viernes, 25 de octubre de 2013

No y Si. Santiago 2:1-13 (Bosquejo)

Idea central: El cristiano no discriminar a nadie por motivos egoístas, pero si tratar con equidad y misericordia a los demás. Ese es el principio de la verdadera religión.

Introducción:

Cuanto tienes, cuanto vales. Esa es la regla que el mundo usa para decidir cómo trata a alguien.

¿Sera que en la Iglesia del Señor sucede?

I. NO A LA DISCRIMINACION. 1-4

Exegesis:

En la comunidad a la que Santiago escribe, el pobre estaba siendo discriminado. Santiago les dice que la fe se evidencia en que el cristiano en la práctica no discrimina a nadie.

El trato desigual lleva implícito el interés personal de los creyentes en sacar provecho del mismo.

Los líderes de la comunidad habían caído también en esta práctica.

Resonancia:

¿Sera que en la iglesia de Hoy pasa igual?

¿Sera que en el liderazgo de hoy pasa igual?

¿Será que discriminamos al pobre para sacar provecho de los ricos?

II. NO A LA AFRENTA. 6-7

Exegesis:

¿Cuál es la actitud de Dios?

Eligio a los pobres para que sean ricos en fe y herederos del reino.

La comunidad y sus líderes habían insultado a los pobres y tratado bien a los ricos para quedar como unos príncipes delante de ellos a pesar de que estos muchas veces se burlaban de su fe, los oprimían con bajos salarios y abusaban de la ley poniéndola en su contra.

Con su actitud estaban yendo en contra de lo que Dios había establecido.

Resonancia:

¿Cuál es nuestra actitud hacia los pobres?

¿Damos a quien tiene como devolvernos?, ¿Tratamos bien a quien nos puede favorecer?

¿Entendemos que discriminando al pobre estamos en contra de la voluntad de Dios?

III. SI AL AMOR Y LA MISERICORDIA. 8-13

Exegesis:

Discriminar al pobre es sinónimo de falta de amor. La discriminación es pecado, es un pecado en contra del amor. La discriminación nos a hace culpables ante Dios. Puede ser la comunidad más religiosa pero si discrimina lo demás no le sirve para nada.

Para ser verdaderos cristianos deben cumplir con todo.

La comunidad debe actuar con misericordia frente al desvalido frente a aquel que no tiene como devolver el favor. El misericordioso ama y busca el bien de, los demás.

Resonancia:

¿Podemos identificar la falta de amor en la iglesia teniendo como evidencia la discriminación entre hermanos?

Si en la iglesia existe la discriminación estamos ante una iglesia sin amor

Si en la iglesia no existe la misericordia estamos ante una iglesia culpable. Una iglesia que ha faltado al segundo y más grande mandamiento: Amaras a tu prójimo como a ti mismo.

Conclusión:

¿Somos de los que discriminamos?, ¿Somos de los que insultamos con nuestras actitudes?.

¿Donde esta el amor?

¿Que vamos a hacer a partir de hoy?

Por ultimo: (Para pensar)

¿Qué lugar tiene el pobre en la agenda de la iglesia?, ¿Qué lugar tiene el pobre en mi agenda?

No hay comentarios: