jueves, 21 de junio de 2012

A La Opinión Pública En Colombia 21 de Junio de 2.012

Quiero referirme al caso del “Pastor” Alvaro Gómez, a quien hoy se le decreto orden de captura por abuso sexual, caso ampliamente conocido.

1. Alvaro Gómez no representa de ninguna manera al pueblo cristiano de este país. Tenemos la tendencia a generalizar y a incluir a todos dentro del mismo saco.

2. Decir que soy cristiano no significa nada. Decir que soy cristiano es demostrarlo con la conducta diaria. Una conducta acorde con los principios del Reino de Dios.

3. Muchas veces he advertido por este medio y redes sociales del uso de las técnicas de control mental para manipular y controlar la voluntad de las personas. Hay cuatro cosas básicas a tener en cuenta para detectar cuando nos quieren controlar en un grupo de “oración”, “de estudio bíblico”, etc.

4. Las cuatro cosas son:

a. El control de la información: Si en un grupo al que asistes te dicen que leer y que no leer o te prohíben algún tipo de lecturas y te autorizan que leer. Esta es una señal de alerta.

b. El control de lo que oyes o escuchas: Si en un grupo al que asistes te dicen que solo puedes escuchar los mensajes del “líder o pastor” del grupo y te prohíben escuchar a otros y aun hablar con amigos de otros grupos. Esta es una señal de alerta.

c. El control del tiempo: En un grupo donde se busca el control del tiempo de las personas mediante la programación de actividades de tal manera que su tiempo disponible sea totalmente dedicado al grupo y de esta manera aislar al individuo de su familia y amigos que son los únicos que les pueden advertir de los peligros que corren al permanecer en dicha comunidad. Esta es una señal de peligro.

d. El control del dinero: Mediante la manipulación buscan sacar la mayor cantidad de dinero de la gente y aun apoderarse de sus propiedades. Esta es una señal de peligro.

Una persona expuesta a este tipo de control, pierde sin darse cuenta su voluntad y termina haciendo lo que le ordenan. Esto fue lo que ocurrió con estas jóvenes.

Hay muchos grupos o iglesias de garaje, lideradas por personas que muchas veces ni siquiera son cristianas sino que manejan el lenguaje y de esta manera engañan. Grupos o iglesias que no tienen ningún tipo de supervisión y que estimulan la curiosidad de la gente por lo novedoso de sus mensajes. De esto tengo conocimiento. Si usted va a asistir a un grupo o a una iglesia pregunte si hay alguien que este por encima del líder, a que organización pertenece y averigüe la seriedad de la misma. No se deje engañar.

Dios le bendiga

No hay comentarios: