sábado, 17 de mayo de 2008

Parabola De Las Diez Virgenes

PREPARANDONOS EN EL DIA A DIA PARA SU VENIDA O LA PARABOLA DE LAS DIEZ VIRGENES

MATEO 25:1-13

INTRODUCCION:

La parábola de las diez vírgenes hace parte de una de las ultimas enseñanzas de Jesús a los discípulos (Mateo 24:1). Este pasaje que comprende Mateo capítulos 24 y 25 hace parte del discurso en el monte de los olivos. Aquí Jesús, responde a la pregunta de ellos acerca de lo que ocurriría antes de su venida. Inicia el Señor dándoles un panorama amplio de los acontecimientos que ocurrirían (Mateo 24), y que podemos resumirlos en dos aspectos: En primer lugar, esta la apostasía, ante la que Jesús advierte que no se dejen engañar. La apostasía consiste en: La aparición de falsos cristos, falsos profetas y falsos maestros, estos personajes harán grandes señales, milagros y prodigios. La advertencia de Jesús en cuanto a esto, llama la atención acerca de que las señales no legitimizan a estos personajes y por ultimo la mención de la abominación desoladora en el templo de Jerusalén. En segundo lugar, los conflictos a nivel mundial (Los clasificamos en dos grandes grupos, religioso y político). Ante este panorama, los discípulos deben actuar de tres maneras: En primer lugar, como ya lo habíamos dicho no dejarse engañar. En segundo lugar, perseverar, no importa lo que este ocurriendo (El que persevere hasta el fin será salvo) y en tercer lugar esta la advertencia “No dejar que el amor se enfríe”, no dejar que tu vida espiritual, que tu fe se derrumbe y dejes de servir a tu Señor. Concluye con tres afirmaciones: Primera, sus palabras no pasaran. Segunda, la gente se descuidara y no pondrá atención de su futuro espiritual desviándose y no poniendo atención a la palabra. (Como en los días de Noe), y tercera, velad. En este contexto y llevando el hilo del discurso vienen a continuación tres parábolas: Diez Vírgenes, Talentos y el Juicio A Las Naciones. En esta, Jesús les enseña a los discípulos como es que tienen que hacer para estar preparados y listos para su venida, además de que al final se conocerán los verdaderos y falsos discípulos. El énfasis de Jesús esta la practica de las enseñanzas que El les ha dado. Esta práctica debe ser producto de un carácter formado y motivada por el amor hacia Dios y el Projimo.Ok. Vamos a la parábola.


I. ASPECTO CULTURAL Y OBSERVACION.

1. Aspecto Cultural

Los matrimonios judíos en la época de Jesús eran así: Primero las familias de los jóvenes se ponían de acuerdo y el padre de la novia negociaba la dote. Luego de llegar a un acuerdo, el novio se iba por un año (Tiempo del desposorio). Al final del año, comenzaba una espera que podía durar hasta una semana. No se sabia en que momento llegaría el novio. Las amigas (Vírgenes), y la novia tendrían que estar preparadas y vigilantes por que de lo contrario no entraban a la boda. Jesús utiliza este elemento de la cultura judía para ilustrar lo que seria la espera y la entrada al Reino de los Cielos.

2. Observación:

Que ocurre en el pasaje:

Estaban en el tiempo en que el esposo debía llegar. 1.

Cinco eran prudentes y cinco eran insensatas. (Diez era el número requerido para la ceremonia nupcial). Llama la atención aquí que tanto el porcentaje de las prudentes como de las insensatas es igual y corresponde al 50% de las vírgenes que están esperando. En que se conocía la prudencia de unas y la insensatez de otras, en que unas hicieron provisión de aceite suficiente para sus lámparas y las otras no. Unas se prepararon y las otras no.

Cuando viene el esposo las insensatas le piden aceite a las prudentes pero estas se lo niegan y tienen que ir a buscar.

Las insensatas se quedan afuera por no estar preparadas.

Las insensatas llegan después y piden al Señor abrir la puerta, pero El no les abre.

La razón para esto es que el Señor no las conoce.

Velad.


II. INTERPRETACION.

- La iglesia esta esperando la venida del Señor. Es la esposa del cordero.

- En la parábola no se menciona a la esposa por que las vírgenes ocupan su lugar. Jesús acomoda la ilustración con fines de transmitir lo que quiere enseñar. Podríamos decir entonces que la Iglesia esta representada en las diez vírgenes.

- Jesús divide al grupo de vírgenes en dos: Las prudentes y las insensatas. La verdad es que no se, ni el texto lo dice claramente, el por que Jesús hace esta división tan exacta, sin embargo mirando el contexto no seria extraña (Mateo 24). La pregunta que surge aquí es la siguiente: ¿Es tan amplio el porcentaje de insensatos en la Iglesia de hoy?, por que de ser así estamos ante una situación verdaderamente preocupante.

- Llegamos a un punto que enriquece de una manera extraordinaria el significado de la parábola y lo que Jesús quiere transmitir y es las palabras prudentes e insensatas. ¿Por que son tan importantes estas palabras?. Sencillamente por que son las actitudes y conductas que determinan el destino de cada grupo de vírgenes. Veamos:

- Prudentes:

- Significados:

- Sabio.

- Que tiene la capacidad de entender las cosas de la vida diaria.

- Sagaz.

- Sabio en cuestiones espirituales.

- Que podríamos decir entonces del prudente:

- Entiende e interpreta el día a día.

- Entiende las cosas espirituales.

- El prudente es aquel que entiende cual es el futuro, que es lo que viene, cual es el final y por eso prepara día a día para la venida de su Señor. Analiza lo que sucede, cuida su vida espiritual y su relación con Dios. Hace todo lo necesario y esta siempre listo. Es inteligente.

- Insensatas:

- Necias.

- Tontas.

- Piensa sin inteligencia.

- En otras palabras, las insensatas son tontas por que sabiendo lo que viene no se prepararon para que cuando viniera el esposo pudieran entrar a las bodas. Esto es actuar sin inteligencia. ¿Hermanos si tu y yo sabemos el final de la historia por que no estamos haciendo lo necesario para estar preparados?. El Señor define esa actitud como una tontería. No seamos escasos. Las prudentes compraron suficiente aceite y cortaban diariamente las mechas de las lámparas. Fíjense que el problema no era que las insensatas no tuvieran dinero sino que les dio física flojera de ir a comprarlo. ¡Flojera en lo espiritual!.

- Todas se cabecearon. Pero no se les reprocho el hecho de dormirse. Aquí la cuestión no es el sueño sino estar preparados.

- Cuando llega el novio las insensatas le piden a las prudentes aceite y estas se niegan. Esta actitud de las prudentes no es egoísta. Desde el punto de vista de la verdad que aquí se enseña y mirando la intención del texto podemos decir que: Cada hombre debe vivir por su propia fe, la gracia de Dios no es transferible de un ser humano a otro. Cada uno debe tener su propia provisión. Busque Ud su relación con Dios, deje que el lo forme y entienda su propósito.

- Las insensatas se quedan afuera. No estaban preparadas. Tocan a la puerta y el Señor les dice que no las conoce. La palabra aquí es, no tengo información de quienes son ustedes, no se quienes son. La intención de Jesús es decirle a sus discípulos es que para entrar a las bodas, al reino el esposo tiene que conocer a las vírgenes que hacen parte de la boda, es decir si no ha existido una relación con Jesús, si no ha existido una preparación, si no se ha actuado con inteligencia y no estamos listos para el momento en que hemos de estar frente a El, no entraremos.

- La pregunta es: ¿Cuántos de nosotros, los que estamos hoy en la Iglesia podemos decir con seguridad Jesús me conoce?. ¿Tengo una relación con El?. ¿Me estoy dejando formar por El?.

- La recomendación final de Jesús: Velad.

- Estar vivos.

- Estar Despiertos.

- Denota que nuestra actitud de ser prudentes debe ser constante, diaria, hora a hora, minuto a minuto. No hay espacio en nuestra vida para la insensatez. Aquí estoy enseñando la parábola, no desvirtuando los medios de la gracia para obtener perdón y restauración si fallamos.

- Algunos se preguntaran, por que no he mencionado la palabra aceite. El significado de aceite en la parábola no es El Espíritu Santo. El contexto posterior nos sugiere que comprar aceite para tener la antorcha encendida se hace siendo buen administrador de los talentos y sirviendo al prójimo.


III. APLICACIÓN.

La preparación de el cristiano va a depender de cuan prudente es en el tiempo de espera.

Esta prudencia nos debe llevar a tener una disciplina espiritual que nos conduzca a ser cristianos íntegros. La disciplina espiritual incluye:

Una relación personal con Jesús. Pero no cualquier tipo de relación. La principal característica de esta relación es la transparencia. Que yo me presente ante Dios mostrándome tal cual soy, Aunque el sabe quien soy y que hay en mi corazón. En esta relación el punto importante y primordial es la formación. Jesús hoy también discípula. Dejar que El nos forme, que trabaje nuestro carácter. Busquemos primero a El y su Reino y lo demás será añadido. Las peticiones, las necesidades son secundarias en nuestra relación con El. Enfoquémonos en lo importante y luego lo demás.

El estudio de la Palabra. Preocúpese por aprender, no seamos facilistas en la interpretación de los textos. Jesús forma atraves de su palabra. (2 Timoteo 3:16).

La practica de la Palabra. Que tanto practicamos lo que sabemos. Obedecemos y practicamos en la medida en que amamos al Señor de la Palabra. (Conceptos equivocados acerca de la llenura del Espíritu Santo, solo oración).

El uso de los recursos al servicio del Reino. (Mateo 25:14-30).

La practica del amor. Dejar que el amor de Dios fluya hacia los demás atraves de mí. (Mateo 25: 31-46).

De esta forma vamos a estar plenos y rebosantes del Espíritu Santo. Como ven es un paquete y no depende de una sola cosa. Llenos del Espiritu Santo, con excelente fruto estaremos preparados para su venida.

Ese es el verdadero discípulo.

Todo lo anterior me llevara a ser entendido en lo espiritual y a estar siempre preparado para la venida del Señor.


CONCLUSION:

El mensaje de las diez vírgenes no solo divide a la iglesia en dos grupos, sino también al mundo en general. El I y el P. En el primero figuran los insensatos, imprudentes, irresponsables e inconscientes, en el segundo aquellos que son prudentes, precavidos, previsores y casi siempre están preparados.

Los insensatos juegan su vida completamente despreocupados de cualquier cuestión trascendente. Viven al día, viven el hoy. Disfrutan solo el momento presente, jamás prevén el futuro, porque para ellos no existe o no les importa. Hoy la gente vive corriendo, agitados, se preocupan de mil asuntos, menos de la verdadera espera. Pierden el tiempo intentando ganarlo.

Los creyentes corremos al riesgo también de vivir en la misma angustia, pero no vigilantes. Hay que hacer un alto y reflexionar que estamos haciendo. Nos estamos preparando para lo que es realmente importante o estamos envueltos en las carreras alocadas de este mundo actual.

Aquellos que todavía deseamos jugar en el equipo P tenemos que entrenarnos viviendo como si Cristo volviera mañana, conscientes de que puede llegar mas tarde. Esperar de esta manera es estar presentes en el presente sin perder la esperanza del mundo futuro. Es ser a la vez auténticos hombres y verdaderos cristianos.

Por ultimo, si hoy preguntáramos: ¿Estas preparado para la venida de Jesús?. ¿Qué responderías?. ¿Esta nuestra vida espiritual apagada o apagándose poco a poco?. Es el tiempo de tomar decisiones.

¡Que Dios nos bendiga!