domingo, 11 de noviembre de 2012

Sin Maldad 1 SAMUEL 24:4-14 (David Perdona La Vida A Saúl).

INTRODUCCION:

Antes que nada felicitar a los pastores presentes y sus familias y rendirles desde el corazón un pequeño homenaje por su admirable labor en las iglesias. Labor que muchas veces es incomprendida y no agradecida. Todos los días deben ser “el día de la familia pastoral”. El mayor estimulo de un pastor y su familia es el respeto y aprecio de la congregación que dirigen por la gracia de Dios.

Volviendo al pasaje leído, este ha sido tomado durante mucho tiempo para afirmar que los pastores son infalibles y que sus acciones no pueden ser juzgadas. Además de que todo lo que dicen es cierto y no admite discusión. Creo firmemente que en ningún momento el texto quiere decir tal cosa, mas bien, el texto quiere resaltar aspectos relevantes en David que lo llevaron a perdonar la vida de Saúl. Y es precisamente de esto que quiero reflexionar con ustedes en esta mañana. ¿Qué llevo a David a perdonarle la vida a Saúl, muy a pesar de que este lo perseguía de manera injusta?.

El texto nos muestra que Saúl quedo a merced de David y que este le respeto la vida.

Tres aspectos claves de la actitud de David con Saúl.

Tres cosas que muestran que un corazón esta limpio de maldad:

I. BUENA VOLUNTAD. 9-11

Para entender un poco esto definamos que es la voluntad: Es la potestad de dirigir mis actos. Yo decido si son buenos o malos.

La buena voluntad entonces se define como la disposición de hacer siempre el bien a mi prójimo.

A pesar de que sus hombres le insistieron que matara a Saúl y que Dios lo había entregado en su mano, David no lo hizo. Es mas cuando corta el manto de Saúl, su corazón se turba. A David le pareció demasiado. Se arrepintió luego de haberlo hecho. David muestra con su actitud como es que debe proceder un hombre de Dios.

El hombre de Dios no se vale de la ocasión, no se vale de la indefensión de la gente para hacer el mal. El hombre de Dios no se vale de que nadie lo esta viendo para hacer el mal a otro, el hombre de Dios no se vale de su posición de superioridad para hacer el mal, el hombre de Dios no se vale de la ausencia del acusado para juzgarlo, el hombre de Dios no aprovecha el momento para hacer mal. El hombre de Dios se abstiene de hacer el mal.

Tal fue el impacto en David después de haber cortado el manto, que se turbo su corazón. El hombre de Dios se turba cuando tiene así sea un mínimo contacto con la maldad.

David le perdona la vida a Saúl por que en su corazón no albergaba la maldad. Hay que tener en cuenta que a estas alturas ya David había sudo ungido por Samuel y sabia que él iba a ser el sucesor de Saúl y la manera mas fácil y rápida de llegar al trono era matándolo, sin embargo el prefirió esperar el orden natural y divino de las cosas y no aprovechar el momento para llegar mas rápido al trono.

Cuando en el corazón no hay maldad, mi prójimo puede estar tranquilo por que jamás voy a hacerle daño.

Resonancia:

Como nos habla este texto hoy?.

Nosotros como iglesia debemos tener la misma disposición. Como cristianos la actitud y la disposición de hacer siempre el bien debe brotar de manera espontanea y sincera de nuestro corazón.

La tendencia hoy en día es a hacer el mal. Nuestra inclinación es a actuar y a hablar de la manera incorrecta. Tenemos la disposición sobre todo a dañar con nuestra lengua y uno de los males de este siglo es que nada nos satisface, siempre las cosas quedan incompletas, no hay nada que nos llene a plenitud y los pastores y líderes no se escapan a esa situación.

Todos queremos ser complacidos, todos queremos ser reconocidos, todos queremos dirigir la iglesia o no estamos de acuerdo con los nombramientos que se hacen.

Y como no estamos satisfechos, entonces la disposición es la de hablar mal del pastor, del liderazgo y de los hermanos que están en algún ministerio.

Lo anterior muestra que no hemos entendido lo que es la Iglesia, y primero voy a decir lo que no es la Iglesia:

- La Iglesia no es un lugar para ser reconocido, la iglesia no es un lugar de entretenimiento, la iglesia no es un lugar donde me van a complacer en todo, la iglesia no es un lugar para hacer relaciones sociales o para ser popular, la iglesia no es una comunidad donde se compite por el poder.

