver a la Iglesia cristiana utilizando principios metafísicos? De hecho se dan cuenta de la manipulación con fines económicos. Una mujer recién convertida, y que en tiempo atrás fue practicante de la metafísica, fanática de cierto canal de televisión al leer el material que estoy compartiendo, dejo de verlo al darse cuenta que no había diferencia entre lo que ella había aprendido sobre metafísica y lo que enseñaban en ese medio de comunicación.
  7. Lo más lamentable es el pobre fundamento que reciben los que asisten a estas iglesias, lo que los lleva a ser pseudodiscipulos.
  8. El desplazamiento de la Escritura por enseñanzas heréticas.
  9. Los culpables de que mucha gente se desvie y corra el riesgo de perderse son los que enseñan estas cosas. Ciegos guías de ciegos como le dijo Jesús a los fariseos.

Cabe anotar también, que el exceso de confianza en los maestros no esta respaldado por las escrituras. En muchos pasajes se advierte acerca de la falsa enseñanza. El ejemplo mas claro de lo que hoy debemos hacer los creyentes es el que esta en el libro de los hechos (los cristianos de Berea). Pablo, el apóstol les enseñaba y ellos llegaban a la casa a escudriñar si lo que el apóstol les decía era cierto. No sabemos cuál fue la reacción de Pablo (Pues supongo que el sabia que ellos hacían esta verificación), lo que si sabemos es que la Biblia no registra cual fue y también que el mismo apóstol advirtió en muchas ocasiones en las epístolas sobre ser maestro fiel y no dejarse engañar de los falsos maestros. Además escribió: Examinadlo todo retened lo bueno desechad lo malo. Entonces, podríamos decir que si la responsabilidad mayor esta en aquellos que enseñan falsedad traicionando la confianza de la gente, también le cabe responsabilidad a aquellos que los escuchan y no comprueban la veracidad de lo que les esta siendo enseñado.

CONCLUSION:

1.Todo esto fue profetizado por Jesús y Pablo también se lo escribió a Timoteo.

2. Cada uno responderá ante Dios por el uso indebido de las Escrituras y por introducir herejías en la Iglesia.

3. No necesitamos innovar. Nuestra fe y nuestro fervor tienen que estar sostenidos en primer lugar por nuestra relación con Jesús. Amarlo, obedecerlo y seguir fielmente sus enseñanzas contenidas en las escrituras es suficiente. Nada de técnicas de mercadotecnia para usar en evangelismo.

4. No necesitamos las iglesias abarrotadas de gente sin compromiso y sin una verdadera conversión. Tenemos que producir discípulos fieles que permanezcan hasta la muerte. La Palabra dice que el Espíritu Santo Convencerá al mundo de pecado, de juicio y de justicia. El que atrae a la gente hacia Jesús es El, nosotros solo somos instrumentos. Dejemos de lado las estrategias humanas y oremos a Dios que nos de la gracia de ser usados por El para hacer verdaderos discípulos.

5. Nadie puede pretender controlar a la Iglesia de Cristo para alcanzar sus objetivos particulares. El objetivo de la Iglesia es el establecimiento del Reino De Los Cielos y no el de alguien en particular.

6. Como cristianos estamos en la obligación de defender la verdad bíblica. Cuantos murieron por la causa de Cristo, cuantos alzaron su voz para combatir las herejías y sufrieron por ello. Seamos dignos de aquellos que fueron pioneros de la fe y pusieron su sangre para defenderla. No seamos timoratos ante la herejía.

Por último, espero que disculpe si he sido fuerte en algunos términos. Me apasiona el tema de las Escrituras y para mi es inadmisible que sucedan las cosas descritas en este documento. En ningún momento ha sido mi pretensión que este sea considerado un tratado sobre la materia, esto solo es un pequeño bosquejo de la situación. Solo espero que le sirva y que Dios le aclare atraves de él lo que sea necesario aclarar.

Que Dios le bendiga.

martes, 19 de julio de 2011

¿Como Saber Si Eres Un Ministro Pirata? Por Pastor Luis Enrique Alvarado

 

Como todos saben el término más usual en nuestra época para llamar a las copias ilegales de las obras literarias o musicales les llamamos piratas, algo que no es genuino, parece pero no lo es.


Bueno ¿Cómo saber si somos ministros piratas?

 

Para empezar si no tengo una visión propia que Dios me la haya dado a mi, no importa que Dios se la haya dado a otro pastor y que le haya funcionado y le haya traído excelentes resultados, su iglesia creció gloria a Dios, bueno si usted piensa “hay que seguir esa visión, hay que adoptarla”, lo siento, es usted un ministro pirata!!

 

Si la mayoría de sus mensajes no son suyos, si son sacados de internet o de otros ministros que haya visto o escuchado, si en ves de orar toma el libro de moda y lo estudia para de ahí sacar su sermón, lo siento, es usted un ministro pirata!!

 

Si trata de ministrar como su cantante favorito y aun mas empieza a predicar diciendo aun sus chistes o comentarios, lo siento, es usted un ministro pirata!!

 

Si al ministrar se pone a hablar algunas lenguas inventadas y aun a decir alguna que otra profecía inventada por sus emociones e inspiradas por la condición de la iglesia, lo siento, es usted un ministro pirata!!

 

Si se quita el saco y quiere tumbar a la gente, discúlpeme es un piratota tremendo!!!

Si al predicar menciona mas veces a su predicador favorito que a Jesús, tal ves no lo este pirateando pero si lo esta idolatrando.

Si hace una campaña de sanidades y milagros y la llama “noches de gloria” lo siento es usted un ministro pirata!!
 

Hay cristianos que se quejan porque ven a unos copiando un disco o bajando música de la red les llaman ladrones y mas cosas, pero como le llamaremos a aquellos que están pirateando ministerios completos, que piratean los métodos de iglecrecimiento, como le llamamos a aquellos que se piratean la visión de otros???

 

Como les llamaremos a los cantantes que son una copia perfecta de los cantantes aun seculares, si son una copia perfecta, pero una copia al fin y al cabo.

Dios es poderoso para darnos a cada uno lo que necesitamos, pero es mejor y mas fácil para muchos adoptar la nueva visión de multiplicación que pasar horas de rodillas buscando la voluntad de Dios para la iglesia, buscamos en los libros de los “GRANDES” lo que “EL GRANDE Y PODEROSO” nos quiere revelar en su palabra y en su presencia.

Dios les bendice.

Tomado de: http://verdadyluzhoy.blogspot.com/2009/05/como-saber-si-eres-un-ministro-pirata.html

martes, 12 de julio de 2011

Apocalipsis 17 La Ramera (Exégesis) Por Juan Stam

Apoc 17:1

Al presentarse ante Juan, el ángel le invita a ver una nueva visión: "Ven, te mostraré el castigo de la gran prostituta que está sentada sobre muchas aguas" (17:1). Aunque el ángel sólo ofreció a Juan una visión del castigo de la ramera, procedió a darle mucho más de lo que había prometido. La repentina introducción de esta nueva figura simbólica no deja de sorprendernos, pues nada al final del capítulo trece nos hizo esperar más episodios del drama del dragón ni todo un personaje nuevo, mucho menos una ramera. Esta escandalosa metáfora viene a completar la galería de imágenes del imperio romano: es un monstruo inspirado por un dragón, promovido por un falso profeta; es Babilonia (14:8) y es una meretriz corrupta y vulgar. Así culmina la retórica político-demonológica de Juan.

Esta es la primera vez que aparece la palabra krima (sentencia, castigo) en el Apocalipsis. A diferencia de krisis, que acentúa más el proceso judicial, el énfasis de krima cae en el resultado como "un veredicto judicial de condena" (Lc 24:20; 2 P 2:3; 1 Clem 51:3; Thompson 1998:159). Por eso, en estos capítulos no se trata de un proceso de juicio, para determinar la inocencia o la culpa de ella, sino de la ejecución definitiva de la justicia divina contra ella. En el pasaje, el juicio contra la ramera consistió precisamente en su destrucción. Con eso, Dios comenzó a responder al grito de los mártires debajo del altar, reclamando justicia (Ap 6:10; cf. 19:2) . Esta realización de la justicia es el tema central de todo este bloque textual.

Juan introduce a la ramera como una figura ya conocida por los lectores, posiblemente de la tradición oral o de las escrituras hebreas. Pablo Richard (1994:159) señala la relación de las palabras pornê (prostituta), porneia (prostitución), y porneuô (prostituirse) con el verbo extra-bíblico de pernêmi, vender, venderse. Richard percibe esa misma connotación comercial en el texto: los reyes se prostituyen en Roma, donde se venden por una cuota de poder y riqueza. Como comenta Pikaza (1999:191), Roma era "un mundo que se vuelve compra-venta" de vidas y almas, títulos reales y tratados comerciales, poder y riqueza que sólo podía otorgar el imperio.

Del pasaje entero queda muy claro que la ramera no es una mujer sino una ciudad (17:5,18). Era común entre los antiguos, y especialmente los profetas hebreos, personificar a las ciudades como si fueran personas, y especialmente como mujeres (Keener 2000:404; Collins 1990:1012). Según Is 66:7-11, Sión es una mujer gritando con dolores de parto y que da de mamar a su criatura. Ezequiel 16 describe la relación de Yahvé con Jerusalén como una historia de amor desde el nacimiento hasta la pubertad de ella (16:4-7) y su eventual infidelidad al Señor (16:15-52); Ez 23 cuenta la historia sexual de dos hermanas, llamadas Aholá y Aholibá, como parábola del adulterio espiritual de Samaria y Jerusalén. Eso deja claro que la ramera del Ap 17 no es una "trabajadora sexual" y que el pasaje no tiene nada que ver con la conducta sexual de ella ni de ninguna mujer, sino que describe la idolatría y corrupción de una ciudad llamada "Babilonia".

En el AT el adulterio (o fornicación) y la prostitución fueron símbolos muy comunes para diversas formas de desobediencia y pecado, mayormente de Israel pero también de otras naciones. La frecuente idolatría de Israel se describía como adulterio, por ser infidelidad a su pacto con Dios, entendida como infidelidad al matrimonio (Dt 31:16; Is 57:3-13; Jer 5:7; Ezq 43:7,9 y algunos otros pasajes). Las prácticas idolátricas de los israelitas se consideraban como fornicación, aparte totalmente de cualquier sentido sexual, porque el pacto entre Dios e Israel tuvo la forma y la fuerza de un juramento matrimonial (Ez 16:59), de modo que Israel es la esposa de Yahvé y Yahvé es el esposo de Israel (Jer 3:14,20; Newsome y Ringe 1990:378). Según Jeremías, cuando se rompe ese pacto Dios puede divorciar a Israel (3:1-2,7-8). Puesto que ninguna otra nación goza de esta relación especial con Yahvé, sólo Israel puede cometer adulterio contra Dios (Ladd 1978:196; Pikaza 1999:194).

Mucho más común, sin embargo, es la denuncia de infidelidad espiritual como prostitución, principalmente de parte de Israel. Jeremías, en un pasaje lleno de detalles gráficos, fustiga esta conducta de Israel (3:1-3,6-9; 25: cf. 2:20; 5:7; 13:27). Aun más explícito y mordaz, Ezequiel describe la historia de Israel como la escandalosa degradación sexual de dos hermanas, Aholá (Israel del norte) y Aholibá (Judá; Ez 23:1-49; cf. 16:1-52). Aunque el enfoque se concentra en la idolatría, el profetas denuncia también las relaciones comerciales (16:29), la violencia y el asesinato (23:37,39,45). En sólo dos pasajes los profetas acusan a otras naciones de prostitución. Isaías, después de denunciar a Tiro larga y vehementemente por su explotación comercial de otros países, lo tilda de ramera (23:17-18). En los mismos términos, Nahum denuncia a Nínive, capital del poderoso imperio asirio, como "ciudad sedienta de sangre... insaciable en su rapiña (3:1)" y "esa ramera de encantos zalameros, esa maestra de la seducción" (3:4). Nahum condena también el comercio de Nínive (3:16, "Aumentaste tus mercaderes más que las estrellas del cielo") y a sus dignatarios y oficiales (3:17).

El predominio de acusaciones de prostitución contra Israel en vez de adulterio, que hubiera sido más lógico, merece una explicación. Ambos términos generalmente incluyen la idolatría, pero "prostituirse" sugiere correr de un ídolo a otro, "abrir sus piernas" a cualquier hombre que le aparezca (Ez 16:15,25) y fornicar bajo todo árbol frondoso (Jer 3:6). También implica, en estos textos, acción habitual (Ez 16:25, "fornicaste sin cesar"), indiscriminada, disoluta y desvergonzada (Jer 3:3). Fundamental a toda la descripción es el aspecto comercial, el estar dispuesto a venderse por ganancias materiales. Una ciudad-ramera hará cualquier cosa para aumentar su poder y su riqueza.

Aunque el pecado de idolatría figuraba casi siempre en las denuncias de prostitución, de ninguna manera se limitaba a eso ni tampoco a pecados de naturaleza religiosa o espiritual, como queda claro de los textos que acabamos de resumir. Además de los pecados sexuales, la idolatría y la brujería, se destaca fuertemente el elemento comercial. Muchos pasajes relacionan el tema también con las alianzas políticas, como el pecado de confiar en otros países y ejércitos (Egipto, Asiria, Babilonia; Ez 23:5,12,14-17) y no en Yahvé. Otros textos incluyen una denuncia de la crueldad y la violencia, atribuibles a la supuesta dureza de corazón de la ramera (Nah 3:1; cf. Jer 3:3; Anchor V:509). A diferencia del adulterio, la figura de prostitución incluye la idea de fomentar y promover la misma corrupción en otras personas y naciones.

Juan nos informa también que la gran prostituta está sentada sobre muchas aguas (17:1). Obviamente, la metáfora de estar "sentada sobre muchas aguas" (epi hudatôn pollôn) no debe entenderse en sentido literal. En el Apocalipsis, la posición sentada significa autoridad, victoria o dominación. Comúnmente simboliza entronización (Ap 4:3,6); "Yo estoy sentada como reina", dice la gran Babilonia (18:7; cf. Is 47:5-8). Según Beale (1999:848), kathêmai en Apocalipsis siempre significa soberanía. Como "sentada", Roma controla al imperio (la bestia; 17:3,9) y a los pueblos (17:15).

La mención de "muchas aguas" es una clara alusión al oráculo contra Babilonia, "Tu, que habitas junto a muchas aguas y eres rica en tesoros" (Jer 51:13; cf. Sal 137:1, "Junto a los ríos de Babilonia nos sentamos"). La frase parece referirse a la extensa red de canales y arroyos para regar a Babilonia con las aguas del Éufrates. La iconografía y la retórica antiguas solían personificar a ciudades o países como una mujer, o diosa, entronizada a orillas de un río (Keener 2000:405). Otras comparaciones con ríos ocurren en Is 8:7-8 (Asiria) y Jer 46:8 (Egipto). En 1QpNah las aguas se refieren a los Kittim (1:3-4; los gentiles) y los nobles (guerreros) de Manasés (3:8-9).

De todo el capítulo queda claro que con esta frase Juan se refiere a la ciudad de Roma como capital del imperio. Es típico de su estilo aplicar simbólicamente al imperio romano detalles de naciones antiguas. Aunque Roma no era exactamente una ciudad "sentada sobre muchas aguas", sí tenía todas las características de una nueva Babilonia. Además, como ciudad Roma no estaba bien ubicada para el comercio terrestre, pero sí para el comercio marítimo. De hecho, el Mediterráneo fue el medio vital para la expansión de su poder y su riqueza. Roma era, en verdad, una ciudad y un imperio "sentados sobre muchas aguas".
********************

Apoc 17:2

A continuación Juan denuncia el pecado de Roma con dos metáforas: Con ella cometieron adulterio los reyes de la tierra (17:2). La primera acusación, de fornicación, es obviamente un simbolismo político, ya que son específicamente los reyes que cometen adulterio con la ciudad de Roma; son monarcas vasallos que se aprovechan de sus alianzas con el imperio. Estos reyes y naciones, como unos cuantos clientes de una prostituta, han vendido su dignidad e integridad con el fin de participar en los deleites de ella. Los reyes que compartían los deleites de la ramera, ahora compartirán su juicio y destrucción.

Aunque el simbolismo de fornicación y prostitución, como ya hemos visto, se refería básicamente a la idolatría, en muchos casos, como en este texto, tenía un significado económico y político (Ladd 1978:197; Beale 1999:849-850,856; Aune 1998B:960). Las denuncias de Ezequiel contra Samaria y Jerusalén como rameras (Ez 16 y 23), mencionadas arriba, se concentran en el culto a los ídolos (23:38-39), pero no dejan fuera el comercio explotador, la violencia y el asesinato como otros aspectos de su fornicación (Ez 16:29; 23:37,45). La descripción que hace Isaías de la corrupción de Tiro, al "prostituirse con todos los reinos de la tierra" (Is 23:15-17; cf. Ap 17:2), es mayormente económica (23:1-3,8,10,14,18). El profeta Nahum, también, acusa a Nínive, ciudad capital de Asiria, de prostitución (Nah 3:4) por la insaciable rapiña de sus mercaderes (3:1,16) y por los "encantos zalameros" con que seduce a las naciones (3:4).

La ampliación del tema en el capítulo 18 confirma este sentido enfáticamente económico de la acusación de prostitución. Siete vocablos de claro significado económico dominan el capítulo 18: plouteô (ser rico, hacerse rico; comerciar), strêniaô/strênos (vivir con lujos; lujo), liparos (costoso, lujoso), lampros (espléndido, lujoso), emporos (comerciante), tejnê/tejnitês (oficio/artesanía) y megistan (magnate). En 18:3, como evidente aclaración del adulterio y borrachera de 17:2, se añade como causa del castigo de Babilonia el que "los comerciantes de la tierra se enriquecieron a costa de lo que ella despilfarraba en sus lujos" (tou strênous autês eploutêsan; "con su lujo desenfrenado", BJ). Según 18:7 (cf. 18:9), Babilonia "se entregó a la vanagloria y al arrogante lujo (strêniaô)"; en su fornicación borracha, los negociantes internacionales de la tierra se enriquecieron con el comercio de "cosas suntuosas y espléndidas" para Babilonia (18:14; panta ta lipara kai ta lampra). De las tres endechas de 18:9-19, el lamento por mucho más largo y detallado es el de los comerciantes (11-17a), seguido por el de los transportistas marítimos (18:17b-19). El juicio de Dios cayó sobre “Babilonia” por el comercio explotador con que sus magnates se habn enriquecido (18:18,23, eploútêsan) y por su sangrienta violencia (18:24). Estas evidencias exegéticas confirman, más allá de toda duda, el sentido enfáticamente económico de la prostitución de la ramera.

La segunda metáfora es la de la borrachera: y los habitantes de la tierra (hoi katoikountes tên gên) se embriagaron con el vino de su inmoralidad (17:2). La ramera no sólo seduce a los reyes de la tierra, sino también emborracha a todos los que le siguen. El simbolismo de la copa de vino embriagante es frecuente en el AT. En algunos pasajes, es Dios quien emborracha a alguna nación (Is 51:17-23; Ez 23:31-33 a Israel; Is 29:6-9, Jer 25:15-29, a enemigos de Israel; Jer 48:26, a Moab; Lam 4:21, a Edom). Según Jeremías 51:7-8, Babilonia había sido una copa de oro en la mano de Yahvé para castigar a muchas naciones (cf. Jer 46-49), pero ahora Dios va a castigar a Babilonia (capp. 50-51). La condición de embriaguez se describe con detalles muy vívidos: tambalearse y perder el juicio (Is 51:22; Jer 25:16; 51:7), caerse al suelo para ser pisoteado (Is 51:23; Jer 25:27) y revolcarse en su propio vómito (Jer 25:27; 48:26). Así son las consecuencias del imperialismo, sea el de Babilonia, de Tiro o de Roma.

El énfasis central en la fornicación como símbolo del imperialismo económico nos permite entender esta borrachera como la seducción embriagante de los lujos y deleites que ofrecía el sistema internacional bajo Roma (Aune 1998B:932). Se refiere al imperio del "lujo, ostentación y riqueza" que "seduce y atrapa a todos" con "la seducción del tener y del poder" (Arens y Mateos 2000:335). Osborne (2002:609) observa que, lo mismo como pasa con los borrachos, las naciones pierden el control de sí mismas y están controladas por un poder ajeno. G. K. Beale (1999:849) interpreta esta "pasión intoxicante" de las naciones como la oferta de seguridad con que el imperio las seducía. Era una especie de chantaje: coopera con el sistema y te garantizarás la seguridad material (2:9,13; 13:16-17), pero si no, el imperio te destruye. Bajo esas condiciones, afirma Beale, la seducción del imperio era irresistible y apagaba todo deseo de resistir. La seducción era irresistible, pero los cegaba a su verdadera inseguridad y a la seguridad que sólo puede hallarse en Dios y su voluntad.

Ap 17:3-6

Después de esta introducción por el ángel copero, comienza una nueva visión con un traslado extático: Luego el ángel me llevó en el Espíritu a un desierto (17:3). Curiosamente, la mujer sentada sobre muchas aguas se halla a la vez en la sequedad árida de un desierto. Este texto y 21:10 son las únicas veces que ocurre el verbo apoferô ("llevar") en el libro, y ambas veces el ángel (probablemente el mismo) transporta a Juan para recibir la visión de una mujer: de la ramera en el desierto, y de la Esposa en (o desde) un monte. Este notable paralelismo, junto con muchos otros, subraya el contraste dramático entre las dos mujeres y las dos ciudades con las que concluye el libro del Apocalipsis.

La idea central de la palabra erêmos es la de un lugar inhóspito, que no puede sostener la vida; es el lugar de la anti-vida. Es también la morada de toda clase de espíritus malignos. Según Ford (1975:287), es el lugar de la ausencia de Dios. Como tal, es un lugar muy apropiado para la ramera imperialista. Este detalle completa también otro aspecto del cuadro de los tres aliados del dragón: la gran bestia surge del mar, el falso profeta de la tierra y la ramera tiene su morada en el desierto. De forma parecida, las langostas de la quinta trompeta suben del abismo, cuartel general de los demonios. Todos estos detalles corroboran el origen satánico de estos agentes del imperio y del culto al emperador.

A continuación Juan reporta lo que experimentó en el desierto: vi una mujer montada en una bestia escarlata (17:3). Es obvio que esta mujer es la misma ramera de los versículos anteriores. Aquí encontramos una tercera ubicación de ella: sobre muchas aguas (17:1), en el desierto y montada sobre la bestia (17:3). El estar montada sobre esa bestia corresponde bien a la identidad de ella como ciudad capital del imperio (17:5,18), sentada sobre las siete colinas de Roma (17:9). Como la bestia es una clonación del dragón, y la adoración del emperador es culto al diablo (Ap 13:2), aquí Roma, como ciudad y como imperio, es declarada, sin tapujos, satánica.

Es probable que la posición de la ramera como "sentada sobre la bestia" (kathêmenên) signifique el control que ejerce ella, como ciudad capital, sobre todo el imperio (Osborne 2002:610). En el Apocalipsis el verbo kathêmai ("sentarse, estar sentado") lleva comúnmente el sentido de "estar entronizado" (Mesters y Orofino 2003:300; Aune 1998B:934), especialmente en el título divino de "el que está sentado sobre el trono" (4:2 y 12 veces más), pero también del Hijo de hombre (14:14-16, con corona y de los veinticuatro ancianos (4:4; 11:16). En el mismo sentido, la ramera (Babilonia) dice, "estoy sentada como reina" (18:7). La imagen sugiere que la mujer domina a la bestia y que anda orgullosamente en victoria y poder sobre sus súbditos.

