domingo, 12 de julio de 2015

EL CAMINO JUAN 14:6



INTRODUCCION:

La palabra “CAMINO” es usada en el AT para referirse a hacer la voluntad de Dios (Cumplir la ley), y en el NT para indicar que se sigue el evangelio de Cristo. Al evangelio se le llama “El Camino”, “Este Camino” o simplemente camino.

Una traducción de la palabra camino en el AT es “Jornada” y significa: Distancia que se recorre en un día de viaje. Por ejemplo: Israel en el desierto. Cada día era una jornada, cada día eran probados en la fe, cada día eran desafiados a creerle a Dios, cada día sufrían la tentación de volver atrás. El término sugiere que caminar con Dios es cuestión de permanecer en su voluntad día a día. Caminar con Dios es cuestión del día a día, de tal manera que caminar con Dios no tiene mañana, siempre es un hoy. 

En el NT, la palabra griega para camino de igual manera traduce Jornada. Caminar con Jesús es cuestión del día a día.

Jesús es el camino sugiere una elección, un viaje y un destino. 

I.                    ELECCION:

-          Jesús afirma que él es el camino para dar seguridad a sus discípulos. Deja claro que no hay otro camino.

-          Mateo 7:13: Hay dos caminos. Uno es elegir a Jesús y otro es no elegir a Jesús.

-          Jesús dice a sus discípulos que no se trata solo de salvación, se trata de una elección en primer lugar de fe y en segundo lugar de vida.

-          De fe porque implica creer en que Jesús es el camino al Padre, al cielo y en segundo lugar de vida, porque implica comprometerse con un cambio total en la manera de vivir. Implica empezar por el camino a la transformación total del corazón y la mente. Romanos 12:1-2.

-          Los discípulos ya habían hecho una elección.

-          Tres textos en el Nuevo Testamento que nos muestran tres tipos de errados de elección:

-          Hebreos 12:13, El que elige caminar mal, a medias. Se refiere a alguien que está en el camino pero con riesgo de salirse de él.

-          Santiago 1:8 que se refiere a alguien que entra y sale del camino con frecuencia y 

-          2 Pedro 2:2 que se refiere a alguien que definitivamente dejo el camino y lo que le espera es la ruina.

RESONANCIA:

La Iglesia de hoy en el afán de sumar creyentes se ha concentrado en la palabra “Aceptar”.

Aceptar a Jesús no necesariamente significa elegir.

El mensaje del camino ha perdido vigencia. La mayoría de nosotros ha aceptado la implicación de la fe o sea simplemente creer pero sin comprometerse a un cambio radical de vida.

No hay compromiso con el cambio de vida, con la transformación del corazón y de la mente.

¿Cuántos de nosotros hemos elegido a Jesús? Si hemos elegido a Jesús estamos transitando el camino angosto.

¿Cuántos de nosotros hemos hecho la elección equivocada? 

¿Sera que estamos caminando mal?

¿Sera que estamos cambiando de camino con frecuencia?

¿Sera que estamos fuera del camino?

Elijamos a Jesús todos los días de nuestra vida.

II.                  VIAJE:

-          Luego de haber elegido a Jesús, comienza un viaje. Un viaje que se realiza por jornadas. Un viaje en el que se avanza un poco cada día, un viaje en que el camino de seguirse día a día.

-          Cuando Jesús dice: Nadie viene se refiera a que: No hay otra ruta.

-          Como se hace este viaje? 1 Juan 2:6

-          Permanece: Ser como El cada día, vivir como el cada día.

-          Andar: Caminar como el todos los días. Sugiere que hay un destino.

-          Como camino Jesús?

-          En primer lugar: El camino de la humillación. Dos. Renunciar a su condición de Dios y renunciar a defenderse de los hombres. Filipenses 2:1-11. 

-          En segundo lugar: El camino del amor. Juan 3:16

-          En tercer lugar: El camino del perdón: Lucas 23:34

-          En cuarto lugar: El camino de la negación. Mateo 26:42

-          En quinto lugar: El camino de la renuncia.

-          En sexto lugar: El camino de la impopularidad.