- La Iglesia fue diseñada por Dios para ser una comunidad de amor en donde sus miembros se ayudan mutuamente en el crecimiento de la fe y el conocimiento de Dios a fin de presentarnos al Señor en su venida como una comunidad sin mancha ni arruga.

- Si entendemos esto entonces nuestra disposición a hacer lo malo va a desaparecer.

La disposición a hacer lo malo muestra que en nuestro corazón hay maldad, que falta ser cambiados, que nos falta arrepentimiento, que hay inmadurez.

Cuando en el corazón no hay maldad, mi prójimo puede estar tranquilo por que jamás voy a hacerle daño.

Preguntémonos: ¿Tenemos disposición a hacer bien al prójimo? O ¿Tenemos disposición a hacer mal al prójimo?. ¿Cuál es nuestra conducta mas frecuente?.

II. RESPETO. 9-11

Significa valorar a los demás, acatar su autoridad y considerar su dignidad. El respeto se acoge siempre a la verdad; no tolera bajo ninguna circunstancia la mentira, y repugna la calumnia y el engaño.

David justifica la actitud de Saúl hacia el diciéndole que esta mal aconsejado. Además le manifiesta que Él no tiene nada contra El y que respeta su dignidad.

David le dijo a Saúl. Oye rey, yo soy una buena persona, yo soy un hombre de Dios y respeto tu dignidad. Si yo fuera una mala persona tú estarías muerto ahora.

En otras palabras: Dios te coloco como rey, eres su ungido para conducir al pueblo, porque yo he de levantar mi mano contra ti.

Aquí esta la prueba, la evidencia, tengo un pequeño pedazo de tu manto, pude haberte matado cuando estabas dormido y no lo hice.

También dijo David: Nunca más volveré a tocar siquiera tu vestido.

En el versículo 13 David cita un viejo proverbio: De los impíos saldrá la impiedad; así que mi mano no será contra ti. Lo que le quiso decir es: Yo actué de acuerdo a lo que soy. Mi acción contigo fue noble e indulgente, por lo tanto no soy un mal hombre. Por sus frutos los conoceréis. (Mt 7:16).

Resonancia:

Hoy no se respetan las dignidades, no se respetan las posiciones de autoridad. La gente quiere anarquía. Esa es la moda.

Hoy se habla mal de los pastores y lideres con mucha facilidad, hoy se conspira contra los pastores y lideres con mucha facilidad. Hoy no se pierde la oportunidad para criticar a los líderes.

Hoy día se aprovecha cualquier error o equivocación del pastor o del líder para juzgarlo.

Somos valientes para hablar en ausencia de ellos pero cuando los tenemos en frente no decimos nada.

Hoy hablamos mal del pastor sin que nos de el mas mínimo remordimiento.

Algunos pensaran por que estoy diciendo esto en la celebración del día del pastor. Precisamente por que esta es una de las cosas que mas afecta la vida de un pastor.

Aunque el pastor este equivocado, aunque el líder cometa errores, eso no da derecho a atentar contra su vida y dignidad.

David tuvo el cuidado de actuar correctamente y de respetar a Saúl y lo que el representaba. Respetamos nosotros la dignidad pastoral?, Somos conscientes de lo que el pastor representa?.

En el libro de Apocalipsis cuando el Señor le escribe a las siete iglesias se dirige al pastor de cada una de ellas. El Señor no le escribe a un miembro de la congregación para darle la dirección para la iglesia, ni al cuerpo de ancianos, le escribe al pastor. De tal manera que si a nosotros no nos gusta lo que el pastor esta haciendo o como esta dirigiendo a la Iglesia no hablemos mal de él, reclamémosle al Señor directamente: Señor tu estas equivocado es como yo digo. Seriamos capaces de atrevernos a hacer tal cosa.

Con lo anterior no quiero decir en ningún momento que el pastor es infalible, lo que quiero decir es que se debe respetar su dignidad y lo que el representa.

Cuidemos sobre todo nuestra manera de hablar. Estudiemos Santiago 3.

La invitación es a respetar la dignidad pastoral y lo que esta representa.

Cuando en el corazón no hay maldad, mi prójimo puede esperar de mí todo el respeto que se merece así este equivocado.

III. LEALTAD. 13-14

David le dice a Saúl: “Tu eres el rey”, ¿Quién soy yo ante ti?. Yo soy tu fiel servidor, soy leal a ti. Te lo he demostrado respetándote la vida. Si yo fuera un traidor te habría matado. No me consideres una molestia para ti.

Lo interesante de todo es que a pesar de que Samuel ungió a David siendo Saúl todavía Rey, este nunca conspiro contra El.

Prefirió huir a enfrentar al Rey y cuando tuvo la oportunidad de matarlo no lo hizo.

La lealtad era la actitud mas valorada en los gobiernos monárquicos. La deslealtad era considerada traición y era castigada con la muerte.

Resonancia:

Ser desleal es el pan de todos los días. La lealtad esta escasa. Se es desleal cuando se traiciona a la esposa, cuando se calumnia a un hermano, cuando conspiramos para hacerle daño a otro.

Si deseamos entender con más claridad la palabra lealtad mirémosla en relación a la traición. El que no es leal es un traidor.

La traición incluye tres cosas: Ambición o soberbia, hipocresía y deshonestidad o falta de sinceridad.

Para que usted traicione a alguien, en primer lugar debe tener una ambición, desear algo, o en vez de esta, estar compitiendo con alguien sin que la otra persona lo sepa (por que el si y yo no, por que ella si y yo no), o a su vez. Desear dinero (Judas), posición o reconocimiento puede ser el primer paso para traicionar a alguien. La ambición me conduce al siguiente paso, la hipocresía, mostrar una cosa delante de alguien y por detrás hablar mal de ella y la hipocr5esia me conduce a la deshonestidad, es decir, a actuar contra alguien con base en mentiras y calumnias. Todos estos pasos los dio Judas. ¿Qué había pasado con David?. Fue traicionado por algunos. V 9.

David fue leal y mostro su lealtad siendo sincero y honesto con Saúl. 10-15.

David se defendió mostrando que él era integro, no mostrando que Saúl no lo era, ni que estaba equivocado.

Algunas frases celebres acerca de la traición son estas:

“Sólo pensar en traicionar es una traición consumada. Autor desconocido.”

“La traición es el arma de la que sólo se valen los que son incapaces de toda lucha franca y honrada.” Autor desconocido.

Y esta no es celebre por que la escribí yo:

“La traición la emplean todos aquellos que no han llegado a la madurez como cristianos, aquellos que no han entendido el significado de ser Iglesia y de amar a su hermano.”

Ser leales a nuestros pastores y líderes es negarnos a la traición como conducta permanente.

Que terrible que un cristiano sea un traidor de su fe, de sus lideres y hermanos, cuando actúa de la manera equivocada.

Cuando en el corazón no hay maldad, mi prójimo puede esperar de mí lealtad en todo sentido, competencia limpia y honesta, sinceridad y transparencia.

Preguntémonos: ¿Hemos sido personas leales o nuestra tendencia es a ser traidores?.

CONCLUSION:

Creo en mi corazón que cada uno ya hizo su propia reflexión. Los hombres y mujeres de Dios actúan con buena voluntad, respeto y lealtad hacia sus líderes y por ende a su prójimo.

Si en la reflexión personal que hemos hecho, nos dimos cuenta que en el pasado actuamos de mala voluntad, que faltamos al respeto y fuimos desleales con nuestros líderes. ¿Cuál es el trabajo que nos espera?. ¿Qué vamos a hacer de ahora en adelante?.

Crecer en la gracia, en el conocimiento de Dios y en la piedad es cuestión de ejercicio continuo. Pablo se lo dijo a Timoteo: “Ejercítate para la piedad”. Los cambios no son automáticos Timoteo, requieren de un trabajo en tu vida que cada día te lleve a ser más piadoso, mas maduro.

Ahora lo que nos espera es un cambio de conducta, un cambio de las costumbres, un cambio en el corazón. Apartémonos de toda actitud de maldad, seamos cuidadosos de respetar y ser leales a nuestros líderes, la iglesia y prójimo en general. Evaluemos continuamente como va nuestro cambio al respecto y que Dios nos ayude a ser diferentes.

La integridad y madurez de David fue la que no le permitió asesinar a Saúl. Que nuestra integridad y madurez sea la que nos impida hacerle daño a nuestros líderes, hermanos, familia y prójimo en general. Si no es así, entonces estamos lejos de ser verdaderos discípulos.

De regalo a nuestros pastores démosle toda nuestra buena voluntad hacia ellos, nuestro respeto y nuestra lealtad.

Dios les bendiga

1 comentario:

Noemi dijo...

Les visito de El Salvador Centroamerica, desde mi blog
www.creeenjesusyserassalvo.blogspot.com
RECIBAN MUCHISIMAS BENDICIONES