Aquí Juan nos provee también una característica nueva de la bestia, la cual consiste en su color, que es escarlata (kokkinon). La descripción de la gran bestia en el capítulo 13 no le asigna ningún color, pero la del dragón sí menciona su color rojo encendido (12:3, purros, como fuego). Ahora en 17:3 el color parecido de la bestia reafirma de nuevo la estrecha identificación de la bestia con su amo, el dragón, y por ende, lo satánico del imperio y su culto. El versículo siguiente continúa con este empleo metafórico de colores al describir el vestido de la ramera como "púrpura y escarlata" (porfuroun kai kokkinon, 17:4). Aunque muy parecidos, la escarlata se derivaba de un pequeño insecto y la púrpura de un marisco llamado "murex" (Danker 554, 855). Osborne (2002:610) entiende el color escarlata de la bestia como una alusión a la riqueza y el lujo exorbitante del imperio. Ford (1975:287) sugiere que la escarlata era un color que se usaba para atraer la atención, a veces por una prostituta (Gn 38:28 por Tamar; Jos 2:18 por Rajab). Mientras la púrpura (porfura) era un lujo propio de reyes y magnates, la escarlata (kokkinos) era el color de la capa del soldado romano (Danker 554; cf. LouwN 79:29; Court 1979:147; Thompson 1998:159), por lo que podríamos tener aquí una nueva denuncia del militarismo del imperio.

Juan sigue su descripción de la bestia escarlata mediante la mención, a modo de repaso, de dos características ya presentes en el capítulo 13: La bestia estaba cubierta de nombres blasfemos contra Dios, y tenía siete cabezas y diez cuernos (17:3). Aquí también Juan introduce un cambio: la descripción anterior de la bestia hablaba de un nombre blasfemo contra Dios en cada cabeza (13:1), pero ahora afirma que toda ella está cubierta de esas blasfemias, lo que podría sugerir que el imperio entero estaba permeado de idolatría y blasfemia (Richard 1994:160; Swete 1951:215). Podría aludir también a las innumberales divinidades del imperio (Wikenhauser 1981:208) y las estatuas, templos y muchos otros edificios donde se afirmaba la deidad del imperio (Preston y Hanson 1949:112). La blasfemia, como observan Arens y Mateos (2000:337), no estaba sólo en las cabezas sino en el cuerpo entero; "ella misma (el imperio) es blasfemia".

Para mayor identificación de esta bestia escarlata con la del capítulo 13, Juan alude también a las siete cabezas y los diez cuernos de la misma (13:1 de la bestia; cf. 12:3 del dragón). Menciona esas dos características porque son las que va a interpretar más adelante (17:9-18). Ahora omite las diademas de 13:2, porque no entran en la interpretación correspondiente. Son notables las grandes variaciones entre los diversos relatos de bestias. Daniel no menciona las siete cabezas, las diademas ni los nombres blasfemos de Ap 13. Por su parte, Ap 13 hace total caso omiso de todos los detalles de las tres primeras bestias (Dn 7:4-6), de la lucha de los cuernos y del surgimiento del cuerno pequeño (Dn 7:7-8,19-21). Ap 17 deja fuera las diademas sobre los cuernos (Ap 13.1), aunque los cuernos mismos son centrales al argumento del capítulo. Es obvio que Juan no piensa en términos de profecías predictivas literales y cumplimientos mecánicos de lo vaticinado.

Juan vuelve ahora a la descripción de la mujer: La mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, y adornada con oro, piedras preciosas y perlas (17:4). La combinación de porfura y kokkinos vuele a aparecer en 18:12 y 18:16, entre los lujos de consumo de Roma. El simbolismo puede referirse tanto al excesivo lujo en que vivía la aristocracia de la capital como también al muy lucrativo comercio internacional en estos productos (cf. Jer 10:9; Ez 27:7,16). El hermoso color de la púrpura, además del proceso sumamente largo y difícil de la extracción de su tintura de pequeños mariscos, resultaban en un precio que estaba al alcance sólo de los más ricos (cf. Lam 4:5; Lc 16:19). Vestida tan lujosamente, la ramera es "todo un cuadro de riqueza, extravaganza, lujo y comodidad" (Michaels 1997:192).

En el Antiguo Testamente la púrpura, como la más hermosa y más costosa de las telas, dominaba en los esquemas decorativos del tabernáculo y del templo. Las cortinas tenían que ser de ese color (Ex 26:1,4,31; 27:16), como también las vestimentas del Sumo Sacerdote y demás sacerdotes (Ex 28:5,33; 29:1), además del efod (28:8; Jue 8:26) y el pectoral (Ex 28:15). Según Números 4:7-8, el paño sobre la mesa de la presencia tenia que ser de púrpura, como también el que cubría el altar (4:11). Su uso se asociaba especialmente con reyes y gobernantes (Jue 8:26). El palacio de Asuero, rey de Persia, ostentaba cordones de púrpura (Est 1:6), y Asuero, para honrar a Mardoqueo, le dio "ropas reales de azul y blanco, una gran corona y un manto de lino fino color púrpura" (8:15). Lo mismo entregó Belsasar a Daniel, junto con una cadena de oro y el título de gobernador (Dn 5:7,16,29). Este es obviamente el sentido de la burla de dar a Cristo un manto de color púrpura y una corona de espinas, por haberse llamado rey (Mr 15:17; Jn 19:2,5). Bauckham (1993A:354) observa que vestidos de púrpura eran "el símbolo de status más constante en todo el mundo antiguo", muy parecido a los automóviles de lujo hoy. Se vestían expresamente con el fin de demostrar el poder y la riqueza de sus dueños, como insignia de su rango social (Aune 1998B:935; Court 1979:147).

Además de estar vestida de púrpura, la ramera está adornada con oro, piedras preciosas y perlas (17:4). Esta triple descripción de las alhajas de ella refuerza la imagen de su exorbitante riqueza y su vanidad ostentosa. En 18:16 es Babilonia (Roma) la que ostenta estos mismos lujos, que son mercancías claves de su comercio (18:12). Va en primer lugar el oro, que en seguida reaparece en la copa que ella lleva en la mano. Para algunos comentaristas, la frase "dorada con oro" puede aludir a una práctica de las rameras de dorar sus cuerpos (Swete 1911:216; Verbum Dei 1959:490). El mismo simbolismo se aplicaba a la ciudad de Roma. En la famosa inscripción de Abercio (ca.180 d.C.), éste dice que fue enviado a Roma "para ver la majestad imperial y la reina adornada con un vestido dorado y llevando zapatos de oro" (Finnegan 1949:385; cf. Eusebio, HE 5.16.3).

Oro, piedras preciosas y perlas: estos tres lujos, junto con la púrpura, eran la obsesión apasionada de todos los ricos de Roma, o los que soñaban con parecerlo. En conjunto constituyen una especie de fórmula para la mayor riqueza imaginable (18:16; Ex 28:17-20; 39:10-12; Jer 4:30; Ez 16:10-13; cf. Ez 28:13). Las perlas, especialmente, eran codiciadas por todas las damas elegantes del imperio. El verdadero significado de todos estos lujos se revela en los contenidos de la copa dorada de la ramera: son inmundicias nauseabundas, abominables asquerosidades.

Llama la atención que entre las muchas descripciones de figuras impresionantes en el Apocalipsis, sólo de la ramera se destaca lo lujoso de su vestuario y sus joyas. En contraste, la Esposa se viste modestamente de lino fino (19:7-8) y se describe como "una novia hermosamente vestida para su prometido" (21:2).

Oro, joyas y perlas vuelven a reaparecer en la Nueva Jerusalén, pero ahora no van a estar prostituidas. Como las calles y los muros de la ciudad, no tendrán dueño sino serán de todo el pueblo. En la descripción del Reino de Dios, ni se mencionan la púrpura y la escarlata, que definían el status en el imperio. Ya no aparecen los vestidos lujosos por ningún lado. La prostitución económica, la ostentación orgullosa y el consumismo habrán terminado para siempre.

La ramera tenía en la mano una copa de oro llena de abominaciones y de la inmundicia de sus adulterios" (17:4). Las expresiones de lujo siguen con la imagen de esta copa de oro, pero se invierte el significado al revelar los contenidos de la misma. Esta copa, igual que las del capítulo anterior, es de oro, pero con la palabra potêrion ("copa") en vez de fialê ("taza"). A diferencia de las demás copas del libro, ésta no está para ser bebida ni derramada, sino es esencialmente un adorno, junta con los demás lujos de la ramera. Y aquí, los contenidos de la copa no son vino sino inmundicias, como si la ramera hubiera vomitado en su propia copa de oro.

Con estas imágenes violentas, Juan sube el volumen de su retórica a un nivel muy agresivo contra el imperio romano. El sustantivo bdelugma significa "lo que es repugnante, detestable, abominable, aborrecible" (Ex 5:21, "somos unos apestados ante el faraón"; Gn 43:32; Danker 172; BalzSch I:627; Kittel I:598-600). En sentido religioso, significa lo que Dios repudia con asco y enojo (Is 1:13; Jer 44:22; Prv 28:9; cf. 8:7). Son cosas que no se pueden llevar ante Dios, porque sería ofenderle y profanar su sagrada presencia (Ez 5:11; Lc 16:15). Por eso, muchas veces se trata de politeísmo e idolatría (Lv 18:30 "las abominables costumbres" de los cananeos; Dt 12:33; 2 Cr 28:3; Jer 13:27; 32:35; Ezq 6:9,11; Sir 49:2); a veces puede ser un sinónimo para el ídolo mismo (Dt 7:26; 29:17 [Hebr 29:16]; Ez 5:9,11; cf. Os 9:10; Sab 14:11-12).

El término bdelugma tiene también un importante referente histórico muy específico en la frase "la abominación desoladora" (Mt 24:15; Mr 13:14; "el horrible sacrilegio" NVI). En Daniel (9:27; 11:31; 12:11) y 1 Macabeos, esta expresión se refiere a la abominable profanación cometida por Antíoco Epífanes cuando introdujo una estatua de Zeus en el templo, saqueó el lugar santo (1 Mac 1:20-24) y llegó hasta sacrificar animales impuros sobre el altar de Yahvé (1:47,54). Después Jesús, en su gran discurso apocalíptico, anuncia una nueva "abominación desoladora" con que los romanos destruirían y profanarían el santo templo (Mr 12; Mt 24; Lc 21).

Es casi seguro que aquí también, la mención de las abominaciones en la copa de la ramera traería recuerdos de esta historia de blasfemias contra Dios y persecuciones de su pueblo.

Las palabras "abominación" y "abominable" tenían también un sentido ritual, para describir viandas prohibidas o contactos con lo inmundo, como por ejemplo cadáveres de humanos y de animales impuros. Este concepto de pureza, basado en los códigos de santidad, se hace explícito en el siguiente término, "inmundicias de sus adulterios" (17:4, akatharta tês porneias autês). Según Levi-Strauss, el "sistema dualístico de la pureza [katharismos] y la impureza [akarthasia] en la Biblia" era fundamental y constitutivo a toda la estructura social del pueblo judío (BalzSch I:2096). En el NT esta terminología ocurre especialmente en los evangelios, donde se refiere sobre todo a espíritus inmundos y a los leprosos (Mt 8:2; 10:8). Esta inmundicia ritual se aplicaba también a numerosos aspectos de la sexualidad: las emisiones de semen y otros fluidos (Lv 15:2,16,25), la menstruación (15:19), la misma relación sexual (1 Sm 21; ver Ap 14:5) y una serie de prácticas prohibidas (Gn 34:5; Lv 18:6-8,20,22). También la práctica de la idolatría constituía una inmundicia, tanto por su propia naturaleza corrupta como por la presencia de demonios detrás de tales prácticas (Beale 1999:856). En resumen, podemos concluir que estos términos se relacionan muy claramente con la idolatría del culto al emperador y con la analogía sexual de prostitución.

Es impresionante, y bastante sorprendente, la vehemencia del lenguaje del profeta en estos versículos. Para describir el imperio romano Juan emplea un conjunto semántico de fuerza devastadora: prostitución, borrachera, blasfemia y nauseas. Todo eso es aun más impactante, por el contraste dramático con todo el lujo y el esplendor con que se adorna esta ramera. Con estos cargados pincelazos Juan vuelve repugnante y ridícula la figura tan aparentemente seductora de la ramera.

Faltan dos características más en la descripción de esta ramera. Primero, En la frente llevaba escrito un nombre misterioso: La Gran Babilonia, Madre de las Prostitutas y de las abominables idolatrías de la tierra (17:5). En el pensamiento bíblico el nombre, más que una simple etiqueta, conllevaba la realidad de la persona misma (Beale 1999:857). Por eso, el sentido simbólico del misterio de este nombre nos revela la naturaleza más profunda de Roma: ¡es corrupta hasta los huesos, ramera y madre de rameras! En el NT la palabra metôpon ("la frente") aparece sólo en el Apocalipsis, y siempre como lugar de algo escrito: el sello de Dios (7:3; 9:4), "el nombre del Cordero y de su Padre" (14:1; cf. 19:12), la marca de la bestia en la frente de sus seguidores (13:16; 14:9; 20:4) y este título de la ramera (17:5).

El título "Babilonia" muestra de nuevo que la ramera no es una mujer sino una ciudad, y que no se trara de la vida sexual. En el AT, desde Génesis 11, Babilonia representa la arrogancia de una superpotencia expansionista y agresora. Además, la figura alude a la idolatría que pretendía alcanzar a Dios por esfuerzo propio (la torre de Babel); su mismo nombre original, Bab-ilu, probablemente significaba "puerta de Dios". Por otra parte, la frase "la gran Babilonia" expresaba el recuerdo de las incomparables glorias de la ciudad de Nabucodonosor (cf. Dn 4:30). Según Herodoto, el esplendor de Babilonia superaba "a todas las demás ciudades que ojos han visto" (Ewing 1990:150). La ciudad cubría más de 2.000 acres de muros, puertas, palacios y templos (NIDOTT IV:430-433), y sus glorias se recordaban aun en los tiempos del NT (Jos c.Apio I:140-141; Estrabón 16.1.5; BalzSch I:563; Kittel I:514-17). Pero para Juan, todas esas glorias eran más bien nauseas. Lo mismo tendrá que decirse de los esplendores de los imperios de hoy.

La expresión "Madre de las prostitutas" corresponde a un modismo hebreo según el cual "padre" o "madre" podía tener sentido superlativo. Entre los rabinos, "padre (AâB) de los rabinos" significaba "el rabino principal", y en el mismo sentido Moisés era "el padre de los profetas" (Kittel I:515). Este es el probable sentido de Juan 8:44, donde Jesús llama a Satanás "padre de mentiras". La palabra "madre" (AêM) aparece a veces con el mismo sentido: Débora era "una madre en Israel" (Jue 5:7), "La fornicación es la madre de todos los males" (T.Sim 5:3; Aune 1998B:937). K. B. Kuhn interpreta la frase de 17:5 como "la principal ramera de todo el mundo" (Kittel I:515).

La Biblia del Peregrino interpreta "madre" aquí como jefa o matriarca de todas las rameras. Ford (1975:288) ve en esta frase un eco de Ez 16:44, donde el profeta exclama sobre la infidelidad de Jerusalén, "Tu eres igual a tu madre". El significado de " progenitora" es también posible. Según Tobit 4:13, la ociosidad es madre de la indigencia". Puede significar que Roma ha fomentado la idolatría (prostitución, abominación) en todo el mundo. Según la muy convincente interpretación económica de Beale (1999:859; cf. Torrance 1959:115-116), el título puede incluir una denuncia del consumismo materialista y el culto a los lujos que fomentaba la sociedad romana.

Era común en tiempos bíblicos referirse a un país con el nombre de otro, por una especie de seudonimia, según el país dominante del momento. Siendo Babilonia la superpotencia más poderosa y opresora del mundo de la época del AT, no sorprende que su nombre aparezca en diversos contextos como sobrenombre para otros regímenes tiránicos. K. G. Kuhn (Kittel I:516) observa que con " Babilonia" Juan se refiere a una ciudad que existe en su propio tiempo (Ap 17:18) y afirma que "'esta sólo puede ser Roma". Kuhn enumera tres razones que considera contundentes: (1) la ciudad se ubica sobre siete colinas, (2) el judaísmo tardío solía emplear "Babilonia" como título de Roma como poder impío y (3) en 1 Pedro 5:13, "la que está en Babilonia" sólo puede significar la iglesia en Roma. En el contexto del Apocalipsis, si Juan no estuviera pensando en Roma, ¿por qué se arriesgaría a emplear lenguaje tan aparentemente subversivo?

Aunque las alusiones a Roma son irrefutables, llama la atención que en ningún momento Juan nombra la ciudad capital ni el imperio. Es claro que Juan está pensando explícitamente en el imperio romano, como contexto histórico de su propio ministerio pastoral y profético, y que esta realidad es el punto de partida para toda la exposición. Es probable también, que Juan estuviera presuponiendo la posibilidad de que la destrucción del imperio romano sería la inauguración del reino eterno de Dios. Pero el mismo hecho de ver sucesivas encarnaciones de la gran bestia -- Babilonia, Tiro, Edom, Siria (Antíoco Epífanes, prototipo del Anticristo) y Roma -- dejaba abierta la posibilidad de nuevas bestias y nuevas Babilonias. Además, detrás de todos esos poderes está el dragón, el poder supertemporal de la maldad. La referencia al imperio romano es explícita, pero no excluyente.

El último pincelazo en el retrato de esta ramera es la más repugnante: la mujer se había emborrachado con la sangre de los santos y de los mártires de Jesús (17:6 ek tou haimatos tôn hagiôn kai ek tou haimatos tôn marturôn Iêsou; cf. 16:6; 18:24). Ahora la Babilonia, que embriagaba a todas las naciones con su vino enloquecedor (Jer 51:7; Ap 17:2; cf. 14:8; 16:19), se emborracha ella misma, pero no con vino sino con sangre. Este simbolismo incluye dos aspectos: el beber sangre, y el embriagarse con ella. Como ya vimos en la exposición de 16:3-6, el beber sangre era prohibido por el Código de Santidad y era especialmente repulsiva para los judíos (Lv 17:10-14; cf. Dt 12:23; Hch 15:20,29; 21:25). De ahí es sólo un paso a la idea de embriagarse con sangre. Según Isaías 49:26, un oráculo contra los opresores de Israel, el anuncio divino, "Haré que tus opresores... se embriaguen con su propia sangre como si fuera vino", significa que se matarán unos a otros. Con mucho más frecuencia, curiosamente, son objetos impersonales que se emborrachan: las flechas de Yahvéh (Dt 32:42), su espada (Jer 46:10, contra Egipto; Is 34:5, bañada en sangre 34:6), la tierra (Is 34:7 BJ; "se empapa"; Jdt 6.4, sus montes se embriagarán y las aves (Ezq 39:18-19).

Podemos ver en esta grotesca característica de la ramera una denuncia de lo sanguinario que era el imperio romano en tiempos de Juan. Tácito, un contemporáneo de Juan, describió el imperio bajo Augusto como "una paz manchada de sangre" (Anales 1.10.4), y después narra la cruenta masacre de cristianos por Nerón (15:44). Arens y Mateos (2000:337-338) analizan la forma en que Juan "se atreve a desenmascarar la verdad 'oficial' del imperio":

El lujo y la seguridad del Estado se fundamentan sobre el crimen y el derramamiento de sangre, pero esas "son las exigencias idolátricas del sistema económico" (Beale 1999:859). El bienestar del imperio tiene un alto costo, porque exige víctimas. La borrachera y la prostitución son imágenes fuertes para hablar del pecado de todo imperialismo, insensible (desde el poder o el placer) al dolor de las víctimas y embriagado de poder hasta sentirse dueño de los hombres. Todo se sacrifica ante ese culto, incluso la vida de las personas (18:13)... Lo que oficialmente se llama riqueza, lujo o prestigio y poder, para Juan era prostitución, injusticia, rebelión e idolatría que desafían al cielo. Son presencia y poder satánicos que se oponen al reino de Dios. El poder hace suyas las palabras de Tácito en boca de Agrícola: "siembran desolación y lo llaman paz".

Pikaza (1999:197) observa que "Roma ha construido su poder y lo mantiene sobre un fundamento de antropofagia ritual: vive de la sangre de sus sometidos. La persecución de los cristianos es la punta de iceberg de un sistema universal de opresión y muerte". En el mismo sentido, Bauckham (1993A:349) comenta que "igual que toda sociedad que absolutiza su propio poder y prosperidad, el imperio romano no podía existir sin víctimas". Para Bauckam, el Apocalipsis es quizá la crítica más penetrante y profunda del imperio romano temprano.

jueves, 7 de julio de 2011

Pastores, No Señores - 1 Pedro 5.2–3

Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros… no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey.

Este devocional, es solo para líderes  y ancianos. Ya que toca estrictamente las fibras del corazón de los lideres. Analicemos y me gustaría que me evaluaran que clase de líder soy "Si soy Señor o soy pastor".

Entre los problemas que más frecuentemente anulan el ministerio del pastor está la tendencia a confundir la responsabilidad pastoral con un llamado a adueñarse de la vida de los miembros del cuerpo de Cristo. Probablemente esta postura sea la que más ha contribuido a frenar los proyectos del reino y a dañar profundamente la vida espiritual de los hijos de Dios.

El pasaje de hoy contiene un llamado a apacentar la grey de Dios. La palabra «apacentar» comunica el concepto de bondad, ternura y tranquilidad. Quien ha tenido la oportunidad de observar a un pastor de ovejas habrá notado que, de todos los trabajos que involucran el cuidado de animales, este es el que requiere mayor mansedumbre y sosiego. La oveja es un animal indefenso que fácilmente se mete en problemas. El buen pastor la conduce con un espíritu apacible y contagia al animal su propio comportamiento lento y pausado. Los movimientos violentos y agresivos tienden a espantar al rebaño.

A modo de aclaración, el apóstol Pedro específicamente instruye a los ancianos a que no se enseñoreen de la grey. El diccionario define el término como «controlar, subyugar, ejercer dominio, imponerse». Estas definiciones revelan un agresivo espíritu de competencia que busca una posición de supremacía sobre los demás; viene acompañado del mensaje implícito de que el pastor merece esa posición de superioridad por ser mejor que los demás, ya sea por su rol, por sus dones o por su llamado.

En la práctica, esta actitud produce congregaciones llenas de tensiones. La palabra del pastor no puede ser cuestionada porque tiene mayor autoridad que los demás. El pastor tiene derecho a decidir por los demás, sin darles la oportunidad a que piensen o participen en el proceso. Puede imponer cambios en la congregación sin consultar a nadie, simplemente por ser el pastor. Todas las decisiones que los demás quieran tomar deben ser autorizadas por su persona. Nadie puede avanzar en un proyecto si él no ha dado su «visto bueno».

Usted ya se habrá dado cuenta que esta situación tiene matices bastante enfermizos. No obstante, es muy triste ver la cantidad de congregaciones que funcionan con estos parámetros. Pedro ofrece una alternativa a este modelo: que el pastor/anciano sea de ejemplo. En este enfoque el énfasis está en la vida del líder. Lo llama a estar más preocupado por su propia conducta que por vigilar si los demás lo obedecen o toman en cuenta. La razón es sencilla: el factor que más afecta el proceso de transformación en los demás es el impacto de una vida santa. El pastor no debe obligar a los demás, sino que, con su propia devoción, debe influenciarlos para ser como Cristo. ¡Qué tremendo desafío! Pero bien vale la pena invertir en este estilo de liderazgo. ¡Las personas a las que usted ministra jamás serán iguales!

Para pensar:

¿Qué clase de líder es usted? ¿Cómo lo describirán las personas que lo conocen? ¿Qué cosas necesita hacer para ser más pastor y menos «señor»?

Shaw, Christopher: Alza Tus Ojos. San José, Costa Rica, Centroamérica : Desarrollo Cristiano Internacional, 2005, S.

miércoles, 6 de julio de 2011

Fuera Del Laberinto de la Cienciología Por Karen Schless Pressley

Los recientes y molestamente frecuentes mensajes de Tom Cruise contra la psiquiatría, en pro de la cienciología o acerca de cómo está convirtiendo a Katie Holmes, me impulsaron a responder a sus numeritos. Sin embargo, este artículo obedece a más que eso. También es para celebrar mi séptimo y sexto aniversarios: siete años de haber encontrado la salida del laberinto de la cienciología, el 31 de julio de 1998, y seis años desde que conteste el llamado de Jesús y él estableció su residencia en mi corazón.

Cuando escucho las declaraciones de Cruise en el sentido de que la vida es fabulosa dentro de la cienciología, se me revuelve el estómago al recordar cuando yo sentía lo mismo, a principios de los '80s. Ahora, casi 25 años después, no paso un día sin pensar en mi anterior vida impulsada por la cienciología, dando gracias por mi nueva existencia. Ahora en lugar de despreciar el vivir momento a momento, como evite hacerlo durante doce años de esclavitud en los cuerpos de elite de la cienciología (el grupo "Sea Organization"), vivo libre en Cristo con una actitud agradecida por mi milagrosa liberación obrada por Dios, y por la nueva vida que me ha dado. Doy gracias por los pasados siete años de curación, por el crecimiento continuo proveniente de enfrentar el pasado y aprender de los errores, y por las oportunidades que Dios me ha dado de construir una nueva vida conforme a las revelaciones de su plan para mí.

Desde que fui liberada de la cienciología, me regocijo en el creciente número de personas que tuvieron el valor de romper sus lazos con esa religión o dejar los confines de su vida como empleados de la organización, pero me ha dolido saber de ex-miembros involucrados en actos airados y vengativos contra la cienciología. La incapacidad de perdonar al grupo por su traición espiritual y control totalitario que parece arruinar vidas, sigue manteniendo a los ex-miembros en esclavitud emocional. La única forma en que he podido perdonar y liberarme de su dominio emocional y mental ha sido experimentando y conociendo el perdón máximo: el amor incondicional de Dios, quien perdonó mis años en la cienciología y mi rebeldía de vivir en enemistad con él. Había buscado la verdad en todos los lugares equivocados mientras avanzaba por el sendero de la cienciología hacia la libertad espiritual, y en lugar de eso termine en un puente hacia la esclavitud espiritual.

Afortunadamente, Dios me atrapó una noche de 1998, cuando me encontraba a la orilla de un abismo espiritual -desesperada y sabiendo que debía salir de la trampa de la cienciología, pero sin saber cómo--. Extendió su mano hacia mí como un andarivel, me lavó con paz y me llenó de amor. Me rescató de la desgracia y me guió hacia una nueva vida en él. Esa experiencia precedió a mi deserción final de la cienciología e hizo posible que lo encontrara. Su perdón continúa siendo la razón de que pueda perdonar a otros.

Me he preguntado cómo alguien puede dejar un culto y crearse una vida nueva, sana y libre si no llega a conocer el amor de Jesucristo. Yo lo veo imposible. He sabido de muchos ex-cienciólogos, o sus familiares, que recurren a la desprogramación para ser liberados del control de la cienciología y readaptarse a la vida. Puedo decir con toda seguridad que la única razón de que haya recuperado la sanidad y sea capaz de experimentar la vida con alegría y felicidad nuevamente, es mi vida en Cristo.

La vida de un cienciólogo consiste en descubrirse a sí mismo, sus poderes y divinidad, y convertirse en su "causa" total, asumiendo toda la responsabilidad y control de su vida, pensamiento, materia, energía, espacio, tiempo y forma. No es de extrañar que la cienciología atraiga a celebridades, artistas, gente del espectáculo, los deportes y los negocios. La gente como mi (ex) esposo y yo, que deseábamos altos niveles de éxito, es engañada y llevada a olvidar que  viviendo con la fuerza de Dios en nosotros, podemos hacer todo a través de Jesucristo que nos fortalece. Fuimos engañados y creímos que debíamos hacer todo con nuestras propias fuerzas y conocimientos -incluso ganar nuestra propia inmortalidad. La cienciología se dedica a vender inmortalidad, hasta tal punto que preparan a la gente para creer que la tecnología espiritual de L. Ron Hubard es la llave a la eternidad.

Irónicamente, venden y prometen total libertad espiritual pero el resultado es el contrario: ¡total dependencia espiritual! Cualquiera que pague los servicios de la cienciología para ser liberado, depende de humanos (los consejeros, los supervisores) y de los caminos de la cienciología para su liberación. Nunca se ha vendido un cuento más grande.

Fue la palabra de Dios lo que transformó mi mente, y me ayudó a dejar de lamentarme de mis errores pasados: "Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo!" (2 Corintios 5:17, NVI).

Ahora, cuando hablo en iglesias, conferencias e instituciones educativas de todo el país, las preguntas más frecuentes que me hacen son: ¿Cómo y por qué llegó a involucrarse con la cienciología? ¿Cómo puede una persona inteligente como usted caer en las mentiras de la cienciología? ¿Por qué renunció a su estilo de vida, a su carrera de diseñadora de modas y a sus negocios en la música para vender su alma y firmar un contrato de mil millones de dólares con la iglesia de la cienciología? ¿Qué atrae a la gente, especialmente a celebridades y artistas a la cienciología? ¿Cómo salió y qué pasó después? ¿La acosa o amenaza la iglesia de la cienciología? Todas han sido relativamente fáciles de responder.

Sin embargo, la pregunta más desafiante y preocupante se convirtió en el catalizador que me puso camino al ministerio. Esa pregunta provino de cristianos en todo el país: "¿Puede uno ser cristiano y cienciólogo al mismo tiempo?"

Aunque yo era un nuevo cristiano con relativamente pocas experiencias como creyente, me mortificaba esta pregunta. Un cristiano que pueda siquiera considerar esta posibilidad no sabe en qué cree.

La cienciología es la antítesis del cristianismo. La filosofía cienciológica conduce a la gente en dirección contraria al Dios del Antiguo y el Nuevo Testamento. Como cristiano, pisar el "puente hacia la iluminación espiritual" de la cienciología es comparable a salir de la tierra prometida y entrar a un salvaje laberinto espiritual con destino a la total separación de Dios. A este lugar se le llama "luz", libertad espiritual e inmortalidad. Es la zanahoria que atrae al laberinto a personas que andan buscando algo.

Recientemente, los voceros de la cienciología han estado usando los medios de comunicación nacionales para promover la idea de que uno puede ser cristiano y cienciólogo al mismo tiempo. Este engaño me preocupa tanto que me animó a responder y exponer lo que la cienciología realmente enseña acerca de Jesucristo. Después de todo, Colosenses 2:8 (NVI) nos dice: "Cuídense de que nadie los cautive con la vana y engañosa filosofía que sigue tradiciones humanas, la que va de acuerdo con los principios de este mundo y no conforme a Cristo".

Aunque yo era un nuevo cristiano cuando me hicieron esa pregunta (¿Puede alguien ser cristiano y cienciólogo al mismo tiempo?) --y mis experiencias dentro del cristianismo eran limitadas-- Dios me mostró que mi ministerio iba a empezar con los cristianos dentro de la iglesia, no con la gente que quisiera salir de la cienciología, ni con gente que ya hubiera salido, como yo pensé originalmente. Sabiendo que el mayor campo misionero de la cienciología es la iglesia cristiana, no tuve la falsa ilusión de que resolvería este problema sola, pero sabía que Dios planeaba utilizarme para hacer algo al respecto.

Pude ver que quienes hacían esa pregunta no sabían en que creían como cristianos -y que el cristianismo estaba en problemas si sus seguidores no entendían sus propias creencias. Yo ya sabía que el cristianismo era el campo de misión más grande de la cienciología -entre gente que creció en hogares cristianos donde los padres no siguieron el modelo del amor de Dios o la verdad, donde la iglesia era ritualista, y la vida de abundancia en Cristo era ficticia. Esos factores se suman a una vida construida sobre arenas movedizas donde la doctrina engañosa de la cienciología puede no sólo tomar el control sino parecer atrayente a gente que busca lo sobrenatural, lo novedoso y respuestas a las preguntas de la vida, como yo años atrás.

La literatura de la cienciología está atiborrada de contradicciones acerca de Jesucristo. Su perspectiva de relaciones públicas con respecto a Jesucristo se encuentra en ¿Qué es Cienciología?, un libro promocional de 2 pulgadas de grosor impreso en papel de lujo. En el capítulo 2 "El patrimonio religioso de la cienciología", después de las secciones sobre los primeros ritos religiosos y sobre los budistas, dice que Jesús de Nazaret "trajo nueva esperanza al hombre al predicar que la vida no es lo único que el hombre puede esperar"1. Luego se muestra un hombre en la cruz con la leyenda: "Aunque fue crucificado, la esperanza que Cristo trajo al hombre no murió. En lugar de ello, su muerte se convirtió en un símbolo del triunfo del espíritu sobre el cuerpo material y así trajo nueva conciencia de la verdadera naturaleza del hombre".

El texto de la cienciología es una enseñanza de la Nueva Era, que reduce a Jesús a un mero símbolo y elimina completamente la verdad acerca de su persona divina, así como el significado de su muerte, sepultura y resurrección, donde yace la verdadera esperanza del hombre. Jesucristo murió en la cruz por los pecados de la humanidad, para reconciliar al hombre con Dios, como Salvador de la raza humana y único camino hacia el Padre. Los autores de ¿Qué es la Cienciología? no entendieron el mensaje de la cruz y presentaron mal a Jesús. Un cristiano sin entrenamiento no puede discernir las falsas enseñanzas de ese texto.

Enseñanzas más "avanzadas" sobre Cristo (en los materiales del curso de nivel VIII de cienciología y en un artículo de la revista Certainty Magazine), muestran a Jesús como un "producto de la imaginación" y lo reducen a "sólo una sombra" en los niveles de conciencia espiritual de la cienciología, unos ocho niveles debajo del máximo estado que pueden alcanzar, el de Thetan Operativo VIII (OT VIII, por sus siglas en inglés). En el nivel OT VIII se les pide abandonar su creencia en Jesucristo porque es un "producto de la imaginación", un implante que es necesario borrar de la mente para proceder en el camino espiritual hacia la inmortalidad.

Cuando pienso en eso se me hiela la sangre sólo de imaginar que los cristianos están siendo engañados y separados de Dios, sólo para seguir las enseñanzas surgidas del corazón del enemigo hace miles de años. Ahora que sabe usted esto, ¿cuál sería su respuesta a la pregunta: ¿Puede uno ser cristiano y cienciólogo al mismo tiempo?

Reajustarme a la sociedad después de vivir como miembro del personal del cerrado mundo de la cienciología, donde las ideas y reglas de L. Ron Hubbard, hechas cumplir por una gerencia totalitaria y casi militar, formaron y controlaron mi vida, fue una tarea titánica. Fue como si mi mente, mi corazón y mi alma hubieran tenido que ser purgados para sacar la cienciología, su forma de ver el mundo, sus métodos de pensamiento, sus percepciones espirituales, vocabulario, hábitos y restricciones, por nombrar unas cuantas cosas.

Mucha gente que deja la iglesia de la cienciología continua utilizando su tecnología y su vocabulario por ser un hábito muy enraizado. Sin embargo, cuando yo salí, decidí hacerlo al 100 por ciento, y cerrar totalmente la puerta a cualquier tecnología o filosofía cienciológica. Quería estar 100 por ciento libre de su control e influencia.  La palabra de Dios se encargo de resolver este problema por mí, en Romanos 12:2 (NVI: "sean transformados mediante la renovación de su mente").

Durante los primeros tres años de mi libertad, elegí no buscar relaciones con ex-cienciólogos, especialmente con otros desertores como yo, o con disidentes vengativos que expresaban su ira contra la cienciología vigilando organizaciones o lanzando ataques a través de la prensa o en los tribunales. Sabía que necesitaba una vida; quería una no influenciada por las costumbres de la cienciología, particularmente las negativas. Ocasionalmente navegaba en Internet para leer noticias de la cienciología, y encontré varios sitios con comentarios de ex-miembros y ex-empleados.

Me dolía ver cuánta gente se sentía incapaz de hablar libremente de sus experiencias negativas en la cienciología. Me tomó dos años hablar de ello sin echarme a llorar. La profundidad de mis pérdidas fue muy grande: mi marido de 21 años, mi pasado completo, todas las personas a las que conocía y todas las cosas que poseía. Había sido adoctrinada para creer que quien deja la cienciología (como yo) o habla públicamente en su contra, es una persona represiva: una enemiga de la iglesia y de la humanidad, el peor tipo de individuo que puede existir a los ojos de la cienciología. Si hablaba, me convertiría en objeto de caza y cosecharía repercusiones del brazo legal y de relaciones públicas de la cienciología, la Oficina de Asuntos Especiales (OSA, por sus siglas en inglés). La OSA tiene recursos casi ilimitados para establecer demandas y contratar investigadores privados, así como poderes para aplastar o arruinar la vida de quienes hablan. La política de objeto de caza de la cienciología es bien conocida, por lo que hace a los desertores muy ineficaces en el ejercicio de su libertad de expresión, aunque esté garantizada por la Primera Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos.

Finalmente me di cuenta de que entre más tiempo permaneciera callada, más permanecería esclavizada por la cienciología: callada y en el puño de su filosofía, reglas, y amenazas -¡lo que me hacía cómplice de sus actos! Ellos serían los vencedores y yo la víctima.

Aunque me tomó algunos años salirme de ese estado emocional, decidí reclamar para mí la promesa de Dios de que si él estaba conmigo, ¿quién podría estar contra mí? Paulatinamente han aumentado mis ganas de hablar y no tener nada que ver con las obras de la oscuridad, sino exponerlas2.

No ha sido fácil vencer los profundos remordimientos que tengo por las elecciones que hice y que me condujeron al laberinto de la vida en la cienciología. Pero ahora estoy agradecida por ese capítulo de mi vida: Mi radical transformación, de estar en enemistad con Dios como miembro de la cienciología a convertirme en seguidora de Cristo y en líder de ministerio, es la base de mi pasión y la razón por la cual me levanto cada mañana. He aprendido a conquistar con la fuerza de Dios y no con la mía. He aprendido lo que significa ser un vencedor a sus ojos. He aprendido qué soy y a quién pertenezco.

Como directora de Ministerios Alas de Amor, nunca olvidaré mis años en el negocio de la música, cuando mi ex-esposo y yo probamos el éxito con nuestra primera canción famosa: "En las Alas del Amor". Sin embargo, en mi nueva vida en Cristo, estoy remontando el vuelo con nuevas alas de amor: "los que confían en el Señor renovarán sus fuerzas; volarán como las águilas..." (Isa. 40:31, NVI).

Ahora que sirvo como voluntaria del Cuerpo de Servicio para las Misiones, bajo la coordinación de la Junta de Misiones Norteamericanas en Alpharetta, Georgia, he sido bendecida para hablar y ejercer mi ministerio en iglesias, seminarios, conferencias para mujeres, y grupos de jóvenes de todo el país, exponiendo las enseñanzas de la cienciología y proporcionando respuestas bíblicas. Mi afiliación a los Ministerios Comunitarios de Atlanta me ha reunido con grupos de evangélicos que comparten el amor de Dios por toda la ciudad, recuperando gente para Cristo. Con la reciente publicación de mi historia en los periódicos, revistas y programas televisivos de Estados Unidos, Dios ha abierto las puertas del ministerio hacia las personas que anhelan romper el lazo de la cienciología.

La gracia de Dios me incita a sacar el mayor provecho de cada momento de vigilia en mi nueva vida, libre del engaño de la cienciología. Si usted tiene un amigo o ser querido que pudiera necesitar ayuda, póngase en contacto conmigo, llamando al teléfono: (404)-841-0800, ext. 205, o envíeme un mensaje electrónico a:  wingsofloveministries@msn.com.

1 What is Scientology? [¿Qué es Cienciología?] pág. 34-38.  Compilado por el personal de la Iglesia de Cienciología Internacional; derechos reservados 1992, Bridge Publications, Los Angeles.

2  Efesios 5:12-13