-          En séptimo lugar: El camino de la cruz.

Que han de hacer sus discípulos? Lucas 14:27. Para un discípulo tomar la cruz significaba:

Quien iba a elegir a Jesús sabía que viaje emprendía.

RESONANCIA:

La pregunta es: Si ha tomado en serio la Iglesia de hoy este viaje, este caminar, este andar.

Si andamos nosotros como Jesús anduvo.

Tenemos en cuenta que hay un final del camino?.

Si hemos cambiado?:

-          El orgullo por la humildad
-          El egoísmo por la generosidad
-          La indiferencia por la solidaridad
-          El desamor por el amor
-          El resentimiento por el perdón
-          La popularidad por la impopularidad
-          Nuestra voluntad por la voluntad de Dios

-     Saben que nos estorba mientras caminamos: La comodidad. Nos gusta permanecer en la zona de confort. Donde no haya mayores exigencias. Eso hace que vivamos en el evangelio de la comodidad no en el evangelio de Cristo. La bendición se convierte en nuestro mayor obstáculo. Se convierte en una carga que hace más difícil nuestro andar. En este viaje necesitamos estar ligeros. Es un viaje donde hay que desprenderse de todo y no apegarse a nada. 

Es una decisión diaria. Jornada a Jornada hay que viajar de la misma forma.

III.                DESTINO:

-          La angustia de los discípulos por la partida de Jesús era porque no le habían conocido. 

-          Señor te vas y quedamos desorientados. La angustia es evidencia de que no le conocemos.
-          Jesús les pide que conozcan al padre por medio de Él.

-       Felipe cae en la tentación de pedir una demostración sobrenatural. Jesús le dice: No es necesario. El que me ha visto a mí ha visto al padre.

De acuerdo al contexto hay dos destinos, hay dos cosas al final del camino.

Una es eterna: Voy a preparar morada. Cuando venga.

Una es ahora: Conocer a Dios y recibir vida. Tener la satisfacción del alma y el corazón en Dios. Mientras vengo.

Conocer a Dios tiene tres tiempos: Hemos estado conociendo a Dios en el pasado, lo estamos conociendo hoy y lo seguiremos conociendo mañana.

El conocer a Dios aquí nos permitirá llegar a la morada allá.

El texto de “Yo soy el camino, la verdad y la vida” puede parafrasearse así:

“Yo soy el camino por medio del cual ustedes pueden conocer la verdad acerca del padre y recibir la vida que El da”. Nadie conoce al Padre sino es por mí.

RESONANCIA:

¿Sera que en la Iglesia de hoy está presente la angustia?

¿Qué tanto nos agobian los problemas de la vida?

Es posible que hoy muchos de nosotros estemos más preocupados por resolver nuestros problemas que por conocer al Padre.

Si conocemos al Padre la angustia se va.

Hay que preocuparse por la eternidad y también por conocer al Padre y disfrutar de la vida que El da mientras ella llega.

Nuestra preocupación ha de ser conocer a Dios. Eso disipara cualquier duda y eliminara toda angustia.

CONCLUSION:

Que ha elegido la Iglesia de Hoy?. El camino ancho o el camino angosto?. Es posible que muchos de nosotros estemos caminado mal, saliendo o entrando del camino o hace rato estamos fuera del camino.

Estamos caminando como camino Jesús?. Es la cruz nuestra compañera de viaje?

Hemos cambiado:

-          El orgullo por la humildad
-          El egoísmo por la generosidad
-          La indiferencia por la solidaridad
-          El desamor por el amor
-          El resentimiento por el perdón
-          La popularidad por la impopularidad
-          Nuestra voluntad por la voluntad de Dios

Que tan lejos estamos de nuestro destino: Conocer a Dios aquí y llegar a las moradas allá. Si vivimos en angustia nos falta conocer más a Jesús. Somos de los que caemos en la tentación de pedir demostraciones para conocer a Dios?.

A que estoy apegado?.

Con Jesús es suficiente!.

Nos queda la tarea de revisar cual ha sido nuestra elección, como hemos hecho el viaje hasta ahora y que tan lejos está nuestro destino.

No hay comentarios: