sábado, 21 de junio de 2008

El Discipulado Que Transforma - El Modelo De Jesus Parte 1

INTRODUCCION:

La pregunta inicial es: ¿Qué está pasando hoy con el discipulado?.

1. Sabemos que tenemos que discipular pero no tenemos una meta clara con el discipulado.

a. ¿Adonde tenemos que llegar?

b. ¿Como vamos a llegar?

2. El discipulado de hoy es superficial.

a. No se es claro desde el principio con el discípulo de su meta con el discipulado y el resultado que este debe tener en su vida como cristiano.

b. El afán de crecimiento numérico de la Iglesia de hoy no permite que el discipulador sea profundo en los conceptos básicos del evangelio. Dios no quiere discípulos superficiales sino discípulos que permanezcan.

c. Esta superficialidad sale a la luz si observamos la falta de coherencia entre el número de personas que dicen seguir a Jesús y la falta de impacto en el clima moral y espiritual de nuestras sociedades e iglesias.

d. Debemos mirarnos a nosotros mismos y analizar la calidad de nuestro discipulado en vez de dirigir nuestra indignación hacia los miembros que caen en nuestras iglesias. Para poder exigir tenemos que haber dado.

3. Se ha cambiado la enseñanza de las verdades centrales del evangelio por otras que van más orientadas al hombre en si mismo que en su relación con Dios. Por ejemplo hoy se enseña sobre éxito, prosperidad y otras que lo que pretenden es poner a Dios al servicio del hombre y que este consiga lo que quiere así esto se logre en últimas negociando con Dios. Hay que decir que estas cosas se pueden enseñar pero centradas en la Biblia siendo explicadas luego de un estudio serio de la escritura. La interpretación alegre de la palabra produce discípulos a medias. Necesitamos enseñar la escritura para que esta cumpla del propósito de formar hombres enteramente preparados para toda buena obra. Debemos reorientar la enseñanza desde el pulpito y aprovechar los servicios al máximo para reforzar el discipulado dirigiéndonos a ambos grupos (Viejos y nuevos). El mandato es hacer discípulos no lograr simplemente que la persona haga una decisión de recibir a Cristo (Esto solo es el comienzo), lo que pasa es que pensamos que con esto todo está hecho, es suficiente y no es así. Dejamos a los nuevos a la buena de Dios, sin ningún tipo de ayuda ni acompañamiento y lo justificamos diciendo que a nosotros nadie nos discípulo y ahí estamos. Tal actitud es irresponsable y no podemos repetir los errores que se cometieron por nosotros. Cuantos de los que estamos aquí hemos tenido varias veces que corregir el rumbo por la falta de un discipulador o maestro que estuviera a nuestro lado.

Esta conferencia no pretende ser un tratado sobre el discipulado de Jesús, ni tampoco asumir por hecho que se ha utilizado toda la escritura existente en los evangelios, hay más y cada uno podrá enriquecer su vida ahondando en la palabra. No vamos a profundizar mucho en los textos solo sacaremos la enseñanza practica de ellos. Miraremos a Jesús y sus discípulos, que les enseño y tres ejemplos prácticos de cómo manejo las crisis de sus alumnos, Tomas, Pedro y los dos que iban camino a Emaus.

I. El DISCIPULADO EN GRUPO.

1. El Inicio. Marcos 3:13.

Jesús llama aparte a un grupo no sabemos de cuantos y los lleva a un monte. De ese grupo escoge a 12, con un doble propósito en la elección.

a. Primero: Para que estuviesen con El. Tiene dos vías: Como Compañeros de causa y con fines de instrucción. Que nos enseña esto: Que ante todo los discípulos son compañeros de causa, aunque no sean tan antiguos en el evangelio. Como tales merecen todo nuestro aprecio y respeto. Jamás miremos a un discípulo como inferior a nosotros. Es más la responsabilidad es nuestra para que ellos lleguen a ser como Cristo y nosotros como discipuladores debemos darles el ejemplo y enseñarles responsablemente las escrituras. Desde este punto de vista el discipulado no se limita a una serie de clases básicas y de impartir algún conocimiento doctrinal, es más que eso, es compañerismo. Si el discípulo termina un curso debería haber alguien que se encargue de El, que le haga seguimiento, que lo acompañe en las crisis, en las luchas, en los conflictos, alguien que haga las veces de maestro. Encárguese de uno, de dos o de tres a lo sumo que estén bajo su cargo hasta que puedan volar solos y repetir el ciclo. A Jesús le tomo tres años y luego envió al Espíritu Santo, nosotros no podemos pretender hacerlo en 12 o 18 lecciones. El Evangelio ante todo es una relación. Relación de compañerismo con el Maestro, con Jesús de ahí depende lo demás.

b. Segundo: Para que hicieran labor evangelistica. Enviarlos a predicar. Les da autoridad acompañada de señales. No estaban desprovistos de herramientas que acompañaran la labor evangelistica.
A continuacion comparto con ustedes el enlace donde pueden encontrar la serie: El Verdadero Evangelio. Son en total 19 archivos entre audio y video. Los conferencistas son: El Pastor Paul Washer y Charles Leiter. Les animo a hacer la tarea, bajar y escuchar esta serie. Para los hermanos que estan en Sincelejo, se pueden comunicar conmigo para obtener una copia de los mensajes solo pagando el costo del dvd. www.sermonaudio.com.
Dios les bendiga