martes, 2 de septiembre de 2014

Cero Satisfaccion 1 Juan 2:15-17

INTRODUCCION:

La siguiente exposición no es precisamente un estudio exegético del texto, es una reflexión orientada a los jóvenes para llamar su atención a lo que verdaderamente importa.

Comencemos exponiendo brevemente la situación actual de la juventud:

Un primer grupo de jóvenes provienen de hogares disfuncionales (% alto), faltos de afecto, abusados, maltratados, menospreciados, con infancias difíciles. Un segundo grupo de jóvenes proviene de hogares con padres sobreprotectores que no les han enseñado a enfrentar la vida sino que le han solucionado todo produciendo un joven frágil en lo emocional y un tercer grupo que voy a ubicar como los jóvenes que nacieron en un hogar cristiano y que han vivido una mezcla de las dos cosas anteriores o que creen haberse perdido de algo por no probar el mundo. Los tres grupos están desubicados y lo más probable es que desarrollen lo que los especialistas han llamado Anomia asiliente, que es la actitud de transformar la visión real de sí mismos por una visión errónea. Frases como: “Yo no merezco tal cosa”, refiriéndose a algo bueno, “No soy capaz”, “Voy a perder”, “Que voy a hacer con mi vida”, son comunes en jóvenes con grandes capacidades e inteligencia. El mundo que cada día se deteriora más está produciendo en cantidades este tipo de juventud.

Tres cosas:

I.              No. 16

El texto claramente dice no améis al mundo ni las cosas que están en el mundo.

La palabra mundo en el texto se refiere a normas y principios que rigen la conducta. Tiene que ver con la forma como la mayoría de las personas ve la vida llevando a las demás a hacer lo mismo para ser aceptados e incluidos dentro del círculo social en que se desarrolla.

No importa qué tipo de normas y principios sean, lo que importa es que te acepten y te incluyan. El problema está en que esta forma de ver y vivir la vida destruye.

El llamado es que el joven ame a Dios y de esta manera se va a amar así mismo.

En otras palabras, si amas al mundo y actúas conforme a él, no amas a Dios, estas fuera de la órbita de Dios, no te amas a ti mismo y vas a terminar destruido.

La conclusión es que el mundo no satisface.

Una juventud no satisfecha es una juventud:

-       Deprimida.

-       Con trastornos alimenticios.

-       Con trastornos de personalidad.

-       Con tendencias suicidas.

Es posible que muchos de los jóvenes que están aquí hoy, estén deprimidos, sin apetito o unas veces tienen hambre y otras no, faltos de peso o con ganas de morirse o auto herirse.

Es posible que muchos de ustedes están convencidos de que están en lo correcto pero sus vidas poco a poco se hunde.

Dios nos dice: “NO”, amen al mundo. No pueden amar a Dios y estar en el mundo. Dios satisface el mundo NO.

¿Qué tan satisfecho estas con tu vida?, ¿Sera que hoy hay un gran vacío en tu corazón?

II.            No Hay. 16

En el mundo no hay nada que pueda satisfacer el corazón. Dios construye, el mundo destruye.

La satisfacción que Dios produce, la plenitud que Dios produce es permanente, la satisfacción que el mundo provee es temporal.

Hagamos una lista de lo que hay en el mundo:

-     Tecnología: Aparentemente te satisface cuando estas usándola. Cuando dejas de usarla te aburres. La tecnología ha vuelto a la juventud sedentaria. Poco deporte. Problemas en la salud.

-       Música: Igual

-       Televisión: Igual

-       Video Juegos: Igual

-       Sexo: Produce satisfacción al cuerpo pero no satisface la necesidad de amar y ser amado. Ese es el error, pensar que el sexo me provee amor.

-       Dinero: Satisface las necesidades materiales pero no las necesidades del corazón. Como ejemplos muchos. El más reciente Robín Williams.

-       Fama: Nadie ha encontrado la satisfacción espiritual y emocional en la fama. Es innumerable la cantidad de famosos que han muerto por sobredosis de droga.

La lista es larga y podríamos seguir aquí por un buen tiempo más.

Si a lo anterior se le suma la inmediatez, lo exprés del mundo de hoy, donde todo tiene que ser ya. De una vez, entonces la frustración aumenta.

La juventud de hoy es la juventud de todo ya. Si no lo obtiene se frustran y se caen emocionalmente. Quiero este teléfono ya, esta Tablet ya, este cd ya, este video juego ya, quiero que seas mi novia ya.

III.          No Hay Nada. 17

“Todo pasa”.

El mundo siempre quiere engañarte, desviarte del rumbo. Te engaña hoy con una cosa y cuando se acaba el efecto te da una nueva para mantenerte en el engaño y alejado de lo que en verdad importa.

En esta sociedad sensorial, siempre tiene que haber algo nuevo. Cuando algo pierde su atractivo sale otra que te mantiene atrapado.

Las cosas nuevas que van saliendo son peores que las anteriores y el deterioro moral aumenta.

En lo tecnológico por ejemplo: Paso de moda un teléfono, sale un modelo nuevo.

En la música: Paso de moda una canción, sale una nueva. Paso de moda un cantante o grupo sale uno nuevo.

En los video juegos: Paso de moda uno y sale otro.

En la televisión: Se acabó la novela o la serie sale otra.

En el sexo ya no basta con una hay que hacer la ruleta rusa.

Lo destructivo de esto es que la sensación de vacío aumenta día a día. Vacío, vacío y más vacío. Las sensaciones de vida sin sentido, de que nada vale la pena y de que todo es aburrido se hacen más intensas.

CONCLUSION:

¿Dónde encuentro la satisfacción?: En Dios.

1.    Si aceptas a Cristo y decides ser su seguidor, Dios te reconoce como su hijo amado sin importar quién es tu familia, sin importar si eres pobre o rico, sin importar si eres blanco o negro, universitario o bachiller.

2.    Si amas a Dios podrás amar a los demás de manera sincera y ser de beneficio para los que te rodean. Amar satisface el corazón. Un corazón que no ama es un corazón insatisfecho.

3.    Si sigues a Cristo perteneces a la familia de Dios.

4.    Si sigues a Cristo podrás tener la seguridad de que tu vida está bajo su control. No tendrás miedo.

5.    Si amas a Dios podrás relacionarte libremente con tus semejantes y manifestar de manera sincera tus sentimientos. (NO como el frio WhatsApp).

6.    Si sigues a Cristo llegaras a lo mejor, al cumplimiento del propósito de Dios con tu vida.

Si sigues al Señor, tendrás satisfacción y plenitud en tu corazón no importando las circunstancias.

¿El mundo te ha dejado frustrado? Aquí está el Señor para llenar tu corazón.

¿El mundo te dejado herido? Aquí esta Jesús para Sanarte.

¿En qué grupo te ubicas?

-       En el de los hogares disfuncionales? Sin afecto y maltratado.

-       En el de los hogares sobreprotectores?

-       En el de los hogares cristianos? (Andas algo confundido)

Para los tres grupos hay solución. Deja que Dios llene y satisfaga tu corazón.


Dios les bendiga

No hay comentarios: