sábado, 27 de marzo de 2010

LA PEDAGOGIA DEL RECUERDO Deut.1:1-8 Por Pastor Joaquín Madera

Alguien dijo: “El que pierde la pista de la historia está condenado a cometer los errores del pasado”. Lo que primero nos invita El Señor es a recordar, a tener presente sus hechos. Noten que fue una de las razones por las que Jesús instituyó la Cena, para que siempre recordáramos su sacrificio en la cruz.

El pueblo de Israel entre Egipto y Canaán tuvo tres generaciones (La esclava, la del éxodo y desierto y la de la conquista), de las cuales Moisés le tocó liderar y lidiar con dos de ellas – la del éxodo y desierto y ahora está tratando con la de la conquista.

Cada generación tenía sus características pero haré énfasis en la generación de conquista. La cual se caracteriza según Josué 14:6-14

Ø Se fundamentaron en un registro histórico del cuidado de Dios con ellos Num.14:9

Ø Actuó de acuerdo a la palabra de Dios 14:8 “Yo cumplí siguiendo a Jehová mi Dios

Ø Fue fiel a Dios 14:9 “La tierra que holló tu pie será para ti tu descendencia en herencia perpetua, por cuanto cumpliste siguiendo a Jehová tu Dios”.

Ø Estuvo dispuesta a conquistar Vrs.10-11

A esta altura del relato Moisés tiene 120 años y la tierra prometida estaba a su vista. Dios le había dado el privilegio de sacar de Egipto al pueblo y guiarlo por el desierto.

En el Sinaí Dios les dio la ley, para que disfrutaran de todo el bien de la tierra, pero ellos se negaron para poseerla. Dios los eliminó durante 38 años por el desierto, hasta que no quedó nadie de esa mala generación. (Solo Josué y Caleb)

Moisés, con esta generación tiene la responsabilidad de recordarles la historia del capítulo 1 al 4:43. Les recuerda el pacto (ley)- Deuteronomio significa segunda ley- el no quiere que esta generación repita los errores de sus padres y antecesores y les invita a oír la ley – 4:44 - 5y 6

El sabía que aunque la promesa estaba a la vista había que entrar en acción y tomarla, pero Moisés no es ajeno que esta misión traería consigo: peligros, tentaciones, temores y aun el hecho de tener un nuevo liderazgo, pues el no iba a introducirlos a la tierra, pues Dios le había dicho que el no entraría a la tierra.

Por eso Moisés les invita a recordar la fidelidad de Dios y sus promesas y les hace un llamado a su fidelidad y obediencia para con Dios mientras conquistan y viven en la tierra.

Se nota un grado de ansiedad en Moisés, para que esta generación no desperdicie esta oportunidad que 38 años atrás habían desperdiciado sus padres por falta de fe y deslealtad a Dios. Por eso los invita no olvidar, a creerle a Dios y serle fieles.

1. NO OLVIDEN. 4:9 “¡Tengan cuidado! Presten atención, no olviden las cosas que han visto sus ojos, ni las aparten de su corazón ”

Deuteronomio es el libro de la “RECORDACION”. Vamos a encontrar de manera recurrente los términos “recuerden – no olviden” y “enseñen y cuéntenselo a sus hijos”

Moisés sabe que esa es la mayor tentación del pueblo olvidar a Dios y entregarse a los ídolos cananeos. De allí que les explica el pacto de Dios – 10 mandamientos, pues del cumplimiento de estos, Dios les dice que le iría bien en la tierra.

a. El propósito de recordar.

- Es que se obedezca.

- La obediencia a Dios equivale a vida, bendición, salud y prosperidad.

- En cambio desobedecer equivale a muerte, maldición, enfermedad y pobreza.

Aplicación: El mensaje de Deuteronomio es relevante para el lector de hoy. Recordar para vivir bien.

- No podemos olvidar de donde nos sacó el señor.

- No podemos renunciar a nuestra responsabilidad delante de EL, que es creerle y obedecerle.

- El disfrutar de vida y bendición es opción nuestra. Está disponible para todos; “os he puesto delante la vida y la muerte; la bendición y la maldición. Escoge, pues la vida para que vivas tú y tu descendencia”. Deut.11:26-28

- Nuestro amor y afecto por el señor, nuestra devoción por EL, son el fundamento de nuestras acciones.

- Nuestro éxito, prosperidad y felicidad, dependen de nuestra obediencia a la voluntad de Dios.

CONCLUSION

¿Qué pide Jehová tu Dios de ti, sino que lo temas, que andes en todos sus caminos, y que lo ames, y sirvas a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma; que guardes los mandamientos de Jehová tu Dios y sus estatutos? Deut.10: 12-13

Hoy estamos llamados a conquistar mucho pueblo y muchas cosas que Él señor ha puesto en nuestro camino, por lo que podemos considerarnos una generación de conquista. Si es así no te olvides del Señor y sus palabras, guárdala y obedécela. Solo así podrás tener bendición y prosperidad para tu vida.

No hay comentarios: